martes, 26 de junio de 2007

La dura vida del esbirro

Un esbirro es un personaje de aparición testimonial en películas de acción, en cuyas escenas padecen todo tipo de vilipendios, desde mutilaciones salvajes hasta defenestraciones.

Tras haber entrado de lleno en el concepto de esbirro, ilustraremos con una serie de vídeos la segunda de sus acepaciones. Nuestra intención era recoger algnas de las mejores luchas contra esbirros del cine, y no lo dudéis, lo hemos hecho.

Operación Dragón

En Paranoia con Patatas nunca hemos entendido muy bien las películas estas de chinos, pero como podéis ver, Bruce reparte una de leches con la que te puedes dar por servido varios meses.
La peli en sí, pues lo dicho, no recordamos muy bien de que iba... algo de un torneo en una isla y que Bruce era agente secreto. ¡Pero eso qué importará! Lo importante son los gaitazos que se meten.

El Beso del Dragón

Aunque el prota sea chino, las pelis de Jet Li no pueden ser consideradas como pelis de chinos; tienen argumento, por vago que sea, y tras estar sentado hora y media te quedas con la sensación (que puede ser real o ficticia) de que has entendido algo.
Esta es la gloriosa escena en la que Jet Li se encierra en el dojo de la comisaría de policía. Mi ma.

Kill Bill vol.1

Pese a que aquí ninguno seamos seguidor de tarantino, porque nos parece un plasta y un sobrao, habemos de reconocer que esta escena es macanuda. La novia, Uma Thurman, contra los 88 Maníacos de la Yakuza. Algún día hablaremos también de la lucha previa contra Gogo, pero eso cuando hagamos unm post de duelos individuales, el de hoy es más como las peleas de Isidoro.

The Protector

Recientemente ha irrumpido en el panorama del cine de acción Tony Jaa, que es algo así como un Bruce Lee pasado de gimnasio, que en vez de practicar Kung Fú, practica Muay Thai, lo que le convierte en una bestia parda de tres pares de cojones.
Con la película Ong Bak, El guerrero Muay Thai saltó a la fama (hemos de decir, en honor a la verdad, que el cine tailandés actual es como el chino de los 70, te enteras de la misa la mitad), y de paso les saltó varios dientes a algunos compañeros de reparto, y es que desde que está él ahí existe un nuevo concepto de escena coreografiada de lucha. Y si no os lo creéis, ved el vídeo, mendurgos. Como podéis ver, la cámara sigue al prota toda la escena, sin cortes, sin dobles tomas, sin repeticiones. La polla con cebolla.

2 comentarios:

Polita dijo...

A riesgo de parecer impertinente... A qué viene esto? Ha herido mi sensibilidad ¬¬ qué cruel todo...

Xou dijo...

Tu no lo entiendes, pero desde un punto de vista objetivo, las pelis de tollinas molan, y estas cuatro escenas en las que se ventilan a sicarios son de las mejores escenas de pelea contra muchos oponentes que hay... Ah, y si hubiera querido ser cruel habría puesto alguna de Seagal o de Chuck.