martes, 18 de marzo de 2008

Gueto Sésamo: La Decadencia

Todos recordaréis Barrio Sésamo. Todos recordáis la pureza de sus personajes. Todos recordaréis sus educativas lecciones. Esto fue así hasta que se destapó una trama criminal apoyada por grupos ultraderechistas.

El escándalo surgió cuando una agrupación gitana dnunció a través de su periódico quincenal, el Nevipens Romani, el que la serie promovía un estereotipo equivocado de los gitanos. Y así resultó ser...



Destapado el escándalo de la segregación racial en las aulas, se suspendió el programa, y la vida de todos y cada uno de sus participantes se truncó... inesperadamente.

Peggy trató de continuar dedicándose al mundo del espectáculo. Rodó algunas películas de dudoso presupuesto hasta que consiguió un papel protagonista... en una película snuff. 1026



La Rana Gustavo, el reportero más dicharachero de Barrio Sésamo, un adalid del buen gusto, el modelo de hijo que todo padre quisiera vio también como su vida se iba a tomar por el culo no mucho después que la de Peggy, llegando a sufrir una fuerte adicción a la heroína. Como todo famoso hollywoodiense, en vez de desintoxicarse como todo el mundo, decidió pasar dos semanas en una clínica donde su imagen fue lavada por completo... Hasta que se destapó el escándalo. Un insensible colgó en Youtube su reacción ante el vídeo de 2 girls one cup.



No contento con eso, Gustavo trató de introducir en su mundillo de tropelías a Rowlf el Perro. Rowlf observó el vídeo y... bueno... a la gente no le caen bien los pervertidos, pero nadie quiere nada con coprófagos.



Tras meses de sospechas, tras meses de seguir a Coco, los federales lograron echarle el guante. Al juez le bastó con ver hasta el 1:59 para condenar a Coco por varios delitos de abusos sexuales a menores en el barrio...

´

Como era de esperar, él lo negó todo, dijo que sabía de buena tinta que había sido Chema, el panadero, que además de pedófilo era yonki, y que él no había hecho nunca nada. Por supuesto, nadie dudó del honrado panadero.

No fue la depravación sexual de Epi y Blas lo que les condenó; de hecho, su situación pasó a ser oficial y contrajeron matrimonio pocos años después de terminar la serie. Sin embargo, la debilidad mental de Blas y sus problemas con la cocaína terminaron por costarle su carrera y su matrimonio, sobre todo cuando Epi fue encerrado por un delito contra la salud pública. Nada se sabe de Blas ahora. Epi sigue cumpliendo condena.



Triki ya había tenido problemas con anterioridad a su paso por la serie. Su personalidad obsesivo-compulsiva le había hecho adicto al juego, posteriormente a las compras, después a la teletienda, al sexo, y finalmente a las galletas. Los productores de la serie le contrataron con el fin de aprovechar esta última adicción. Él aceptó. Y se condenó. Actualmene se encuentra recluído en un psiquiátrico de Móstoles.


www.Tu.tv

En cuanto al Conde Draco, sólo decir que le robaron el reloj en Lavapiés y no llegó a tiempo del club de alterne... Esto fue lo último que vio:



Incluso el pobre Elmo sucumbió a una vida de éxitos, drogas, excesos... y sinrazón. Fue así como se pasó al mundillo Emo. Su vida ya era una mierda, pero antes, por lo menos se lo callaba. Ahora es una máquina de dar lástima ambulante, sin duda, un alma torturada hasta lo más profundo de su ahora oscuro corazón. Aquí tenéis su atroz testimonio.



Sólo quedaba una cosa limpia y pura en el mundo de los teleñecos: el maná maná que tan alegremente cantaban aquellas dos cabritillas rosas. En el mundo seguía existiendo un recodo limpio y puro en el que ocultarse de esa selva de demencia.



Parecía inocente... pero no. Algún rebuscador de basuras lo encontró. Allá por 1968, en Italia se estrenó "Suecia, Infierno y Paraíso". Una película pornográfica anterior a la época de la explicitud sexual absoluta. Aquí nació el maná maná. En una fiesta nudista de suecas en una casa rural rodeada por la nieve. ¡Es que nadie piensa en los niños!



Cuando esto salió a la luz, cuando se supo que el manámaná haía sido extraído de una cinta erótica, ni siquiera sus acérrimos seguidores pudieron volver a pensar en ellos como en ídolos, sino que pasaron a ver a las marionetas de forma similar a la que los perros miran a los chinos. Con una mezcla de eso y eso otro.

Sin embargo, los habitantes del barrio no habían muerto, seguían ahí, con su vida cotidiana, y seguirán hasta que la sociedad los olvide. Una de las cámaras de videovigilancia del barrio captó esto hace una hora... la vida sigue igual.


www.Tu.tv


Nota de la redacción: sentimos si hemos ofendido en algún momento a alguno de nuestros lectores al decir que "nadie quiere nada con coprófagos". Sabemos que es un tema controvertido, y que la gente tiene muchos prejuicios hacia la coprofagia, pero en ningún momento quisimos herir los sentimientos de Rowlf el Perro ni de nadie. Si bien no hacemos nuestras las palabras "comer de lo comido, beber de lo bebido, sólo muere de hambre el estreñido", sí hemos de decir que las respetamos.

1 comentario:

Steve Zissou dijo...

Acabo de darme cuenta q Supercoco iba disfrazado del macaco de Ghost'n Goblins xD