miércoles, 26 de diciembre de 2007

Por un cine de muerte (parte 1 de 2)

Hey, aquí estamos otra vez. Hey, aquí estamos otra vez.
Prepárenseme todos porque este artículo va a hacer que los muertos se revuelvan en sus tumbas. Hoy vamos a hacer... el mayor repaso al cine de zombis de todos los tiempos. Bueno, a lo mejor hemos exagerado un poco... ¡de todos los tiempos!
Eso sí, hemos mentido. No lo haremos hoy. Hay tanto cine zombie que llevamos varios días visionando sin parar cintas y más cintas. La burra no da más de sí. Estamos muy cansados. Uno de los becarios ha decidido dejarlo, ha dicho que éramos unos enfermos... y ni siquiera había llegado a Braindead... en definitiva, que vamos a haceros un repasito como dios manda de lo mejor, pero hoy sólo hasta el 93. ¿Por qué el 93? Coño, pues porque nos mola, y punto. Amosvengahombre...
Además añadimos un zombímetro (patente en trámite) que valorará del 1 al 10 las películas descritas. Hemos de decir que las muy malas ni siquiera las mencionamos, así que pocos unos vais a ver.
Así que ya sabéis, panda de monogolos: id a por el papel higiénico, agarraos a los machos (Paranoia con Patatas pide perdón a mujeres y eunucos por esta horrible expresión) y preparaos unas palomitas, porque vamos a hablar de esas noches en las que los muertos se levantaron de las tumbas en las que yacían, y no nos referimos a los últimos conciertos de los Rolling Stones.

La legión de los hombres sin alma (1932)


Se dice que quizá sea la primera película de zombis de la historia.
La idea es más o menos esta: Bela Lugosi lanza un maléfico hechizo que alza a los muertos de sus tumbas y les envía a currar a una plantación de azúcar, trabajando a destajo, sin pagarles horas extra y teniéndolos bastante puteaos.
Lo que nunca entendimos fue qué pintaba una tía a la que había que convertir en zombi por ahí en medio... la teoría era que tenían que separarla del novio o algo así (hombre, es que un zombi no es la mejor compañía que se quiere tener).
Zombímetro: 6

Yo anduve con un Zombie (1943)


Nos vamos a ese concepto del zombi caribeño, de aquél que camina sin alma.
Como la jaca no podía faltar en una peli de terror, la cosa iba de una enfermera que era contratada por el propietario de una plantación de azúcar para cuidar a la esposa del hacendero, que está muy malita. El susodicho hacendero y su hermanastro deciden tirarle los tejos a la exhuberante (¿?) señorita, y ésta va viendo como las supersticiones locales, los ritos vudú y los muertos vivientes comienzan a hacerse habituales.
Zombímetro: 4

Plan 9 from Outer Space (1956)


Nos da igual lo frikazo o gafapasta que seas. Esta plícula es una puta mierda. Nos da igual que adores a EdWood aunque no supieses quien es desde la (pésima) película de Tim Burton. Sí entendemos que tengas un hueco en tu corazoncito para Ed, al que casi todos os imaginaréis como a Johnny Deep haciendo de Johnny Deep haciendo de Ed Wood.
La historia es la de unos aliens que llegan a la Tierra y comienzan a resucitar a los muertos con el fin (muy socorrido) de montarse un ejército.
Zombímetro: 3

La noche de los muertos vivientes (1968)


George A. Romero, a partir de ahora nos referiremos a él como Romero. Quedaos con este nombre porque se lo vamos a gastar.
En este clásico del cine de terror y resucitador se nos presentan a dos hermanos que van a un cementerio a visitar la tumba de un familiar. Uno de ellos es atacado por lo que parece ser un sonado y su hermana huye hasta una casa donde hay bastante gente (no podía faltar "bastante gente").
Durante la noche se atrincheran reforzando puertas y ventanas mientras por la TV salen noticias sobre muertos que vuelven a la vida y atacan a las personas.
A partir de ahí lo mítico. Que si hay que irse de ahí, que si los zombis tienen muy mal café, que si es un rollo estar allí dentro, que no se les pasa el tiempo... en fin, que toca escaparse.
Zombímetro: 9,5

El último hombre vivo (1971)


La segunda adaptación de Soy Leyenda (ya está en cines la última con Will Smith) tras "The Last Man on Earth".
Charlton Heston interpreta a Neville, quien lucha contra unos seres siniestros contaminados biológicamente por una plaga, plaga contra la que él se había inyectado la única vacuna.
Zombímetro: 7

La venganza de los zombis (1974)


Esta cinta llegó a España, en un comienzo como "La divertida noche de los zombis", y supone una continuación de la Blackploitation de los setenta.
Se nos presenta a los zombis como armas en manos de nuestra protagonista, que los utiliza para acabar con un gangster local y sus hombres, todo gracias a la inestimable ayuda de una sacerdotisa vudú (como la de Guybrush Threepwood) que convocará al "barón Samedi" para que levante a los muertos y los lance contra los malhechores.
Zombímetro: 4

Dawn of the Dead (1978)


Otra obra maestra de Romero.
Se nos presentan unos Estados Unidos asolados por una epidemia de muertos vivientes de magnitudes apocalípticas. Los muertos se cuentan por millares, muchas ciudades han quedado semidesiertas y los supervivientes se ven obligados a refugiarse en bases militares. Con este telón de fondo, dos miembros del SWAT y una pareja escapan en helicóptero de ese infierno intentando salvar la vida. Durante el viaje paran a repostar en un centro comercial (con lo fácil que hubiera sido haberse leído nuestra guía de supervivencia) donde encuentran todo lo necesario para vivir cómodamente, comida, bebida y armas, bloqueando las entradas y eliminando a los muertos que deambulan por el interior consiguen crear un refugio agradable y seguro, pero claro, como era obvio, todo se va a tomar por el culo.
Moraleja: nunca os escondais en un centro comercial, es el peor punto libre que podéis encontrar.
Zombímetro: 9

Zombie Holocaust (1980)


Un médico sonado se monta un laboratorio en una isla al más puro estilo Dr. Moreaau, sólo que allí, en vez de mezclar animalicos con personas se dedica a resucitar a los muertos.
Un buen día llega a la isla una expedición que se lo va a pasar peor que Martin Luther King en la semana santa sevillana.
Zombímetro: 4

La casa al lado del cementerio (1981)


Inspirada en un relato de Lovecraft del mismo título, trata de compensar lo mal hilada que está colándonos escenas gore realmente ajquerosas, como puede ser la mierte de la niñera, que ha hecho vomitar al más sensible de los miembros de la redacción.
Le damos un cinco por estar basada en un relato de Lovecraft (,merece bastante menos)... si además saliese Cthulhu le dábamos un 11... pero un hombre puede soñar, un hombre puede soñar...
Zombímetro: 5

Posesión Infernal (1982)


Cinco amigos se disponen a pasar el fin de semana en una vieja casa de campo que han alquilado. Durante la primera noche, encuentran en el sótano un extraño libro y unas grabaciones pertenecientes al anterior inquilino, un viejo profesor de universidad... El Necronomicón, Bruce Campbell, espíritus, Bruce Campbell, serie B, Bruce Campbell, posesiones infernales de post adolescentes mazizas, Bruce Campbell. Alea jacta est.
Zombímetro: 10

Creepshow (1982)


Cico historias de Stephen King dirigidas por Romero, basadas en las historietas de un comic que un padre hijo de puta le ha tirado a su hijo a la basura. Las cinco historias son geniales, quedándonos en la Redacción con la protagonizada por Leslie Nielsen.
Zombímetro: 8,5

La noche del cometa (1984)


