martes, 18 de noviembre de 2008

Mitos de la farándula: Al Leong

Para un post como el de ayer sobre las pelis que hay que ver para ser lector de PcP, como os imagináis, se produce entre varios de los miembros de la redacción un visionado de los filmes. Cuando vimos "Los límites de la realidad", en la primera historia, no tardamos de reconocer entre los soldados vietnamitas a uno del que los lectores hablaron la semana pasada...

Hoy vamos a hablar un hombre conocido en el mundo del cine y la televisión porque cada vez que se rifan bastos... él tiene toda la muestra. Hoy vamos a hablar de Al Leong.

Actor



Especialista y después jefe de especialistas (como debe ser, tu te comes las hostias unos años para después poder decidir sobre cómo se las van a comer otros)



Artista Marcial




Al Long nació para algo grande, quizás descubrir la cura del cáncer o luchar contra el hambre y la guerra en el mundo. Sin embargo, todos esas posibilidades se desvanecieron cuando Al se precipitó desde el regazo de la partera... para caer de pie y sin ningún rasguño. Hay quien dice que Al Long está condenado a la mala suerte, y por eso sus personajes nunca acaban las películas. Nosotros lo vemos de otra forma: nadie puede acabar con Al Long.

Él se enfrentó a Van Damme



Él se enfrentó a Brandon Lee



Él protegía la entrada del Nakatomi Center de la policía, y era quien debía subir a los rehenes a la azotea.




Él achicharraba a Martin Riggs con una batería de coche.




Él entraba a dolor en aquél callejón de la Pequeña China de San Francisco armado con un machete.




Él atacaba a Arnie en El Último Gran Héroe (peli que merece un post, por cierto), dando lugar a aquella espectacular persecución con dinamita.




Él trató de darle para el pelo a Daredevil en el bar. Quizás no lo reconozcáis, porque le zumban tantos... sin embargo, lo interesate es que él guionizó la escena, la coreografía es suya... aún no entendemos como, aún así, pringó.



Y es que el tío Al gusta de trabajar de stuntman, o "especialista", de estos que se tiran por escaleras, se prenden fuego, o reciben balazos en el estómago mientras saltan. Ahí lo podéis ver en mogollonazo de películas, como Superdetective en Hollywood, Hot Shots o Arma Letal 4 (la de Jet Li).

Y a base de verle comerse esas hostias como panes, los directores no tardaron en plantearse el que como el chino se tragaba bien los palos debía entender bastante del tema. Es algo así como que quien jugaba bien al fútbol sabía mogollón de fútbol, y como sabéis, de esos no hay muchos, no hay más que oír a Pelé... Sin embargo lo del chinorri este no les salió mal, a juzgar por la escena de antes. "Pues menuda mierda", pensaréis. No os culpamos, pero pensad que esas escenas de lucha interminables que tanto os ponen a los frikis, al director le encantan: el reloj sigue girando, los 90 minutos (o 75 si eres Tim Burton y la gente va a verte porque sí) llegan antes mientras el bueno del chino Al se recoje los dientes u obliga a otros a recogérselos. Al final, Leong termina siendo una de las piezas más importantes económicamente para sus directores, además, se cree que cobra directamente en comida.

Pero también se enfrentó al Equipo A, a McGiver, a Michael Knight, a T.J.Hooker, a Axel Foley, a "Snake" Plissken, a Godzilla, a John Lee (Chow Jun Fat), a The Rock e incluso a Jack Bauer. ¿Y qué? Le véis muerto? No, verdad, no... claro que no, porque pese a que se diga que "incluso la muerte puede morir", Al Leong seguirá escapando a la muerte, porque ella le persigue, pero él es más rápido... y chino también.

-----------


Podéis daros un paseo por su página web, el mero título basta para arrancar una sonrisa del lector meido de PcP: Al Leong, a Cinematic Legend.

1 comentario:

Denis dijo...

POR FIN UN ARTICULO A UN DIOS, POR FIN, POR FIN.

ains, lloro

;P