miércoles, 4 de julio de 2007

Cuando salgamos de Bellside iremos al Max

Tras jugar durante unos días al Canis Candem Edit nos ha entrado una morriña del instituto… no, miento, en la redacción nos ha entrado la morriña de los institutos americanos de las series, y así que hoy regresaremos brevemente al instituto Bellside, y si os portáis bien, quizá vayamos a tomar algo al Max después de clase.

Zack Morris (Mark Paul Gosselaar)

Zack Morris fue, durante una época, el chico malo de América. El protagonista sin duda de la serie era este tipejo rubio que se dedicaba a llevarse a todas las gachises de su instituto. No hubo una con la que no se enrollase el listillo ese, y cuando se emitía la serie todas las niñas se pirraban por él.
A mí, personalmente siempre me llamaron la atención tres cosas de él:
1. El cartel que tenía debajo de su cama… era Kelly en tamaño real, ¿Dónde puñetas le imprimieron eso?
2. Su extraña habilidad para congelar el tiempo era algo sin duda a destacar, aunque.. pensándolo bien… era un poco una estupidez, porque lo único que hacía cuando paraba el tiempo era dirigirse a la cámara, pudiendo meterle mano a Kelly o un petardo por el culo a Screech.
3. Sin duda, la envidia de todo el mundo, el anhelo de una generación: un teléfono que pudiésemos llevar a todas partes, con el que comunicarnos con quien quisiésemos desde cualquier lugar. ¿A qué un invento así sería la polla con cebolla?

Era un tipo que hacía lo que quería, un ganador, alguien que se valía por todos los medios para salirse con la suya, ya fuese sacarse unos cuartos (inventándose alguna parida, como una agencia de citas), huir de los castigos del señor Belding, o incluso formar un grupo de música llamado “Zack Attack”.
Fuera de esta serie, Mark paul Gosselaar hizo… CACA.

Kelly Kapowsky (Tiffany Amber Thiesen)

Kelly era la chica guapa, la protagonista, el personaje con el que debían sentirse identificadas las chicas que viesen la serie. Capitana de animadoras, chica más popular del instituto, reina del baile de fin de curso varios años seguidos; sus objetivos pasaban por ser la más guapa, la más mona y llevarse al chico popular, véase Zack.
Tras terminar la serie se convirtió en la inefable villana de Sensación de Vivir y continuó con un porrón de telefilmes. Apareció brevemente en la película de Woody Allen “Un final made in Hollywood”.


A. C. Slater (Mario López)

Las iniciales no son “antes de cristo”, sino Albert Clifford, pero hay que reconocer que mola un puñao más lo de “ei si”.
Mario López interpretaba a otro de los protas de la serie, esta vez, otro chico guapote que pudiese gustarle a las desviadas a las que no les llegase con Zack. Capitán del equipo de baloncesto, del de lucha, del de fútbol… Al prinicpio de la serie, ésta se centraba en su rivalidad con el rubio, pero a posteriori se hicieron amigos, demostrando que Slater no sólo era un armario empotrado con las puertas abiertas, sino también un tipo tierno.
A él le gustaba Jessie, a la que llamaba “mamá” (nunca entenderemos por qué).
Cuando se terminó la serie, Mario López intervino en algunas de esas pelis de domingo por la tarde en Antena 3. Osea, más caca…

Jessie Spano (Elizabeth Berkeley)

Jessie era la intelectual del grupo, la ecologista, la feminista, la reivindicativa, la defensora de los derechos de las minorías, de los animales, de las minorías animales… Vamos, una murga de tía.
Todos sabemos lo que hizo después de la serie, y es que Showgirls (peli en la que demostró que no, no era una fregona de dos metros sino que estaba buenorra) armó un gran revuelo y suscitó mucha polémica en su momento. Además apareció en “La maldición del escorpión de jade”, también con Woody Allen (casualidad o serendipia) y en un capítulo de CSI.

Lissa Turtle (Lark Voorhies)

La niña pija de la serie, que como todos los negros que salen en series americanas, goza de una muy pudiente situación económica y viste colores muy chillones.
Se trataba de un personaje bastante secundario, que básicamente servía para recrear en otro ambiente la relación entree Laura y Urkel, pero con Screech… como leeréis posteriormente, no sabía lo que se perdía.
Al terminar la serie, ella también hizo mierda.

Screech Powers (Dustin Diamond)

Screech era el pringao, el tipo del que todos nos reíamos, el tonto santo al que Zack mangoneaba siempre. Era el más feo de los estudiantes de Bellside (era tan feo que cuando nacio el mádico dijo "si en dos minutos no llora es un tumor"), experto en ciencias, en ajedrez, y en decir cosas que nadie entendería, era un absoluto frikazo digno de un subidón de calzoncillos.
Después de la serie… Screech siguió en la serie, con nuevos estudiantes y como jefe de estudios (joder, no hay como encasillarse… pardillo).
Pero eso no acaba ahí, porque todos los tontos tienen suerte, y a este le tocó la china. Dustin Diamond pasó a dedicarse al porno hace un par de años, aquí vemos la carátula de “Screeched”, en la que se le presenta como Dustin “Dirty Sánchez” Diamond. Y no, no es un fake. ¿Quién es el perdedor ahora?

Y ahora, por si os gusta el karaoke, recordad viejos momentos musicales con la intro de la serie.

No hay comentarios: