viernes, 29 de febrero de 2008

Salvaron al mundo: Bruce Willis

Hoy pasaremos revista a una serie de personajes, todos ellos caracterizados por tres datos: todos son héroes, todos salvaron al mundo (en mayor o menor escala) y todos fueron interpretados por... Bruce Willis.

La jungla de cristal



¿Qué os vamos a contar de este peli que no conozcáis? El hombre equivocado en el lugar equivocado. Aquñi nace el mito de Bruce Willis como salvador del mundo y héroe de acción casual, como ese hombre que, acosado por las circunstancias, da lo mejor de sí mismo. En este caso, hasta el punto de combatir a un comando terrorista en el Nakatomi Plaza, derrotando a sus doce componentes, y recuperando a su mujer, con una ayudita de Al Powell.

La jungla de cristal II

El teniente John McClane vuelve, esta vez para impedir la huída de un dictador sudamericano y evitar que el caos que se ha apoderado del aeropuerto se convierta en una tragedia de proporciones comparables a las de los pechos de la pesada de "El micrófono".

El último boy scout

Una de las mejores películas de Willis. El último boy scout resulta ser John Hallemback, ex agente de los servicios secretos que ha pasado a ser detective privado y cuya vida es una mierda. La cinta ostenta el genial honor de ser la película traducida al castellano que contiene más tacos por minuto. En yankilandia se dice que Tony Scott (su director), se jacta de que la palabra fuck aparece 102 veces, más de unapor minuto.
Sin embargo, pese a este festival de tacos, John Hallemback es todo un héroe que no duda en hacer todo lo necesario para recuperar a su hija, derrotar a los malos y salvar al vicepresidente de los USA en plena final de la Superbowl.

Doce monos



Sólo te diremos una cosa: si la has visto sólo una vez, corre y míratela otra, porque es una obra maestra y no vamos a mencionar ningún detalle de la trama, ni de la torturada experiencia de James Cole como crononauta.

La jungla de cristal: la venganza

Samuel L. Jackson es el encargado esta vez de acompañar a McClane en busca de Simon, un terrorista que tiene a NY en estado de alerta absoluta con una serie de bombas colocadas de forma estratégica.
Brius vuelve a cagar sangre para acabar con los alemanes de turno. ¡Pero qué os digo yo, si cada año la echan dos veces! Qué maravilla...

El quinto elemento



El mayor Corben Dallas abandonó su habitáculo en New York y su trabajo de taxista para embarcarse en una misión que sólo él era capaz de abordar: salvar el mundo. De la mano de Leeloo y en busca de los cinco elementos, Corben lucha contra los sicarios de Thorn y ese temible planeta que representa a todo el mal del mundo.
Destacar a ayuda inestimabe de Chris Tucker como loca desmelenada que al final acaba haciendo algo útil.

Mercury Rising

Jeffries es un agente del FBI con problemas de respeto a sus superiores. A causa de ello le han destinado a la escucha de pinchazos telefónicos, hasta que un día le asignan la investigación del caso de un chico desaparecido, Simon, cuyos padres han sido asesinados. Consigue dar con él, resultando ser un niño autista de 9 años con una prodigiosa capacidad para desvelar códigos supuestamente infranqueables del gobierno.
Como malo maloso Alec Baldwin (que curiosamente tiene un hermano que es actor, Stephen, no como él) que trata de interceptar al niño y eliminar esa posibilidad de descodificación.

Armageddon



Bruce interpretó a Harry Stampler en la que la mayoría de las personas racionales pasaron a denominar "la película más previsible de la historia". En esta ocasión, Bruce era un simple perforador de yacimientos petrolíferos que se iba al especio en un transbordador con Ben Affleck, Michael Clarke Duncan y Steve Buscemi (ya me contarás menuda panda de sonajas, yo con ellos no me montaría ni en tren, como pa montar en un cohete...) a poner una bomba de potorrochocientos megatones en el interior de un asteroide para salvar la Tierra.
Joder. Juramos que cuando fuimos a ver la película no sonaba, esta trama sonaba bastante mejor...
La cosa es que Bruce salva al mundo, y lo salva a conciencia, mandando a tomar por el culo a esa estúpida roca que amenazaba a los USA, y por extensión al resto de insignificantes países del globo.

El protegido

Tampoco os voy a contar el final de esta, joder, que es como contaros que Brius estaba muerto al final de El sexto sentido. Mierda. Me ha vuelto a pasar.

Planet Terror



Ya que estamos con los USA, quizá la frase que describe cómo salvó al mundo el militar renegado al que daba vida el bueno de Bruce: "Le pegué dos tiros en el pecho y uno en la cabeza". ¿A quién? Pues al plasta del Bin Laden. ¿Y qué le dieron a cambio? "A cambio, nos rociaron con este virus...". El puto amo. Un hombre con una misión, con un compromiso como... como Ed Harris en La Roca.
Un hombre que lo dio todo por los suyos.

La Junga 4.0



McClane es ya una especie de terremoto que debe impedir que los terroristas de turno acaben por controlar los Yuesei, a mayores, debe hacer de niñera de un frikazo de veintipocos, aguantar al pesado de Kevin Smith y su zulo de mierda, luchar contra un tipo que se mueve como un hamster y rescatar a su hija... y de paso, matar al malo.
En la línea de las anteriores, Jphn McClane demuestra ser ek héroe peliculero definitivo, y ¡qué coño! ¡Se merecía unapelícula como esta! Con más explosiones, persecuciones, tiroteos, y peleas sucias y rastreras que las anteriores.

1 comentario:

Steve Zissou dijo...

Pues he visto todas y algunas varias veces pero me quedo con las de Die Hard q son sin duda obras d arte dentro del cine d accion!!

Bruce, no t mueras nunca!!