domingo, 23 de diciembre de 2007

Destrozando webs: el Myspace

Buenas, queridos lectores. Tras habernos cagado en la madre que cagó parió a los fotologs, hoy vamos a exponer el por qué una de las grandes lacras que padece la humanidad en la actualidad es el MySpace.


Los myspace son los sucesores comunicativos del messenger, la alternativa al chateo... la alternativa definitiva, puesto que lo que tu comentes se queda para siempre ¿acaso hay algún usuario de myspace que borre los comentarios? or supuesto que no, eso sería una tremenda subnormalidad. Esoría contra la mismísmia naturaleza del Myspace, creado para que digas lo reguay que es alguien al que no vas a conocer en tu putísima vida y cuya cara no afectará lo más mínimo a tu existencia. Sin embargo te recomendamos que dejes comentarios positivos. Algún miembro de la redacción ha recibido amenazas de muerte de niñas de catorce años por cometar que su cara era una mezcla entre el culo de un babuino y naranjito. Está claro que quien fomenta este tipo de páginas busca casi lo mismo que los plastas del fotolog: obtener cientos de comentarios que terminan con el ya conocido "pásaste por mi space" o "acuérdate por el amor de dios de visitar mi espacio porque como nadie me diga lo remono que soy puede que acabe por suicidarmeeeeee".

La función clara es obvia: dejarles claro a sus "amigos" lo chachi pirulis que son mostrando aquellas fotos en las que se les ve a ellos y a sus presuntos amigos, quienes por otra parte acostumbran a ser pobres desgraciados que simplemente pasaban por allí y que se han puesto para la foto porque vieron a alguna guarra en el grupito (la guarra acostumbra a ser la propia autora del Myspace).


De toda la vida


Lo de los "amigos" viene por lo mismo que en el caso del fotolog. El myspace consiste en dejar comentarios en´las páginas de tus amigos, que acostumbran a ser amigos de tus amigos a los que les has mandado una invitación para que se pasen por tu página y te dejen comentarios. En el momento en que pasan por tu space para decir cualquier cosa ya son tus colegas y jamás serán vetados. Son tu gente. Son la gente que se preocupa por ti, y gracias al genial invento del Myspace, el destino ha logrado unir almas gemelas.


Para ser un matao, un gafapasta, un pagafantas, un niño de papá y un inadaptado social tiene muchos amigos...


Hay otros que, no nos engañemos, como son más feos que un pie, y sus habilidades sociales compiten con las de un yonko de lavapieses, se dedican a parecer sensibleros a través del space que con todo interés se han creado. Como os podeis imaginar, hablamos de personajes que tienden al más absoluto de los pagafantismos, y que "por no ir de babosos son vírgenes a su edad". Estos tipos acostumbran a recurrir al viejo truco del Becquer aquél, a decir que controlan de poesía y que son sensibles, cuando realmente son unos pajilleros del quince.


Gracias Dios por no existir

El otro extremo es el de las calientapollas. Si los pagafantas son tristes de por sí, porque lo intentan, aveces lo consiguen pero al final la cagan, las calientapollas son unas zorrillas que van de castigadoras y luego son más sumisas que un niño autista de tres años. Pues bien, el mundo del myspace permite a estas gentes darse a conocer... ¡el mejor invento desde la cámara de fotos, la webcam y los sujetadores con relleno!



Los EMOs (o) también tienen su corazoncito myspacero, por no decir ya directamente que no hay un puto emo que carezca de su propio espacio virtual en el que expresar sus sentimientos, sus obsesiones, su emocional forma de ver el mundo, su manía de querer morirse siempre, su forma de caminar por la calle con la mirada perdida en los adoquines, y por último, su homosexualidad... es que hay que ser tan sensible, que debes compartir tu sensibilidad con todos. Un elemento que se introduce aquí es el tema de la puta musiquita chill out EMO coñazo que invita a la automutilación.



Lo de la musiquita es muy EMO, pero es explotada por otro tipo de matados. Y es que con el myspace, si tienes un grupo de mierda, puedes poner fotos de los cuatro conciertos guarros que das al año, otras tantas en plan estrellita, y ponerte a escribir a los demás para que te escriban a ti, pasas a tener una promoción de la hostia. Allí, como es tuyo, el caché está por los suelos, porque aunque tu grupo suene como los pedos de Íñigo el de Gran Hermano podrás compararte con algunos artistas importantes, pasando a darse ya la catarsis del mysace: te sientes importante aunque seas un sucio matado.
Debemos elaborar una serie de distinciones a la hora de hablar de este último uso que se le da a los myspaces, de las que la más importante es el que existen algunos de estos tipejos que dejan que te bajes sus canciones. Luego te los encuentras por la calle y les dices "tío, me baje tu canción" y, está comprobado que la respuesta automática es siempre un "¡hostia, fuiste tú!". Por otra parte hay otro frente que no deja que te las bajes, porque son celosos de su obra, no sea que se la copies... además, quien querría dejar que te la bajes pudiendo escucharla cuando quieras en su genial página web, que está tan currada como aquellas que se hacían hace años con el frontpage.
Lo más triste es que como estas páginas son un puto caos, la presunta promoción se basa en un impredecible mare nostrum plagado de imágenes similares de forma que no tienes ni puta idea de lo que estás pasando y acabas más perdido que un pulpo en un garaje. Es por esto por lo que no entendemos quién coño puede ser tan decididamente subnormal como para pensar que su grupo será promocionado entre tanta mierda absurda... cuando realmente el único que se promociona es el oligofrénico que inventó el Myspace.

Por último, hay famosos, que con el fin de hacerse más accesibles al público contratan a alguien que les va haciendo un myspace, donde contestan a sus fans, son llevadas en palmitas, comentan sus gustos televisivos y desmienten acusaciones como pueden ser su consumo de esteroides.

En fin, que ya hemos hablado lo suficiente de los myspaces. Si queréis más información, con meteros en la pestaña espacios de vuestro hotmail veréis de qué estamos hablando, y no velveréis a ver igual a mucha gente de la que conoceis.

No hay comentarios: