sábado, 17 de mayo de 2008

Cosas que no deberían existir, por marranas y feas pero sin embargo existen: Sexo en Nueva York, la Película

Hace días hablábamos de las secuelas que estaban en camino, poco después comentamos los estrenos zombies que se avecinaban... eran buenos momentos para los lectores de PcP... hoy os vamos a joder el sábado.

Y es que está demostrado que aquí tenemos la suerte del enano, que se fue a cagar y se cagó en la mano, porque por muchos estrenos chanantes, por muchas secuelas de que vengan, no podemos impedir que se estrene esto:

Hostia, puta, cona, pirola, mierda, jodeeeeeer... ¿qué hemos hecho? ¿Qué hemos hechooooooooooo?


En fin. Ya está, que por muchas cosas buenas que pasen nada impedirá a este cuarteto de oligofrénicas copar las pantallas de nuestros cines.

Pero como todos sabéis, por muy malas que estén las cosas, siempre pueden empeorar. Amigo lector, tu quizá no entiendas esto, pero... ¿y los que tienen novia? Sí, lo sabemos, pero hay veces en que alguien que tiene de eso cae por aquí, aunque no os lo creáis...
Los que tienen novia están en una delicada situación... ella ha ido contigo a ver Iron Man. No le ha gustado. Lleva dos semanas dándote la murga... pero... ahora tiene una ocasión para cobrárselo... una ocasión que dura dos horas y veinticinco minutos. Dos horas y veinticinco minutos.

Por si acaso acabas de salir de unencierro de seis años, PcP va a recordarte de qué va esto: va de cuatro señoras (porque no son ni chicas, son señoras) más promiscuas que una mona en celo, con más pasta que El Tío Gilito, que se dedican a ir a sitios "cool", a ponerse ropa de diseñadores exclusivos y a trajinarse a ricos médicos-ejecutivos-abogados-jovencitos-banqueros-publicistas-escritores-actores y cualquiera que cobre pasta y se eche cremitas. Pero la parte de la serie que la ha hecho ganar público es que no hay capítulo en que no se dediquen a comentar mientras comen ensaladas los pormenores de sus kikis.

Su director, David Poland, no contento con haberse fumao una temporada completa de un tirón, y además, en la gran pantalla ha osado declarar esto: "Debemos agradecer a las mujeres (y a los cineastas gays) que nos hayan permitido rodar una película en la que los hombres son tratados como llevan siglos siendo tratadas las mujeres". Bravo, bravo. Después de potorrochocientas temporadas en las que siempre pasa lo mismo, de una serie que sólo podrían ver una banda de cuarentonas...

¡Pero quién cojones quiere ver esta serie!


Además, las tías son todas unas plastas. La Sarah Jessica Parker, que va de tremenda y sólo competiría en belleza con Mr Ed; la viejuna esa rubia que va de femme fatale y le han estirado hasta los codos; la pelirroja del pelo corto, más fea que el prepucio del Fary; y la morena mojigata de la que recientemente ha aparecido un vídeo porno robado en intenné (esto es lo único de esta historia que podrás contar por ahí).

Seabiscuit en el carril dos, haaagan sus apuestas


Estás jodido, amigo con novia. No como el resto de los lectores de este blog, que no sólo no saben que es eso, sino que parecen decididos a casarse con su mano derecha. Pero no desesperes, todo sacrificio es poco cuando se trata de perpetuar la especie humana... y de prepararos para esto:

¡El puto amo!

No hay comentarios: