miércoles, 8 de octubre de 2008

Sobrevivir a una peli de miedo

El mayor problema que entraña para nuestros lectores el tema de sobrevivir a una peli de miedo, es que, como frikis lamentables que sois, vais a diñarla seguro, no como los miembros del staff que, al mantener el perfil de tipos buenorros, tenemos todas las papeletas para ser los únicos que quedemos en pie y nos llevemos a la cachonda de turno, o para ser los hijos de puta disfrazados que se han cruspido a todos vuestros conocidos (los frikis no tenéis amigos) y se han tabicado a la chica, con mayor o menor grado de satisfacción.

Sólo hay un friki que sobrevivió a una peli de miedo, hablamos, por supuesto, del paria de Scream, y se lo cargaron en la segunda parte. Y tened claro, que este friki era Romario al lado vuestra, con lo que vosotros pringaríais de la forma más lamentable de todas, para deleite de la audiencia, que diría "jajaja, como se ha cargao al puto friki".

Aii... y es que el friki de Scream era un pardillo de primera, y el director de la cinta, un puto amargado que se pasaba las tardes rebentándose granos y viendo pelis en su sótano hasta que extrajo una serie de conceptos, bastante cutres, por cierto, para sobrevivir a una cinta de terror. Vamos, que por muy americano que sea... muy flojito le vemos... Sin embargo, en la redacción de PcP, donde somos auténticos muchachotes curtidos en los avatares de la vida moderna, además de unos tipos muy válidos, sos vamos a dar los consejos que necesitaréis para sobrevivir a los noventa minutos de metraje de una peli de terror.

PRIMERO: Si descubres que tu casa está construida sobre o junto a un cementerio, era anteriormente una iglesia utilizada para hacer misas negras, tuvo habitantes que se volvieron locos, cometieron suicidio, murieron de forma horrible o realizaban prácticas necrofílicas o satánicas, múdate inmediatamente. Haz lo mismo si ves que tus electrodomésticos se encienden y apagan sólos (asegúrate de que lo hacen sin que los hayas programado), si un meteorito cae en la finca del vecino, o si, días después de tirar a la basura algún viejo juguete, muñeca de porcelana o muñeco ventrilocuo, te lo encuentras de nuevo en tu casa.
Sabemos lo que piensas: que si en ese pueblo se rinde culto a Dagon o a Cthulhu es tu oportunidad de adorar a algún ser primigenio y supremo... no pienses demasiado en eso y vete.

¿Esta es tu casa? Me lo he pasado muy bien, pero... soy gay.


SEGUNDO: Te han invitado a una fiesta (vale, es cierto que al lector medio de Paranoia con Patatas a lo máximo a lo que le han invitado ha sido a un carro de hostias, pero vamos a ponermos en este supuesto) universitaria en la casa de un pijazo consentido y todo el mundo va en pareja... menos tú, porque no dejan entrar animales... Si además de todo esto se da la casualidad de que eres el graciosete del grupo (casi seguro, porque otra cosa no tienes), vete buscándote una excusa, a poder ser friki de cojones, como el maratón de Héroes o el Wrestlemania; de lo contrario, aprovecha el viaje en coche para ir haciendo testamento.



TERCERO: Tus colegas están siendo asesinados, quedais unos cuantos todos juntitos y todos van al baño de vez en cuando... hasta que uno sugiere que separarse será la mejor idea. Y. UNA. MIERDA. Ahí no se separa ni su puta madre, vamosvengahombre. Si te quedas sólo serás friki muerto. Además, deberías darte cuenta de que el asesino tiene que ser alguno de los desgraciados que está por allí, probablemente el novio de la cachonda del grupo.
Si te decimos que no te fíes de tus colegas, es obvio que no te tendremos que repetir que no te fíes de extraños con pintas equipados con motosierras, martillos pilones, pistolas de grapas, black and deckers, cortadoras de césped, desbrozadoras, u otros cacharros que estén a la venta en Leroy Merlin.

CUARTO: Abstente de irte de friki listillo cuando se trate de abrir puertas al infierno, leer pasajes de ese libro que encontraste en el sótano que tiene una cara en la portada, jugar con el ADN, contestar a tu hijo de cuatro años cuando le dé por hablarte en alguna lengua muerta, ni entablar un diálogo con seres viscosos porque haya "tantas cosas que podríamos aprender de ellos".

Calla y atiende, que te voy leyendo


QUINTO: No celebres nada.
Si has acabado con el monstruo no te "asegures" de que está muerto. Nunca, porque nunca está muerto. Si crees que has conseguido perder al psicópata no te gires cada dos por tres, porque en una de esas te lo encuentras de frente.
Cuando salgas del agua tras ser perseguido por alguna criatura acuática, no te quedes en la orilla recuperando aire, mendrugo, ¡corre! Te sorprendería ver como se estiran los tiburones, como corren los caimanes y la de tiempo que pueden vivir fuera dede su medio las pirañas mutantes.
Para estos casos suele ser útil fijarse en la cámara: si hace una panorámica de esas que no vienen a nada... prepárate para pasarlo peor que Martin Luther King en la semana santa sevillana.

SEXTO: Mantente alejado de determinadas zonas geográficas, como por ejemplo: Amityville, Elm Street, Transilvania, Nilbog (Dios te ayude si reconoces este sitio), el Triángulo de las Bermudas, o cualquier pueblo pequeño en Maine o Massachussets.

Es tarde, pasaremos la noche en este pueblo


SÉPTIMO: No temas al oir hablar sobre maldiciones relacionadas con cintas de vídeo, de esas que estaban tan de moda hace unos años. Has visto cosas mucho peores que la niña esa saliendo del pozo. Con un poco de suerte habrás sobrevivido ya a Elektra, al Motorista Fantasma, y al ritmo trepidante de la última media hora de Kill Bill... ¿realmente crees que esa famosa cinta maldita puede llevarte a un final peor?

Noooo... ¡te dije que no la vieses!


Si seguís estos consejos al pie de la letra, es probable que sobreviváis al metraje de uno de estos filmes. Pero recordad: si lo conseguís, no firméis para la segunda parte, que ahí ya no duraréis ni cinco minutos.

5 comentarios:

zirasart dijo...

aqui no se separa ni su puta madre, vamosvengahombre!

Denis dijo...

Hombre, se os olvida una manera de escapar fijo. Ser el malo. ;). JAJEJIJOJU

Anónimo dijo...

Y si el malo entra en tu casa para rajarte con su motosierra carnicera (TM)no corras escaleras arriba , pedazo de anormal ,que te vas a quedar encerrao ,sal a la calle

Denis dijo...

peeeero si es una peli de zombis NO SALGAS A LA CALLE quedate en casa encerrado con mucha comida y la leche comics para leer

Pedro dijo...

Y el mítico momento en el que el pringado está en la puerta de algún sitio horrible, y dices....

'Y ahora va el gilipollas, y entra'
Y entra. Con DOS COJONES.

Pero PEDAZO DE ANORMAL, ¿crees que es buena idea entrar armado con un palo? ¿No se te ocurre nada mejor?