jueves, 27 de marzo de 2008

El pastafarismo

o...
el culto a aquél que no debería existir,
por marrano y por feo, pero sin embargo existe,
y no sólo existe, sino que además piensa,
el Monstruo Volador de Espaghetti


Hoy retomamos nuestra sección sobre ciencias ocultas, sucesos extraños, piroquinesis, psicoquinesis, psicofonías, apariciones fantasmales y otros temas que harían ruborizarse a los investigadores más escépticos. Hoy, en nuestra sección de Casos Para Anormales hablaremos del pastafarismo, y su todopoderosa deidad... el Monstruo Volador de Spaghetti.


Los que han sido tocados por su apéndice tallarinesco lo sabrán mejor que nosotros


El pastafarismo no es otra cosa que una nueva religión, que venera al ya mencionado Monstruo Volador de Espghetti. Es una respuesta al hecho de que en Kansas se aprobase enseñar en los colegios la teoría creacionista en vez de la evolutiva verdad sin paliativos.


¡Contemplad sus apéndices tallarinescos y sus dos albóndigas!


Al principio sólo estaba el Monstruo Voaldor de Espaghetti. Un día, cansado de sentirse sólo decidió crear el universo. Lo hizo en siete días. El primero creó los árboles, una montaña y un enano que sabía realizar magia para entretenerse, y a continuación fue creando todo lo demás, desde los ríos y montañas hasta las estrellas... y por supuesto los fósiles para engañar a arqueólogos y geólogos.



¿Por qué querría este dios engañar a nadie? ¿Por qué ocultar fósiles? Y es que el universo fue creado tal y como lo conocemos hoy. Todas las evidencias sobre evolución, adaptación al medio y demás sandeces del amigo Charles son mentira, nunca han sucedido... esos recuerdos... han sido implantados en nuestras mentes.

El MVE hace que todo parezca más viejo de lo que es en realidad. Por ejemplo, cuando un científico realiza un proceso de fechado por carbono en un objeto arqueológico, podría ver que aproximadamente 75% del carbono-14 se ha desintegrado, por emisión de neutrones, a nitrógeno-14, e inferir que este artefacto es de aproximadamente 10.000 años de antigüedad, ya que la vida media del carbono-14 parece ser de 5.730 años. Pero de lo que el científico no se da cuenta, es que cada vez que realiza la medición, el MVE está ahí, cambiando los resultados con Su apéndice tallarinesco.



Aunque el MVE posee un nombre, éste es tan hermoso y difícil de pronunciar que no sólo mata a quienquiera que lo intente, sino también a todo ser dentro de un radio de 6,0534 kilómetros. Este radio se duplica cuando uno trata de escribir o mecanografiar su nombre. Esto fue hecho a propósito por el MVE sólo para entretenerse.

El calentamiento global, los terremotos, los huracanes y otros desastres naturales son consecuencia directa de que desde los años 1800 ha disminuido el número de piratas. En el sitio de Henderson se presenta un gráfico que demuestra la correlación inversa entre la cantidad de piratas y las temperaturas mundiales. Este componente de la teoría acentúa la falacia lógica esgrimida por los creacionistas de que la correlación implica causa.

Bobby Henderson es el profeta de esta Primera Iglesia Unida del Monstruo Volador de Espagueti (First United Church of the Flying Spaghetti Monster).

El símbolo principal es una cruz, que en vez de tener un Jesús crucificado, tiene un tenedor para comer espaguetis.



Las oraciones a «Él» deben terminar siempre con la palabra «RAmén» en vez de «Amén». Ramen es un tipo de fideo japonés.

En cuanto a otra vida, decir simplemente que los pastafaris tienen muy claro que ésta existe. De hecho, sus dos premisas básicas sobre el cielo son las siguientes:
1. Existen volcanes de cerveza que llegan hasta donde la vista alcanza.
2. Existen fábricas de strippers.

Y esta no es la única ventaja: todos los viernes son fiesta.

¿Y acaso no existe una ley de Dios? ¿Es todo siempre así de divertido? Sh, que ese Dios no existe, merluzo. Pero sabemos a lo que te refieres. Sí, el Monstruo Volador de Spaghetti entregó, en lo alto de una montaña al Capitán Mosey, un aguerrido pirata, las diez tablas que contenían los diez Realmente prefiriría que no. Por suerte o por desgracia, el Capitán Mosey no era un tipo muy diligente (joder, era un pirata, no sabemos que coño se espera de un pirata), y perdió dos de las tablas durante la bajada del Monte Salsa, reduciendo a ocho los Realmente prefiriría que no. Estos son. Palabra del Monstruo Volador de Spaghetti:

1. Realmente preferiría que no actuases como un imbécil santurrón que se cree mejor que los demás cuando describas mi tallarinesca santidad. Si algunos no creen en mí, no pasa nada. En serio, no soy tan vanidoso. Además esto no es acerca de ellos así que no cambies de tema.

2. Realmente preferiría que no usases mi existencia como un medio para oprimir, subyugar, castigar, eviscerar, o... ya sabes, ser malo con otros. Yo no requiero sacrificios, y la pureza es para el agua potable, no para la gente.

3. Realmente preferiría que no juzgases a las personas por su aspecto, o cómo visten, o la manera en que hablan, o... mira, solo sé bueno, ¿vale? Ah, y que te entre en la cabeza: mujer = persona, hombre = persona, Samey = Samey. Ninguno es mejor que el otro, a menos que hablemos de moda claro, lo siento, pero eso se lo dejé a las mujeres y a algunos hombres que conocen la diferencia entre verde mar y fucsia.

4. Realmente preferiría que no tuvieras una conducta que te ofenda a ti mismo, o a tu compañero amoroso mentalmente maduro y con edad legal para tomar sus propias decisiones. Respecto a cualquier otro que quiera objetar algo, creo que la expresión es "jódete", a menos que lo encontreis ofensivo, en cuyo caso podéis apagar el televisor y salir a caminar, para variar.

5. Realmente preferiría que no desafiaras las ideas fanáticas, misóginas, y de odio de otros con el estómago vacío. Come, luego ve tras esos sucios bastardos.

6. Realmente preferiría que no construyeras iglesias/templos/mezquitas/santuarios multimillonarios a mi tallarinesca santidad cuando el dinero podría ser mejor gastado en (tú eliges):
- Terminar con la pobreza.
- Curar enfermedades.
- Vivir en paz, amar con pasión, y bajar el precio de la televisión por cable.
Puedo ser un ser omnipresente de carbohidratos complejos, pero disfruto de las cosas sencillas de la vida. Yo lo sé, para eso SOY el creador.

7. Realmente preferiría que no fueses por ahí contándole a la gente que te hablo. No eres tan interesante. Madura ya. Te dije que amaras a tu prójimo, ¿no entiendes las indirectas?

8.Realmente preferiría que no le hicieses a los otros lo que te gustaría que te hiciesen a ti si te van las... eh... las cosas que usan mucho cuero/lubricante/Las Vegas. Si a la otra persona también le interesa (conforme a #4), entonces disfrutadlo, sacaos fotos, y por el amor de Mike ¡usad un PRESERVATIVO! En serio, es un pedazo de goma. Si no hubiera querido que disfrutarais al hacerlo habría añadido pinchos, o algo.

En definitiva, que esta es una religión como el Monstruo Volador de Espaghetti manda... y al que nos salga con el Unicornio Rosa Invisible lo desollamos, por plasta, que eso no es Dios y no es nada. Por último, un mensaje de nuestros patrocinadores:


1 comentario:

LordVader dijo...

RAmén. :-)

Y no nos olvidemos del Unicornio Rosa.
http://es.wikipedia.org/wiki/Unicornio_rosa_invisible