viernes, 5 de diciembre de 2008

Los trapos sucios de Superman

Hola, amigos lamesuelas. ¿Qué tal? Por fin es viernes, aunque a vosotros seguramente ni siquiera os importe porque como no trabajáis ni salís de casa no os enteráis de en qué día vivís... salvo los sábados, que los reconocéis a la primera porque de golpe el WoW se peta de peña.

Hoy recordaremos a ese personaje al que Lobo le mearía encima si tuviese la oportunidad. No, no nos referimos a ningún miembro del staff de PcP, sino a Kal-El, más conocido como Superman.



Y es que para ser un huérfano de un planeta que explotó antes de que él fuese puesto a salvo, a lo largo de su dilatada carrera profesional se ha ido encontrando, así por casualidad, con más seres dignos de llamarse "supers" que la madre de Peter Petrelli. Hoy vamos a hacer un breve repaso a los diferentes "supers" con los que se ha ido topando Clark Kent

Supergirl
La superchica

Este post promete


Es prima de superman, o eso creemos, porque es un personaje que ha dado muchas vueltas, todas ellas respondiendo a argumentos complejos y guiones curradísimos. La verdad, lo único decente que puede aportar esta tía ni siquiera depende del personaje, sino de quien lo dibuje o quien se marque el cosplay de turno.

Superboy
El superzagal



Nos referimos al que llegó del universo paralelo, no a Clark Kent de niño, pero es que con estos personajes no hay dios que se aclare. En cualquier caso es un personaje que nunca nos convenció. Es algo similar a Supergirl pero sin nada que se salve.

Bien, Superman se topó con la superchica (que estaba tremendísima) y el superchico (que era un mariquita digno de participar en una película de High School Musical). Eso es lo fácil, lo que todos recordamos, lo que nos hace ver a Superman como un adalid de la justicia, la integridad moral, y el buen gusto.

Y una mierda.

Clark Kent practicaba el bestialismo, que como dijo un friki que llamó a la radio hace años "no es como la zoofilia porque en ésta hay consentimiento del animal". A los hechos nos remitimos:

Krypto
El superperro



Fiel como el que más, Krypto es el perro que todos quisimos tener de niños, sin duda, el más inocente de los animales de los que Superman abusó.

Comet
El supercaballo



Comet era el caballo de Super Girl, capaz de volar, dotado de superfuerza, supervelocidad y una capacidad de comunicación telepática.
Además, siempre que un cometa se acercaba a su situación, el percherón pasaba a ser semental y se convertía en humano, de nombre Bill Starr. Por lo general aprovechaba ese tiempo para darle pal pelo a Supergirl, e incluso en una ocasión a Lois Lane.

Streaky
El supergato



Por si no le llegaba con Mr. Ed, Supergirl tenía también un gato. Streaky era un gatete normal, con una lengua como la de Bocaseca-Man, antes de exponerse a la Criptonita X, que era como la normal pero en una versión explícita.

Beppo
El supermono



Beppo no es exactamente un mono, pero se le parece. Provenía del planeta Krypton, y fue utilizado por el padre de Superman para comprobar si su hijo sobreviviría a un viaje espacial. Nos aseguran que su parecido con Pedro Ruiz es pura coincidencia.

¿Y qué tiene que ver esto con la zoofilia de Superman? A todos nos gustan las mascotas...

Ya pero no todos hemos sido denunciados en una reunión de la Legión de Super Mascotas.



Y es que es complicado encontrarnos a algún héroe de DC que se pueda hacer llamar "sexualmente vulgar", ya que a cada cual le van cosas más extrañas. No podemos dejar de recordar el látigo de Wonder Woman, ni la relación de "algo más que amigos" de Batman y Robin (a quien llamarían "el chico maravilla" por algo).

Pero, lo más importante, ¿qué piensa Power Girl de todo esto?



Jajaja, sí Kara, claro que sí... Y vosotros, freacs, sabed que mañana otro vendrá y sandeces os contará.

No hay comentarios: