sábado, 2 de febrero de 2008

Mitos de la farándula: Maldini

Hoy hablamos del fichaje estrella de este año en la primera hora de los sábados. Hablamos de Julio Maldonado, alias Maldini.

Hola Clarice...



Si por algo es conocido en un inicio Maldini es por chaparse absolutamente todos los partidos que puede, llegando a irse de vacaciones con su mujer y despertándose de madrugada para ver un Zambia - Kenya.
Conoce todos los jugadores, todos los equipos de varias divisiones del fútbol europeo, podría hablarte horas de las diferencias técnicas existentes entre los laterales Boulharouz y Mills, de la capacidad para llevar la manija de un equipo de Kavanghah, de la potencia de su clon Maccarone, de la zurda de diamante de Seltzer, así como de la tremenda proyección del fichaje más joven del Grasshopper.

Aclaraciones míticas como "bueno, Costa de Marfil no es el Brasil del 70", "el partido a sido técnico, muy trabado"; pero comenzó a destaparse con frases tan claras como "yo lo que no entiendo es como puedes hacer a Hitler o a un dragoncito con.. con tu pene... es que no lo entiendo", o "Dios mío, Nuria Roca se monta un bollo en un hotel de la Gran Vía y yo en casa sin saberlo"; o el ya de sobra extendido calificativo de "bacalá".

La caja de Pandora se había abierto.

Maldini protagonizó impagables intervenciones en la mayoría de las secciones en las que intervino, destapándose como un tipo desternillante los sábados por la tarde. Quizá, uno de sus momentos estelares fue ese en que se unió a los miles de españoles que le deseaban suerte a Fernando Alonso.



Pero si por algo fue conocido fue por sus gustos cinéfilos... pasando a rememorar... dentro títulos:
Semental querido Watson
De postre, arroz con leche
Vino a por trabajo y le comieron lo de abajo
No me dejan jugar a la petanca por el tamaño de mi tranca
El indecente ladrón y su rabo juguetón
Me llaman Cañaveral, como el cabo, porque mi novia despega cuando me ve el nabo
Por un puesto de trabajo pongo el culo a destajo
Dice el yayo que la tengo como un caballo
Caramba con el mayordomo como tiene el maromo
Tengo que dar servicio a siete y sólo tengo un soplete
Vacaciones de verano con el pepino en la mano
No hay quien esconda semejante anaconda
En boca cerrada no entran moscas, pero entran pollas como roscas
Ensalada de pepino en el colegio femenino
Si voy, con la que te doy
Porque sea negro y tenga un taladro no me llames Black and Decker
Si no soy Curro Jiménez, ¿por qué tengo este trabuco?
De aquí a camboya es lo que mide mi polla


Así que ya sabéis, panada de sonajas, si queréis adorar a algún periodista deportivo y no queréis ser miembros del club de fans de Ponseti, hacéos de Maldini.

Nota informativa:
No sabemos si vosotros escuchais Carrusel Deportivo. Nos la trae definitivamente al pairo, sólo es por saber a cuanto llega vestro nivel de falta de vida, porque si no sabéis de lo que hablamos es que nunca habéis oído hablar de la noche más infame de la radio... la de la Superbowl, en la madrugada de este domingo. No sabemos lo que haréis vosotros, pero aquí quedaremos para escucharla hasta las cuatro mañana, y el lunes ya iremos al trabajo como lleguemos (una superbowl sin ruidos de hielos chocando contra el vaso ni chorros de licor café corriendo por nuestras venas no se asimila...). Si no queréis escucharla en directo, no me os preocupéis, nosotros la colgaremos al cabo de un par de días.

No hay comentarios: