lunes, 28 de julio de 2008

Los gafapastas también leen cómics

No nos gusta meternos en la piel de los gafapastas. Nos sentimos sucios. Nos sentimos corruptos. No en vano, los gafapastas son nuestros enemigos naturales, aquellos con quienes luchamos a diario, el yang que corrompe nuestro puro ying, el nervio dentro del filete de ternera... una nueva lucha entre el bien y el mal.

Y es que el mal tiene gafas de pasta, y también lee tebeos. Exacto. Si embargo no lee los mismos que podemos leer nosotros.

El motivo de realizar un post sobre comics gafapastas es la necesidad de contraatacar. Ellos saben lo que nos gusta. Realmente basta estar con nosotros cinco segundos en una librería para saber qué comics nos gustan. Saben lo de Frank Miller, conocen a Garth Ennis (aunque piensan que es una mierda para descerebrados), saben de la existencia de Straczynski, y de Alan Moore... La verdad es que con escribir estos nombres debería llegar para el post de hoy, no en vano se trata de una especie de Dream Team...

Pero el friki medio no puede decir lo mismo de los gafapastas. ¿Qué puñetas leen? ¿Qué mierda de tebeos se ocultan tras esas portadas al óleo, y en un formato diferente al del comic book? ¿Significan algo esos títulos engañosos?

Hoy, cuando termines de leer el post de PcP conocerás cuales son los cinco tochos de páginas preferidos por los sucios gafapastosos. Sabemos lo que pensais, que sois más felices sin saber nada, nada de nada, que los Ultimates son dios y Brian Hitch su profeta, que donde se ponga Porwer Girl que se quite cualquier otro dibujo femenino, que Los muertos vivientes es algo insuperable... Sí, amigo lector. Pero hay que conocer al enemigo.

Lo primero: ¿por qué leen comics los gadafapastas? Porque es cool. Porque en su rollito escéntrico y estrafalario "es de lo más in". ¿Qué significa esto? Que leen por obligación. Es de chico enterado y sensible leer comics de los que se hablan en los periódicos como si fuesen libros, de los que hagan reseñas en El País o en El New York Times. ¿Que el Times dice que Frank Miller rejuvenece el comic americano con personajes como los de Sin City? Pues hala. Todo Sin City pa la buchaca. Este es el problema, amigos míos. Esto es lo que diferencia a esos gafapastas menos mola de la chavalada molamucho que hace posible esta página: que nosotros leemos comics porque molan. Nos da igual la profundidad de sus razonamientos, lo políticamente incorrecto de lo que intenten transmitir, los supuestos mensajes detrás de las letras (como el que los gafapastas ven en 300, que no dejan de ser menos de cien páginas de piñacos como esteras de gordos), no. Nosotros leemos cómics porque molan. Ver a Jesse Custer matar a Jody con un tablón claveteado mola. Ver a Hellboy chinarse entero y mandar a tomar por culo al monstruo de turno mola. Ver a Batman entollinando hasta dejar hecho unos zorros a Superman mola. Y verle las mameyas y la altanalga a Nancy Callahan en Ese cobarde bastardo mola un cojón. Eso nunca lo podrán entender, por mucho que lo intenten.

Aquí os dejamos lo prometido: cinco muestras de cómic gafapástico.

Agujero negro

Cuando vemos este comic no podemos dejar de pensar en esa gran saga, disponible al completo en el Emule que es la de Weapons of Ass Destruction, todo un referente en cuanto a agujeros negros.
Pero nada tiene que ver. Ojalá... No mentimos si decimos que hemos leído Post-Its que dan más juego que esto. Y que conste que la cosa no empieza mal del todo, con ese grupo de jóvenes que van sufriendo mutaciones y van siendo marginados por la sociedad... debiendo (agárrate agárrate) comenzar a preguntarse por cómo ha sucedido todo, quienes son, cual es el origen de su mutación y pasando a lamentarse y autocompadecerse durante todas y cada una de las páginas del puto tebeo.

Cuantos sentimientos encontrados...


Maus

Sí. Exacto. Ahora es cuando empezáis a odiarnos.
Maus, la historia de un hijo y su relación con su padre, la historia de su padre y su madre en un campo de concentración.
Llevais desde el día que comprasteis esto y lo pusisteis en la estantería pensando que era una obra maestra, que era un viaje interior que intenta unir presente con pasado, la exploración de unas circunstancias trágicas, una reflexión sobre los que sobrevivieron y los que murieron, un intento de superar un abismo generacional provocado por algo más que la edad... y en PcP os decimos lo siguiente:
Una polla como una ollaaaaaaaa
Infumable, aburridísimo, un truño, sólo apto precisamente para gafapastas. Es que no hay otra forma de decirlo.
Seguro que habrá quien lo compare con La vida es bella o La lista de Shlinder, y nosotros tendremos que decir "¿véis?".

Ratones... ¡qué simbólico!


Píldoras azules

Este sí que no. La verdad es que si estáis leyendo esto es porque pensáis que puede tener algo que ver con Matrix (con la uno, que el resto son una mierda, salvo el corto aquél del Último vuelo del Osiris, en el que se le veía el culo a la jaca aquella), pero no. Nada qué ver.
¿Son píldoras con algún rollo estilo P. K. Dick, o algo de superpoderes? ¿Sale Flubber en este cómic? No. Se trata de la autobiografía de Frederik Peeters, centrada en su relación con su mujer y su hijo enfermos de SIDA que deben recurrir a una terapia triple para sobrellevar las cargas que descansan sobre sus hombros.
Lo peor de todo es tener que aguantar al trío calavera cada vez que empiezan con su rollo de "nunca te olvidaré", "te quiero", y toda esa matraca. Hace que echemos de menos a los mutantes de Agujero Negro.
Si fuese una película, Píldoras Azules se emitiría una tarde de sábado en Antena 3, justo antes de Tocado por un ángel.

Para que fuese tragable de estas aguas deberían surgir dos Cthulhus


Metralla

Por fin, pensaréis, uno con un título como dios manda. Y un cojón de mono. Nos vamos de Irán a Israel, donde un joven taxista comienza a ver indicios de que su padre ha podido fallecer en un atentado terrorista (piñas, pensaréis)... formándose un triángulo amoroso en la sociedad Israelí.
Para uno en el que teníais esperanzas y os hemos dado por el culo.
Más allá del título es una basura. De hecho, de no ser porque todos esos tipos con chaquetitas de pana y gafas de pasta hacen cola para ver cualquier mierda que tenga que ver con Israel no lo habría leído de puta madre. Eso sí, a los israelíes los odian porque oprimen al pueblo palestino, y ese razonamiento está muy in hoy en día, y no pisarían ese país por nada del mundo no sea que les confundan con patos de feria.

Que bonito es todo lo israelí


Persépolis

El premio gordo. El cómic gafapasta por excelencia. Persépolis, una historia sobre la transición al régimen islamista de Irán contada por Marjane Satrapi.
Nada de Metrópolis, ni de 300, nada de tiroteos, nada de épicas batallas, nada de un buen dibujo (llegando al punto en que se extraña a Rob Liefeld), eso sí, un tema muy en voga hoy en día.
Este es el ejemplo por ontonomasia de lo cómo se comporta un gafapasta ante un comic book. Persépolis narra la misma historia que vemos todos los días, pero con un resultado contrario a lo que vemos día tras día en televisión, donde todo lo islámico está de puta madre, y todo lo occidental es una puta mierda.
¿Y qué carajo hace un gafapasta, esos tipos que se pasan todo el día repitiendo lo que han oído en la puta ltelevisión para parecer interesantes? Pues lo compra y lo lee. ¿Por qué? Porque es lo que se espera de él. Eso, y que lo proclame a los cuatro vientos, pa que se vea lo sensible que es y lo alternativo e indie que es leer tebeyos.

Un corto de caña, mesero


Ya pasó, venga, ya pasó, ya está, estas monstruosidades no volverán a molestarte.

Y una cosa más, amigo lector. Si has leído cualquiera de estas basuras obras y te ha gustado, cágate en nuestras madres, deja de leernos si quieres, sal a la calle a discutir con alguien más bajito que tú, pero principalmente, pregúntate si te gustan porque molan o porque tienen que gustarte.

Nota: los posteadores de PcP son profesionales y están entrenados, las lecturas que llevan a cabo para poder redactar sus posts precisan de años de entrenamiento mental y de no comerse un rosco en tiempo del largo, es por esto que no debéis intenatar imitarlos en casa o en la escuela, porque esto va muy en serio, Do Not Try This.

3 comentarios:

the Daydreamer dijo...

He descubierto otro que esta a la altura de los que habeis puesto: Ghost World. Con version peliculera incluida. No creo que haya leido un comic mas aburrido en mi vida y ni siquiera se deleita en una bolsa volando como un Lars Von trier cualquiera...

Difundid la noticia para que nadie tenga que volver que sufrir lo que yo...

suguru dijo...

Hombre de los que se han comentado, debo decir que "Maus" está bastante bien, amén de estar basado en el propio periplo de los padres del autor.

Y de Ghost World, bueno el comic me da igual, pero la peli tiene su aquel, con una Scarlet Johanson primeriza y su compañera bien presentada xDD

Fernan dijo...

Hombre, si esperabas un cómic de superhéroes e historias fantásticas entiendo que te haya aburrido, pero me parece que "Maus" y "Persépolis" no te los has leído muy bien ni te has enterado de gran cosa.