jueves, 31 de julio de 2008

El Caballero Oscuro

A estas alturas todos estaréis seguros de que no vamos a hablar de Barak Obama.
Hace no mucho esto no era así.

El Regreso del Señor de la Noche está considerado como uno de los mejores cómics de la historia. Ahora, al parecer, y debido a la cantidad de exaltados y pajilleros que pueblan el internet, se trata también de la mejor película de la historia.



Obviamente una valoración como ésta sólo puede responder el momento "subidón subidón", porque, por lo menos en la Redacción, ni su puta madre se cree que esto vaya a estar la mitad de bien que el cómic.

El cómic. El Regreso del Señor de la Noche es uno de esos tebeos que entran dentro de los deberes del gafapasta. En el momento en el que otros autores dicen cosas como "Probablemente la mejor obra del mundo del cómic jamás publicada", y en el momento en que se le dedican dos líneas en el suplemento cultural de El País, o se lo oyen a alguien en la filmoteca su cerebro se activa y manda una señal que le hará intentar adquirirlo... ¡que sensible, que culto, que bizarro va a ser! ¡un cómic que no es de Karajistán! Es entonces cuando nuestro gafapasta llega a su librería amiga, donde mira a los lugareños desde su atalaya de cultura, como si de desdichados personajillos se tratasen. Allí le pregunta al librero... que le contesta "¿el de Batman?".



Algo se rompe en el pecho del gafapasta. ¿Batman? ¿El de Robin? ¿El que va disfrazado? Tiene que haber un error.
"No, el otro", dice el gafapasta sonriendo para sus adentros.
"No hay otro". El culturetas de turno sacude la cabeza, "claro, joder, el de Batman, cual si no", y se lleva a casa un ejemplar de esto. Tras ojearlo un poco y ver que también sale Superman, el gafapasta decide irse directo a la filmoteca, a olvidar el mal rato, y cuando llegue a casa The Dark Night acabará apilado en su estantería (los gafapastas son de esos individuos que colocan los cómics "en montaña", en vez de como Dios manda) entre mierdas del calibre de Odio o todo lo de Ralf Konig.

El Regreso del Señor de la noche es uno de esos cómics que molan, de esos que de verdad mola releer. Para nosotros no es que sea el mejor de la historia, pero joder, es bueno de carajo. ¿Por qué? Joder, ver a un Batman cincuentón volviendo a las calles para repartir estopa como el que más, enfrentarse a mutantes (con lo que molan los mutantes), al Joker, a Dos Caras, y a Superman... y vencer... es suficiente aliciente como para leerlo las veces que "haiga" falta.

Pero... ¿y la peli? ¿Qué va a pasar con la peli?

Miedooorl


Ufff, es en este momento en el que el corazón nos da un vuelco... a los que lo tenemos, no todos en la Redacción tienen de eso... En fin, ¿qué va a pasar? ¿Será un truño avalado por los frikazos yankis? ¿Será la polla con cebolla? ¿Se merecerá el difunto Heath Ledger el Oscar, tal y como se dice por la red?





Mmm... la verdad, vamos a tener que esperar al día 13 para saberlo (ahora saldrá el típico plasta que se la bajó y la vio en screener... ¡looser que eres un looser!).


miércoles, 30 de julio de 2008

Nostálgicos del chat

¿Recordáis?
¿Recordáis cuando nació internet?
¿Recordáis cuando afloraron las conversaciones entre desconocidos?
¿Recordáis aquella pareja de gordomochos, ella de Canarias y él de los madriles?
¿Recordáis lo que pensásteis?

Ortega y Pacheco no recuerdan nada de aquello, de hecho, se acaban de enterar d elo que es el chateo.








Suerte que ahora mismo el mundo ya no es así. Los pajilleros, los pedófilos, los guarretes varios, niños aburridos, salidas en busca de mujeres para montar tríos y tíos haciéndose pasar por tías en busca de cibersexo (esto nunca lo entenderemos, la verdad)... por fin las cosas han vuelto a la normalidad.

martes, 29 de julio de 2008

Fauna urbana: los pajilleros

Los pajilleros... ¿nacen, o se hacen? ¿somos todos los hombres unos pajilleros? ¿existe una "edad de las pajas"? ¿existe algún remedio mejor para una situación de estrés? ¿hace que te salgan callos en las manos? ¿y pelos en los callos? Hoy vamos a hablar de los pajilleros en PcP... ¡allá vamos!

Es un hecho el que la mayoría de los internautas, el 95% de los lectores de PcP (incluso los que firmáis como anónimos, que además de ser unos pajilleros y unos frikis sois unos anónimos de la hostia), y todos los hombres (incluso sobre todo los opusinos) son unos pajilleros. Hasta ahora hemos hablado de los pajilleros en múltiples ocasiones. Quizás una de las más ilustrativas sobre sus gustos fue esa en la que hablamos de las series para pajilleros que asolaban las parrillas televeisivas. Pero hoy estamos aquí, no sólo para analizar vuestros gustos, sino a ellos mismos... muahahahahaha...

¿Recuerdas a aquél chaval retraído que se agitaba espasmódicamente en la clase de lengua? ¿Recuerdas al que trajo por primera vez una Penthouse a clase? ¿Recuerdas al que le costaba relacionarse con el sexo opuesto? ¿O con los animales? ¿O con las cañerías? ¡Pues mira en lo que se ha convertido!

Mírate en el rostro del miedo


Aficiones de los pajilleros

Los chats

A los pajilleros les encantan los chats. Les encanta... ¡el anonimato!
¿Y por qué les encantan estas cosas?
1. Para decirles marranadas a mujeres.
2. Para masturbarse mientras se hacen pasar por mujeres y ligan con hombres.
3. Para masturbarse mientras se hacen pasar por mujeres y ligan con mujeres.
Una mierda todo, vamos. Meses en un chat diciendo que no tienen webcam, que no tienen msn, y pasando siempre la misma cutre foto.

Las páginas de contactos

Hemos hablado de ellas en multitud de ocasiones. Tuenti, facebook, badoo, myspace, hi5... ¡todas una mieeeeeerda gorda gorda! Un auténtico refugio para pajilleros del ciberespacio.
El motivo es el mismo que el del caso anterior, pero los niveles de marranismo pueden alcanzar cotas inusitadas teniendo en cuenta el hecho de que las fotos son públicas.
Típico perfil de pajillero:

Quiero ligar con chicos...


Interneet

Buf, internet es una especie de "jardín del edén del pajillero", donde todo es susceptible de enguarrarse un poquito más. Esto ya lo sabemos a estas alturas... pero no sólo por los programas de contactos. Al pajillero le atraen cosas nuevas.
Al principio eran las páginas de chicas en porretas, luego las de chicas en porretas a las que les dan pal pelo, y luego los programas P2P, que ya son la repanocha, y donde siempre que se bajan Piratas del Caribe, y reciben en su lugar hora y media precedida del logo de Private, están más felices que dios.
Lo grave es que en la mula, los pajilleros empiezan por las pelis porno, siguen por los vídeos amateurs y se pasan ya a la zoofilia, a la gordofilia.

Los cómics

Existen multitud de cómics de esos que sólo compran los pajilleros.
Al principio, estos tipos comienzan por mangas, y tebeos dibujados por Joe Madureira o Michael Turner.

Las leyes de la proporción de Madureira


Pero después, el Manga se torna Hentai, y el cómic americano se convierte en las líneas de Penthouse, Eros y Kiss.

Son ricas, son sanas, recetas muy variadas...


Las salas recreativas

Ni los juegos de coches, ni los de tiros. Los billares tampoco les llaman. Ni los de tenis, ni siquiera el mítico Virtua Striker, ni los de entollinarse vivos. Desconocen los juegos a dobles, desconocen los futbolines, sólo se vician a este



En definitiva, lo de que los pajilleros tienen todos una vertiente friki extraña, o que los frikis una vertiente pajillera extraña, es un hecho que ha quedado más que constatado. Sin embargo, de todo hay en la viña del señor... y nunca mejor dicho...





Hasta otra, panda de botarates berbeneros.

lunes, 28 de julio de 2008

Los gafapastas también leen cómics

No nos gusta meternos en la piel de los gafapastas. Nos sentimos sucios. Nos sentimos corruptos. No en vano, los gafapastas son nuestros enemigos naturales, aquellos con quienes luchamos a diario, el yang que corrompe nuestro puro ying, el nervio dentro del filete de ternera... una nueva lucha entre el bien y el mal.

Y es que el mal tiene gafas de pasta, y también lee tebeos. Exacto. Si embargo no lee los mismos que podemos leer nosotros.

El motivo de realizar un post sobre comics gafapastas es la necesidad de contraatacar. Ellos saben lo que nos gusta. Realmente basta estar con nosotros cinco segundos en una librería para saber qué comics nos gustan. Saben lo de Frank Miller, conocen a Garth Ennis (aunque piensan que es una mierda para descerebrados), saben de la existencia de Straczynski, y de Alan Moore... La verdad es que con escribir estos nombres debería llegar para el post de hoy, no en vano se trata de una especie de Dream Team...

Pero el friki medio no puede decir lo mismo de los gafapastas. ¿Qué puñetas leen? ¿Qué mierda de tebeos se ocultan tras esas portadas al óleo, y en un formato diferente al del comic book? ¿Significan algo esos títulos engañosos?

Hoy, cuando termines de leer el post de PcP conocerás cuales son los cinco tochos de páginas preferidos por los sucios gafapastosos. Sabemos lo que pensais, que sois más felices sin saber nada, nada de nada, que los Ultimates son dios y Brian Hitch su profeta, que donde se ponga Porwer Girl que se quite cualquier otro dibujo femenino, que Los muertos vivientes es algo insuperable... Sí, amigo lector. Pero hay que conocer al enemigo.

Lo primero: ¿por qué leen comics los gadafapastas? Porque es cool. Porque en su rollito escéntrico y estrafalario "es de lo más in". ¿Qué significa esto? Que leen por obligación. Es de chico enterado y sensible leer comics de los que se hablan en los periódicos como si fuesen libros, de los que hagan reseñas en El País o en El New York Times. ¿Que el Times dice que Frank Miller rejuvenece el comic americano con personajes como los de Sin City? Pues hala. Todo Sin City pa la buchaca. Este es el problema, amigos míos. Esto es lo que diferencia a esos gafapastas menos mola de la chavalada molamucho que hace posible esta página: que nosotros leemos comics porque molan. Nos da igual la profundidad de sus razonamientos, lo políticamente incorrecto de lo que intenten transmitir, los supuestos mensajes detrás de las letras (como el que los gafapastas ven en 300, que no dejan de ser menos de cien páginas de piñacos como esteras de gordos), no. Nosotros leemos cómics porque molan. Ver a Jesse Custer matar a Jody con un tablón claveteado mola. Ver a Hellboy chinarse entero y mandar a tomar por culo al monstruo de turno mola. Ver a Batman entollinando hasta dejar hecho unos zorros a Superman mola. Y verle las mameyas y la altanalga a Nancy Callahan en Ese cobarde bastardo mola un cojón. Eso nunca lo podrán entender, por mucho que lo intenten.

Aquí os dejamos lo prometido: cinco muestras de cómic gafapástico.

Agujero negro

Cuando vemos este comic no podemos dejar de pensar en esa gran saga, disponible al completo en el Emule que es la de Weapons of Ass Destruction, todo un referente en cuanto a agujeros negros.
Pero nada tiene que ver. Ojalá... No mentimos si decimos que hemos leído Post-Its que dan más juego que esto. Y que conste que la cosa no empieza mal del todo, con ese grupo de jóvenes que van sufriendo mutaciones y van siendo marginados por la sociedad... debiendo (agárrate agárrate) comenzar a preguntarse por cómo ha sucedido todo, quienes son, cual es el origen de su mutación y pasando a lamentarse y autocompadecerse durante todas y cada una de las páginas del puto tebeo.

Cuantos sentimientos encontrados...


Maus

Sí. Exacto. Ahora es cuando empezáis a odiarnos.
Maus, la historia de un hijo y su relación con su padre, la historia de su padre y su madre en un campo de concentración.
Llevais desde el día que comprasteis esto y lo pusisteis en la estantería pensando que era una obra maestra, que era un viaje interior que intenta unir presente con pasado, la exploración de unas circunstancias trágicas, una reflexión sobre los que sobrevivieron y los que murieron, un intento de superar un abismo generacional provocado por algo más que la edad... y en PcP os decimos lo siguiente:
Una polla como una ollaaaaaaaa
Infumable, aburridísimo, un truño, sólo apto precisamente para gafapastas. Es que no hay otra forma de decirlo.
Seguro que habrá quien lo compare con La vida es bella o La lista de Shlinder, y nosotros tendremos que decir "¿véis?".

Ratones... ¡qué simbólico!


Píldoras azules

Este sí que no. La verdad es que si estáis leyendo esto es porque pensáis que puede tener algo que ver con Matrix (con la uno, que el resto son una mierda, salvo el corto aquél del Último vuelo del Osiris, en el que se le veía el culo a la jaca aquella), pero no. Nada qué ver.
¿Son píldoras con algún rollo estilo P. K. Dick, o algo de superpoderes? ¿Sale Flubber en este cómic? No. Se trata de la autobiografía de Frederik Peeters, centrada en su relación con su mujer y su hijo enfermos de SIDA que deben recurrir a una terapia triple para sobrellevar las cargas que descansan sobre sus hombros.
Lo peor de todo es tener que aguantar al trío calavera cada vez que empiezan con su rollo de "nunca te olvidaré", "te quiero", y toda esa matraca. Hace que echemos de menos a los mutantes de Agujero Negro.
Si fuese una película, Píldoras Azules se emitiría una tarde de sábado en Antena 3, justo antes de Tocado por un ángel.

Para que fuese tragable de estas aguas deberían surgir dos Cthulhus


Metralla

Por fin, pensaréis, uno con un título como dios manda. Y un cojón de mono. Nos vamos de Irán a Israel, donde un joven taxista comienza a ver indicios de que su padre ha podido fallecer en un atentado terrorista (piñas, pensaréis)... formándose un triángulo amoroso en la sociedad Israelí.
Para uno en el que teníais esperanzas y os hemos dado por el culo.
Más allá del título es una basura. De hecho, de no ser porque todos esos tipos con chaquetitas de pana y gafas de pasta hacen cola para ver cualquier mierda que tenga que ver con Israel no lo habría leído de puta madre. Eso sí, a los israelíes los odian porque oprimen al pueblo palestino, y ese razonamiento está muy in hoy en día, y no pisarían ese país por nada del mundo no sea que les confundan con patos de feria.

Que bonito es todo lo israelí


Persépolis

El premio gordo. El cómic gafapasta por excelencia. Persépolis, una historia sobre la transición al régimen islamista de Irán contada por Marjane Satrapi.
Nada de Metrópolis, ni de 300, nada de tiroteos, nada de épicas batallas, nada de un buen dibujo (llegando al punto en que se extraña a Rob Liefeld), eso sí, un tema muy en voga hoy en día.
Este es el ejemplo por ontonomasia de lo cómo se comporta un gafapasta ante un comic book. Persépolis narra la misma historia que vemos todos los días, pero con un resultado contrario a lo que vemos día tras día en televisión, donde todo lo islámico está de puta madre, y todo lo occidental es una puta mierda.
¿Y qué carajo hace un gafapasta, esos tipos que se pasan todo el día repitiendo lo que han oído en la puta ltelevisión para parecer interesantes? Pues lo compra y lo lee. ¿Por qué? Porque es lo que se espera de él. Eso, y que lo proclame a los cuatro vientos, pa que se vea lo sensible que es y lo alternativo e indie que es leer tebeyos.

