viernes, 28 de diciembre de 2007

Destrozando webs: el Twitter

¿Qué es el Twitter? Te estarás preguntando, iluso lector... Pero mejor pregúntate... ¿quiero saber lo que es el Twitter?
Si ya lo sabes, es probable que te des cuenta de por qué digo esto, si no lo sabes, prepárate, porque de aquí vas a salir bien enterado.


El Twitter es uno de esos inventos del demonio, como el Fotolog o el Myspace. Sin embargo, si estos dos pretenden hacer ver a la gente lo geniales, guapísimos y folladores que son sus autores, en el que nos ocupa se trata simplemente de no tener vida haciendo creer a los demás que tiene la mejor vida de todas.

Este invento ha creado una nueva tendencia entre frikis, emos y gafapastas de nuestros días. Para algunos, como es el caso de la redacción de Paranoia con Patatas es la mayor estupidez que se ha podido crear, mientras que otros, por lo general Bloggers de "reconocido" prestigio, geeks absolutos del internet y personas a las que con el móvil no les llega para ser infelices defienden esta creación bastarda como si sus dineros y su existencia se fuera en ello... En parte es así. Porque hoye en día, hay a quien le quitas el Twitter y ¿qué le queda? Aquí lo contestaremos, amigo lector; le queda su miserable y triste existencia.

El Twitter es tan fácil de usar como inútil es su existencia. Se trata de escribir mensajes cortos en una especie de foro público, al estilo SMS, en los que la gente se dedica a ir contando su vida, y lo que está haciendo... y, principalmente lo que se está inventando para que los demás imbéciles que te leen se crean que tu vida es cojonuda, lo que les lleva a inventarse una aún mayor, pa joderte, más que nada.

La idea está en que un tarado monta SU página de Twitter, y sus amigos / conocidos / parientes / enemigos mortales / clientes (en el caso de las prostitutas), más conocidos como followers van escribiendo allí y todos van leyendo lo super guays que son.

Al principio todos los mensajes eran del tipo "me acabo de levantar, buenos días", a lo que iban siguiendo varios mensajes de otros tarados que también "se acababan de levantar". Algo del estilo de:

- Me acabo de levantar
- Ya desayuné
- Yo también me levanté
- Y yo
- Acabo de salir de la ducha
- Eso no es nada yo hace rato que me levanté
- Me estoy secando y me voy a vestir
- Ya desayuné, pero creo que hoy no me voy a duchar
- Yo hace rato que me levanté pero se me olvidó decirlo, ¿puedo decirlo ahora?
- Me voy al trabajo
- Hoy no desayuno, ya comeré a media mañana
- El haliento de mi gato huele a comida de gato
- Voy camino al trabajo y os escribo desde mi móvil Nokia en el metro

El invento entonces aún era algo inocente, más o menos puro, pero un elemento de diversión utilizado por geeks, frikis y gafapastas para poder decirle a alguien que su vida valía más que sus tenis. Muchos vieron en el Twitter una forma de huir de la realidad, viviendo una vida paralela a la suya, algo así como Swarzchenegger en Desafío Total, pero desde su triste puesto de trabajo en una oficina donde es explotado hasta la muerte. Aquí podrán alardear de falsas experiencias, todas cargadas de niveles de frikismo que harían sonrojarse a algunos miembros de esta redacción (nos referimos, entre otros, a los que se dedican a ir diciendo a cada rato los pasos que dan hacia la conquista del mundo).



En Paranoia con Patatas pensamos que la cosa comenzó a degenerar cuando alguien puso en un twitter "me acabo de levantar y buf, me han hecho una mamada que te cagas". Ahí, amigos, ahí... ahí se abrió la caja de Pandora. Hubo quienes comenzaron a ver en este invento una alternativa a la descarga de porno (aunque finalmente acabaron volviendo a caer pese a haberse jurado a sí mismos que su vida era plena con el twitter) decidiendo hacer del dirty talking su bandera. Vamos, como los del canal #sexo del iRC.
Hablando del iRC, hay quien se toma el Twitter como el ya en desuso programita del chat de los güevos, por lo que si entras en uno puedes encontrarte con cosas como esta:

- Jorge: Me acabo de levantar
- Juan: @Jorge: ¿y qué tal dormiste?
- Jorge: @Juan: Bien, pero no leo por ningún lado que te hayas levantado...

Luego están otros. Los más bizarros. Los que a esas alturas del siglo XXI no pueden vivir sin este invento y se dedican a hacer cosas tan productivas como escribir cartas de cabreo a múltiples compañías ocn el fin de que el twitter sea una opción dntro delos móviles, como los SMS, pero para subnormales.

Además existen hasta listas de los twitters más seguidos, como ésta, en la que os podéis hartar de ver ejemplos de estas webs de
mierda, por si no os había llegado con lo ya mentado.

En fin, para que nadie diga nada, que sepáis que hablamos con conocimiento de causa, ya que nos hemos creado una cuenta en twitter mientras escribíamos este artículo, con el nombre.

4 comentarios:

Neodian dijo...

En fin, en el mundo tenemos que ser impares.

Lo cierto es que hoy de twiter hace mucho tiempo pero nunca me ha llamado la atencion, es mas me parece una parida, es en plan, los nicks del messenger de algunos, pero solo eso.

Gui-J dijo...

Paco, dime que ese "hoy" no tiene nada que ver con el verbo "oir"... DIMELO...¡¡DIMELOOOOOOOO!!

En cuanto al twitter... ¿Pero que mierda de especie es la nuestra para entretenerse con tan magna jilipollez? Exigimos una epidemia mundial YA.

Public Enemy dijo...

Juas, lo que me he reido con esta entrada. No puedo estar mas de acuerdo. Saludos

El Staff dijo...

Mmmm... ese hoy... creemos que era del verbo. Pero de eso se trata precisamente, de hecho, los miembros el staff de Paranoic con Patatas abre las puertas a disléxicos, descerebrados y trastornados de todo tipo.
La epidemia mundial... está en camino.
Un saludo a todos y feliz año.