jueves, 2 de octubre de 2008

Pollos contra Gatos

Gatos.

Nooo, no va a ser tan sencillo, panda de hijos tardíos de prostitutas sifilíticas que fumaron durante el embarazo. Hoy no vamos a hablar ni de pollos, ni de gatos, era un título señuelo, de esos que están tan de moda, como los de los capítulos de Los Soprano.

Bueno, algo sí que tiene que ver, porque hoy vamos a hablar de dos grupos de superhéroes de esos que enriquecieron las infancias de nuestros lectores (infancias que, de todas formas, fueron una puta mierda). Hablamos de "Los Halcones Galácticos" y de los "Thundercats".

Los Thundercats

Zander Zander Zander Zander Zander Zander...


Mientras los Thundercats nos ofreciesen interminables batallas del bien contra el mal a primera hora en la mañana de sábados y domingos, nosotros éramos felices.
Los Thundercats, a veces traducidos por "Los felinos cósmicos", eran un grupo de humanoides con rasgos felinos, a cada cual más feo. Llegaban en una nave al llamado Tercer Planeta, que resulta estar infestado de mutantes, que son los malos, y sospechamos que, además, son judíos. Entonces a lo mejor no nos dábamnos cuenta, pero fue ver El Planeta de los Simios y atar los cabos. De hecho, el que os escribe recuerda haber saltado al ver a Charlton Heston gritándole a la estatua...

¡Hostiá! ¡Esto está sacao de los Thundercats!


La serie era un cristo. Entre mutantes, gatos humanoides (gatos humanoides que no eran mutantes, oiste), los Berbils (osos mecánicos ¿?), y todo el rollo aquél egipcio del malvado Mumm-Ra, que quería hacerse con la puta Espada del Augurio, hacían que seguir la serie más allá de la canción del principio fuese una odisea. Eso sí, la canción del principio, quitando el maullido ese que siempre nos saca los colores, molaba.

Aiii como se le escape un pedete...


El prota de la serie era un tal Leon-O, un gatete que venía en animación suspendida o algo así desde su planeta natal y que portaba la llamada Espada del Augurio, que a su vez llevaba encasquillao el celebérrimo Ojo de Thundera, que no recordamos que hostias hacía, pero todo el mundo se peleaba por él. Era una versión en dibujos animados del Anillo Único, del Necronomicón o de los anabolizantes, que el que no los tiene los quiere y al final acaba meando sangre. La historia de Leon-O se enrevesa un poco más cuando os contamos que realmente es un niño, sólo que con el rollo ese de la animación suspendida se despierta en el cuerpo de un joven de 24 años, igualito que Tom Hanks en Big, sólo que sin ser retrasado ni tener una ETS. Su poder radicaba en coger la espada y gritar aquello de "Thunder Thunder Thundercats!" y traer a sus paisanos a la batalla.

El resto del grupo lo conformaban Tigro, que era el listo del grupo, el intelectualillo (no, entonces tampoco estaba de moda); Pantro, que era un pelado con nunchakus que repartia mandingas como bastos; Felino y Felina, dos criajos merecedores de una somanta; Snarf, el secundario cómico que venía del planeta de los Snarfs y que era feo como la madre que lo parió; y por último Cheetara, la única "hembra" adulta del grupo, que tenía pinta de ser una auténtica fiera en la cama.

Ni de los recuerdos se puede fiar uno... ¡que feísima!


Los Halcones Galácticos

Los Silver Hawks no eran como los anteriores, una raza humanoides aparte. No. Los Halcones Galácticos eran la versión descafeinada y poco explicada de los Marines Espaciales: unos tiparracos seleccionados para defender el universo, a los que se les ha hecho pasar por el cuchillo y se le han implantado partes metálicas, convirtiéndolos en engendros humanos y abominaciones cargadas de tornillos o, como a ellos les gusta decir, que habrían logrado el "dinamismo perfecto entre humanos y máquinas".

Venga con la tonadillaaaaa...



¿Y de quién tenían que defener el universo los Halcones? Pues de un tipo temible, con un nombre del que se dice que tardaron en pensarlo meses durante las fases de preproducción: el malvado Monstruón y sus esbirros.

Por su parte, los Halcones Galácticos estaban conformados por Rayo de Plata (en inglés Quicksilver, que es mercurio, pero hicieron una traducción así extraña con lo de "silver", y lo de "quick" debió de sonarles a algo... antes la gente no era tan leída), líder del grupo; Acerino y Acerina, que son el equivalente cutre de Felino y Felina (Gatuno y Gatuna), un par de mellizos con cierto toque redicho; Niño de Cobre, un sordomudo procedente del planeta de los mimos; y "Vaquero" que era una suerte de Cowboy intergaláctico que, pobre de él, no había visto como le implantaban kilos de metal y tenía que conformarse ocn pilotar una ridícula nave... pardillo. Se cree que es el único de los Silver Hawks que tenía pene.

¡Esa peña guapa!


Bueno, y aquí repasa nuestro termino de hoy. ¿? Nos vamos, esperamos que, a la luz de los datos objetivos que hemos expuesto, os vayáis pensando sólo una cosa...

¡Gatos!

Pro-Tunning

2 comentarios:

ShaneLee Lane dijo...

Cheetara estaba buena... xD y si nuestra infacia de todas formas fue una puta mierda XD

Casher dijo...

Odiaba al puto niño de cobre con todas mis fuerzas!!