Un corto de caña, mesero


Ya pasó, venga, ya pasó, ya está, estas monstruosidades no volverán a molestarte.

Y una cosa más, amigo lector. Si has leído cualquiera de estas basuras obras y te ha gustado, cágate en nuestras madres, deja de leernos si quieres, sal a la calle a discutir con alguien más bajito que tú, pero principalmente, pregúntate si te gustan porque molan o porque tienen que gustarte.

Nota: los posteadores de PcP son profesionales y están entrenados, las lecturas que llevan a cabo para poder redactar sus posts precisan de años de entrenamiento mental y de no comerse un rosco en tiempo del largo, es por esto que no debéis intenatar imitarlos en casa o en la escuela, porque esto va muy en serio, Do Not Try This.

domingo, 27 de julio de 2008

No diga publicidad... ¡diga América!

Domingo de verano + tarde de calor abrasador = coñazo.
Coñazo + vídeos refrescantes = menos coñazo + PcP cumple con su post diario.
PcP cumple con su post diario = bueno.

Hoy en PcP os dejamos con tres anuncios de tres célebres marcas, realizados por los americanos, y casi siempre para los americanos.
Disfrutadlo, y pensad que nosotros no hemos hecho absolutamente nada hoy salvo plancharos unos youtubes... muahahahahaha

Guiness

Considerado, a día de hoy, como el anuncio más machista de la historia (mira tú que cosas eh...), este anuncio de la mejor cerveza del mundo no acostumbra a dejar indiferente a nadie, así que os lo planchamos aquí.



¿Es esto una marranada más? ¿Se trata de algo sencillamente soez? La respuesta es obvia: es una marranada más, es sencillamente soez, y además, si no fuese por el hecho de que lo más parecido a una chica que nos ha leído jamás excepto Miss Paranoia con Patatas 2007 (y la verdad, sobre mujeres objeto no está para hablar demasiado la jamelga esta), ni siquiera pondríamos esto en un post sobre publicidad, sino que lo haríamos en un post sobre cosas que no deberían existir.
¿Que qué carajo pinta aquí si Guiness es irlandesa? Pues está claro: Irlanda es un país pequeño, y la publicidad no es buena... porque no es buena... así que los publicistas son yankis.

Mountain Dew

Los chicuelos de Mountain Dew, esa bebida que aquí no compra ni su putifa madre, pero que en Yankilandia, ese país plagado de cicloculturistas y atletas de élite (pffffff me río yo) se estila bastante, nos deleitan con un hilarante anuncio al más puro estilo de peli chinorri, de esas en las que hay hostias como panes pero no te enteras de la misa la mitad.



Pues eso, de la misa ni la mitad. Pero claro, es que a creatuvos como estos, que han metido a Steven Seagal en un anuncio (del que ya hemos hablado aquí hace tiempo, y teneis un buscador, vagos del carajo), que tienen unas campañas de marketing del copón, hay que dorarles la píldora un poco...



¡Grande, se viró la tortilla!

Gillette

The best a man can get es el slogan de la nueva campaña de Gillette, que se olvida de la imagen de niñato mariquita menosmola de David "Sal de frutas" Beckham, para poner a dos pedazo de atletas del carajo. Dentro vídeo:



Si, exacto, no tiene ni pies ni cabeza... pero es que cuando metemos a los luchadores de la WWE en la publicidad pasan cosas como esa... y no es de las más lamentables eh, si no que se lo digan a Undertaker:





sábado, 26 de julio de 2008

Top Ten: Plantas con tendencias homicidas

Hemos hablado de asesinos. Hemos hablado de animales asesinos. Hemos repasado a todos los verdes vegetales que gozan matando...
Y es que el hombre puede ser el animal más temible que ha existido nunca... ¡pero el reino de los vegetales tiene otras normas!

10. Las horripilantes enredaderas



Las Ruinas es una peli mala mala, pero... peores son las temibles enredaderas.

9. Los ents

¡Árboles que caminan! ¡Árboles que caminan!


8. Poison Ivy



¿Qué os pensabais, que Catwoman iba a ser la única jamelga que se enfrentase a Bats? Y una mierda, porque para eso también está... ¡Hiedra Venenosa!
Es algo así como una mezcla entre planta y mujer, que puee llegar a ser la persona más seductora del mundo... son las feromonas chicos...
Y no, no probéis a inyectaros savia, que no vais a ligar igual, y conociéndoos se os infecta el pinchazo fijo.

Parecía buena idea sobre el papel...


7. El bosque de Evil Dead



Bruce Campbell y Evil Dead están empezando a hacerse con un sitio habitual en nuestros top ten, pero es que se lo merecen. Árboles monstruosos, raíces salidorras que protagonizan violaciones sobre chicas ligerillas de ropa, plantas poseídas por los demonios a los que ha liberado la lectura del Necronomicón... ¡plantas que se las tendrán que ver con Bruce!

6. Los ultracuerpos



¿Esporas que dan lugar a vainas extraterrestres de las que surgen copias idénticas de las personas? Joder, estas plantitas tenían que estar aquí por fuerza, que son una puta plaga.

5. Vegetal

Vegetal tras su enfrentamiento con Celulitis


Exacto, este es su nombre. Vegetal, llegado desde el planeta del mismo nombre, es el hermano de Sosón Goku, el prota de la historia.
Que Vegetal tiene tendencias homicidas es obvio, no en vano es un príncipe puyajín que llega a la Tierra acompañado del giganesco Napalm con el único objetivo de destruirla. Ya ves tu, que diversión...

4. Jordy Verrell y su musgo

"Antes hasta me gustaba..."


Stephen King tuvo que participar, junto con el gran George A. Romero, en la dirección de Creepshow, y en su caso interpretó a Jordy Verrell... pobre palurdo tejano... creía que se haría de oro, pero

3. La cebolla asesina



¿No conoces a ese genial y no verde vegetal que es la cebolla asesina? ¿La asesina más existencialista del reino de las plantas?
Pues a qué cojones esperas... esta es su web.

2. Los tomates asesinos

Os ha pillao el carrito del helao


¡Tomates mutados por experimentos gubernamentales! ¡Ataques indiscriminados a la población! ¡Grupos de operaciones especiales dedicados a neutralizarlos!
Plata para esta joya de la Serie B de finales de los 70.

1. Audrey II

También canto...


Eclipse solar implica planta llegada del espacio, implica genial vegetal asesino merecedor del oro de nuestro top ten de hoy.
Bautizada en honor al amor platónico del florista, necesita sangre para sobrevivir... más de la que el prota puede darle... así que se gana su lugar en el infierno de las verduras al comenzar a comerse personas.


Así que ya sabes: no te alimentes de ellas, huye de los vegetarianos, quiérelos, alimenta de vez en cuando a tu Carnibola (si es que recuerdas lo que es), procura no pisar el césped, usa insecticidas que no las dañen... porque de lo contrario... pueden llegar a hacerte una visita.

viernes, 25 de julio de 2008

Dexter, de la A a la Z

Un nuevo análisis "de la A a la Z". Este artículo ha sido transcrito por un chino vestido con traje de botones que tenemos atado a uno de los ordenadores. Nosotros podríamos tardar días en hacer un post tan largo...

Asesino: Desde un punto de vista meramente penal, se puede considerar que Dexter Morgan es un asesino. Un hombre sin escrúpulos, que obra con mimo y acaba con sus víctimas con el mayor de los sufrimientos, y sin que nada puedan hacer por evitarlo. Sí, la verdad es que el protagonista es un psicópata de la hostia.

Bisturí: el arma preferida de este carnicero profesional. Perfecta para realizar las precisas incisiones necesarias para extraer muestras de sangre de sus víctimas.

Esto no es un bisturí... pero también sirve


Cubrirlo todo: como asesino inteligente y meticuloso que es, el protagonista ha aprendido a que sus crímenes no dejen huella. Cubrir toda la escena del crimen con plásticos resulta ser casi siempre la mejor opción.

Dexter: el prota, el jefe, el tipo que da nombre a una serie que ya arrasa en yankilandia, uno de esos tíos molamucho que nos encantaría que nos leyese. Dese aquí un saludo, Dex.

We all are Dexter


Enfermera: La primera víctima de nuestro amigo. Una enfermera anestesista que gozaba acabando con sus pacientes a base de morfina adulterada. Dexter acabó con ella cuando todavía era un crío.

Forense: ¿qué mejor trabajo para un psicópata obsesionado con la sangre que el de forense?

Gusto: lo que diferencia a Dexter de los demás asesinos en serie a los que venimos estando acostumbrados es su gusto a la hora de matar. Sólo malas personas, sólo pederastas, asesinos, psicópatas, sádicos... sólo aquellos cuya muerte haría del mundo un lugar mejor.

Hermana: Debra Morgan es su hermanastra, y uno de los vínculos de Dexter con la realidad. Tiene más cojones que casi todo el departamento de policía de Miami, y mola un cojón.

Te voy a dejar los dientes bailando el catachof


Influencia paterna: fue su padre quien le sacó adelante. Cuando aún era un niñomierda, su padre veló por eél para que no se convirtiese en un peligro público, para que controlase sus instintos.

Jeringuilla: el modus operandi de Dexter se caracteriza por comenzar siempre con una inyección, habitualmente en el cuello de su víctima.

KERÍA SABER ALGO DE DESTER: típica pregunta de un "HOYGAN" en un foro sobre Dexter.

Leyes de Harry: son el estricto código de honor que le inculcó su padre, y que debe seguir para controlar sus impulsos y saber canalizarlos contra objetivos que realmente lo merezcan

Marranadas: no las entiende. No sabe lo que son. Le fascina que las personas puedan darles importancia, a él, personalmente, ni le van ni le vienen... como mucho puede llegar a considerarlas "interesantes", pero vamos, que el folleque no le entusiasma.

Necesidad de matar: este es el gran problema de Dexter, necesita matar cada cierto tiempo. Sin embargo, el hecho de que se trate de un auténtico sociópata del quince puede llegar a tornar este trastorno en una virtud.

Opening: si has sido estafado, no desesperes... lo que os vamos a cascar es la intro de la serie, probablemente la intro más violenta de la televisión actual.



Pulcritud: ay... la pulcritud... la hermana lesbiana del orden. Ninguno de los miembros del staff (ni mucho menos de los miembros de los miembros) ni de los lectores de esto lo son, así que os vamos a mandar directos a la RAE, mierda, esto no sirve... ¡eso!

Quinqui: es Miami, está plagado de ellos.

