domingo, 4 de noviembre de 2007

Sácale partido a tu librería

Amigos libreros (si es que existe alguno que sea realmente amigo nuestro...), tenemos unas preguntas para vosotros.
¿A veces no os gustaría estrangular a alguno de vuestros clientes?
¿No estáis hartos de esos frikis que os ocupan la tienda y no os compran nada?
¿No estáis hartos de esos frikis que os dicen "apúntame tal cosa"?


Friki-Tendero habituales

Pues no desesperéis, porque Paranoia con Patatas os ofrece una serie de consejos para rentabilizar vuestro horario laboral al máximo. Se tratan de nuevas opciones dentro del mercado friki, que harán que vuestro negocio aumente en ingresos y salud mental exponencialmente.

1. Artículos de nutrición.
Si algo podemos jurar de los frikis es que padecen trastornos obsesivo compulsivos... que quizá deberías aprender a aprovechar.
Vete al Decathlon, compra gran cantidad de productos de la sección de nutrición, no repares en gastos.
A continuación, cambia las etiquetas que dicen "Pro Ultra Mega Whey Fitness" por otra que ponga: "Batidos Gamma del Increíble Hulk"; y la de las pastillas quemadoras de grasas por "Witchblade's Fat Burners".
No va a haber ni un friki que se os resista.


Tienen suerte de que estas cosas no valgan para nada...

2. Ambiente selecto.
Sí, amigo tendero. En eso estás pensando. La cosa consiste en darle un toque a... burdel, pero si burdel. No os kimagináis lo que puede llegar a atraer a una panda de frikis una tía vestida de Princesa Leia, Emma Frost o Lara Croft. Le pagáis una suma ridícula por hora y lo único que tiene que hacer es estar en la tienda. Además, la chica no debe temer por los frikis, son totalmente inofensivos para ella, el más leve acercamiento físico e incluso visual provocaría un orgasmo en el friki en cuestión.





3. La máquina tragaperras y el tabaco.
Bueno, antes de esto deberían ir las bebidas, para darle un toque a bareto o a lugar cool donde no falte de nada.
A partir de ahí ya sabeis, primero una tragaperras y luego una máquina de tabaco.
Estos dos elementos son fundamentales para elevar como la espuma las ventas de tu tienda.
¿Que los frikis no te fuman porque están más que avisados de que es malo...? ¡Pero no fuma Lobezno! ¡Acaso no fuma John Constantine! ¡Acaso Nick Furia o Solid Snake salen de casa sin su puro! Unos mierdas es lo que son. Fumar te da poderes, chaval, te da poderes.



4. El cartel de "prohibido introducir comida" unido al grill y los bocatas del 24.
Esto es fundamental. Es más que básico. ¿Existe algún friki quele haga ascos a un bocata de panceta de esos del 24? No. De hecho, cuando salen con los colegas por la noche aprovechan la primera de cambio para huir camino a su 24 amigo a hacerse con uno de esos bocatas.
Además, una vez vendes el bocata dejas clara la prohibición de tocar cualquiera de los comics de tu tienda... la grasa y el papel son como el dinero y la amistad: ni se mezclan ni se tocan.

5. Exprime al friki.
Llega un punto en que debes comenzar a sacarles partido directamente a los frikis.
a) El sebo.
Si algo nos han enseñado Los Simpsons es que la grasa se puede vender... y cambiar por dinero. Cuando dijimos "exprimir" y "directamente2 no era una forma de hablar. Compra guantes de látex y obliga a tus clientes a vaciar sus poros en una cómoda palanganilla sita en la entrada.


Este chino tiene oro líquido en sus poros.
b) La ropa.
Los frikis suelen ser seres despistados por naturaleza, más de una vez se olvidarán de cosas en la tienda... principalmente jerséis y sudaderas... que siempre podrás revender en leproserías y albergues.

En fin, estos son los cinco consejos más sencillos que se nos han ocurrido para facilitaros la vida, sucios fenicios, así que ya sabéis... ¡al turrón!

2 comentarios:

zonulacatro dijo...

Tomo nota...

y ahora...












Temblad ¬¬

Anónimo dijo...

al ver ese vídeo no puedo decir otra cosa que:

....vergüenza ajena...vergüenza ajena....



y lo peor de todo es que conozco a esos individuos....