Partimos de un planteamiento algo estrambíotico para llegar a lo de siempre: adaptar Soy Leyenda.
Hace 65 millones de años un cometa paso muy cerca de La Tierra coincidiendo con la desaparición de los dinosaurios. Ahora a finales del Siglo XX el mimo cometa vuelve y muchos científicos temen lo peor.
Mientras toda la humanidad se prepara para el acontecimiento, Regina Belmont se queda dormida en la sala de proyección del cine donde trabaja, cuando despierta por la mañana se da cuenta de que después de "La Noche del Cometa" la cosa está jodida. Ya os imagináis por qué.
Zombímetro: 6

El Regreso de los Muertos Vivientes (1985)


Una de esas películas de zombis en las que además de ganas de vomitar te entran ganas de reir.
Cuenta la historia de dos frikazos:Frank y su aprendiz Freddy, que terminan su turno en el almacén de productos sanitarios Unida. Charlando, Frank cuenta al joven que los hechos narrados en la película La Noche de los Muertos Vivientes fueron reales, pero han sido ocultados por las autoridades. Para convencer al chico de que no miente, le lleva al sótano, donde le enseña un barril que contiene uno de los zombies, y el gas que en su momento le devolvió la vida.
Y ahí es donde se arma: abren el barreño, liberando tanto al muerto viviente como el gas, que alcanza un cementerio cercano.
Zombímetro: 7

Re-Animator (1985)


Stuart Gordon cuenta con su actor fetiche, Ezra Godden (alq ue recordaréis de Historias de la casa d ela bruja y Dagon) para dar vida a Herbert West, el reanimador de la historia de Lovecraft.
La cosa va de un desviado matasanos que se dedica a devolver a la vida a los muertos, cuanto más recientes mejor.
¿Para cuando un Cthulhu, Stuart?
Zombímetro: 9

El terror llama a tu puerta (1986)


Tras deliberar durante horas, con los ojos como platos y entre risas histéricas y discordantes, en la Redacción hemos llegado a aseverar que se trata de una palícula imprescindible: babosas mutantes alienígenas llegan a la Tierra para devolver a la vida a los muertos y perseguir adolescentes. Curiosamente, y teniendo en cuenta los datos del Instituto Opina, la mayoría de los zombis de nuestro país se sienten representados por este filme.
Zombímetro: 9

Los zombis paletos (1987)


The Redneck Zombies cuenta la historia de un grupo de paletos de Maryland que encuentran un bidón con extraños residuos radiactivos y deciden, como no, destilar su contenido y sacarse unos dineros para pagar las bodas de sus hijos (entre sí, que no estaban para pagar dos bodas pudiendo pagar sólo una). Tras vender esta delicatessen entre sus vecinos y amigos (todos tan burros como ellos), el pueblo comienza a sufrir una serie de mutaciones.
Serán unos alegres excursionistas quienes se topen con ellos y vean como se las gastan en la América profunda...
Zombímetro: 6(aunque la idea se merece un 10)

Tu madre se ha comido a mi perro (1992)


Peter Jackson rodó esto en su querida Nueva Zelada cuando no aún no estaba montado en el dólar y sólo era un gordo amante del gore y la serie B.
La traducción de Braindead como Tu madre se ha comido a mi perro nos parece de lo más acertada, puesto que, amén de describir perfectamente lo descarriado del filme te va adelantando acontecimientos.
Hay miembros de la rredacción que no la han soportado. Otros nos hemos quedado... porque sabíamos lo que venía en el 93 y el telemaratón tenía que continuar.
Zombímetro: 8

El Ejército de las Tinieblas (1993)


Ash, en su tercera aventura, aparece en la Edad Media ante una multitud de incrédulos aldeanos. Allí tratará de obtener el Necronomicón, libro que contiene el hechizo que le devolverá a casa... pero claro, Ash es la polla con cebolla, pero tampoco es que tenga un cursillo de ocultismo de la CCC, así que la caga y resucita a los muertos, que se dedicarán a hacerle la puñeta.
Si no la habéis visto, nos abemos que puñetas hacéis leyendo sobre zombis.
Zombímetro: 10

Hala, y mañana arrancamos desde donde lo dejamos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Te has salvado por que he visto un video de chinos mas abajo con el que me he reido bastante. Si no te ibas a acordar de mi, por decir que Ed Wood es mala.