Rita: Rita es la novia de Dexter. Madre soltera, su ex marido la maltrató y violó en suficientes ocasiones como para que aborrezca el sexo... justo la mujer que nuestro protagonista necesita. Además, es la novia que todo frki querría, ya que cuando comienza a recuperarse, no tiene reparos en disfrazarse de Lara Croft y comerle el choripondio al prota. ¡Tres hurras por Rita!

¡This is Halloween!


Sangre: tal y como dentro de vuestro subgrupo de freaks hay variedad de tendencias, podemos decir que dentro del de los forenses pasa lo mismo, y Dexter es un forense especializado en la sangre. La sangre es su vida.

Tétrico: la verdad es que un tipo que sólo piensa en matar, por muy majo que pretenda ser, siempre acaba resultando bastante tétrico.

Ufano: aunque le cueste, Dexter es capaz de mostrarse relativamente feliz, tal y como le enseñó su padre... los matones son recordados, y los tristes llaman la atención, así que sabe disfrazarse de lo que no es.

Vigilante: Dexter es, ante todo, un vigilante. Un hombre que opera al margen de la ley para acabar con aquellas personas a las que por unas cuestiones u otras, no se puede tocar.

W. Bush: Dexter tiene una curiosa reflexión el día de Halloween mientras se cruza con un niño con una careta de Bush, y es que "hoy todos se quieren disfrazar de monstruos".

XXX: esto es lo que pasa cuando te descargas un capítulo, y resulta que no es un capítulo, ¡sino que es algo mucho mejor!

Yacentes: y atados con plástico adhesivo a una mesa es como se despiertan las víctimas de Dexter... el resto es inevitable.

Zancadillas: son las que debe soportar su hermanastra mientras trabaja, primero en antivicio y después en homicidios, casi todas se las pone su jefa, la tentiente María Laguerta.

Hala, chino, venga, majete, a casita, venga. Joder, como trabajan los condenaos eh, si es que son muy monos los jodíos, y el trabajo es como una especie de religión...

jueves, 24 de julio de 2008

El videorreportaje; hoy, la estupidez humana

Teníamos preparados un par de artículos largos de cojones, de esos ricos ricos, de esos que tanto os gustan, cachogañanes, que eso es lo que sois...
Pero lo hemos cambiado por un videorreportaje, aunque podríamos hacer una sección sólo para este vídeo, la podríamos titular "el gilipollas de la semana". Aunque el de hoy es tan anormal que no se si se podría continuar con una sección que nace con un listón tan alto.
El videorreportaje es una de nuestras secciones menos populares, pero hoy vais a dejar un mojón en vuestro sitio, porque hoy vamos a demostrar algo grande. Tenemos un vídeo que es perfectamente ilustrativo de algo... hasta el punto de que podemos decir que se trata de una subnormalidad en sí misma, todo él...
Se trata de un vídeo de menos de medio minuto que demuestra una cosa, y es que, como decía Einstein, sólo hay dos cosas infinitas: el universo y...



... la estupidez humana.



Increíble. Sólo hemos visto una muestra de subnormalidad similar, y no la protagonizaba un humano, sino un buitrecillo en Mondo Lirondo. Su nombre era Perico, pero le llaman "el bromista anormal".



¿Os ha dejado indiferentes? ¿Acaso no teneis sangre en las venas?
¿Qué fue antes, el imbécil o el Youtube?

miércoles, 23 de julio de 2008

Recensiones Zombis Vol.6



Allá vamos con una nueva entrega de nuestra sección de recensiones zombis, que algún día será el mayor y mejor compendio sobre cine de muertos vivientes que jamás haya visto la luz.

[REC]

Directores: Jaume Balagueró y Paco Plaza
Año: 2007
Zombificated by: virus que se propaga por la saliva



No es una película de zombis al uso, con una civilización postapocalíptica y una moraleja final.
Es una película de terror, asfixiante, claustrofóbica y genial, de la que en yankilandia ya se está haciendo un remake titulado Quarantine. Cuarentena.
De eso va [REC]. De una cuarentena en un edificio de Barcelona en la que se ven atrapados una pareja de bomberos y dos reporteros que cubren su trabajo para una televisión local.
Un virus se ha escapado en ese edificio. Los vecinos, los bomberos y los periodistas se agolpan en la entrada esperando a que se desarrollen los acontecimientos e intentando sobrevivir.
La cinta se llevó un goya para la prota y recibió el premio del´público en un copón de festivales. Su duración, de 75 minutos, hace que se pase realmente rápido y que saltes de tu butaca en un par de ocasiones.
Enhorabuena,, señores Plaza y Balagueró. Nos han acojonado bien.



Miedito: 8
Tripitas y sangre: 6

Valoración global: 10

Resident Evil: Extinción

Título original: Resident Evil: Extinction
Director: Russell Mulcahy
Año: 2007
Zombificated by: el T-Virus, que continúa en expansión



Imaginaos una peli de zombis con Milla Jovovich con tres jamelgas más y con supervillano incluído. La cosa suena a friki comprando palomitas.
Ahora unidlo a plagios descarados (nada de homenajes) a "El día de los muertos" de Romero, con copia de Bub incluída; efectos especiales dignos de algunas películas de Hitchcock de los 70; una trama cogida por los pelos pero es que mala mala y sin puto sentido; unos personajes que te dan exactamente igual que vivan que que mueran; unos actores pésimos (empezando por la propia Jovovich y acbando por Ashanti, que hizo dos pelis y en las dos hacía una mieeerda de papel); y unos zombis peor hechos que los de Shaun Of The Dead... pues queda este pedazo de zurullo.
Siempre quedará el consuelo de que no tiene mayores pretensiones que publicitar un videojuego y engañar a algunos pardillos.



Miedito: 2
Tripitas y sangre: 2

Valoración global: 2

El ejército de los muertos

Título original: Masters of Horror, Joe Dante's "Homecoming"
Director: Joe Dante
Año: 2006
Zombificated by: La formulación de un deseo por parte de un analista político: que los muertos de Irak vuelvan a casa.



David trabaja como asesor para el gobierno yanki y en plena tertulia televisiva contesta a la madre de un combatiente de Irak que "si pudiese pedir un deseo, desearía que volviesen a casa los soldados muertos".
Pues se jiñó la cosa.
Los soldados americanos muertos durante la guerra de Irak comienzan a levantarse con un único objetivo (agarraos que vienen curvas): reclamar su derecho a voto para expulsar de la casa blanca a quien les envió a la muerte para hacerse con el petróleo.
Joe Dante no sabe defraudar. Aullidos (la hostia esto eh) y Gremlins (los pequeños bastardos nacidos de la enferma mente de Steven Spielberg) dan buena cuenta de ello, y en esta ocasión, con los escasos medios que la serie Masters of Horror (que es bastante merdenta en sí, por cierto) le podía ofrecer se ha sacado de la manga un guión que fue premiado en SITGES 2006, donde la cinta recibió también el premio especial del jurado.
El mayor problema es su tufazo a telefilme, con una interpretación que roza la de los peores presentadores de Localia y unos dobladores a los que les iría mejor si aprendiesen a no hiperventilar y dedicarse al porno.

Tripitas y sangre: 2
Miedito: 2

Valoración global: 4

Los no muertos

Título original: The Undead
Director: Michael Spierig
Año: 2003
Zombificated by: una plaga de origen extraterrestre que asola el pequeño pueblo australiano de Berkeley.



La historia es más o menos la dicha. Los muertos se levantan animados por los extraterrestres y se las hacen pasar putas a los protagonistas. Por otra parte los protas vienen siendo los típicos de toda peli de zombies, pero aderezando el terror con humor y gore. Se trata de uno de esos gores esporádicos, que alivian la tensión con un poco de comicidad. No de ese gore que confunde el horror con las ganas de vomitar.
Los protagonistas más estereotípicos son el policía cabrón, malhablado y cobarde; el tipo que se quiere llevar al catre a la prota; el paleto de la Australia profunda que lleva dos pistolas hasta cuando va en pelota picada; la embarazada, muy de moda en el cine zombie de los últimos años; el tío aparentemente normal; y el menos estereotípico de un cine que está acostumbrándonos a tías que son una especie de tronchazombies: la policía que debe llevar el mentolín a todas partes para superar sus crisis de ansiedad.
En cualquier caso el sólo hecho de aguantar al policía gilipollas, y ver la "escopeta triple" de uno de los protagonistas ya hará que el frikazo de turno se eche unas risazas.



Tripitas y sangre: 5
Miedito: 1

Valoración global: 5

El día de los muertos 2: Contagium

Directores:
Año: 2005
Zombificated by: la expansiñon de un virus de origgen desconocido, contenido en un vial extraído de unas instalaciones militares.



Los chicos de Crest y Suevia se han dejado llevar por un proyecto que nada tiene que ver con la obra original de George A. Romero, siendo una producción de serie B absoluta que simplemente se aprovecha de un nombre que ha adquirido la comercial que la sacó a la venta para intentar vender más. La cinta trata de un virus que se desata al abrirse un vial. Su origen, aunque en ningún momento se afirma taxativamente en el filme, puede ser extraterrestre o derivar de la maquinaria militar Rusa o Americana durante la Guerra Fría. Comienza con la primera expansión del virus, en una base militar; y continúa con la segunda crisis, en el mismo edificio (y es que no había mucho dinero) cuando éste ya ha sido habilitado como manicomio.
Es una peli de zombies bastante digna pese a lo bizarro de los zombies parlantes que tratan de reventir su infección, y los muertos vivientes son lo suficientemente cabrones como para cabrear algo al espectador. Huelga decir que no merece ni por asomo compararse con la mejor película de zombies de Romero: El día de los muertos.



Tripitas y sangre: 7
Miedito: 3

Valoración global: 6

martes, 22 de julio de 2008

Lo que más tememos...

Bueeenas, mis amigos frikazos con suficiente sebo en vuestro acné facial como para reflotar la burbuja inmobiliaria (respiiiro), ¿cómo os va?
A nosotros no nos va del todo mal, estamos de veranito, uno de nosotros ha encontrado trabajo como cobaya para colirios (mucho mejor que antes, que era chapero para pacientes de gigantismo) y el único que cambia para mal de actitud es Albert, el calamar gigante que vive en nuestro salón... que está en su celo anual. Sí, los horrores cósmicos también tienen necesidades, por lo que en la Redacción sólo tememos dos cosas estos días: que otro molusco gigante caiga de las estrellas y nos aplaste el chabolo, y pasar cerca de la puerta del salón y morir sodomizados por un tentáculo de ocho metros tan ancho como el tronco de una secuoya...

Bueno, hay algo más a lo que tememos... ¡a David Blaine!



