viernes, 15 de agosto de 2008

Choques culturales; hoy, Italia

Hoy retomamos nuestra sección sobre choques culturales, la sección que nos permite acumular demandas en otras jurisdicciones al tiempo que internacionalizamos los conflictos. Hoy le toca el turno a “la bota de Europa”, es decir, a Italia.
Podríamos hablar sobre la historia de Italia durante días. Que si Julio César, que si Marco Antonio, que si las mameyas de Cleopatra, que si Astérix y los irreductibles galos, que si las traiciones, la democracia, Máximo Décimo Merilio, que si Espartaco, que si las carreras de cuádrigas… ¡horas, y todos detalles frikis como las camisetas de un programador informático!

Su población está compuesta por un 35% de buitres carroñeros, un 15% de chulos piscinas profesionales, un 15% de canis y jessis, un 20% de tipos con el ego muy subido aunque den puta lástima, y un 15% de seres humanos, que curiosamente coinciden con el porcentaje de estudiantes erasmus que hay por allí.

En cuanto a las aficiones de los italianos son dos: hacerse los interesantes hablando con su puto acento de mierda mientras le entran a tu novia, y entrarle a tu novia mientras se hacen los interesantes con su puto acento de mierda.

Este país es conocido por sus coches, que pueden ser de lujo o muy pero que muy malos, sin términos medios, y por tener unas carreteras plagadas de gilipollas a quienes no deberían dejar ni subirse a un tren o un tándem.

Pero vamos a lo importante... ¿Italia Mola o No Mola?

La pasta

La más clara de las pruebas de que Italia es un país lleno de solterones fracasados que se creen supermodelos es el hecho de que allí sólo se come pasta, que es la comida más fácil de hacer después del bocata de pan con pan o el batido de aire.
Sin embargo, pese a la facilidad en su elaboración, la pasta italiana es la hostia. Con su tomatico, con su quesito rallao... la responsable de que los frikis seamos como somos... unos marranos.

Unos marranos


La pasta MOLA.

La mafia

Vitto Corleone, Luca Brasi, Tony Soprano, todos ellos con raíces italianas, y todos ellos unos auténticos máquinas. Probablemente sin los genes italianos, la mafia jamás habría llegado tan lejos (bueno, salvo si tuviese genes vascos, en cuyo caso podrían llegar a donde quisiesen, incluso a cruzar la ría de Bilbo a nado en el más frío de los inviernos).
Sus historias de camorra, omertá y ofertas irrechazables hacen que Italia se gane una pizca de nuestro respeto.
La mafia MOLA.

Los Blue Man Group son un plagio descarao de los pitufos... y los pitufos son un petardo


Bud Spencer

Estáis hasta los cojones de que os hablemos del gran Bud, quien debería derrocar al papa e instaurarse puto amo del mundo, así que no nos vamos a extender nada.
Bud MOLA.

Los aspirantes a modelo

Italia tiene un rollito de "soy un chulo piscinas y te voy a hacer más cosas que a los de Guantánamo" que da verdadero repelús.
Además de ser importadores mundiales de gomina, y de solariums, los italianos importan al mundo ese acento mezcla de argentino y latín, que es verdaderamente deleznable.
Por favor, italianinis de los cojones, aprended del Staff de PcP, que son unos tíos que no renuncian al buen rollo y no por eso dejan de bajar bragas con sólo chasquear los dedos. Ah, y una cosa más, al que nos toque los cojones, le partimos la cara y nos follamos a su hermana.
Los aspirantes a modelo NO MOLAN.

Las camisetas ajustadas

Si eres italiano y llevas una camiseta menos transparente o menos ajustada que un condón, no estás siendo un auténtico italiano, aunque andes como una loca o lleves el pelo tan atrás que se te vea el cartñon en la frente.
Esta especie de fiebre por las transparencias masculinas y el llamado "marcado de lorzas" creemos que viene del día en que la ropa masculina italiana de la nueva temporada se perdió, obligando a los hombres a vestir como sus señoras. Nunca se habían vendido tantos tangas como aquél año.
Y el fútbol no es ajeno a este fenómeno, estando ya casi por completo instauradas las camisetas de marcas como Kappa o, sobre todo Diadora, que nada dejan a la imaginación, y contra las que todos los jugadores arremeten cada vez que pueden por ser más incómodas que un cilicio.
Las ropas ajustadas NO MOLAN.

Silvio Berlusconi

Un enano napoleónico tan memo, tan votado, tan mafioso y tan jodidamente tronado no puede traer nada bueno. Aún recordamos con cariño aquél artículo en que uno de los médicos de Il Cavaliere señalaba que se trataba de un hombre genéticamente perfecto, a quien la fuerza y el vigor sexual le acompañarían hasta bien entrada la centena.

De aquí viene la expresión "sonrisa de gilipollas"


Il Cavaliere NO MOLA.

El Coliseo romano

Si aquí los domingos son una mierda, que no echan nada por la tele, que el fútbol es todo por Pay per View, que está todo cerrao, y que además, en verano hace un calor que te cagas, en Roma eran la hostia. Porque los domingos te ibas al coliseo y veías como se daban de hostias con armas de verdad una serie de individuos cuya muerte iba a regocijarte... y si tenías suerte, igual te ibas con una barra de pan para casa.
Tal escenario de sangre y destrucción MOLA.



Santino Marella

El más ridículo de los luchadores de Pressing Catch, el hombre que ha perdido en su combate contra Beth Phoenix hace dos semanas y ahora sueña con tirársela (que tampoco es mala compra eh, que no es que Santino esté hecho un killer del catre), el tipo que ya ha debido de ser vapuleado por todos los integrantes del vesturario de la WWE, el tipo que es superior por ser italiano.
El plasta de Santino Marella NO MOLA.



Y hasta aquí ha llegado nuestro repaso a otras "culturas de hoy", que ha terminado con el resultado de 4 a 4, lo que implica que ni mola ni deja de molar, sino que "ni fú ni fá". Es ahora cuando debemos recurrir a los lectores para el desempate... ¿Italia Mola o No Mola? ¡Queremos razones!

5 comentarios:

anakyn dijo...

La Mafia y Bud Spencer deberían puntuar doble.

Pau dijo...

Internacionalización de conflictos!!!! ^__^ está muy bien, pero si el Estado es parte actuando con iure imperii en cuenta in parem non habet imperium y la soberanía

Oj0 Poderoso dijo...

Creo que Italia molaba en otra época.
Mis garbeos por allí me ha demostrado un nuevo concepto del machismo y la chuleria prepotente social. Los % indicados para los tipos de individuos son bastante exactos, si bien es facil medirlos por la calidad de las gafas que todos llevan en la cabeza, haga o no sol.

Anónimo dijo...

Definitivamente italia no mola,no mola que los chuloplayas vayan siempre dolcegabanaos, con aires de supermodelaje y con menos sustancia que una pizza margarita,por no hablar de las italianas, todas p*tas,unas calienta ombligos del copon,y encima esta super-razinger....definitamente NO MOLA

Recluta dijo...

Citando a los clasicos:

Hank Scorpio: Homer ¿cual es tu país menos favorito: Francia o Italia?

Homer: Francia

Hank Scorpio: Ja. No hay ni uno que diga Italia...