viernes, 30 de noviembre de 2007

La Cuenta de la Vieja (Nóbel-Frikipédico)

Hace unos días que se otorgaron los premios Nóbel-Frikipédicos a los mejores artículos de "La Enciclopedia Extremadamente Seria". Pese a que existen premios distribuídos por categorías, existe un Nóbel-Frikipédico absoluto, que corresponde al artículo sobre La Cuenta de la Vieja. Vamos, que es un artículo digno de ser leído y releído, del cual os dejamos un extracto dedicado a los usos de La Cuenta de la Vieja, dejando clarinete que debéis ir corriendo a leerlo entero.


La Cuenta de la Vieja siempre empieza por el 1



La cuenta de la vieja se puede usar para hacer todo tipo de cuentas. En realidad, hay muchas cuentas de la vieja distintas. El requisito esencial es nunca, nunca, usar variables, letras, puntos ni hostias. Ah, y prohibido saltarse pasos, que luego se equivoca una. Número a número, y despacito.

Sumas
Empezamos por el uno, y vamos siempre de uno en uno. Queremos sumar por ejemplo:

5 + 7
Pues empezamos por el 5, y vamos contando siete veces uno: 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12. Hale, listo:

5 + 7 = 12
En casos avanzados se puede empezar por el número más grande, sabiendo siempre que:

1 + 100 = 100 + 1
con lo que ahorramos bastante tiempo. En lugar de 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 34, 35, 36, 37, 38, 39, 40, 41, 42, 43, 44, 45, 46, 47, 48, 49, 50, 51, 52, 53, 54, 55, 56, 57, 58, 59, 60, 61, 62, 63, 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 71, 72, 73, 74, 75, 76, 77, 78, 79, 80, 81, 82, 83, 84, 85, 86, 87, 88, 89, 90, 91, 92, 93, 94, 95, 96, 97, 98, 99, 100 y 101, sólo tenemos que hacer: 101. ¡No, si la vieja no es tonta!

Multiplicaciones
Vale, gracias a la vieja dominamos ya perfectamente las sumas. ¿Ahora qué? Pues todavía nos queda todo un mundo por descubrir: por lo pronto, las multiplicaciones. Supongamos que queremos calcular

8 x 4
Nada más fácil para nuestra querida vieja. Empezamos con el primer número, y le sumaremos el mismo número tantas veces como diga el segundo número. Es decir,

8 x 4 = 8 + 8 + 8 + 8
con lo que sólo tenemos que hacer sumas. Pero resulta que ya sabemos hacerlas por el paso anterior: nos quedaría 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15 y 16; 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23 y 24; y 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31 y 32. Problema resuelto:

8 x 4 = 32
y así siempre. De nuevo conviene poner primero el número más grande:

100 x 1 = 100
porque de otra forma,

1 x 100
nos sale: 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 = 100, que es lo mismo de antes pero más coñazo.

Recordemos lo más importante: nunca poner puntos suspensivos ni saltarse pasos. Sí, es una puta brasa, pero así nunca se equivoca uno. Y (pronúnciese con voz de Doña Rogelia): ¡nadie ha dicho que la cuenta de la vieja fuera divertida, leñe!

Divisiones
Pasamos ya a las divisiones. Sí, también pueden hacerse, aunque es esencial dominar las multiplicaciones primero. Enseguida veremos por qué.

Supongamos que queremos calcular

28 / 6
que es una cuenta rara de narices. Y sin un solo decimal, claro; la vieja nunca se preocupó de fracciones ni hostias, porque hay que poner un punto y están prohibidos. Así que sólo tenemos que empezar por el uno, y hacer la cuenta al revés, multiplicándolo por el 6, hasta que nos pasemos del 28:

6 x 1 = 6, 6 x 2 = 12, 6 x 3 = 18, 6 x 4 = 24, 6 x 5 = 30
y ¡estop!, que nos pasamos. El resultado es el valor más grande que no se pase, o sea:

28 / 6 = 4
y a otra cosa. El que quiera decimales que estudie, coño.

Raíces cuadradas
Alguno exclamará, sorprendido: "¿Cómorl? ¿Esto también se puede hacer por la cuenta de la vieja?" y en su desconcierto comenzará a andar de un lado a otro imitando sin querer a Chiquito: "¿Cómorl? ¡Jarl! ¡No puídor, no puídor!". Pues sí, queridos fistros: nada escapa a la vieja y su cuenta.

Para hacer la raíz cuadrada de, digamos, 89:

v89
(donde la v es un signo de raíz cuadrada que nos evita tener que aprender LaTeX, uno de los programas más nerds de la puta historia), sólo tenemos que empezar por 1 y multiplicarlo por sí mismo:

1 x 1 = 1
y así hasta que nos pasemos del 89:

2 x 2 = 4, 3 x 3 = 9, 4 x 4 = 16, 5 x 5 = 25, 6 x 6 = 36, 7 x 7 = 49, 8 x 8 = 64, 9 x 9 = 81, 10 x 10 = 100
y podremos decir: "¡quiétor!, el número buscado es 9 y pico, ¡por la groria!". Recordemos el principio básico: nunca unos puntos suspensivos, ni una variable, ni saltarse un paso.

v89 = 9
y de nuevo los decimales no vienen a cuento. La vieja ha vivido muy feliz todos estos años sin ellos.


Colosal, ¿Verdad? Pues eso que corráis a leer el artículo enterito, que nosostros ya lo hemos difundido, cachogañanes.

No hay comentarios: