lunes, 1 de septiembre de 2008

Videojuegos chanantes: The Last Guy

Hoy os vamos a comentar un jueguecillo disponible por ahora tan sólo en PlayStation Network. Se trata de "The Last Guy", el esperadísimo juego de supervivencia en un mundo hostil.



Una luz cegadora procedente del espacio exterior impactó nuestro bello planeta, convirtiendo a todos aquellos que se hallaban expuestos en zombies. Tan sólo los que se encontraban refugiados en sus hogares, con las persianas bajadas sobrevivieron al fatídico momento. En definitiva, que se lió parda.

¿Qué hacemos? Pues seguir el consejo de Shaun e irnos cagando leches al Winchester... o enviar a alguien a recoger a los supervivientes y llevarlos a un lugar seguro para que sean recogidos por las fuerzas de rescate.

Este es el argumento básico de The Last Guy, el jueguecito del que hablaremos hoy. Qué decir tiene que de suceder algo así, los de la redacción de PcP nos salvaríamos todos, que por algo estamos todo el día o follando o jugando a la consola...

Este juego viene siendo una mezcla de la famosa serpiente (el juego ese con el que te salieron callos de sostener el nokia ladrillesco) y el Pac Man (ya retirado por promover entre los más jóvenes el consumo de sustancias estupefacientes) en el que debemos hacer una cadena humana que habrá que llevar a un punto seguro antes de que los zombies se los cruspan.




¿Por qué estamos hablando de esta presunta bazofia aquí? Pues está claro que por muchas cosas:

1º. Sus gráficos. Ni HD, ni Blurei, ni pantallas de plasma, ni calidad digital... ¡realidad unida al juego! ¡realidad! ¿Cómo se le llama a esto? Se le llama MES TI ZA JE, y es la polla.
Exacto, son mapas del Google Earth... ¡tachán!

2º. El idioma. Sólo conocemos a dos personas que pueden entenderlo. Uno de ellos es Apu Nahasamapetilan, y es un dibujo animado; el otro es el Gran Khali, y no sabe leer. De todas formas, pese a estar en indio, viene subtitulado al castellano, lo que le da un toquecillo grindhause que ahora está muy de moda.

3º. El objetivo. Cada nivel nos obliga a rescatar a un número determinado de supervivientes. Aunque os caigan mal, aunque vivan en el edificio de tu ex, aunque los odies, rescatarlos es interesante. Y es que cuanto más larga sea la hilera, más graciosidad tendrá el juego, y cuanto más larga sea, también crecerá la energía con la que contarás para ir pegando brincos por ahí.
Otro detalle que termina por ser la risión es el que haya algunos VIPs escondidos en los edificios, y que al rescatarlos te dan más puntos. En la redacción queremos pensar que son playmates desesperadas y colegialas gemelas chinas. Imaginadlo vosotros también, vuestra experiencia de juego será la polla.

4º. Los poderes. Jooooder, es que no oe lo había dicho. ¡Que sois "the last guy"! Es decir, el último gañán, y eso hará que tengais una serie de poderes. Así por ejemplo podréis hacer zoom y ver las cosas más grandes (este es un pelín regulero), correr (muy rico), reagrupar a los supervivientes, y visión térmica, para ver a los supervivientes en los edificios perdiendo de vista a los zombies.

5º. Los regaletes. Por de entre los edificios nos iremos encontrando items con los que paralizar a los zombies, ser invisibles, teletransportarnos, convertir el agua en vino y todo lo que sos podáis imaginar.

Así que ya sabéis, si queréis daros al vicio con un juego cojonúdem, ¡ahora es cuando!

Un último dato: por 8 euros seguro que has comido mierdas peores que esta.

3 comentarios:

ShaneLee Lane dijo...

Jajajajajaja, pues me lo voy a bajar simplemente para daros la razon, y por pensar eso que los VIP'S son playmates desesperadas ^^

Un saludo emparanoiados ^^

<3

Musrha dijo...

Lamentablemente no tengo una PS3... pero me lo apunto para cuando la tenga xDDD

Saludos

Recluta dijo...

La musica es crispante a mas no poder, una especie de mezcla entre Streef of Rage y Palomitas de maiz.