domingo, 4 de mayo de 2008

...because there could be a gremlin in your house

Hoy vamos a hablar de una serie de seres que al principio, cuando los conoces parecen muy salaos, pero cuando los conoces un poco mejor acabas comprendiendo que son unos pequeños monstruítos amantes de lo ajeno, adictos a los estupefacientes, acostumbrados a destrozar cosas, con un sentido de la sexualidad extreñamente desarrollado y que gritan más que hablan. No no vamos a hablar de la redacción de Paranoia con Patatas, sino de unos seres que, de haber sido creados por Isabel Coixet representarían la dualidad del hombre, pero que al haber sido creados por Steven Spielberg... son simplemente... los Gremlins. ¿Ah como? ¿Que ya lo sabías por el título? Bueno, pues nada, los gremlins.

Sí, de pequeños siempre son muy bonitos, pero luego crecen


Los gremlins eran unos bichejos que comenzaban siendo mowais como el de la afoto. Muy majos, peluditos, como osos de peluche que se han gastado el sueldo de un año en colirios. Pero claro, como todo en esta vida (sí, incluso ser actor porno) tiene sus defectos:

1. Nunca puede darles la luz del sol
Este es un problema relativo. La mayoría de nuestros lectores no recuerdan cómo es exactamente el sol, así que para ellos no sería ningún impedimento a la hora de mantener a uno de estos mequeños bichos.

2. Nunca deben mojarse
Bueeeno. Esto nos obliga a ser más cuidadosos... pero nada más eh. En lo que no había pensao el tipo de las tres reglas es que estos bichos tienen más pelo que la bañera de Chewacca y que si ya un wookie olía mal, imagináos un bicho que se pasa el día por el suelo y haciendo cacas por toda la casa... que jamás podrá descubrir lo que son las delicias del agua y el jabón.
Sabemos lo que pansáis... pero es diferente. Nosotros no tenemos tanto pelo y casi no se nos nota.

3. Nunca deben comer después de media noche
Es que si comen después de media noche ya la jodiste. entonces si que ya el regalo es una mierda. Ahora no sólo tienes un peluche maloliente, imposible de sacar a la calle, semi inteligente y con el que hay que tener más cuidado que con un autobús de hinchas de River. Ahora además el bicho es la hostia de chungo y no hace más que intentar matarlo todo.
Bueno, todo todo no lo jodiste. Date cuenta de que te la van a montar tanto como te la montaría un perro cabrón

Por si no lo entendéis, y como referencia obligatoria, este es el trailer de la peli.



Pronto, Mr Spielberg sacó una segunda parte para rellenar ese huequecito que había dejado en nuestros corazones el hecho de que el chino del yogurlado se llevase de vuelta a Gizmo.



Como el bueno de Lucas, Spielberg decidió que en su peli habría más monstruos, y más carismáticos... que diesen lugar a muñequitos, figuritas y similares. Así nacieron:

El gremlin travelo


El gremlin médico que da malas noticias... casi lo prefiero al humano


El gremlin superinteligente


Y no os ponemos una foto del araña porque no hemos encontrado ninguna en la que saliese decente... pero sabemos que es el favorito de los niños.

Pero qué os creíais, ¿que nadie salvo el petardo este de la peli podía hacer frente a estos seres? ¿Acaso Hulk Hogan no está ahí siempre que se le ha necesitado?

SI es que son unos sinvergüenzas


Y en estos tiempos de secuelas, precuelas, antecuelas, cosecuelas, os vamos a hablar de la tercera entrega de esta saga... más violenta, más sangrante, más brutal y sobre todo... más chanante.



Bueno, aquí acaba nuestro post de hoy. Y recordad, la próxima cvez que el horno haga cosas raras, la lavadora deje de funcionar, y oigáis ruiditos... cortad el agua, levantad todas las persianas y buscad bien, porque puede ser que haya un gremlin en vuestra casa.

No hay comentarios: