jueves, 9 de octubre de 2008

Pelis que molan: Golpe en la Pequeña China

El señor Shen, propietario de un autubús y guía turístico, se encuentra en el despacho de su abogado preparando su defensa. Alguien ha hecho saltar por los aires una manzana de la Pequeña China de San Francisco, dejando en su lugar, tan sólo, una nube de humo verde. Es entonces cuando Shen se decide a narrar la historia de Jack Burton y su camión.



La cosa es que Jack Burton, un camionero buscavidas que se gasta todo lo que gana apostando al Mahjong en la Pequeña China de San Francisco, se va un día con su colega Wang Chi al aeropuerto a recibir a la novia del chinorri, que es una jamelga asiática de ojos verdes.

Y si los malos tienen a la chica, ¿qué deben hacer los protas? Rescatarla. Para ello deberán sumergirse en los bajos fondos de la comunidad chinorri, donde lucharán contra bandas callejeras, poderes mágicos, luchadores legendarios, y Lo Pan, un tiparraco de 2000 años (año más año menos) más maldito que el local que tenemos debajo de la Redacción y que debe casarse con una jaca de ojos verdes y después sacrificarla para recuperar su aspecto juvenil.



Las escenas de lucha, curradísimas; los personajes perfectamente delimitados, los enemigos, sobre todo los enemigos, y dentro de éstos los temibles "tormentas", tres gañanes con sombreros pajizos y poderes sobre la electricidad (bueno, sobre la electricidad dos, porque uno lo único que sabe hacer es inflarse y ponerse feo... sirve para escapar de un "abrazo del oso", pero para nada más), y que etan tan cojonudos que no había dos ni siquiera parecidos... Por otra parte, el personaje de Kurt Russell es uno de esos héroes que se ganan un hueco en los corazones del Staff. La chica a la que Burton le tira los tejos es Kim Katrall, que no estaba tan buena como la china, y que, por lo tanto, era tratada como una cosa más por nuestro héroe.

La peli fue un puñetero pufo en taquilla, y John Carpenter no se comió un rosco con ella... pero como los grandes incomprendidos de la historia, bastaron un par de años para que la historia de Jack Burton y la maldición de Lo Pan se ganasen el respeto que merecían. Lo que nació como una sátira a las películas de chinorris de los ochenta y setenta, en las que no te enterabas de nada pero se daban unas hostias como panes mañaneros, aderezada con maldiciones asiáticas y algo de humor (humor no inteligente), es hoy un clásico de culto.

Primeros planos, chulería, ritmo trepidante, giros argumentales, mujeres de ojos verdes, tollinas, maldiciones, proyecciones mentales, magia negra, explosiones cerebrales, y todo lo que puedes buscar en una cinta lo tienes en Big Trouble at Little China, así que corre a tu ordenador (porque sabemos que esto lo estás leyendo desde tu PSP, que eres un friki de la hostia) y pon la mula a trabajar. ¿Qué no lo tienes claro? ¿Que tienes ya puesto mucho porno a descargar? Bueno, pues para que se te aclaren las ideas te vamos a dejar el trailer.

2 comentarios:

Kal Zakath dijo...

De las mejores películas de la historia del cine, bueno de la historia del cine no se, pero es la bomba!

Ya que estáis con Carpenter-Russel seguid con la trilogía (La Cosa y Rescate en NY).

Saludos!

nagasia dijo...

haydios la peli esta, la vi cuando era un renacuajo y me molo tela cantinela *_*