martes, 8 de julio de 2008

Mitos de la farándula: CM Punk

Hoy vamos a hablar de Pressing Catch, en concreto del actual campeón de los pesos pesados: CM Punk.



Ex campeón de la ECW y actual campeón de los pesos pesados, CM Punk es uno de esos tipos peculiares de la WWE que nunca acabas de saber si debe caerte bien o mal... si mola o no mola... y tenemos que decir que mola. Mola por el logo de Pepsi de su hombro izquierdo, que se tatuó en la universidad. Mola por el logo del Comando Cobra, de los GI Joe, que se tatuó en el hombro derecho. Mola por el tatuaje de "la suerte es para los perdedores", por el de "no necesito un lema", y por tener los nudillos adornados con las letras D-R-U-G-F-R-E-E.

¿Pero qué tiene él que haga que le dediquemos un post? Pues tiene algo que tú tienes, querido lector. Era un friki. De la hostia.

¿He sido yo?


CM Punk es un ejemplo, Billy, una esperanza para tí y os tuyos. CM Punl logró pasar de ser el víctima de la clase a ser un pedazo de machaca que conoce cien mil formas de descuajaringarte el cuerpo. Y lo ha hecho sin tener que recurrir a residuos tóxicos... muérete de envidia, Melvin.

Muy bien, un friki... pero ¿cómo llegó un luchador aclamado, pero relativamente de segunda fila, a hacerse con el Campeonato de los Pesos Pesados, el más prestigioso campeonato de la WWE, que obraba en poder de Edge, quien se lo arrebató al inamovible Undertaker?

La carrera de CM Punk hasta el campeonato comenzó en Wrestlemania 24, cuando participó en la lucha por el Money In The Bank.

Johnny Nitro, Carlito, Shelton Benjamin, CM Punk, Mr Kennedy, MVP y Chris Jericho lucharon por el maletín en una batalla con sillas sencillamente mundial. El maletín viene siendo la llave hacia cualquier título, pudiendo ser canjeado por un combate contra el campeón en cualquier momento y en cualquier lugar.







El maletín era suyo. Ahora sólo quedaba esperar el momento. El momento llegó hace 7 días, poco después de que Edge recibiese una visita inesperada...




Hail the king, baby. A ver cuanto dura este pedazo de luchador con alma de friki en posesión del campeonato. Dure lo que dure, querido lector, hoy has aprendido una valiosa lección que puede cambiarte la vida (o puede que no): hay esperanza.

No hay comentarios: