miércoles, 28 de noviembre de 2007

Fauna urbana: las jessis

Hola, panda de acabados personajillos que desperdiciais los mejores años de vuestras vidas entrando en webs como esta. Hoy, en nuestra sección de fauna urbana abordaremos un colectivo controvertido y peculiar. Controvertido porque se trata de unos seres provenientes de sociedades totalmente desestructuradas, en las que la figura del macho dominante todavía prevalece hoy día. Peculiar porque todos sus miembros pretenden pasar por son mujeres. Hoy hablaremos de las jessis.

Las jessis son la versión femenina y, por lo tanto más bizarra, de los afamados canis (a quienes hace tiempo que les dedicamos un post). Son, por lo tanto, una panda de arrabaleraas malhabladas que se creen la hostia de importantes y mayores. Las poligoneras canarias, las montunas gallegas, las chonis de Albacete, las verdoleras de Badajoz, las txunteras vascas, las kinkis marbellíes, las malotas, las gañanas y otras subespecies autóctonas son, en definitiva, jessis.
El término jessis, viene del nombre propio Jessica, que se acorta para que no quede tanto de travelo pasando a ser simplemente Jessi. Para decidir que el nombre del colectivo sería "las jessis" creemos que se hizo un estudio entre estos infraseres, una especie de encuesta contando los nombres que se estilaban: la Vero, la Vane, la Debo, la Juani, la Yoli, la Tamy, la Loli, la Mari, la Vicky(...) y vieron que la Jessi era el más socorrido.

Como ser una jessi paso a paso:
1. Es requisito obligatorio (salvo una serie de casos muy muy muy desmadrados) ser menor de 18 años. A esas edades, las costumbres de las jessis son más acusadas, sus objetivos son más manipulables y no dan tanto la nota (aunque les llega bien).

2. Tu clazado. Tú no eres una de esas pijas que usan tacones. ¿Para qué?, piensas, si todos los chavales granujientos a los que me quiero trajinar se follarían a una cañería de desagüe. Hazte con unas Art, sin duda, la mejor opción. En caso de que te vaya el rollo ese de las botas peludas con pompones y no te quieras gastar los dineros en unas puedes probar a meterle el pie por el culo al gato de angola de tu abuela y salir así a la calle.

3. Tu vestimenta. Es importante que tus pantalones estén tan pegados a ti como un condón, principalmente en la zona del culete. Si usas faldas es necesario que no tape nada más que esa zona ya mentada.

Tus camisetas deben dejar bien claro que estás güena, o mejor incluso, que no lo estás pero tú crees que sí. Con el tiempo verás que se trata de una actitud: aunque practiques el rebosing, aunque seas más fea que una mezcla entre Camilo Sesto y Chiquito de la Calzada verás, que si eres una zorra vistiendo, el mundo será un poco más sencillo, y los ya mentados chavales acnerosos o canis malotudos estarán encantados de llevarte a un descampao.
Es importante que enseñes carne. Sea el más caluroso de los veranos o el más frío de los inviernos. Esto es muy valorado por la generalidad de los canis, ya que ellos actúan exactamente igual.

4. Tus piercings. El de la lengua es casi obligatorio para ser una gañana en condiciones. A este puedes añadirle el del ombligo, algunos por las orejas, y uno o dos distribuídos aleatoriamente en las zonas de los labios superior e inferior. La ecuación es sencilla: distrae la tención. Si tu cara es como la de Cristina Almeida no se notará tanto si haces que tu interlocutor (por llamarle de alguna forma...) se fije en esos puntitos brillantes de tu cara (y obvie que eres bizca, estás como una foca y hace una puta semana que no te lavas el pelo).


5. Los tatuajes. Si los canis se tatúan vosotras no ibais a ser menos. Lo que sí cambia son las zonas en las que os debéis tatuar. Mientras que ellos se tatuaban los antebrazos, gemelos, bíceps, cuello y espalda en la zona del omóplato, vosotras debéis mutilaros en zonas más sugerentes (quien cojones se va a fijar en los gemelos de una tía, por dios...). La nuca, la parte baja de la espalda, la zona del ombligo, los alrededores dela cintura son los lugares más socorridos.

6. Los complementos. Aros en las orejas tan grandes que un agapornis se pueda colgar de ellos., eso es lo mínimo que se les exige.

7. El maquillaje. Lo mínimo la línea del ojo, simulando el garabato ese que representa un ojo en los papirejos egipcios, trazado con brocha de ojos o un Edding 500. A mayores de esto, puedes marcarte el rabillo del ojo o una serie de puntitos en la zona del rabillo.

8. Los oros. De nuevo, y al igual que los canis, las jessis gustan de cargarse de cosas de oro (que suele ser del que cagó un moro) en las manos y alrededor del cuello, estilándose sobre todo las medallitas de la virgen.

9. Tu comportamiento. Las jessis son, antes que nada, personas a las que les gusta hacerse notar. Siempre. Para ello, lo que ya hemos comentado de la ropa ayuda bastante, pero hay más. Ríete por la calle, pero a carcajadas, saluda a la gente que te encuentras como si estuviesen en la acera de enfrente, canturrea sin pudor el estribillo de moda.

10. Los medios de comunicación. Son dos: el Diario de Patricia y la revista Loka (ya sabési, la de "yo leo loka y el resto me la toca"). El resto, o bien carecen de interés (política, puaj) o os pilla en la hora del maquillaje. Es curioso que le dediquemos un punto al maquillaje y ninguno a la higiene personal...

ÚLTIMAS TENDENCIAS. Últimamente se lleva el casarse a temprana edad, como los gitanos, pasando a vivir del dinero de tus padres y abuelos en una casita cutre mientras ves como tus hijos van abandonando tus entrañas uno tras otro, para ponerles nombres como Cristian o Vane. Los fines de semanas en playas cutres de la hostia y convenciones tunning también estarán a la orden del día.

Bien, querido lector o lectora, hasta aquí llega nuestro repaso a la tribu urbana de hoy.
Fuentes: la frikipedia, todocanis.com

8 comentarios:

Rare dijo...

AAAAAAhhhhhhhhhhhhhh


MIS OJOSSSSSSS!!!!!!

Este tipo de temas tienes que ponerlos como spoiler advirtiendo de que puede dañar la sensibilidad...

El Staff dijo...

¿Qué sensibilidad?

nagasia dijo...

comentario verídico de una jessy desas
"yo todo lo que quiero en la vida es un coche tuneado y unas luces fuzzios"

y otra cosa es la de vivir del marido, ella se queda en casa "limpiando" y que el marido gane dinero para mantenerla

Anónimo dijo...

alalala!!! jajaja se puede ser una niña mala sin ser una jessi (o una jenny como las llamamos aki...)
por dios, sin son pateticas...

Noahturu dijo...

Este blog es totalmente ganador y lo amo.
Pedazo de descubrimiento, sí señor.
Estáis feedeados.

El Staff dijo...

Es lo único bonito que nos han dicho en nuestro casi un año de existencia... no dejes de visitarnos.

Anónimo dijo...

Hola,nacho de nuevo
Sencillamente la leche,lo que me puedo reír con estas parodias tan tan ciertas

Anónimo dijo...

aki las llamamos chonis