viernes, 5 de septiembre de 2008

El videorreportaje; hoy, crecí en los 80

Quienes hayáis leído esta página desde hace algún tiempo tenéis claro a qué generación pertenecen, en su mayoría, los miembros de esta redacción. La verdad es que crecimos en los 80, y podríamos estar horas hablando nostálgicamente sobre payasadas sobre aquellos gloriosos tiempos, en los que llamabas a atus amigos por teléfono y, si no estaba en casa, te jodías y tenías que esperar a que llegasen pa que te dijesen que sus madres no les dejaban bajar a jugar... Pero no vamos a hacerlo, porque hay quien ya lo ha hecho por nosotros.



Os dejamos la letra, para que podáis disfrutar con un karaoke def:

Quiero comprarme un Delorean,
para viajar años atrás.
Cuando los trufas de Sabrina
tenían más poder
que Alianza Popular.
Nos poníamos palotes con la Bombi y Miriam Díaz Aroca,
con mi mano loca hago zas
y te pego en toda la boca;
nos jugábamos la vida
magullándonos los codos y rodillas,
en columpios oxidados con aristas
y en un suelo de gravilla.
El Bic naranja escribe fino,
el Bic cristal escribe normal,
devora anuncios en tu Telefunken,
no hay mando pa’ cambiar canal.

¡Yo, crecí en los ochenta
y sobreviví!
Haciendo la grulla de Karate Kid,
Yo, crecí en los ochenta
cantando Parchís.
Elásticos rojos y parches de Kiss,


Sin CD, ni DVD, ni TDT,
ni yo que sé,
vuelve a poner el CinExin,
juega al Simon o pinta un nardo
en el Telesketch,
la diversión no tiene fin.
Te ponías tocinete devorando Tigretones y Phoskitos,
caramelos chimos, gusanitos, petazetas y conguitos,
aliñamos la ensalada con un buen chorrito de aceite de colza.
Nos quedamos medios calvos de tanto Filvit champú
en nuestra cabeza.

Carta de ajuste en UHF,
y en la Primera el Uno, Dos, Tres.

¡Yo, crecí en los ochenta
y sobreviví!
Haciendo la grulla de Karate Kid
Yo, crecí en los ochenta
cantando Parchís.
Elásticos rojos y parches de Kiss.

Eso dentro de tu culo no son bolas chinas,
son chinitos de la suerte.
Naranjito y su pandilla no merecen otra cosa que la muerte.
MA, Barracus, Phoneix, Murdock y Hannibal nunca se rinden.
No te quites del cerebro la canción We Are The World, We Are The Children.
Por poco más de 5 duros,
puedes comprarte un Frigo Pie.
Por el poder de Grayskull yo te juro
que el cubo de Rubik completé.

¡Yo, crecí en los ochenta
y sobreviví!
Haciendo la grulla de Karate Kid.
Yo, crecí en los ochenta
cantando Parchís.
Elásticos rojos y parches de Kiss.


Grandes tiempos, grandes tiempos, ahora no, ahora vivimos de recuerdos y de gilipolleces... bueno, por lo menos nosotros, quienes leeis PcP, y el gran Grrrr, soberano de Omicron Persei 5.

Mañana más, capullines.

2 comentarios:

Musrha dijo...

Larga vida al Reno Renardo.

esterilidad dijo...

Muy buen post! felicitaciones por tu blog
saluditos