jueves, 27 de diciembre de 2007

Por un cine de muerte (parte 2 de 2)

Como ya os imaginabais hoy toca continuar con nuestro exahustivo análisis de los filmes zómbicos que ha dado el séptimo arte a lo largo de su historia.
Ayer nos quedamos con Ash en El ejército de las tinieblas de 1993, así que hoy arrancamos desde ahí.
Los que aún no hayáis vomitado ni ido a visitar las tumbas de vuestros parientes para ver si seguían allí o se habían ido a dar un paseo praparaos, porque vuelve... ¡el cine zombi!

Mi novia es un zombie (1994)


Nada que ver con "Mi novia es un extraterrestre".
La cosa va de dos tipos, uno de ellos enano, feo como un pie, lisiedo y mudo, que se dedican a rondar los cementerios de la zona (no me jodas, ¿realmente los cementerios son tan divertidos? ¿por qué llevamos dos días hablando de la gente que los ronda?) hasta que van viendo como por mor de una insólita plaga los muertos comienzan a revivir.
El resto ya os lo imagináis. Y no queráis saber más detalles.
Zombímetro: 5

Premutos, el Ángel Caído (1997)


Un cristo gore de la hostia, con toques de fetichismo paternal, referencias a Jesús, hermanas macizas con extraños gustos sexuales, elegidos, y la leyenda de Premutos y su poder para resucitar a los muertos.
Zoombímetro: 5

El diablo metió la mano (1999)


Comedia de adolescentes en la que sale Jessica Alba (es digno de mencionar cuanto antes) y en la que el prota ve como su mano es poseída por el diablo, así como sus mejores amigos van muriendo y permanecen con él como muertos vivientes.
No deja de ser una subnormalidad como un piano, pero sale Jessica Alba.
Zombímetro: 6 (sin Jessica Alba sería un 2)

Los hijos de los muertos vivientes (2001)


Ya habréis apreciado que no se hace cine de zombis como el de antes, y esta peli es, precisamente, un plagio descarado de todas las pelis anteriores, principalemente las de Romero. Toques de todas sus películas, escenas copiadas directamente, parece haber sido vomitada por el ordenador portátil del guionista más holgazán... Es una mierda, sólo apra auténticos incondicionales de los no-muertos.
Zombímetro: 2

Stacy: Attack of the Schoolgirl Zombies (2001)


De la noche a la mañana, una enfermedad desconocida, desconcertante y letal se extiende por todo el mundo, afectando únicamente a chicas adolescentes, de entre 15 y 17 años. Dicha enfermedad hace que las Stacy (apelativo con que son conocidas las infectadas) entren en un estado de absoluta felicidad pre-mortem, antes de convertirse en zombies. En Paranoia con Patatas seguimos sospechando del chocolate o del turrón de Suchard como causa principal.
En medio de este surrealista, trágico y brutal panorama, un chico se unirá al Equipo Romero (brigada militar anti-Stacy) para encontrar a su novia zombie, mientras no muy lejos, una Stacy tratará de demostrar que ni siquiera la muerte puede romper el amor que existe entre ella y un titiritero medio subnormal.
Zombímetro: 5

28 días después (2002)


Bueeeno, parece que la cosa se anima. Primates portadores de un virus + grupos ecologistas + Gran Bretaña = Holocausto zombi en toda regla, con todos sus ingredientes. Un buen prólogo, visitas familiares, un Londres desierto, un grupo de supervivientes que hacen piña...
¿Por qué sólo a ellos? Eso nunca lo sabremos. En cualquier caso, opinamos que eso les pasa porque se lo buscaron, si no, conducirían por la derecha, habrían adoptado el Euro, jugarían al fútbol a horas decentes y dejarían de vivir en una puta isla.
28 días después logród espetar al mundo y hacer que el cine de zombis volviese a vender tras varios años de más pena que gloria.
Zombímetro: 9

Resident Evil (2002)


Joder, como me hagáis hablar del juego os capo.
Un experimento secreto. Un virus mortal. Un error fatal. Algo siniestro está ocurriendo en la Colmena (la Colmena, cágate), un centro de investigación genética subterráneo dirigido por Umbrella Corporation, un consorcio biogenético sin rostro.
El virus acaba con todos los trabajadores del edificio y un comando se interna con el fin de esclarecerlo. Allí se encuentran con Milla Jovovich, que está rebuena amnésica perdida.
Y hala. Armas de asalto, patadas voladoras, tiroteos, trampas a lo Indiana Jones y muertos vivientes.
Zombímetro: 7

Una de Zombis (2003)


Se vuelve a cumplir el teorema de peli española igual a peli mala mala mala.
Los buenos de la película son Aijón y Caspas. Dos semicanis de veintipocos que quieren ser directores de cine a pesar de no tener talento, dinero, contactos... ni siquiera una triste historia que contar. La tensión sexual la pondrá Carla, una atractiva mujer de negocios que, vaya usted a saber por qué, quiere ayudarles. Y la ensalada de plomo la servirá el Duende: héroe, vengador, porrero... Ah, ¿que por qué la ensalada de plomo? Muy sencillo: si Aijón y Caspas quieren estrenar su película, primero tendrán que acabar con Los Anticristos, una mafia satánica de gángsters psicópatas que no sólo han vuelto de la tumba para sembrar el terror y conquistar el mundo, sino que además cuentan chistes malos de cojones.
Pero lo peor ya no es eso, lo peor es tener que aguantar al subnormal del Flo ese de los cojones. Eso no hay dinero que lo pague... no hay dinero que lo pague...
Zombímetro: 1

El amanecer de los muertos (2004)


Otro claro ejemplo de apocalipsis zombi en toda regla, que nos llega de la mano de Zack Snyder (300 y muy pronto Watchmen).
El tema es que de repente, el mundo se ha convertido en una pesadilla viviente: la población del planeta ha sido golpeada por una plaga inexplicable, irremediable y fatal... y los muertos no se quedan muertos. Los pocos supervivientes que quedan se ven acosados por cadáveres hambrientos que buscan saciarse con la carne de los seres vivos. Vamos, que estaréis ya hartos de oir esto.
Como no, estos la vuelven a cagar, no se leyeron la guía que os ofrecimos, y escogieron como punto libre un centro comercial. Jodidos quedaron, y aún por encima tenían que aguanterse los unos a los otros... o no...
Zombímetro: 10

Zombies Party (2004)


Shaun es un hombre amargado. Su trabajo no le gusta, su novia le va a abandonar porque necesita un cambio en su vida, su mejor amigo únicamente le mete en problemas, su perro se va a ir con su novia, su padrastro es un anormal... Shaun ha elegido un mal día para dejar de esnifar pegamento.
¿Por qué? Porque todo su pueblo se ha convertido en zombis. Sólo unos pocos sobreviven y les hacen frente, en lo que es un homenaje absoluto al género de zombis. Lo más mejor del filme vienen siendo las ocurrencias de los dos amigos a la hora de acabar con los mertos vivientes.
Zombímetro: 8

Day of the Dead: Contagium (2005)


Se nos presenta Pennsylvania a finales de los 60, en un laboratorio militar en el que un científico ruso ha ideado una serie de cápsulas que contienen la cepa del mítico virus zombi. Una vez liberado todo el hospital pasa a convertirse en horripilosos muertos vivientes.
Un científico que logró huir sanote del hospital libera el virus en un sanatorio mental.
Psicópatas, locos, esquizofrénicos, y tarados mentales de todo tipo pasan a ser zombis. A partir de ahí os imaginaréis que el belén estaba montado.
Zombímetro: 6

La Tierra de los Muertos Vivientes (2005)


De nuevo Romero a la carga.
En esta nueva entrega el mundo tal y como lo conocía la Humanidad es sólo un recuerdo. Su lugar lo ocupa la pesadillesca co-existencia de nosotros -los vivos- y de los otros, los walkers (los muertos que andan). Los humanos sobreviven encerrados tras los muros de una ciudad fortificada mientras los muertos vivientes vagan por los extensos páramos extramuros. Los pocos ricos y poderosos que quedan tratan de mantener la ilusión de que viven igual que antes dentro de las exclusivas torres de Fiddler's Green, el último bastión de la clase dominante.
Por encima de todos ellos, ricos y pobres, manda un puñado de implacables oportunistas dirigido por Kaufman, que controlan los negocios legítimos y los ilegítimos.
La misión de conseguir comida y suministros esenciales, vamos, lo típico, así como los raros objetos de lujo que codician los habitantes de Fiddler's Green, está en manos de un grupo de curtidos mercenarios a las órdenes de Riley y su segundo al mando, Cholo. l grupo emprende misiones fuera de los límites de la ciudad con la seguridad que les ofrece su enorme vehículo armado, "El azote de los muertos", que es algo así como una mezcla entre la tanqueta de los Marines Coloniales y el Bat Móvil y hace las delicias de grandes y pequeños.
Pero la vida está cambiando dentro y fuera de los muros de la ciudadela. Dentro crece el desorden y la anarquía; y fuera, el ejército de los muertos ha evolucionado y está aprendiendo a organizarse y comunicarse.
La polla con cebolla.
Zombímetro: 9,5

Dead Men Walking (2005)


La serie B más cojonuda de los últimos años. Un tipo mata a balazos a sus compañeros de piso (el sueño del estudiante universitario) y es encerrado en una prisión de máxima seguridad, donde comienza a ponerse malo y violento. Tras ser examinado por los doctores es puesto en cuarentena y encerrado en una celda de castigo.
Sin embargo ya había estado el suficiente tiempo con los demás presos como para contagiarles y hacer que el patio de la prisión al mediodía pareciese el video de Thriller.
Zombímetro: 6

Fido (2006)


Esta vez la mutación zombi la ha desencadenado una nube radiactiva, pero eso ya pasó hace tiempo. La compañía puntera en esos momentos pasa a ser Zomcorp, que se dedica a asegurar los perímetros de las ciudades dejando a los zombis en el extrarradio (la parte buena es que ya no hay tu tía, nadie insiste en visitar a la suegra) e ideando un sistema que permite controlarlos y eslcavizarlos.
Hasta ahí bien. Bizarro pero bien.
La cosa se complica cuando en casa del pequeño de Timmy se compran un zombi. Su mamá está encantada con él... su papá no tanto... pero el pequeño zombi llamado Fido es un buen criado y amigo de la familia. La parte bizarraza es la relación de la madre con ido, quien la entiende méjor que su propio marido.
Malos tratos, incesto, necrofilia... una cinta nacida para la gloria.
Zombímetro: 7

El Sueño de la Muerte (2006)


Los niños del mundo se han quedado dormidos. Llevan dormidos más de 10 años.
Un día, así, sin venir a nada se despiertan con aspecto de zombis y se pasan por la quilla a todo adulto que vean, algo así como El pueblo delos malditos, pero sin pequeños Raikonens, acentos ingleses y con algo de gore.
Zombímetro: 4

Planet Terror (2007)


Robert Rodríguez entra en acción y rompe otra lanza en favor del género...sin olvidarse de que los zombis y la serie b van siempre de la mano.
El matrimonio de doctores William y Dakota Block descubre que las calles de Texas se han inundado de gente aquejada de espantosas erupciones gangrenosas. Entre ellos se encuentra Cherry, una bailarina de striptease a la que le arrancaron la pierna durante un ataque en la carretera. Mientras los afectados se convierten en un ejército de agresores enloquecidos, Cherry lidera un equipo de guerreros que se adentran en la noche hacia un destino con millones de afectados, una infinidad de muertos y unos pocos supervivientes que luchan por hallar el último rincón seguro del planeta.
Una puta maravilla.
Zombímetro: 10

28 Semanas Después (2007)


Viva y bravo, señor Boyle, lo ha vuelto a conseguir.
Ha cogido sus 28 días después y los ha elevado al cubo. ¿Gran Bretaña asolada? ¿Un régimen tiránico de zombis contagiados por un horrible virus? ¿A quién llamamos cuando un país se autodestruye y alguien debe restaurar el orden a conciencia?
Exacto. Al tío Sam. Los USA le declaran la guerra a Inglaterra
Pese a lo raro de la idea decir que es una peli de la hostia, lo mejor rodado en 2007 sobre zombis.
Zombímetro: 9'5

[Rec] (2007)


Película española rodada de esa forma que tanto gusta a los gafapastas que es con cámara en mano... sin ser un puto cine dogma de ese.
Va de una reportera y su cámara que cubren el trabajo de dos bomberos quedando los cuatro atrapados en un edificio. De ahí para alante todo son homenajes al cine de zombis de toda la vida, con escenas ta plagiadas como la de la gorda del Amanecer de los Muertos o el baboseo zombi general de 28 días después.
Es aquí donde entra en juego el factor "cámara en mano", que es precisamente lo que hace que la peli no sea una mierda. El tema del terror claustrofóbico, de los zombis acechando, de la lucha por la supervivencia. vamos, que a estas alturas no os voy a contar nada nuevo de los putos zombis, joder, a ver si lo pillas, lo nuevo es lo de la cámara en mano y el descaro a la hora de plagiar.
Zombímetro: 7,5

Soy leyenda (2007)


Tras The Last Man on Earth, El Último Hombre... Vivo y La noche del Cometa, volvemos a encontrarnos con una adaptación del libro de Richard Matheson, esta vez, protagonizada por The Fresh Prince.
Lo de siempre. Robert Neville ya no es un fascista blanco como Charlon Heston, sino un negro, un brillante científico, pero a pesar de esto no ha podido impedir la expansión de un terrible virus imparable, incurable y creado por el hombre. Neville, de algún modo inmune a este virus, es ahora el último superviviente humano que queda en la ciudad de Nueva York y quizás en el mundo.
A partir de ahí, pues eso, a buscar gente y a destruir a los "Infectados", y de paso, ya que es Will Smith y ya lo hizo en Independence Day, salvar al mundo creando la vacuna.
Zombímetro: 8

Aquí se acaba nuestro repaso al cine de zombis. Si os preguntáis por qué no hemos hablado ni de la novia, ni de la casa, ni del más allá del Reanimator de los huevos, fue porque nos parecieron una mierda. Si os preguntáis por qué no hemos hablado de los Resident Evil Apocalipsis y Extinción, porque para lucir a la Jovovich ya heremos un post y las pelis son un cuento chino.

Si os preguntais por qué somos unos tíos tan cojonudos y por qué molamos tanto os diremos nuestro secreto: comemos siempre en Parrillada Popete ("Parrillada Popete, come, paga, y vete").

3 comentarios:

Paula dijo...

No me gustan estas pollículas

Rare dijo...

Te falta la ultima de.. ROMERO (la gente se pone en pie en señal de respeto).
http://uk.imdb.com/title/tt0848557/

Del palo de Rec, pero parece ser que esta mejor... y sobre todo no tiene al PUTO AMO: el amish Samuel.

Hay que verla.

nagasia dijo...

28 semanas después no me gusto, me pareció una oda a la destrucción del mundo por culpa del consumismo y del egocentrismo Oo