jueves, 6 de noviembre de 2008

Las chicas son guerreras: Xena

Bueno bueno bueno, prepárate amigo lector, corre a por el bote de crema esa tuya y vete desabrochándote los botones de la bragueta(sí, en tu caso los velcros), porque vuelve a Paranoia con Patatas, aunque sea fugazmente uno de nuestros monográficos sobre chicas que meten mandobles como pianos... en este caso, tal y como has leído en el título, se trata de Xena: La princesa guerrera.



Xena llegó al mundo desde la serie Hércules, con la que comparte la estética, los productores, y la manía de no matar a nadie, y golpear más con la empuñadura y el lomo de la espada que con el filo. Primero antagonista, fue convencida por Hércules de que el egoísmo y la codicia de una señora de la guerra no eran buen camino, así que decidió embarcarse en una cruzada contra el mal en ese mundillo de telefilme.



Xena es una mala bestia "forjada en el corazón de la batalla", quizás la mejor estratega del momento, y es por eso que Ares se dedicará a perseguirla todo el rato, en plan arrastrao, como nunca haría ningún miembro del Staff de PcP, con el fin de que liderase sus ejércitos, sobre todo después de que lo de Kratos le saliese mal. Ella busca redimir su alma, para lo que combate los ejércitos del Dios de la Guerra así como contra todo tipo de seres mitológicos y, por supuesto, también contra su némesis, Callisto.

"Vas listo, Callisto"


Y es que una serie en que la prota era una heroína, la villana no podía ser un tío, sino que tenía que ser una jamelga que estuviese de mejor ver que ella y fuese otra bestia parda. De ahí nace Callisto, con la que Xena tiene una cuenta pendiente por haber sido quien la condenó a la vida que llevó, tras quemar su aldea cuando era una cría (es curioso, porque Callisto no parece mayor que Xena), matando a sus padres y encabronándola de sobremanera.

"Si... encabronándola..."


Vamos a ver las armas de mujer de Xena. Por un lado tenemos su espada, muy chula y útil, pero como ya comentamos más arriba, jamás la usa ni con la punta ni con el filo, no hay más que verla para ver que sólo impacta en sus enemigos con el lomo y con la empuñadura. Por otro lado el látigo, que usa menos que Indiana Jones, pero igual, jamás para golpear, sólo para desarmar o descolgarse o hacer alguna pijada de éstas. Por último tenía su chakram, un arma legendaria proveniente de la India, que es como una mezcla entre un frisbee y un donuts, de algún metal duro de carajo y que sólo ella es capaz de usar haciendo carambolas contra las paredes. Pensad que todas estas armas las usa de una forma que desaprovecha absolutamente todas sus prestaciones... imagináos las escabechinas que haría si en vez de asustar apuñalase... Le acompañaba tabién su yegua Argo (mmm... dejá vu), y gustaba de entrar en batalla con un sonoro grito...

Xena en una convención de frikis sudorosos


Pero es que ademas de la yegua le acompaña otra jaca: Gabrielle, que es una joven barda deseosa de vivir aventuras y que lleva un palo con el que se da de bastos con los malhechores.



La relación entre Xena y Gabrielle puede ser considerada, junto con la de las chicas Gilmore, una de las relaciones lésbicas más populares de la pequeña pantalla, aunque en la serie nunca lo dejan del todo claro...

"... nunca del todo claro..."


Como el post se titula "las chicas son guerreras", no vamos a hablar de otro del que realmente era el gran personaje de la serie, pero sabed que estaba allí...

¡Es él!


También conviene mencionar, aunque sea por encima a Zoë Bell, stunt-woman de Xena y de otras muchas pelis con señoritas, como Kill Bill (de hecho, Tarantino tomó partes del personaje de Xena para dar personalidad a La Novia, y se decidió a contar con Zoë por ser un auténtico frikazo de la serie).

La foto más favorecedora de toda la web


Por último, simplemente reseñar algo que nos rondó la mente a los jóvenes de la época en que Xena tomaba nuestras pantallas... ¿se podría decir que Xena estaba buena? Pues tendría un algo, pero ahora, en la era digital, con internet al alcance del click tenemos que agradecer un hecho que confesaba Xena al final de aquél episodio de Los Simpsons.

"¿Pero si Xena no puede volar?"
"No soy Xena, soy Lucy Lawless"


Exacto, Lucy Lawless.

8 comentarios:

Lordvader dijo...

Acabo de descubrir que Lucy Lawless es Número 3 en galactica... No tenia npi.

Denis dijo...

Joer, pues como mira que no se han hecho chiste ni nada sobre ese tema ;P

Oj0 Poderoso dijo...

Os gustan las vieiras?

El Staff dijo...

Que extraño, porque tu luchas como un granjero...

ShaneLee Lane dijo...

Oioioioi Os quiero, tios OS QUIERO!!!! ainsss... ya tocaba un Post de Xena ='), jeje yo tengo una foto mucho mejor de Lucy Lawless que la que teneis puesta jeje xDDDDDD.

Un besoooo!!!

Kal Zakath dijo...

Yo soy cola, tú pegamento.

Sip, la verdad es que Lucy de rubia en Galactica está resultona.

Yo veía Xena y estoy orgulloso de ello, además de Bruce también salía Ted Raimi haciendo de tarugo.

nagasia dijo...

xena *_* hace que todo el elenco homosexual se vuelva hetero por media hora XD

Gonzalo dijo...

a mi más que sed de venganza me parece que Xena tenia envidia de que la Callisto le pudiese quitar a su caramelito Gabrielle, pero claro en la serie no podían contar eso que la veían (bueno y aun la ven) niños con la mano muy suelta