Fuente: el vídeo figura en Youtube, pero "le grand Kimote", miembro de Cosas de Frikis, os ha colgao unos subtítulos de esos para gambiteros, de esos... mu ricos.

lunes, 21 de julio de 2008

Fauna urbana: los perroflautas

Hola, miasma de holgazanes. De los 47 gañanazos que votasteis en la encuesta para elegir colectivo, la friolera de 16 habéis optado por que destripemos a los perroflautas.



Los perroflautas son una tribu urbana creciente en nuestras ciudades. Vamos a analizar el término "perroflauta":
La palabra en sí hace referencia a un subgrupo, mezcla entre lo punki y lo hippie, asociado al movimiento okupa y avertzale (íbamos a hacer el chiste de "¿chale o no chale?", pero nos hemos cagao), que no son perros ni son flautas, pero que acostumbran a ir acompañados de esos dos elementos.

El perro suele ser un animal. Suele tener cuatro patas, suele vivir tirado en el suelo y nunca lleva collar. Suele estar mejor adiestrado que el pitbull de la madre de César Millán, y se convierte en el mejor amigo del perroflauta.

La flauta suele ser el sustento, el hobby, y la seña de identidad del perroflauta. No tienen por qué tener ni pajolera idea de cómo funciona, y realmente no tienen que tocarla durante más de diez segundos seguidos, porque entre el himno de la alegría y el tocan las campanas intercalan su frase de "chico, tienes una monedita", o la no tan popular y más arriesgada "señora, no tendrá un billete de quinientos por ahí". Puede ser, puede ser, que sustituyan la flauta por otra cosa. La única cosa por la que podrían sustituirla es por instrumentos con los que practicar el noble arte de los juegos malabares.

Los perroflautas suelen ir como los guardias civiles: en parejas y marcando paquete.

El tema de desenvolverse en parejas tiene una finalidad estratégica: a veces, el perroflauta precisa de un compañero que le permita abarcar un mayor tramo de calle, gorra en mano, para que, además de intercalar sus pedigüeñeces con las del de la gorra. El de la gorra suele ser algo así como el "agente comercial" que se persona en la puerta de tu casa para colarte una aspiradora.

Lo de marcando paquete tiene mucho que ver con la indumentaria típica del perroflauta. El perroflauta no entiende de modas, estilos, ni grupos inditexes. Gustan de comprar a vendedores ambulantes, leproserías y tiendas de ropa de segunda mano. Pasamos a analizar su vestimenta de la cabeza a los pies.

1. Su peinado

La mezcla rapado, cresta, rastas, afeitado y coloreado es lo que se lleva según la vogue del okupa callejerillo. Últimamente se estila una mezcla de todos los estilos de peinado, de forma de que queda una especie de mabiquí capiar ambulante. Eso sí, mu majo el tío.

2. La palestina

Símbolo del pueblo oprimido con el que tanto se identifican los perroflautas, con su rollito antisitema y tal.
En los últimos tiempos la llamada palestina ha pasado a ser un complemento chic, ya hí están todos los famosetes luciéndolo.



3. Camisetas de agún grupo de música

Sus favoritos suelen ser los imbéciles (sí, sí, Fermín, has oído bien) de Negu Gorriak o Soziedad Alkohólica, abanderados de una serie de tendencias mu majas y muy sanotas.

4. Pantalones muy ajustados

El consumo de sustancias estupefacientes les había convertido en estériles antes de abandonar su vivienda familiar, y el hecho de que sean ajustados les permiten correr "como si no llevasen nada".
Entre éstos y las botas, suelen situarse unos calentadores a rayas, bien negras y rojas o negras y blancas.

5. Botas

Lo que más pesa de todo lo que tiene un perroflauta son sus botas, preparadas para bailar pogo, para visitar conciertos de Manu Chao y de ska ne general y para patear antidisturbios en las manifas. Estilizar no es que estilicen, pero macizas si que son.

La doble moral del perroflauta

Sabemos lo que piensas, amigo lector: "huy, pero qué bohemio y qué bonito es esto del perroflautismo, que glamour, vivir al margen de lo comercial, de la sociedad, vivir de lo que da la tierra, tener un perro al que quieras como a una persona, y contraer enfermedades venéreas al follarte a pelo a la mendiga de turno".
Amigo.
No te lo hemos explicado del todo bien.
Existen rumores fundados que hablan de familiares de una acomodada clase media que acuden al piso del que el perroflauta (que no olvidemos, está en una edad de postinstituto o preuniversidad) se ausenta para parecer super guay, para dejarle comida y reponerle por completo la nevera.
Esto lo sabe el perroflauta y sus amigos tiradillos, pero todos fingen que no lo saben, y que son unos rambos de la ciudad, unos animales urbanitas y unos supervivientes natos.
Los padres, por lo general, no tienen ni puta idea de que su hijo se dedica a la mendicidad en vez de a la Admninistración y Dirección de Empresas, y siguen pensando que darle libertad al nene es lo mejor, porque así no llora.

Perroflautas famosos

Melendi

"Que se pare el avión que me bajo" - Melendi


Sinead Connor

"Me ducho cada tres semanas" - Sinead Connor en Lo+Plus


Pipi Langstrum

"Unas moneditas para mí y pal mono" - Pipi Langstrum tras dejar Proyecyo Hombre


Y con esto y un bizcocho, patada en los cojones.