domingo, 23 de marzo de 2008

Azotes del gafapastismo

Hoy, en Paranoia con Patatas, os hemos preparado un menú que esperamos sea de vuestro agrado. Hoy hablaremos de esos personajes que, como los miembros de esta redacción, han consagrado sus vidas a la lucha contra el gafapastismo. Personajes que hablan con sus nudillos. Personajes que han hecho de la lucha cobtra el FIB y el cine "cámara casera en mano" (y no hablamos precisamente del porno) su bandera. Hoy hablaremos, de los azotes del gafapastismo, o al menos, de algunos de ellos.


Tras seguir durante meses los encargos de Mac en Carabanchel, Punisher encuentra el "alijo gafapasta", y tras destruir el material apercibe al último superviviente de aquella sesión de cine dogma


Si eres uno de estos gafapastas y has entrado en esta página (pese a que la liga antigafapasta financia nuestras exiguas arcas) tendrás una mera posibilidad de sobrevivir.
Ten clara una cosa. Estos hombres están entrenados para ignorar el dolor, las ocndiciones climatológicas, perseguir a quienes utilicen palabras como cool o trendy, localizar a usuarios reales y potenciales de Mac, oler gafas de pasta a un kilómetro de distancia y a contra viento, y matar con su simple mirada a cualquiera que lleve un iPod cargado de indie...

Bud Spencer


¡Pues no! Y te bajas del carro

Corría el año 1929, mientras en los yuesei afrontaban el catacrack de la bolsa y despegaban con una rasqueta los restos de la matanza del día de San Valentín, en Nápoles nacía un chico destinado a algo grande. Fue campeón mundial de natación, representó a Italia en los Juegos Olímpicos de Helsinki, se licenció en derecho y habla seis idiomas. Su afición a la cerveza Bud y su admiración hacia Spencer Tracy le llevaron a cambiarse el nombre. Hablamos, por supuesto, del genial Bud Spencer. Así que ya sabéis lo que os espera, sucios gafapastas, alejaos de nuestras tierras, y si no, nos enfadamos.


Enrique Bunbury siendo "reprogramado"


Bender


A Bender Bending Rodríquez le gustan tres cosas: la cerveza fría, que las robopilinguis robopilingueen y que los gafapastas mueran. Cuatro temporadas (y en camino una quinta) lo avalan.
Nada de sentimientos estúpidos, ni de metáforas, ni de agua que significa la paz en Irán, ni de empollones, ni de listillos. Simplemente, besa mi brillante culo metálico.

Chuck Norris


Dame dos minutos y le saco la contracultura a hostias


Chuck Norris puede acabar contigo sólo con desearlo. Alza la voz un poco y te hará una visita similar a la que hizo a los hermanos Gallager cuando eran como uña y carne, sólo que no se limitará a obligarte a practicar el incesto. Amigo, Chuck es el arma antigafapasta definitiva. Y recuerda, si fue capaz de poner a los planetas en órbita de una patada, imagínate lo que podría hacerle a tu colección de vinilos.

Ah, y ni se te ocurra huir a tus adorados ochenta. Él también está allí, y puede adoptar la forma de aquello que más amas. Cuidado con los dibujitos de Tintín y la mierda chic de los Picapiedra y de Félix el Gato... porque puede aparecer esto:


Si tu infancia fue una mierda, no vuelvas porque puede ser bastante peor


Ortega y Pacheco


¿A donde vas? Patatas traigo

Ortega y Pacheco son la mayor creación del nunca suficientemente aclamado Pedro Vera, quien les dio vida, como si el mismísimo barro primigenio estuviese moldeando (¡que prosa, que prosa!), y les dotó de unas cualidades únicas. Y llegó un día en que los hijos de la huerta murciana supieron a lo que se dedicarían. Debían acabar con modernillos, poppys, emos, gañanazos y principalmente, la colectividad de los gafapastas. Ortega y Pacheco al rescate.







Harry Callahan


Tú, el de las gafas, a ver hasta donde te llega esto

Seamos serios. Harry odia a mujeres, hippies, asiáticos, judíos, negros y maricones, y los odia por igual. Sería estúpido que no odiase a los sucios gafapastas (a los que ya de por sí odia la mayor parte de la sociedad).

Así que ya sabéis, la próxima vez que veáis un gafapasta, no os preocupéis, hay quien se encarga de deshacerse de problemas como ese.

1 comentario:

Aloia dijo...

Jooooooo tengo mieeeeedoooooooo.......y por qué por qué por qué, Harry tú también?!y tú Bud, tú también?!!NOooooo!!!!
A la Rockdelux pongo por testigo que jamás nadie me partirá los vidrios!toma!