domingo, 19 de octubre de 2008

Pelis que molan: Las Aventuras de Ford Fairlane

Hola caragüevos. Estamos aquí para retomar nuestra sección sobre pelis que molan, que también podríamos titular como "Pelis que hay que ver para ser lector de Paranoia con Patatas", para hablar de una de esas cintas que vuestras parejas deben adorar si quieren recibir matarile. Estamos hoy aquí para hablar de "Las Aventuras de Ford Fairlane".

"¿Acaso crees que esto es la vida real?"


Ford Fairlane siempre fue un proyecto de estrella del rock que no supo hacerse un sitio en el despiadado mundo de la industria discográfica de Los Angeles. Fue esto lo que le llevó a convertirse en detective privado, pero siempre en el mundillo de los productores musicales, "había que especializarse", diría él. Es por esto por lo que le llaman "el detective rockanrolero".

"Huevos fritos con jamón... te los comes cuando quieras pero folla siempre con condón"


En esta ocasión, Ford debe encontrar a la quinceañera Lulú Pétalos, a la que todo el mundo parece querer echar el guante, sobre todo tras la muerte del cantante de La Peste Negra, los que se suponía serían los nuevos reyes del Metal... sin embargo no eran más que unos cretinos con suerte. Ayudado por su secretaria, con la que guarda una relación calcada a la de James Bond y Monnypenny, deberá adentrarse hasta el fondo en el submundo de la música californiana para encontrar a la chica, resolver el misterio, y salvar su propia vida.

Pero lo que hace que la peli mole un cojón es el carácter de Ford, un tipo del todo encantador. Capaz de trajinarse a dos gemelas, ponerlas a fregar los platos y amenazar a un crío con reventarle la cabeza antes de mandarlo a tomar por el culo por ahí... todo esto durante los cinco minutos posteriores a levantarse de la cama. Frases como "siento que tuvieses que fregar los baños, pero ¿quién hizo todo el trabajo en la cama", o el hecho de que hubiese bautizado a su pene como Decker deberían ser suficientes para que entendieseis la ideosincrasia de Fairlane... y para que descubriéseis por qué mola tanto el condenao.

"Arnie, como sigas así te voy a dar con todo lo gordo"


Su protagonista, Andrew Dice Clay, trabajó poco antes de rodar el filme como monologuista, con contrato para la MTV. Sus peroratas, de carácter obsceno, racista, homófobo, machista, y en las que se dedicaba a insultar al público, fueron realmente populares en la época. Sin embarfo, esta película, que fue la que le permitió interpretarse magistralmente a sí mismo, fue la que le llevó a la ruína. Por decir unas pocas barbaridades durante la gira de promoción del filme, Ford fue vetado por la MTV (posteriormente se reirá de esta circunstacia en alguno de los diálogos del filme). Hoy en día es considerado por algunos como el precursor del humor al estilo South Park.

Robert Englund (Freddy), Priscilla Presley (exacto, la mujer de Elvis), Lauren Holly y Ed O'Neil (el de Matrimonio Con Hijos) completan un reparto que queda bastante maqueado.

Pese a que en yankilandia esto no se comió un rosco, siendo un pufazo de taquilla y terminando por hundir la carrera de Andrew Dice Clay, en España esta cinta no sólo triunfó en su momento, sino que se ha convertido en una de las obras que todo ser vivo debe tener en su filmoteca para dejar de ser un desperdicio de oxígeno y convertirse en alguien encaminado a levantar el país... ¿Y por qué? Por el doblaje. Si diesen premios al doblaje, Pablo Carbonell debería de haberse llevado dos por el de Ford Fairlane.

En definitiva, que si hay una peli que debéis ver un día de estos, en los que no tenéis más que hacer que meneárosla y esperar a que acabe la tarde para volver a vuestra tediosa jornada laboral, ésta es la que cuenta las aventuras del detective del rock and roll, Ford Fairlane... Quizás, después de verla, nos entendáis un poquito mejor...


8 comentarios:

Kal Zakath dijo...

Hombre, no ibamos a matar al puto Koala!

Baronesa Roja dijo...

Buf!! Yo la vi en el cine y no me gustó el doblaje. Y fui a verla cuando tenía la edad del pavo porque sale el vocalista de Mötley Crue (grupo en el que el ex de Pamela Anderson aporreaba la batería). Cosas de la edad...

zirasart dijo...

Keith Richards se revolvería en su tumba sino fuese porque el muy mamón no se ha muerto todavía!!

Mr.Poppler dijo...

Taaaanto gilipollasss....

...y tan pocas balas.

Anónimo dijo...

"Siempre he dicho que hay que depilarse para llevar un vestido como ése... y no me refiero a las piernas."
Grande Ford ... grande.
"Increibleble"

Denis dijo...

"Ah esto!, no se ofenda es que siempre se levanta cinco minutos antes que yo, abajo Deker, abajo."

zirasart dijo...

REPITO: Keith Richards se revolvería en su tumba sino fuese porque el muy mamón no se ha muerto todavía!!

juan dijo...

REPETIMOS: Tanto gilipollas y tan pocas balas. ¡¡¡Cómete una madalena ridículo!!!