sábado, 14 de junio de 2008

Las chicas son guerreras; hoy, Alice Abernathy

Continuando nuestro ciclo de chicas que patean caras vamos a hablar de Alice, la prota de una de las sagas peliculeras basadas en videojuegos más rayantes, por malas como el hambre y porque no se aclaran ni a tiros: Resident Evil.



Su primera aparición , así com la historia de su personaje es, cuando menos, peregrian: Alice es una agente de seguridad que escupe fuego y lanza rayos por el potorro (no lo hace pero si se pusiese seguro que aprendería), que vive con su falso marido en una entrada secreta a La Colemena, que no es una prisión, sino una madriguera infestada de horribles muertos vivientes en la que antes desarrollaba su actividad la Corporación Umbrella.

Bajo mi paraguas, aguas, aguas eh eh eh


El tema de la amnesia es otro de esos puntos que chirrían hasta contra el aire, pero bueno, era necesario para sacar adelante el proyecto. La verdad es que nos recuerda al padre de Pepón, que despegó las pegatinas del cubo de Rubik para que cuadrasen. Pues lo mismo, pero haciéndolo peor.

Cuando recupera la memoria se convierte en Mohammed Cojones Cuadrados Bruce Lee y se dedica a repartir estopa, acabando con Perros Zombies, Zombies, y un ser asqueroso con una lengua que se estira, y no, no es ninguno de los miembros de la redacción de PcP.

Pero esta peli termina como el God of War II más jode: en un continuará. Ella se despierta (joder pa la tía que se pasa toda la saga entre durmiendo o amnésica) y sale a la calle para encontrársela asín:



Si la primera aventura de Alice era una paranoia bastante mal urdida, agárrate que vienen curvas. En Resident Evil: Apocalipsis nos encontramos con una trama que simplemente no está ahí, y con una Alice que es la puta jefa, que reparte sopapos como si fuesen garrapiñadas y que se ahostia con cun mostrenco gigantesco armado hasta las cachas.
Os acabo de ahorrar 90 minutos de basura, eso sí, la cinta tiene un par de homenajes que merecen ser mencionados.

Sayonara, argumento


La tercera parte nos muestra a Alice en lo que parece el desierto de Almería, esta vez armada con dos navajotas y com más armas encima que Charlton Heston en un festival hippie. Aquí lo de los homenajes velados es sustituído por los más descarados plagios de otras películas de zombies, principalmente El Día de los Muertos, Land of the Dead e incluso la infame Zombie 3 (¡que casualidad, dos pelis en las que cuervos infectados atacan autobuses escolares!).

¡Que vienen los indios!



Alien iba a tener como protagonista a un hombre hasta que Ridley Scott decidió crear a la Teniente Ripley.
Clarice Starling es un personaje complejo, el alter ego del espectador.
Milla Jovich está buena, y los videojuegos son cosas de pajilleros, frikis y asociales.
Si los frikis quieren una prota que mate zombies mientras da volteretas laterales empapada en agua y con un vestido rojo, ¡que coño! ¡habrá que dársela! Y vaya que si se la dieron, van más de 270 minutos de Alice, y pronto llegarán los siguientes 90.

2 comentarios:

Roger dijo...

No entiendo como no hay comentarios aquí, con lo buena que está la paisana esta...

gilguero dijo...

Normal que no haya comentarios, cualquiera que vea las 3 peliculas se queda sin palabras...