miércoles, 28 de mayo de 2008

Fauna urbana: los roleros

"El friki no se crea ni se destruye, sólo se transforma."


No sabemos quien fue el que acuñó esta frase, pero una cosa hay que dejarla clara: si algúndía vais por una carretera secundaria y veis a un camión de butano yendo directo hacia vosotros, tiraos a la cuneta, que esos van locos por las secundarias. Bueno, me estaba desviando. Eso que el que acuñó esa frase llevaba razón.

Friki con experiencia 0


La evolución del friki suele venir provocada, tal y como decían grandes estudiosos como Charles Darwin o Mohinder Suresh, por una adaptación al medio. En el caso del friki esto viene determinado por dos factores: el estado de su bolsillo (no es lo mismo estar al rol siendo jugador, que a los comics, que a las magic o que al guarjamer) y al comportamiento del resto de la manada, que si ya han dejado las magic por el rol nuestro friki se va a hacer más solitarios que zambombas, y eso, amigos míos, son muchos solitarios.

Como hablar del friki en su conjunto es un poco complicado, hoy os vamos a hablar de un sólo tipo de friki: los roleros.

El término rolero es utilizado para designar a aquél subtipo de friki que desperdicia su tiempo (¿hay algo más valioso que el tiempo?) en vivir en un mundo imaginario (vamos a recalcar lo de IMAGINARIO) en el que encarna a un personaje (que no es ÉL MISMO) que debe hacer frente a una serie de problemas, también imaginarios.
Por lo general se trata de una de las pocas posibilidades, junto con el IRC, que tienen estas personas para consumar una acto sexual, aunque en estos casos suele ser con elfas, orcas, dríades o pequeños y barbilampiños hobbits.

Pero si está jamelguísima...


Los problemas del rolero varían en función de cual sea su papel en el juego, es decir: si es el master su vida será completamente diferente a la del jugador. Un jugador sólo tiene que sentarse, mientras que un máster vive el rol de otra forma.
Es una lucha de él contra las editoriales y sus productos, que suelen ser "ampliaciones" sin sentido de determinados libros, en las que presuntamente debería aparecer todo lo que necesita, pero nunca nunca nunca aparece, y el máster siempre siempre siempre pica. Además de contener, como dice Anena 3 "recetas de la muerte", los libros de rol contienen tablas tablas tablas, más tablas, dibujitos (¿desde cuando existen libros sin dibujitos?), cálculos para ponerse hechizos chanantes, más tablas coin armas para comprarte y ser el más molón del barrio, más tablas con golpes críticos la mar de putos y hojas para fotocopia... y muchas son cosas que ni siquiera se usan por ser subsidiarias de lo opcional... con lo que una persona medianamente cabal podría pensar que el máster suele comprar por puro vicio o adicción, y esto, queridos lectores, es siempre cierto.

Susana Griso añadiría un "aún" al final


No debemos confundir al rolero con el adicto a las Magic ni a los Guarjamers. Estas son otras transformaciones del friki. Cualquier rolero puede acabar transmutándose en cualquiera de estas dos perversiones, pero poco a poco irá dejando el rol de lado por sus nuevas amigas de dos y tres dimensiones.

Subespecies de jugadores de rol:

La leyenda: ha plasmado todo lo que representa algo par él en supersonaje. es su segundo yo. Y quiere estar en todas partes, volar libre, vivir lo que nunca ha vivido, estar donde nunca ha estado. Suele erigirse en líder del grupo y ser el que primero llega a las partidas. En su vida habitual suele ser un pobre fracasado que se descarga sonitonos y tiene dos cuentas en el WoW, una para jugar y otra para correr la voz de que hay alguien muy bueno y temido en ese mundo del Warcraft.

El cobarde: ácostumbra a tratarse de una degeneración de "la leyenda". Su personaje es importante, tanto que cuantos menos riesgos corra mejor para él. Suele ser el que se compra el arma de mayor alcance de la lista y todo lo necesario para usarla de forma decente.



El exterminador: este es uno que se leyó las reglas por encima, y que sabe que si mezclas Protean en nivel 2 con celeridad en Nivel 5 puedes destrozar a cualquier ser del juego, así que se dedica a correr en pos de estos combos brutales. Estos jugadores, con los años suelen criar barriga y acumular cibernovias, pero no son del todo infelices porque recuerdan a aquél personaje y las grandes tardes que les hizo pasar... lo que nos lleva indefectiblemente a hablar de...

El que ha luchado en mil batallas: contar historias es una cualidad del ser humano que nos distingue de otros animales, como los peces de colores y los temibles osobuzos. Sin embargo, el que sea una cualidad no significa que sea fácil de controlar. A este jugador lo que le pasa es que ha vivido demasiadas aventuras I MA GI NA RIAS y por eso todo le recuerda a "aquella vez". Para cuando has salido de la taberna y ate han dado las ocho de la tarde.

El "susto o muet-te": este rolero sólo vive para darle al vicio en jugos de relativo horror, como puede ser el de Cthulhu o el Vampiro... pero también acostumbra a confundir el horror con el asco. Ya sea por un trastorno infantil o por su afición a pisar caracoles (estos sonlos peores, porque acaban siendo dentistas) se sienten de puta madre cuando describen situaciones que desagraden a su audiencia. El incesto homoerótico e interracial y los desollamientos detallados encabezan su desfile de demostraciones de saber estar y buen hacer.

Antes y después de Vampiro: La Mascarada


El asesino de jugadores: se trata de un jugador tan gracioso como problemático. Sus problemas personales como ser humano (si es que es un ser humano) suelen repercutir en la actividad de su personaje, pero también en las relaciones de su personaje con los de los demás. Su frase preferida acostumbra a ser "¿él va delante? pues le corto la cabeza/le disparo a quemarropa". Un verdadero problema para un máster, pero no dijimos que ese trabajo, además de gastos, de sacrificios, y demás no pueda llevar aparejado también enfrentarse a una carretilla de hostias.

El mueble: este suele dar poco la lata. Su problema de timidez y su incapacidad absoluta para las relaciones sociales le hacen estar en un rincón pensando en otra cosa mientras la acción (I MA GI NA RIA) se sucede. No suele dar la lata. Lo que da es que pensar, porque si un friki se comporta así entre frikis... ¿cuanto tardará en esconderse en su casa hasta ser declarado legalmente muerto?a

La chica: no existe. Si hay alguna por allí a bien seguro es la novia de uno de los jugadores que está harta de que la miren. A los que juegan no les gusta su presencia allí. No pueden parar de imaginársela "vestida" de la misma guisa que a Red Sonja y además no les deja "ser ellos mismos" (se refieren a meterse el puño en las fosas nasales, rascarse la camiseta y quitarse el jersey con el riesgo de que se fije aún más en sus evidentes lorcillas). Es el precio que hemos tenido que pagar, hermanos, es el precio...



El leguleyo: mientras que muchos jugadores no se preocupan por como funcionan las reglas del juego hasta determinado punto, este en concreto es lo puto peor. Todas las aclaraciones a las reglas y todas las situaciones recogidas en papel están archivadas en su pensamiento, y eso les convierte en unos repelentes de la hostia, sobre todo para el máster, que se siente como el profesor de primaria de Stephen Hawking.

El plano: este es el preferido de algunos jugadores y de la clase de descerebrados que hacemos posible este magno blog. Se trata del personaje que no importa, del que lo único que interesa es la cantidad de armas que lleva encima y que de estar jugando en el Mundo de tinieblas siempre querrá ser un hombre-dinosaurio-vampiro-conocedor de la magia que campe a sus anchas con dos katanas de plata y un subfusil "como ese que lleva Angelina Jolie en Wanted, que da vueltas a las esquinas".

El guadiano: este es uno de los típicos. Sólo está presente en un 5% de las partidas. Su personaje es algo así como el borracho del pueblo y suele permanecer en la taberna mientras los demás se van por ahí a partir caras.

Y estos son las diferentes clases de roleros que hay por el mundo, pero aún hay más, vaya que si los hay... en fin, os dejo, que tengo partida de cyberpunk cosas importantes que hacer.

4 comentarios:

novAmaz dijo...

me encanta el blog, y sospecho que alguno de vosotros es del sur de galicia....

puede ser?

Oj0 Poderoso dijo...

Buena selección, aunque el tipo de rolero va muchas veces ligado al juego o estilo de juegos al cuales se dedica.
Aun así, os falta el mas Sacro y Magnánimo de todos: Ej GM, o DM, o como querais denominar al Master

Master:
Ex-PJ y ex-humano, este jugador decidió hacer una partidilla rápida en un día de lluvia (o sol, da igual) y a quedado encallado el las Corrientes del Tiempo del Rol.

Su papel como Master se definió en el momento que consiguió inventar 3 nombres de enanos en la taberna inicial (una buena partida SIEMPRE debe empiezar en una taberna, aunque esté ambientada en un mundo postapocalíptico). Desde entonces, el Rol de Roles (Master) le acompaña. Sus campañas duran un tiempo indeterminado (algunos dicen que siguen la relación "número de años= veces que ha leido El Señor de los anillos".
Los Master acaban tirando dados solos, en casa, inventando nuevos sistemas de atributos propios y los aplican a juegos propios basados en sus mascotas del WOW).

El Staff dijo...

Novamaz, tras comprobarlo te diré que has acertado. Hay un gallego aquí metido, pero no es del todo del sur.
Ooooh, alabado sea el Ojo Poderoso, razón no te falta, de hecho ese final es el típico del Master.

Vildria dijo...

OYEEEEEEEEEEEE
que si existen chicas roleras... YO. No son como la foto... pero soy chica...
Desde los catorce años he sido rolera y mas adelante me converti en master del ars magica, mago, slda, y la leyenda de los cinco anillos...
Las roleras SI exitimos!!!!!!!!