miércoles, 21 de noviembre de 2007

Fauna urbana: los furries

Y nunca mejor dicho.
Dentro de nuestra sección habitual de Fauna Urbana hemos tratado a todo tipo de subgrupos suburbanos que pululan por el mundo adelante y, pese a haber hablado de personajes tan variopintos como los pijopunks, los tunos, los pagafantas o los extravagantes amish, no hay ninguno tan jodidamente pillado y estrafalario como los putos furries. Y si no os lo creeis, mirad:


Somos tan feos que si no salimos así a la calle no triunfamos ni con las putas.

Los primeros furries fueron simples frikis (bueno, más que simples fueron unos frikis de tres pares de cojones) que acudían montándose un cosplay de puta madre (negaremos haber asociado el cosplay con algo bueno) a las convenciones y a los salones de comics disrazados de animalitos. Los furrys molaban, estaban de moda... hasta que se desmadraron.
Gracias Dios por no existir.

Y se desmadraron a lo bestia, hasta convertirse en una especie de tribu urbana de anormales que salían a la vía pública de esa guisa... Pero el hábitat natural del furry medio es la red. Miles de furries se conectan desde todas partes del mundo para relacionarse adoptando los roles de sus personajes favoritos y personajes propios o personales a los que se les denomina "fursonas" (no, si currárselo se lo curran), un alter ego para librarse de las tensiones de la rutina diaria en forma de caricaturesco animal a modo de terapia antiestrés. Nunca debemos subestimar los campos que puede llegar a abarcar la estupidez humana.

Cómo ser un furry paso a paso:
1. Hazte con un fursuit, que viene siendo un disfraz de animalico, como el del tigre de los frostys. No tiene por qué ser de un animal real, puede ser un grifo, un gallifante, un osobuzo o incluso on pokemon...


Sí, estoy delgada, pero soy bizca, calva y llevo un paquete de guisantes en las tetas.

2. Conviértete en una fursona, crea un alter ego molón que pegue con un disfraz y comienza a actuar como él. Ya sabes lo que es ser un furry.
3.Cómprate una webcam y conoce a otros furries. No te preocupes, ajo esa máscara, orejas o bigotes postizos no te reconocerá ni tu puta madre y, teniendo en cuenta que debes de ser más feo que un pie, aunque te reconozcan no se acordarán de tu jeta.
4. Da el salto. Vete a una quedada furrie, con tu fursuit, e interpretando a tu fursona. Te sorprenderá ver el nivel de trisonimia que existe por ahí adelante.


Chicos, ¿acaso vuestra vida no es ahora completa?

5. Tírate a todo lo que se mueva, sea hombre o mujer. ¿Cómo? ¿Que no sabías esto? ¿Que lo de vestirte de animalito te molaba cantidubi? Pues no te va a molar tanto cuando ese negro disfrazado de caballo te toque los globos oculares con su rabo. Habértelo pensado antes o, por lo menos, haber visto ese capítulo de CSI.


Enemigos de los furries:
Además de las gentes de bien, nos haría falta descalzarnos para contar la cantidad de grupos que desearían ver arder a los furries.
El más peligroso de estos grupos, por ser también el más odiado socialmente es el de los trekkies, principalmente los klingons, con quienes tienen unos piques a los bolos que son de no creerse.


En definitiva, que los furries existen, están entre nosotros. Pueden ser tu jefe, tu padre, tu hermano pequeño, tu cuñao, el Padre Luis o... puede... que algún día, tú seas uno de ellos. será entonces, cuando formes parte de este grupo de pervertidos disfrazados de animales antropomorfos cuando veas que no hay vuelta atrás.


Él tiene una pistola y yo una pelota en la boca... en el reparto salgo muy mal parado.

4 comentarios:

Rare dijo...

Dios miooooo!!!!

Desconocia la existencia de esta tribu urbana...

Son de lo peor que hay, no se si ponerlos, incluso, a la altura de los emos...

Anónimo dijo...

Esto es un sitio troll. No hagan caso a la información de este tipejo. Es simplemente otro ardido que no soporta ver a unas grandiosas personas pasando un buen rato de puta madre que no le hacen daño a una simple mosca

Anónimo dijo...

Y además tiene el descaro de hacer mención al capítulo de CSI

Tomás Rodriguez dijo...

Hay idiotas que no entienden el humor negro ni el sarcasmo. El articulo me hizo reír, y oh sorpresa! soy furry! (o bueno, algo así). No soy tan parte del fandom, es algo más personal, pero sin duda en este hay cosas buenas que me parecen bien y me gustan, y otras cosas que... Dios mio, dame fuerzas por favor. Pero bueno, mientras halla libertad de expresión (pero no tanta libertad asta un punto... cuestionable) everything gonna be ok.