jueves, 20 de septiembre de 2007

Agresiones subliminales

Buenas, queridos lectores, hoy hablaremos de algunas cosas que harán que al pastor Josué Yrión le dé vueltas la pajarita, y es que hoy hablaremos de otros mensajes subliminales introducidos sibilinamente en productos aparentemente cotidianos. ¿Está tu mente realmente preparada para soportar tal carga de información subliminal? Eso... nunca lo sabremos.

Super Mario, apología de la homosexualidad

Sí, sabemos que Super Mario jamás ha visto como su sexualidad era puesta en entredicho, al fin y al cabo, se pasaba bajando por tuberías durante horas e incluso días para salvar ala Daisy esa... vamos, que quería folleque, porque no creo que fuese su amiga especial... Además, su lustroso bigote debería hacernos salir de toda duda...
Pero la realidad es que en Japón los diseñadores de videojuegos son unos resalaos. Observemos esta portada:


Bien, ¿nada raro, verdad? ¿O si? Fíjate bien en las letras... ¿acaso no hay algunas que tienen algo especial? ¿No ves unas pequeñas estrellitas en las bases de algunas de ellas?


Sí. Exacto. U R MR GAY. Un escalofrío recorre tu espalda. "Tú eres Mr. Gay". Pues nada macho, ahí queda eso... ¿pura coincidencia? No, amigo lector, no...

Art Attack, apología de la pederastia

Tú también lo pensabas. Ese tipo de la camiseta roja que habla como un retrasado, llama a los pobres niños artemaníacos y que sin duda busca enseñar "manualidades" a sus jóvenes pupilos no es más que una de esas satánicas extensiones de Disney que hace apología de la pornografía infantil. Y si no se lo creen, pasen y vean...



Los Teletubbies, consumo de ácido lisérgico

Sí. Es cierto. Esos seres diminutos merecedores de una muerte lenta y dolorosa son una amenaza para la juventud de este país. Y de todos los del mundo. Su constante enfatización en el consumo de estupefacientes y otras drogas duras (como el éxtasis o el recientemente extendido kristal) se va instalando en la mente de nuestros infantes hasta que llegan a la adolescencia, momento en que todo esa predisposición aflora y el joven comienza a consumir.
Como prueba de todo esto disponemos de un vídeo grabado directamente desde Teletubbielandia en el que estos cuatro trisómicos con una tele en la barriga se marcan, puestos de LSD hasta las cejas, una laser sesion.



La hora chanante, apología de la violencia y de las relaciones extramatrimoniales

¿Puede haber una apología de la violencia más explícita que esta?



Buf, es ver el vídeo y me entran así de pronto unas ganas de pegarle unas ostias a alguien... Que curioso, esto mismo me pasó el día en que un amigo guardia civil se dejó el tricornio en la Redacción...

Y el hecho de que este payaso (no me miréis así, es lo que es, un payaso) viva con la madre del protagonista (una mujer que ha abandonado a su marido y se ha arrejuntado con otro hombre)... ¿pretenden normalizar algo que sin duda es impío y blasfemo?


No hay comentarios: