viernes, 11 de mayo de 2007

Top 10: Héroes de Acción

Si recorres la blogosfera irás viendo que existen multitud de blogs donde realizan Top Tens, pues este no va a ser menos. Paranoia con Patatas se enorgullece en presentarles su primer top ten, en este caso, sobre heroes de acción. Sí, esos tipos que protagonizan películas en las que hay más explosiones que diálogos, esos tipos que hacen las delicias de grandes y pequeños con sus electrizantes aventuras.

10. Corben Dallas (El quinto elemento)
El mayor Corben Dallas es un producto de la sociedad de su tiempo (el 2300 más o menos). ¿Qué se puede esperar de un tipo que vive en diez metros cuadrados, al que le racionan el tabaco diario, que posee más armas que electrodomésticos? ¿Y si te digo que además se trata de un ex militar, que ahora es taxista? Podían haberlo hecho cartero, o vendedor del círculo de lectores, que deben ser las dos únicas profesiones en las que te enfadas más a menudo que en la de taxista. Pero fundamentalmente... ¿y si además ese tipo es Bruce Willis y debe salvar el mundo?



9. John Mason (La Roca)
En el número nueve tenemos a un sexagenario Sean Connery interpretando a un ex agente de los servicios secretos británicos (¿casualidad o serendipia?), que debe hacer de niñera de Nicholas Cage al mismo tiempo que libera Alcatraz de un comando de marines muy cabreados.
Ah, por cierto: si no has visto la Roca es que llevas todos estos años sin vivir.

8. Dutch Shaefer (Depredador)
Quizá esta sea la única película de Swarchi en la que su némesis es más grande, más fuerte, más inestable emocionalmente, más partidaria de la pena de muerte y con unos diálogos menos brillantes que los suyos (como que el puto depredador sólo se dedica a grabar y a repetir lo que dicen la banda de pitagorines de la Cía a los que se va cruspiendo).
Pero en fin, que el bueno de Dutch es el típico Commando pasao de rosca, al que ni siquiera le produce una leve flatulencia la presencia del asesino intergaláctico.



7. Martin Riggs (Arma Letal)

Mel Gibson es un policía de Los Ángeles co tendencias suicidas (lleva siempre colgada del cuello la bala con la que se va a suicidar), al que Danny Glover debe vigilar durante las cuatro entregas completas de Ama Letal. Destinado en laos se jacta de haber matado con su rifle a un hombre a un kilómetro de distancia y a contraviento.

Pero no sólo era bueno con las pistolas, sino que repartía unas hostias como coches de grandes, bueno.. hasta que se encontró con Jet Li, que lo entollinó vivo...

¡Que tiempos aquellos en los que Mel Gibson no era un director de cine gore y era un simple actor que nos alegraba las tardes de verano!



6. Neo (Matrix)
Bueno coño, todos sabeis quien es Neo y cuanto lo odio. No lo odio por nada que haya hecho en la primera película, pero es que las otras dos son tan pero tan malas que desmerecn totalmente.
Sin embargo, si hay algo que somos en Paranoia con Patatas es objetivos, y hemos de decir que en Matrix, Keanu Reeves es un auténtico héroe de acción, que pega más tiros que el prota del Quake y más patadas que un asno encabronao.

5. La Teniente Ripley (Aliens)

La Teniente Ripley se tira cuatro películas enteras luchando contra uno de los monstruos más peligrosos del cine, una forma de vida basada en el carbono, con cabeza en forma de pepino, con una segunda boca retráctil y un rabo acabado en punta pensado para hacer pinchos de marines coloniales. Por no mencionar el asqueroso tema de cómo nacen y de lo que pasa si les haces sangrar.

Pues bien, resultó ser que, aunque pudieron con todos los tripulantes / marines coloniales / presidiarios / mercenarios, no pudieron con Sigurney Weaver, que demostró tener los cojones más grandes que una convencion de hombres con elefantiasis genital.

4. Blade (Blade)
Un día una negra embarazada salió a pasear por Central Park y acabó en urgencias por haberla mordido un vampiro. Debió de ser un parto bastante jodido, porque el niño que nació era una especie de superma con los mimos poderes que un vampiro pero sin ninguna de sus limitacioenes.
Y así es como nace Blade, un mostrenco de casi dos metros más grande que un armario ropero empotrado con las puertas abiertas que se de dica a ir pasándose a cuchillo a todos los vampiros que encuentra a su paso, ayudado en todo momento por una serie de gadjets tecnológicos de lo más molón.
Wesley Snipes hace uno de esos papeles que engrandecen a un actor, sí, uno de esos papeles en los que sólo tiene un par de diálogos y no debe cambiar de expresion en toda la película (ey, si a Russell Crowe le dieron el Oscar por Gladiator es que esto no puede ser tan malo).

3. Leon (Leon: El Profesional)
Sí, en el número tres tenemos a este genial personaje interpretado por Jean Reno. Si no habeis visto esta peli debeis verla ya mismo.
Leon es un tipo analfabeto, bastante autista, que se alimenta única y exclusivamente de leche, y cuaya única amiga es una planta (son mejores que las personas, dice él).
Ha llegado a mis oídos que, lamentablemente pretenden hacer un remake de este grandioso film. Y yo digo... si algo está bien, ¿para qué andar fozando en ello?

2. Kasey Ryback (Alerta Máxima)
El día en que Kasey Ryback agredió a un superior no fue expulsado de los seals de la marina, no, fue degradado a cocinero.
Nunca sabremos si fue entes o después de cojerle el gustillo a los cuchillos de cocina cuando se convirtió en la máquina de picar carne protagonista de la saga de Alerta Máxima. No le llegaba al tío con cargarse todos los terroristas que habían tomado un buque de la armada, sino que a mayores se tuvo que meter en el tren equivocado, que resultó estar cargado de terroristas, a los que también fue eliminando uno a uno. Desde luego el número dos está más que merecido.
Por supuesto qe hay más personajes de Seagal que se podrían incluir en esta lista, así a bote pronto se me ocurre Nico, protagonista de Por encima de la ley, Difícil de Matar y señalado por la muerte... pero es que este personaje y esta saga merecen un post aparte...




1. John McClane (La Jungla de Cristal)
Y nuestro top ten termina igual que comienza, con Bruce Willis haciendo de las suyas. La película que más veces he visto en mi vida es La Jungla de Cristal, y siempre que las circunstancias me superan me acuerdo del bueno de John McLane, un tipo normal, que acude a ver a su mujer en fin de año. Un tipo al que le sucede lo mismo hasta cuatro veces seguidas. Un tipo que sin duda, odia la Navidad. Un tipo atrapado en un mundo que él no creó. Lo que nos lleva a preguntarnos ¿hay alguien atrapado en un mundo que sí haya creado?


1 comentario:

Mellington dijo...

¡No puede ser! El primer top ten del blog y ni un comentario. Yo hubiera metido por ahí a Antonio Banderas haciendo del guitarrista anónimo, pero aún así mola tela xD