sábado, 3 de marzo de 2007

Piloto Szalamandra

Tras un mes de existencia, vuestro anfitrión da rienda suelta a su frikismo más absoluto para hablar de una de sus aficiones: el pintado de miniaturas (ruidos de "friki, friki" de fondo).
Y es que sí, yo he crecido con esa droga llamada Warhammer. Esos bastardos muñequitos coparon mi infancia y parte de mi adolescencia. Hijos de la grandísima perra... Hace ahora un año, en un momento de aburrimiento supino, decidí hacer una cosa: comprarme dos pinceles, algunas pinturas y un bote de nitrodipistol (si esto no disuelve, nada lo hará), y sacare le partido a esa chatarra que tenía tirada en una caja.
Hace un mes pude asistir a una clase de Ángel Giraldez, quien pinta para la empresa Corvus Belli. Vamos, que el tío vive de esto. Tras esa clase aprendí una serie de conceptos como los de mezcla de colores, luz cenital o a hacer veladuras.
Esta miniatura la terminé al día siguiente.

http://www.coolminiornot.com/153934

Es la piloto de un TAG (Tactical Armoured Gear) de un juego (gallego y genial) llamado Infinity. Escala 28 mm.

3 comentarios:

Neodian dijo...

Como mola tio, pero deberia poner una imagen mayor porque en esa no se pueden apreciar los detalles,

Un saludo desde el tuburio

Xou dijo...

Buf, si es verdad,no se aprecia todo (principalmente las transparencias) pero bueno, más adelante quizá la cambie por otra.
Un saludo.

Polita dijo...

Tengo que decir varias cosas: en primer lugar, ¿¡¡¡¡No se aprecian las transparencias¡¡¡¡?, serás cochino xou, andas pintando tías tetonas como si tal cosa.
En segundo lugar y ya introducido en la primera consideración, esa cosa tiene proporciones imposibles y se caería de morros si existiese como tal.
Por último el aburrimiento no puede ser supino.