viernes, 8 de junio de 2007

Sandalias de esparto

Hoy en Paranoia con Patatas haremos un breve repaso de las mejores películas épicas que se han rodado en los últimos tiempos, aquellas cuyos protagonistas consiguieron que se nos pusiese la piel de gallina. Desde el grito de libertad de William Wallace iremos recorriendo el cine épico de los últimos años, pasando por juramentos que presagiaban la entrada de los valientes en Valhalla, luchas en la procura de la gloria, batallas encarnizadas por la supervivencia, y finalmente, augurios de terminar el día en el Infierno.

BRAVEHEART (1995)
Cuando Mel Gibson empezaba en esto de la dirección, aunque ahora parezca mentira, no todo era gore y fervor religioso, de hecho gore lo que se dice gore, quizá sólo la última escena. Pero vamos, que ya lo sabeis, pe-li-cu-lón. En una época en la que batallas como estas no se habían rodado todavía los chicos de William repartieron tal cantidad de gaitazos que a los inglese les llevó meses el conseguir volver a cagar sin sentir dolor.

EL GUERRERO NÚMERO TRECE (1999)

Sí, aunque no os lo creáis, esta es una de muestras películas épicas favoritas, y posee varias escenas que le erizarían los pelos del culo al anteriormente citado William Wallace, entre ellas este juramento de los “hombres del norte”.


GLADIATOR (2000)

El otro día andaba yo por el Tuburio, donde pude la continuación de esta escena. La verdad es que esta batalla contra las cuádrigas es la puta hostia, pocas luchas cinematográficas existen tan bien rodadas, tan bien guionizadas, y con una banda sonora tan jodidamente cojonuda como esta.


LAS DOS TORRES (2002)

Esa batalla de casi una hora en el Abismo de Helm es, para muchos, lo mejor de la saga. En cualquier caso queremos dejar claro que compartimos la opinión del friki aquél que decía que eran unas películas en las que lo único que se veía eran personas andando.


TROYA (2003)

En esta escena se nos presenta a Aquiles, igualando las fuerzas en una lucha de campeones que termina con un tremendo fatality. En Paranoia con Patatas pensamos que lo mejor de la peli se ciñe a esta escena. La realidad es que el staff al completo estaba de resaca el día que la visionó, por lo que a partir del minuto ocho todo nos parecía una mierda…


EL ÚLTIMO SAMURAI (2004)

Aunque la escena que os dejo no es de una batalla, sino de una lucha entre Tom y un japo que está hasta los cojones de su rollo cienciológico (Tom Cruise no para de levantarse para recibir algo más de leña, pero ¿se puede esperar menos de alguien que se comió la placenta de su mujer?) hemos de decir que esta peli tiene unas cuantas escenas memorables. Desde la habilidad de los tiradores de kyu-do, siguiendo lo molonas que son las katanas y las armaduras, y terminado con una batalla final de las que nos gustan en la redacción, véase que diñan todos cruentamente. Joder, no me mireis así, se titula el último samurai… es como si os cuento que el Titanic al final se hunde.


300 (2007)

"This is where we’ll hold them
This is where we’ll fight
This is where they die!”

La verdad es que esta peli, pese a quien le pese, tiene las mejores escenas de tollinas de la historia del cina. En ninguna de las pelis anteriores se muestra desde tan cerca y tan a cá,ara lenta lo que era una buena paliza. La verdad es que la imagen de cientos de miles de persas estrellándose contra un muro de acero espartano, defendido por unos tíos que reparten hostias como panes mañaneros es la puñetera gaita.

No hay comentarios: