sábado, 26 de mayo de 2007

Curiosas costumbres niponas; hoy, el kancho

Konbanwa queridos contertulios. Hoy, nos adentraremos dentro del mundo de la cultura nipona para departir sobre una de sus más arraigadas costumbres. No, no vamos a hablar del Origami, ni del Ikebana o arreglo floral, ni de los campeonatos regionales de felaciones sub16, no señor. Hoy hablaremos del kancho.

Pues ya veis lo que viene siendo. Consiste en acercarse por detrás a la víctima, que en la mayoría de los casos es del género femenino, con los dedos de las manos unidos en esa bizarra posición para a continuacion...


Si es que mientras que aquí, en occidente, llamamos hijo de la grandísima puta al que te da una colleja o al que te hace una de esas famosas "cerillas" que tanto escuecen, en oriente suponemos que habrá algún insulto que sea lo suficientemente fuerte como para designar a alguien que frecuenta este tipo de travesuras.

Pero el problema es que, como en todo, también existen practicantes de Kancho que se creen especiales, que se creen capaces de llevar a cabo el kancho perfecto. Es para estos para quienes se inventó esta máquina recreativa Boong Go. No quisiera ser el enano que vive dentro...

Además de salir en la serie Naruto (se escribe así verdad, pedazo de friki, en Paranoia con Patatas no solemos mentar al anime, si es lo que vienes buscando ya te estás largando), esta práctica alcanzo una gran difusicón (se practica ya incluso en Corea, ¡en Corea!, por Dios esto es una plaga...) debido a las confesiones de un profesor de inglés que sufrió en un lapso breve de tiempo una serie de desafortunados incidentes anales con sus alumnos.

No hay comentarios: