domingo, 28 de septiembre de 2008

¿Homenaje o plagio?

"Amo City on fire, y tengo el póster colocado en una de las paredes de mi casa. Es una película maravillosa. Robo de muchos largometrajes, un poquito de cada cinta que se ha hecho. Los grandes artistas roban, no hacen homenajes."
- Quentin Tarantino en Quentin Tarantino: The Cinema of Cool.



Os vamos a contar una película. Esto es un policía que se infiltra en una banda de ladrones para desbaratar un atraco a una joyería que estos últimos pretenden llevar a cabo. En el desenlace, el líder de la banda acusa al protagonista de ser un traidor ante la oposición del componente más veterano, provocándose un fuego cruzado que acaba con todos los implicados muertos.

¿Os suena?

Claro que os suena, mendrugos, estamos hablando de la famosa City on fire, de Ringo Lam.

No es que Tarantino tomase la idea. Para Reservoir Dogs, Tarantino copió estética, uniformes, nombres de personajes, e incluso diálogos. Es curioso que prosperase, más que nada porque esto ha llevado a Quentin a soltar frases como la que encabeza este post y ganarse una legión de fans.

Influencias clarinetas

John Woo



Otro de esos tipos que sirvieron de absoluta inspiración para nuestra celebritie de la semana es John Woo, y no se puede hablar de éste tipo sin que por medio aparezca Chow Jun Fat. A Better Tomorrow, The Killer, Una bala en la cabeza, son cintas de sicarios, gángsteres y violencia brutal y desmedida, sin ningún elemento cómico o ajeno que te permita abstraerte de ella. A Tarantino le encanta, pero gusta de meter por medio algún detalle que alivie la tensión con un poco de comicidad.
Podemos decir que las escenas de tiroteos de las películas de Tarantino y las de John Woo son iguales. El mismo sonido, la misma imagen, el mismo desenlace. Obviamente Woo hace años hacía pelis con muchos tiroteos, pero en esencia, los cercanos, eran iguales que los de Tarantino.
La realidad es que John Woo debería estar todavía lamiendole el ojal a Quentin, porque en cuanto corrió la voz por Hollywood de que era el puto amo, empezaron a llegarle cosas como Face-Off o Misión Imposible 2, que son basura, pero dieron de comer a la familia Woo.

Shaft

Do you wanna see Shaft? Better ask yout mama...



"Who's the black private dick that's a sex machine to all the chicks? Shaft!"
Si hay un personaje que se haya ganado a Quentin Tarantino ese es John Shaft. En general, el cine de tarantino bebe diariamente de la llamada blacksploitation de principios de los setenta, no en vano, la que muchos consideran la mejor de sus películas es un plagio (¿u homenaje?) de "cienes" de pelis del género.
Pero Shaft merece una mención a parte. Casi todos los personajes de Tarantino, pero fundamentalmente, todos los negros (lo que nos lleva a Samuel L.Jackson, el tío que mola) tienen algo o todo del detective privado que se dedicaba a limpiar de italianinis el barrio de Harlem. Personajes con frases lapidarias, decididos, serios, "hotter than Bond, cooler than Bullit" y que se encabronan a la mínima. Los negros de Tarantino son todos Shaft.


Antes de irnos, os vamos a recordar otras escenas de otras cintas, a ver si os recuerdan a algo.

La chica que va conduciendo, llega a un semáforo, se ve un plano del que cruza la calle, se ve un plano de la cara de la chica, el que cruza la calle la detecta... no sabemos si os recuerda a alguna cinta de Tarantino.
- Psicosis (Alfred Hitchcock)

Un tipo entra en una habitación llena de enemigos con una pistola, y antes de acometer contra ellos, recita un versículo de la Biblia extraído de Ezequiel 25:17.
- Abierto hasta el amanecer (Robert Rodríguez)

Un personaje que es un auténtico profesional de la mafia ayuda a la protagonista a descuartizar muertos y deshacerse de los cadáveres, y que se despide de los protagonistas con la frase "en tu futuro... veo un viaje en taxi".
- Nikita, dura de matar (Luc Besson)
- La zona muerta (David Cronenberg)

Una terrible apuesta entre un jugador sin un chavo y un hombrecillo extraño pero poderoso. La apuesta consiste en encender un mechero Zippo eces seguidas a la primera, cada vez que lo hiciera mal le cortaría un dedo."
- Alfred Hitchcock preseta... El hombre del sur

Un espadachín llanadi Hattori Hanzo, interpretado por Sonny Chiba.
- Hattori Hanzo: Kage no Gundan, serie japonesa de los ochenta.

El artista marcial del chándal amarillo, el artista marcial con antifaz negro, y el artista marcial que es acorralado por un aluvión de oponentes armados en una casa de madera de estilo japonés para darles para el pelo a todos.
- Hablamos siempre de Bruce Lee, en Juego con la Muerte, El Avispón Verde, y Karate a muerte en Bangkok.



El maestro mandarín que somete a sus alumnos a un despiadado entrenamiento, con sus ropas tradiciobales chinas, y que se mesa las barbas con un gesto pomposo.
- Master of the Flying Guillotine (Wang Yu)


Y si nos ponemos, esto es un no parar... pero no tenemos tanto tiempo, ahora sólo queremos saber qué opinan los lectores... ¿homenaje o plagio?

3 comentarios:

novAmaz dijo...

Tarantino es el mas avispado, me recuerda al ya legendario William Gates III

¿Homenaje o Plagio? Pues no sé si existe alguna clase de demanda contra él, por tanto debe ser que los autores originales lo toman como un homenaje... o algo...


Saludos friquis

Kal Zakath dijo...

Bueno, Quentin conocía los ingredientes y se dedicó a cocinar lo que queríamos ver. Tampoco está tan mal que los use para entretenernos, pero al menos que no lo haga con cosas como Kill Bill 2 o lo que a mí me parece un bodrio: Death Proof. (Y lo siento para el que le duela pero es un mojón de película).

ziras_art dijo...

Death Proof, pero menudo truño de película, aun por encima tiene los santos cojones de: http://www.blogdecine.com/2008/01/26-quentin-tarantino-prepara-un-remake-de-faster-pussycat-kill-kill

si amigos! los santos cojones, como si no la hubiera explotado ya bastante.