martes, 28 de octubre de 2008

Publicidad Odiosa Vol.3

Vamos a retomar una vieja sección titulada Publicidad Odiosa haciendo un repaso a tres de los anuncios que más nos acosan a los teleespectadores en estos terribles días. Dentro vídeos:

Movistar

El primero de los comerciales que analizaremos es uno de esos spots que, cuantas más veces ves, menos gracia te hacen:



Sí sí, un chiste, oigan, la primera vez... Así que os lo pongan cuatro veces en cinco minutos vaisa a acabar del Gastón hasta la punta del prepucio.

A todo esto... ¿Gastón? ¿De dónde habían sacado esto? Calla hostias, si esa peli la viste cuando eras un crío fijo, fijo, fijo... o ayer, quien sabe...

Me acaba de venir un flashback que te cagas


Línea directa

Eh... nos referíamos a la de los seguros


Línea Directa se ha sacado de la manga una campaña muy teatral... buerno, realmente más que teatral, es un burdo intento de imitar a Tricicle en el que sus actores ponen en evidencia su incapacidad para actuar... o quízás su sordomudez.



Cerrad los ojos, imagináos a dos de vuestros profesores de segundo de EGB, y cambiad el fondo rojo por la Cocina Económica de vuestra ciudad: ya tenéis un crudo documental sobre la indigencia.

Ausonia

Ai... Ausonia, además de tratar de higiene femenina (la única higiene que existe, porque la masculina no la practica ni su puta madre), nos acerca una situación muy típica para el friki medio:



Exacto: el friki medio, feo como el escroto del Fary, acostumbra a contar con el único apoyo de su madre hasta que alcanza una madurez mental bastante como para valerse por sí mismo (este momento suele rondar los 33 o 34 años). Hasta entonces, el friki está condenado a ser "ese tipo de ahí" en fiestas y conciertos y, en el caso del colega del anuncio el "mandíbula de hierro" de turno.

Pero qué pasa, pasa que el chaval se va a hacer una ortodoncia y le va a quedar una sonrisa de puta madre, y en la excursión de COU (ya sabemos que ya no hay COU) va a pillarse a la Carla esa, que tiene un nombre de guarra que no se menea, y le va a dar una de matarile en el hotel que le va a saltar el acné.

Pues aquí termina nuestro repaso a la publicidad odiosa a través de estos tres comerciales. Mañana, mash.

3 comentarios:

Mr.Poppler dijo...

Nada como el piiipopapapapá papipopiiipopapapapá...

Viendo ese anuncio da vergüenza ser mujer.

zirasart dijo...

el del gastón, la verdad no está mal, pero como bien decís sólo la primera vez.
quemaria al que ideo la campaña de linea directa, puag!
y el de ausonia...que decir...es de compresas, ¿existe algúno bueno?

Out of Time Man dijo...

Ostia, el señor Poppler tiene razón. No sé cómo se te ha podido escapar el video ese de las prostitutas corriendo por el campo. Un hurra por Ortega y Pacheco, que en una historieta las recibían a pollazo limpio.