lunes, 24 de septiembre de 2007

Top Ten: las peores películas basadas en comics

Hoy repasaremos esas adaptaciones de comics al cine que hacen que sangremos por nuestros ojos y oídos... hoy nuestro top ten versa sobre las peores adataciones de un cómic a la gran pantalla. Que decir tiene que si no habéis visto alguna de estas películas no lo hagáis, sois más felices así.

10. Daredevil


Para alguien que posee toda la obra de Frank Miller y ha disfrutado como un enano con Daredevil: El Hombre Sin Miedo, el hecho de que hiciesen una peli ya implicaba que se nos hiciese la boca agua y comenzásemos a maquinar sobre el traje, las luchas, el radar y Elektra.
Cuando supimos que Ben Affleck iba a ser Matt Murdock nos jodió un poco, pero dijimos, “bueno, más vale malo conocido”. Cuando vimos a Bullseye con esa diana en la frente ya nos pareció peor, y cuando vimos a electra aún peor… Quizá lo que más nos gustó del reparto era lo de Michael Clarke Duncan haciendo de Kinping.
Pero eso era sólo el reparto. Cuando vimos la peli se fue todo a la mierda. Fue como coger todo lo bueno de Miller, meterlo en un turmix que lo despedaza y lo entremezcla sin sentido, añadirle un rollo emo-gótico, y aderezarlo con una estética de videoclip. Un asco.

9. The Punisher


Cuando dijeron que iban a hacer una adaptación de Punisher muy apoyada en los comics de Ennis y Dillon todos nos frotamos las manos. Y es que Garth Ennis creó un Frank Castle perfecto, maravilloso, y dotó su serie regular de su típico esquema del cómic de acción perfecto.
Sin embargo, el responsable de esta mierda pareció no entenderlo. Un Travolta mantecoso sustituyó como pudo (joder, este papel demuestra que todo el mundo tiene un precio…) a la terrible Ma Gnucci, y aprovecharon al personaje de El Ruso, uno de los mejores villanos a los que se ha enfrentado el vigilante, pero quitándle toda la gracia que tenía. Por lo demás, ni el Castigador era tan retorcido, ni las explosiones eran creíbles, ni siquiera su venganza estuvo de puta madre.
Aprovechamos al mismo tiempo para romper una lanza a favor del Punisher de Dolph Lungdren (1989). Ese sí que era un auténtico antihéroe, y no el sifilítico este que nos intentaron endiñar.



8. Batman y Robin


Batman Vuelve era mala, Batman Forever era mala, pero es que Batman y Robim es un sindios. Uma Thurman, Schwarzenegger, George Clooney, Chris O’Donell y Alicia Silverstone protagonizaron la que fue bautizada como “la fantasía homosexual de Joel Shumacker”, en la que los diálogos habrían sido firmados por el mismo que se lso hacía a Adam West. Una basura de proporciones epopéyicas.
Como simpática curiosidad podemos decir que tras hacerle el traje ese tan caro a Bat Girl (esos trajes costaban una puta pasta), Alicia Silverstone comenzó a darle a los macarrones y hubo que hacerle uno nuevo. La prensa rosa decidió rebautizarla como Fat Girl. Valientes hijos de puta.

7. Hulk


Ang, amigo, dedícate a hacer pelis sobre vaqueros gays o espadas que vuelan y revuelan, y trátate como puedas para intentar olvidar esta mierda.
Hay quien dice que la ida de las viñetas era original… a ese le decimos: tu puta madre era original. Era una mierda, era una gilipollez, era un puto descontrol, y la peli va de cómo todo el ejército de los USA persigue a un personaje que parece haber salido de un videojuego de bajo presupuesto. Dios, que mala era. Y toda la puta historia del niño, y los flashbacks, aghhhh… Merecidísima presencia en el ranking.
Esperemos que Edward Norton, quien interpretará a Hulk próximamente no vea como su imagen se va a tomar por culo por culpa de un guionista o irector como el de esta.

6. Barb Wire


Sólo sabemos una cosa sobre el cómic de Barb Wire y es que lo editaba Vertigo, por lo demás na de na. Ah sí, y que Barb Wire significa “alambre de espino” pero nada más.
En cuanto a la peli, joder, era una absoluta mierda sin argumento, que si alguien fue capaz de verla fue por el único hecho de que en aquella época el icono erótico mundial era Pamela Anderson, que lo único que hace es enseñar cacho y rodar por el suelo (mientras enseña aún más cacho).

5. Blade Trinity


Blade, la primera, era un peliculón. La mítica escena de la discoteca co esa música machacona y esa entrada brutal de Wesley Snipes escopeta en mano repartiendo estacazos de plata y balazos con una mezcla de ajo y nitrato de plata, y con ese espadón tan chulo que tenía cierre de seguridad… que tiempos aquellos.
Después fue Guillermo Del Toro quien hizo su propia versión con Santiago Segura pululando por ahí, en Blade II, que era una mierda, pero no era tan mala como para entrar en este ranking (y mira que era mala la muy jodida).
Y después sucedió esto.
Ni pies ni cabeza. Presunta precuela de la primera (por lo de Whisler y tal… o no… porque si no me equivoco en esta también la diñaba) que tocó fondo por completo, presentándonos a un antagonista aún más cutre que el de la de Del Toro. Una película hecha para el puro lucimiento de Wesley Snipes y Jessica Biel; fundamentalmente de esta última que es la artífice de muchos de los diálogos y escenas más cutresalchicheras del filme (como cuando se pone el MP3… dios, al guionista era pa caparlo…).



4. Los Cuatro Fantásticos


“Es una película para niños”. “No está tan mal”. “La Cosa está bien hecha”. “Jessica Alba está muy buena”. Mierda. Mierda. Mierda. Verdad… pero mierda.
Tenemos a los Cuatro Fantásticos, de los cuales el único creíble es Reed Richards (bueno, al principio, luego no), porque lo que son los hermanos Storm son pa pegarse un tiro. El hecho de que la Antorcha Humana sea un ligón de playa y que haya dos escenas en las que Jessica Alba se tiene que desnudar para escapar de la gente, así como otras muchas en las que dice “has visto lo bien que me queda este traje tan apretado” hacen que los héroes parezcan los protagoistas de Rebelde Way. Aunque le quede bien, le quedaría mejor si se estuviese callada.
Y si a esto acompañamos un argumento que no lo puede agarrar ni la madre que lo parió pues nos queda esto: una mierda tan grande que en vez de un palo ncesitas pincharla con una farola.
En este ranking no figura Los Cuatro Fantásticos y Silver Surfer, pero nuestro psiquiatra nos prohibió verla, de lo contrario seguro que aparecería por aquí. Lo mismo nos dijo de la del Motorista Fantasma.

3. Elektra

Realmente no entendimos esta película. Por un lado tenemos a Elektra, que ya no viste de Bershka, sino que lleva su traje rojo de ninja moladucho; por otro vemos que Elektra no es una fría asesina a sueldo, sino que es pretende aparentar que es una tía de lo más normal, que hace amigos allá donde va y que es muy entrañable. Pfffff.
Después tenemos a una niña de unos 12 años que pelea con un látigo tan chungo que el que se inventó tamaña gilipollez ha sustituído en la actualidad su ordenador portátil por el cubo y la fregona; y a su padre, que también tiene un poco pinta de haber salido de Club Disney.
Y los malos, unos ninjas temibles que… y no te puedo decir más, y no porque sea un spoiler, sino porque en Paranoia con Patatas disponemos de un sistema de borrado de memoria que nos permite eliminar parte de nuestros recuerdos. Y esos los he querido borrar. Por algo sería. Pues mira, ahora me pica la curiosidad, quizá vuelva a ver la peli y así recor… no, mejor no, si lo olvidé sería por algo.

2. Steel, el Hombre de Acero


Con decir que el protagonista de esta cinta no era otro que Shaquille O’Neal metido dentro de una armadura de plástico recubierto de papel albal acero macizo y armado con un martillo gigante supersónico debería bastar para que cualquiera de nosotros retrocediese lentamente, alejándonos del televisor, pensando que éste se comportaría como un dinosaurio o una gallina y jamás se daría cuenta de que habíamos estado ahí… Pero no bastó. Y la vimos. Y lloramos. Alguien vomitó y tuvimos que fregar. Horrible.
La sola idea de que puedan llegar a hacer una readaptación de algún Superman más con un argumento / protagonista / guionista / director como los de este aborto del cine hace que nos revolvamos en nuestras sillas.

1. Catwoman


Ésta tampoco la entendimos, más que nada porque no tiene nada que ver con Batman, ni con Gotham, ni con Selina Kyle, ni con nada que no sea lo del traje negro y el látigo.
Esta innombrable bazofia que no debería haberse rodado nunca parte de un rollo egipcio sobre mujeres que obtienen el poder de los gatos y… a tomar por el culo. No pienso contar más. Es una puta mierda. Es un zurullo de proporciones gargantuescas. Hasta Halle Berry, en ese alarde de absoluto fetichismo da puta grima (no en vano se ganó un Razzie a la peor actriz).

2 comentarios:

Rare dijo...

Yo personalmente rompo una lanza a favor de la peli de Hulk, sinceramente me gusto el enfoque que le dio el director, se nota que no es yanki, por q si no la peli tendria muchisimos edificios desplomandose al paso de Hulk y se centra mas en Banner.
Para mi es aceptable, mas que alguna de las de los X-men.

El Staff dijo...

Es cierto que en los retretes de Ruta descansan vomitonas mejores que la última de los X-Men, que se basaba en una especia de collage de superhéroes hecho por niños de seis años, pero es que Hulk...
Por dios, nosotros en el cine sólo queríamos que acabase, que parase ya, que dejasen de abrirse ventanitas joder y que se aclarase un poco el tema que comenzábamos a oquear con tanto flashback.
Un saludo.