domingo, 31 de agosto de 2008

Ciclo payasos: Krusty

Continuamos con este surrealista ciclo sonbre payasos. Despedimos el mes de agosto dedicándole el post de hoy al payaso cuyo nombre más veces habéis escuchado en vuestras vidas. Cierra el mes el ídolo de Bart Simpson: Krusty.

Krusty el Payaso en una foto de archivo


Lo que quizás no sepáis es que Krusty el payaso no nació con Los Simpsons, sino que su personaje fue forjado en el Show de Tracey Ullman, en 1989. Este programa sirvió de escaparate para Los Simpsons antes de que se les dejase vivir libremente en su propia serie de televisión.

Los Simpsons en el Show de Tracy Ullman


Herschel Shmoikel Pinkus Yerucham Krustofsky (en hebreo: הרשל פינחס ירוחם קרוסטופסקי‎) desafió a su padre, un rabino ultraortodoxo, cuando decidió cumplir su sueño y dedicarse al mundo del espectáculo como payaso. Aunque es el conductor de un programa de televisión rodado íntegramente en Springfield, el sol no se pone sobre los territorios cuya fama abarca, relacíonándose con actores y showmans de talla mundial y siendo invitado a ceremonias como la de los Oscar.

Al igual que El Payaso, de la Hora Chanante, oculta bajo su fachada dicharachera a un hombre con problemas con la bebida, el juego, las drogas, las armas de fuego, el alcohol, la pornografía, que no se habla con su padre ni conoce a su hija (si es que tiene sólo una, algo que él mismo tendría que comprobar para saber). Es decir, que es un mamón.

Señorita, busco metales


La persona de Krusty no sólo sabe explotar su show televisivo, del que destaca el espacio de dibujos animados de Rasca y Pica, sino que también posee una línea de merchandising que va más allá de cualquiera conocida (exceptuando quizás a las que se sacan de la manga Tim Burton y George Lucas), una línea de restaurantes de comida rápida diseminados por todo el país, un campamento de verano dirigido por una banda de desaprensivos que rivaliza con la que forma el Staff de este blog, e ingresa dineros a través de la publicidad y de sus apariciones en todos los espectáculos en los que puede.

Y si tienen algo de comer también lo aceptaría


Nuestro particular Krusty el payaso también goza de gran popularidad. Actualmente ejerce las labores de seleccionador nacional.



Bueno, pues aquí acaba agosto, aquí acaba el ciclo sobre payasos, pero no quisiéramos cerrarlo sin dejar clara una cosa: el insulto "payaso" es, quizá, el insulto más ofensivo que puede haber, así que ya sabes, cuando quieras faltar déjalo salir.

No hay comentarios: