martes, 30 de septiembre de 2008

Fin de ciclo. ¿Friki o gafapasta?

Chan-chan-chan chan chan-chan chan cha-chaaaaaaaan... Cerramos el mes de septiembre, y con él, despedimos a Quentin Tarantino, del que nuestros lectores comienzan a estar hasta el choripondio. Pero vamos a hacerlo tratando de dar respuesta a la más importante de las preguntas que se pueden plantear sobre el tío Quentin: ¿es acaso un visionario, capaz de plasmar momentos del cine rebosantes de frikismo en sus cintas; o por el contrario es un sucio gafapasta, obsesionado consigo mismo y su imagen de tío culto y urbanita?

1


"Me gustaría ser Luke Cage, el superhéroe negro. Tras ser apresado y encarcelado por posesión de heroína, ún médico experimenta con su cuerpo y acaba adquiriendo superfuerza. El baño químico del doctor le otorga una piel de acero a prueba de balas. A partir de entonces cambia su nombre y se alquila a sí mismo: Luke Cage, héroe de alquiler."
Esto lo dijo el tiparraco este en una entrevista para el New York Times en 1997.

FRIKI 1 / GAFAPASTA 0

2


Girl, You'll Be A Woman Soon



FRIKI 1 / GAFAPASTA 1

3


Vale que Sin City es una peli de su gran colega Robert Rodríguez, pero él dirigió una de las escenas que más le fascinaron del cómic de Frank Miller sobre La Gran Masacre, la escena en la que Dwight lleva el cadáver del teniente Rafferty a los pozos...



FRIKI 2 / GAFAPASTA 1

4


La opinión de los lectores de Paranoia con Patatas está dividida. De los 76 votantes en nuestra encuesta, la friolera de 45 han mantenido que Quentin lo que es es un friki de esos que tienen callos en las manos y pelos en los callos; mientras que los 26 restantes no dudan en definirlo como un gafapasta.

FRIKI 3 /GAFAPASTA 1

5


Sin duda también es propio rescatar su visita a la Rana Gustavo.



FRIKI 4 / GAFAPASTA 1

Y la verdad, no queremos daros más motivos, que estamos hasta el ojete ya, así que vamos a las conclusiones.

Pero joder, si Tarantino es un friki... ¿por qué es adorado por los gafapastas? Error. Fallo de concepto. Los gafapastas no adoran a Tarantino. A muy pocos gafapastas les hizo gracia Reservoir Dogs, todos se empalmaron con Pulp Fiction, y la mayoría pagaron por ver seguidas Kill Bill Vol.1 y Vol.2... ¿pero no os dáis cuenta? Reservoir Dogs era un remake ultraviolento de una peli friki como pocas que fue City of Fire; Pulp Fiction tenía como protas a Samuel L. Jackson, Bruce Willis, Harvey Keitel, un John Travolta que se reía de su pasado de tronchamozas...; y Kill Bill va de cuatro asesinas jamelguísimas que reparten ostiacas como panes... ¿a qué gafapasta le mola eso?

Incluso en los años mozos de Tarantino, se dedicaba a devorar tebeos, curraba en un sucio videoclub de barrio donde se tragaba todas las pelis de tiros de la época, todas en las que salían chinorris dándose de papos (que no se entiende una mierda, pero hostias se ven a almorzas), los westerns en los que sólo se vomitaban frases lapidarias... Esas pelis que, de haber vivido esa vida en esa época tu y yo habríamos visto. Esas mismas.

Pero entonces... ¿por qué lo ven? Está claro. Los gafapastas son seres que adoran ciertas estéticas, ciertos aspectos retro, pero que en su momento eran única y exclusivamente aptos para frikis. La blacksploitationa al completo era como ver la serie de policías de los mediodías, y la mera pronunciación del nombre de John Woo basta para que cualquier culturetas huya atemorizado o se prepare para atacar las faltas de argumento con su verborrea demencial. Lo que en su momento fue patrimonio friki ha ido siendo pervertido por los gafapastas hasta pretender convertirlo en propio... mirad, algo parecido hizo la Iglesia con el que fue el primer comunista y revolucionario de la historia, y no, no nos referimos al Ché, modernillo que eres un modernillo.

En cualquier caso no hace falta más que ver lo que hace Tarantino para meterlo en el mundo molamucho de los frikis como vosotros. ¿Plagia? Pues claro que plagia, pero lo importante es... ¿qué plagia? Plagia frikadas como pianos. "Esa mujer merece una venganza, y nosotros merecemos la muerte". ¿A cuantos frikis de buen corazón se les quedaron los pelos como escarpias al oirlo? Un plagio. Sí, pero mola. ¿Homenajea? Sí, a veces, pero ¿sabéis qué? Que el gafapasta no se da cuenta hasta que lo lee en un artículo de El País de las Tentaciones o lo ve en Nosolomúsica. Y el friki, que ha visto la primera peli, porque como ya sabéis, tiene mucho tiempo libre y las pelis de chinos y las de hostias se las ha visto todas, la detecta in situ.

Ayer hablamos de sus intervenciones en Desperado (que levante la mano el gafapasta al que le mola Desperado), Abierto hasta el amanecer (pocas pelis más frikis hemos visto... bueno sí, varias, pero esta lo es), Planet Terror (directamente la polla aliñada y con cebolla)... hasta que salió esta moda rara de las zapatillas Converse... ¿quién se atrevía a decir que Desperado era buena? Pues sólo tú y nosotros, amigo frikazo, tú y nosotros.

Por todos estos motivos pensamos que queda bastante claro que Tarantino, lejos de ser un gafapasta menosmola, es un friki hecho y derecho, de esos que molan porque se lo han ganado a base de ver toda la bazofia que ponían por la tele.

lunes, 29 de septiembre de 2008

Tarantino dentro del plano

Hoy, como penúltimo día del ciclo atarantinado que nos ocupa, vamos a abordar otra faceta de Tarantino diferente a la de director y guionista: la de actor. Y vamos a hacerlo dando un repaso a los papeles que este encargado de videoclub ha ido interpretando a lo largo de su vida, empezando por el primero de los principios... este:



Tarantino participó en casi todas sus películas. Fue el Señor Azul en Reservoir Dogs, acaparando ese diálogo memorable sobre Madonna y Like a Virgin; fue Jimmie en Pulp Fiction, permitiendo que Vincent y Jules se cobijasen en su casa y prestándoles las bermudas; fue Chester, también conocido como "el hombre de Hollywood" en Four Rooms, un pervertido aburrido ya de sus habituales locuras; y puso voz a una máquina en Jackie Brown.

La primera vez que Quentin se puso delante de una cámara para otro director ya era el hombre de moda, y Robert Rodríguez el amigo que le pidió el cameo. Quentin interpretó a un traficante de coca que entra a hacer tratos a un bar, pide una cerveza, y se tira a hablar de forma histérica para ser asesinado finalmente por uno de los cuates con los que iba a hacer tratos.



Lo curioso es que cuando en una entrevista le preguntaron a Tito Larriva, el mexicano que le pegaba un tiro en la frente, que qué se sentía al matar a Tarantino, no sólo confesó que era una maravilla hacerlo callar, y que Steve Buscemi se quejaba amargamente de no poder hacerlo él mismo.

Repitió después con Robert Rodríguez, esta vez con un pepel de protagonista, el desquiciado Gecko, pareja de baile de George Clooney. Psicópata, asesino en serie y fetichista de los pies, Richard Gecko es una mala bestia, y cuando le muerden se convierte en un tipo aún peor.



Otros papeles menos conocidos fueron el del convicto Johnny Destiny; el de Sid en "Duerme Conmigo", o de uno de los directores neoyorquinos que aparecen en "Girl 6". Colaboró también en Little Nicky, donde interpretaba al diácono, un fanático religioso.



Desde que se estrenó la serie de Alias (de la que mantenemos que es una serie para pajilleros), Tarantino se declaró acérrimo seguidor de la misma, hasta el punto que le dan un papel a su medida, dando vida a Mackenas Cole, un antiguo miembro del equipo que se pasa al bando enemigo. En el capítulo de "La Caja" rememora la secuencia de tortura de Reservoir Dogs y recibe una paliza de manos de Jeniffer Gardner.



Sus últimas apariciones fueron en las dos obras de Grindhouse.

En Deathproof, un bodrio descomunal que casi no queremos ni recordar, se metía en la piel de Warren, barman y propietario del Texas Chili Parlor.



Planet Terror, sin embargo, es la hostia. Es una de esas pelis que molan, que molan tanto que no nos cansaremos de ver. Desde luego la cinta más fresca que vimos en los últimos tiempos, y esa Rose McGowan que parecía feorra antes... En fin. Tarantino interpreta a uno de los soldados infectados por el gas que decide violar a Cherry y a Dakota mientras las tienen apresadas...



Ha hecho más papeles, como el de Ringo en un recién salido western oriental, pero nosotros ya hemos cumplido. Ahora una pausita que refresca, y mañana fin del ciclo.

domingo, 28 de septiembre de 2008

¿Homenaje o plagio?

"Amo City on fire, y tengo el póster colocado en una de las paredes de mi casa. Es una película maravillosa. Robo de muchos largometrajes, un poquito de cada cinta que se ha hecho. Los grandes artistas roban, no hacen homenajes."
- Quentin Tarantino en Quentin Tarantino: The Cinema of Cool.



Os vamos a contar una película. Esto es un policía que se infiltra en una banda de ladrones para desbaratar un atraco a una joyería que estos últimos pretenden llevar a cabo. En el desenlace, el líder de la banda acusa al protagonista de ser un traidor ante la oposición del componente más veterano, provocándose un fuego cruzado que acaba con todos los implicados muertos.

¿Os suena?

Claro que os suena, mendrugos, estamos hablando de la famosa City on fire, de Ringo Lam.

No es que Tarantino tomase la idea. Para Reservoir Dogs, Tarantino copió estética, uniformes, nombres de personajes, e incluso diálogos. Es curioso que prosperase, más que nada porque esto ha llevado a Quentin a soltar frases como la que encabeza este post y ganarse una legión de fans.

Influencias clarinetas

John Woo



Otro de esos tipos que sirvieron de absoluta inspiración para nuestra celebritie de la semana es John Woo, y no se puede hablar de éste tipo sin que por medio aparezca Chow Jun Fat. A Better Tomorrow, The Killer, Una bala en la cabeza, son cintas de sicarios, gángsteres y violencia brutal y desmedida, sin ningún elemento cómico o ajeno que te permita abstraerte de ella. A Tarantino le encanta, pero gusta de meter por medio algún detalle que alivie la tensión con un poco de comicidad.
Podemos decir que las escenas de tiroteos de las películas de Tarantino y las de John Woo son iguales. El mismo sonido, la misma imagen, el mismo desenlace. Obviamente Woo hace años hacía pelis con muchos tiroteos, pero en esencia, los cercanos, eran iguales que los de Tarantino.
La realidad es que John Woo debería estar todavía lamiendole el ojal a Quentin, porque en cuanto corrió la voz por Hollywood de que era el puto amo, empezaron a llegarle cosas como Face-Off o Misión Imposible 2, que son basura, pero dieron de comer a la familia Woo.

Shaft

Do you wanna see Shaft? Better ask yout mama...



"Who's the black private dick that's a sex machine to all the chicks? Shaft!"
Si hay un personaje que se haya ganado a Quentin Tarantino ese es John Shaft. En general, el cine de tarantino bebe diariamente de la llamada blacksploitation de principios de los setenta, no en vano, la que muchos consideran la mejor de sus películas es un plagio (¿u homenaje?) de "cienes" de pelis del género.
Pero Shaft merece una mención a parte. Casi todos los personajes de Tarantino, pero fundamentalmente, todos los negros (lo que nos lleva a Samuel L.Jackson, el tío que mola) tienen algo o todo del detective privado que se dedicaba a limpiar de italianinis el barrio de Harlem. Personajes con frases lapidarias, decididos, serios, "hotter than Bond, cooler than Bullit" y que se encabronan a la mínima. Los negros de Tarantino son todos Shaft.


Antes de irnos, os vamos a recordar otras escenas de otras cintas, a ver si os recuerdan a algo.

La chica que va conduciendo, llega a un semáforo, se ve un plano del que cruza la calle, se ve un plano de la cara de la chica, el que cruza la calle la detecta... no sabemos si os recuerda a alguna cinta de Tarantino.
- Psicosis (Alfred Hitchcock)

Un tipo entra en una habitación llena de enemigos con una pistola, y antes de acometer contra ellos, recita un versículo de la Biblia extraído de Ezequiel 25:17.
- Abierto hasta el amanecer (Robert Rodríguez)

Un personaje que es un auténtico profesional de la mafia ayuda a la protagonista a descuartizar muertos y deshacerse de los cadáveres, y que se despide de los protagonistas con la frase "en tu futuro... veo un viaje en taxi".
- Nikita, dura de matar (Luc Besson)
- La zona muerta (David Cronenberg)

Una terrible apuesta entre un jugador sin un chavo y un hombrecillo extraño pero poderoso. La apuesta consiste en encender un mechero Zippo eces seguidas a la primera, cada vez que lo hiciera mal le cortaría un dedo."
- Alfred Hitchcock preseta... El hombre del sur

Un espadachín llanadi Hattori Hanzo, interpretado por Sonny Chiba.
- Hattori Hanzo: Kage no Gundan, serie japonesa de los ochenta.

El artista marcial del chándal amarillo, el artista marcial con antifaz negro, y el artista marcial que es acorralado por un aluvión de oponentes armados en una casa de madera de estilo japonés para darles para el pelo a todos.
- Hablamos siempre de Bruce Lee, en Juego con la Muerte, El Avispón Verde, y Karate a muerte en Bangkok.



El maestro mandarín que somete a sus alumnos a un despiadado entrenamiento, con sus ropas tradiciobales chinas, y que se mesa las barbas con un gesto pomposo.
- Master of the Flying Guillotine (Wang Yu)


Y si nos ponemos, esto es un no parar... pero no tenemos tanto tiempo, ahora sólo queremos saber qué opinan los lectores... ¿homenaje o plagio?

sábado, 27 de septiembre de 2008

Río Bravo

Cuando voy en serio con una chica, la llevo a ver "Río Bravo", y más vale que le guste.
- Quentin Tarantino


Di tú, Quentin, que no se lo cree ni tu puta madre, que tu te follarías hasta a un redondo de ternera.


¿Que a qué viene esto? Sencillo...
Sabemos que sois todos unos frikis penosos y lamentables, pero como os queremos igual nos gusta mantenter viva la llama de vuestra esperanza, vamos a lanzar la pregunta obvia...

Ahora que habéis leído a Quentin, si tuviéseis que establecer un filme que hiciese de filtro para vuestras relaciones sentimentales (algo que para vosotros sería ciencia ficción, porque os vale cualquier gordomocha que os encontréis en una cabina de teléfonos)... ¿cuál estableceríais?

Nota: habéis percibido lo geniales que somos que no hemos hablado de sexo opuesto, ni mismo sexo, ni nada de nada, sólo para no soliviantar a ningún colectivo, desde la agrupación pro la caza del bebé foca hasta cualquier otra.

viernes, 26 de septiembre de 2008

Tarantino, "Música para mis oídos"

"Mis secuencias musicales favoritas han sido siempre las de Godard, porque surgen desde algún sitio externo. en realidad, las películas no son musicales, y él detiene la narración para introducir una escena con música; hace que el largometraje sea más dulce."
- Tarantino en Quentin Tarantino: the Film Geek Files


La música es una constante para el protagonista de este ciclo semanal. No hace más falta que ver la primera escena de su primera obra como director para darse cuenta.



Posteriormente, cuando Tarantino conoció a Madonna en un evento de firma de discos, ella escribió en su vinilo "Hablaba del amor, no de las pollas".

Y aquí estoy yo, el único de todo este sucio staff que sabría diferenciar una sonata de un soneto (y a su vez un soneto de un cornetto), dispuesto a guiaros por la música de las pelis de Tarantino. No por toda, que no cobro por línea.

Little Green Bag - The George Baker Selection

Vista en: Reservoir Dogs Es el tema de los títulos de crédito que suenta mientras el grupo de ladrones camina al ralentí. Compuesta sobre una base de ska, en los estribillos nos encontramos con un rollito similar al de Tom Jones.



Stuck in the middle with you - Stealers Wheel

Vista en: Reservoir Dogs. Cualquier canción que sonase en la escena en la que el Señor Rubio torura al policía se convertiría en la canción emblemática del largometrajer.



Mirsilou - Dick Dales & His Del-Tones

Vista en: Pulp Fiction, la tonadilla mítica del filme se puede encuadrar en la música surfera de los sesenta. Dick Dale era el "surfing guitar king", y canciones como esta eran una mezcla de tendencias.



You Never Can Tell - Chuck Berry

Vista en: Pulp Fiction, es el Rock and Roll con el que Mia Wallace y Vincent Vega compiten en el concurso de Twist.



Across 110th Street - Boby Womack

Esta misiquilla axompaña a Jackie Brown durante toda la narración, porque Tarantino lo incorpora con ese toque blaxploitation cutrillo que venía consistiendo en ponerles una musiquita a los protagonistas para que adornase sus aventuras.



Bang Bang - nancy Sinatra

Vista en: Kill Bill Vol.1, en el principio del filme.



Twisted Nerve - Bernard Herrman

Vista en: Kill Bill Vol.1, en la escena en la que Daryl Hannah se pasea por el hospital vestida de enfermera. Bernard Herrman es uno de esos artistas que son perseguidos por directors, en concreto, por Hitchcock, que contó con el para casi todos los largometrajes que rodó.



Don't Let Me Be Misunderstood - Santa Esmeralda

Vista en: Kill Bill Vol.1. Lo que parece un sucedáneo de Locomía, con sus guitarras, sus aplausos, va tomando un cariz realmente cojonudo cuando entran las guitarras eléctricas y el viento. Podéis ver las pintas de Santa Esmeralda en el videoclip.



Malagueña Salerosa - Chingón

Vista en: Kill Bill Vol.2, durante el último plano de Uma Thurman y los créditos finales.



Down in Mexico - The Coasters

Vista en: Death Proof, en la única escena del filme que merece la pena recordar.



Hala, venga, que ya habéis merendao, aquí acaba el post de hoy. Y recordad, que el hombre ha de ser prudente para librarse del ojo cauteloso entre los flojos, moderado entre valientes.

jueves, 25 de septiembre de 2008

Top Ten: Matones Atarantinados

Continuamos con nuestro ciclo sobre Cuentin Tarantinooorl hablando de algunos de los personajes que han solazado nuestras tardes... Como somos unos anormales, los personajes de los que hablaremos son auténticos hijos de la gran puta.

10. El Señor Blanco

Harvey Keitel es uno de esos actores que molan, y que cuando se juntan con Tarantino sólo saben hacer grandes papeles.
El Señor Blanco es el más humano de los Reservoir Dogs, el que cree al Señor Naranja y el único que entabla alguna relación con otro compañero.
Es Harvey Keitel, no hay mucho más que decir, mola, y punto.



9. Vincent Vega

Uno de los papeles claves en los últimos años de carrera de Travelta... de hecho, casi podemos decir que Vincent Vega fue el último personaje que interpretó.
Su baile con Uma Turman, su disparo dentro del coche y su muerte a manos de Butch mientras salía de descomer son tres escenas que se quedarán para siempre en las retinas de quienes hayan visto Pulp Fiction.



8. El Señor Rubio

Vic Vega es hermano del ya citado Vincent Vega, un puto psicópata que protagoniza la escena más salvaje de la película, torturando a un policía hasta cortarle la oreja y rociándolo de gasolina.
Tras pudrirse en la cárcel durante ocho años, el Señot Rubio se ha convertido en un tipo con un comportamiento impredecible y totalmente errático, que dispara y después pregunta.
Un cabrón con pintas.



7. Gogo Yubari

Estéticamente el más espectacular de todos los esbirros que ha ido colocando Quentin en las manos de los hampones de los bajos fondos, Gogo Yubari está tan jodidamente loca que ni siquiera puede distinguir lo normal de lo anormal, que carece de cualquier clase de piedad y que, bajo su atuendo de colegiala de escuela privada, esconde unas capacidades que la convierten en la guardaespaldas de O-Ren.



6. Budd

Único componenete masculino del escuadrón "Vívora Letal", se nos presenta en Kill Bill Vol. 2 como un auténtico palurdo, alcohólico y acabado... pero no por ello deja de ser un cabrón con mucha imaginación y recursos.



5. Bill

David Carradine, mr Kung Fu, dio vida a Bill, el hombre cuya muerte da nombre a los dos volúmenes de esa peli de cuatro horas que empieza bien pero se va convirtiendo en una puta mierda.
Sólo se merece ser el quinto por ser quien es.



4. El Señor Rosa

En PcP adoramos a este granuja. No podemos ser imparciales con él.
Disgustado por haber sido designado com el Señor Rosa, fue el único de todos los Reservoir Dogs que sobrevivió a la emboscada de la policía y a las riñas internas, para huir con el maletín objeto del robo.
Pese a que en la película no aparece, se dice que posteriormente la polícía logró atraparle, y lo que es seguro, es que el maletín que Jules y Vincent llevaban a Marcelus Wallace en Pulp Fiction era el que había pasado por las manos del Señor Rosa.



3. Elle Dirver

Daryl Hannah daba vida al último de los miembros del escuadrón Vívora Letal de los que fueron ajusticiados por Uma Thurman en Kill Bill.
¿Por qué merece el bronce? Uno, el parche en el ojo. Dos, el disfraz de enfermera. Tres, el bloc de notas. Cuatro, es Daryl Hannah, ¿necesitábamos más motivos?



2. Jules

Por papeles como esta son por las que decimos que veremos cualquier peli de Samuel L. Jackson, aunque vaya de una tortuga ciega en busca de la ensalda de su vida.
Jules es el matón atarantinado prototípico, con su pelo a lo afro, su pistolón y los versículos de la biblia que vomitaba antes de repartir la ira de Yaveh.



1. El Señor Lobo

Nos encanta que los planes salgan bien... esto termina como empezó.
El señor Lobo es el hombre de confianza de Marcellus Wallace, quizás el tipo más pragmático y eficiente de cuantos se nos han presentado en nuestras vidas.
Su forma de pensar puede reducirse a dos frases: "estoy a treinta minutos de ahí, llegaré en diez" y "no comencemos a chuparnos las pollas todavía".
¡Grande, Señor Lobo, grande!



Y aún nos quedan gángsteres en el tintero, nos quedan matarifes a tutiplén, pero es que hasta que no nos paguen por esto no vamos a hacer un top 50, porque es demasiado largo, y un top 5 nos suena a demasiado morro.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Quentin Tarantino, ¿héroe o villano?

En Paranoia con Patatas vamos a iniciar un nuevo ciclo dedicado al cineasta norteamericano Quentin Tarantino.

Ocupará algo así como una semana de actividad de esta redacción, y trataremos de dar respuesta a muchos de los interrogantes que pueblan las mentes de nuestros lectores.

¿Es Tarantino un soplo de aire fresco, o un plagiador?



¿Un innovador o alguien que ha visto demasiado cine?



¿Un director de obras maestras o un guionista de videoclips?



¿Un filántropo o un parásito?



¿Un genio o un sobrado que va de genio?



Y lo más importante... ¿es Tarantino un friki o un gafapasta?

Estas cuestiones se irán viendo resueltas según avancen los días, por lo de pronto, y para que quienes no estéis acostumbrados a la figura de este tipo, os dejamos una breve introducción a su persona relatada por él mismo.


martes, 23 de septiembre de 2008

Las chicas son guerreras: "The Beauty and the Beast"

No, no vamos a hablar ni de disney ni de pelis porno interraciales, vamos a hablar nuevamente de un grupo de élite, en esta ocasión, de las temibles secuaces de Liquid en MGS4: Guns of the Patriots... las despiadadas miembras del escuadrón Bellas y Bestias.

... los trotamúsicos


Todas ellas son niñas de la guerra, y juntas son una unidad de combate... mu rica... Debajo de sus trajes y armas se esconden cuerpos de escándalo, auténticas bellezas... sin embargo, los experimentos a los que se han visto sometidas han imposibilitado su supervivencia más allá de sus trajes.

Todas sufren trastornos derivados del estrés post-traumático, extraídos de sus experiencias como huérfanas de países en guerra. Su locura es lo que les da nombre y les caracteriza en la batalla.

Laughing Octopus

¡Rial!


La historia de Laughing Octopus es bastante lovecraftiana, inspirada sin ningún tipo de tapujo en La sombra sobre Innsmouth.
Nacida en un pueblo portuario escandinavo en el que la dieta básica era el pulpo, creció sin saberlo rodeada de un culto que adoraba a algún dios marino con aspecto de pulpete (vamos, un Puturru de la vida), que un buen día, y tras acceder a excedentes del ejército, se decidió a atacar su poblacho, capturando a sus habitantes y exterminando a quienes trataban de oponerse.
Pero a ella no la apresaron, ni la mataron... a ella la adoraron, y la convirtieron en un monstruo. Tras ser obligada a torturar a su familia y a matarlos después.
Desde entonces no dejó de reír jamás.

¿Pero qué tiene esto de bello?



Pues esta es la que está dentro del traje, o deberíamos decir esta otra:



Lyndall Jarvis, modelo sudafricana.

Raging Raven

¡Lorito lorito!


La colérica Raging Raven, natural de Indonesia, fue encarcelada durante su infancia con otros niños de su edad. Durante su cautiverio fue golpeada, humillada y vejada todos los días. Se alimentaba de despojos, y los coléricos soldados que custodiaban a los niños, resentidos por décadas de enfrentamientos, sólo sabían reaccionar enfadándose y golpeándoles aún más fuerte.
Pero llegó un día en que los soldados se fueron, abandonando a los niños dentro de jaulas al aire libre. Los pájaros se los comieron. A todos menos a ella.

Joder... que rollo tan enfermo, ¿no? ¿Y quién dices que va dentro?



La modelo que utilizaron fue una amiga personal de Hideo Kojima, que ya aparecía en un poster en el MGS3.



Yumi Kikuchi, modelo japonesa.

Crying Wolf

Ai... la perreta, que bonica la perreta


Nació en África, en una zona bañada por la sangre de la limpieza étnica. En un ataque de una tribu rival vio morir a toda su familia, huyendo con su hermano pequeño, que era entonces un bebé. Llegó el momento en que se cruzaron con una patrulla de soldados y se vieron obligados a ocultarse en una casa... cuando el bebñe comenzó a llorar. La niña sólo supo apretarlo fuerte contra su pecho, hasta que dejó de llorar. Su corazón había dejado de latir.
Cargó con el cadáver de su hermano hasta un campo de rerfugiados, donde fue acogida. Atormentada por las visiones de su hermano muerto y de un lobo que la seguía, una noche comenzó a aullar y, sigilosamente, fue matando a todos los recién nacidos del campamento.

Déjame de mierdas y dime quien va dentro...



No joder, la tía de verdad...



Mieko Rye, modelo de lencería.

Screaming Mantis

¿Donde está la mosca, aquí o aquí?


Como todas las demás componentes del escuadrón, la infancia de Screaming Mantis no fue precisamente unas vacaciones. Secuestrada por un escuadrón de la muerte de una guerrilla sudamericana, fue encerrada en una cámara de torturas. Allí escuchó durante meses los gritos de los torturados, y sólo logró bloquear esos gritos y sobrevivir con la ayuda de una pequeña mantis religiosa, que le enseñó a sobrevivir comiéndose los cuerpos o miembros cercenados que se esparcían por el suelo de la cámara.
Obviamente su mente no quedó demasiado bien. La deshidratación y elmal estado de la carne terminaron el trabajo.

Joder... quiero vomitar, enséñame a la tía anda



¿También modelo?



Scarlet Chorvat, la "chorba escarlata".

Bueeeno, pues aquí termina el repaso de hoy a cachondas, videojuegos y tía que reparten mangurrinas como panes, y que son las némesis de Old Snake en ese juegazo épico que puede llegar a justificar an te un tribunal la compra de una PS3...

Nos veremos mañana a la misma bat-hora, en el mismo bat-canal, y recordad: es mejor ser un supervillano que un superhéroe porque las chicas malas la chupan mejor que las chicas buenas.

lunes, 22 de septiembre de 2008

Mitos de la farándula: Los Sacamantecas

Los sacamantecas son, quizás, la pareja más popular de las mañanas del Pressing Catch de principios de los noventa.

Yo los recuerdo, tú los recuerdas, y él, y nosotros, y vosotros, y ellos... salían después de Humor Amarillo, que a su vez salía después de Bioman, y aparecían lo que por entonces era la WWF (antes de que apareciesen dando pena con el oso panda aquél...). Naturales de Nueva Zelanda, debutaron con el nombre de Los Pastores de Ovejas... Y con ellos llegaba el escándalo.



Ja, ja, ja... tranquilos chicos... nadie va a matar a nadie.

Los Sacamantecas (The Bushwackers) eran dos presuntos hermanos, Butch y Luke, que entraban en el ring moviendo alternativamente los brazos de arriba a abajo, gritando improperios y andando como palmípedos. Si habéis visto el vídeo no hace falta que os hablemos de sus miradas, vacías de toda humanidad... sólo queda por comentaros los lametones de calvas que se daban sobre el cuadrilátero y su atuendo paramilitar. Unos monstruos...



Ja, ja, ja, son como niños...

Los Sacamantecas pueden ser descritos perfectamente tomando algunas frases del Joker de El Caballero Oscuro: eran como dos perros que corrían detrás de un coche, no tenían ni idea de lo que harían si lo alcanzasen. De hecho, eran una absoluta incógnita. Presentados como un par de tarados, eran lanzados contra el maromo de turno para que el manager que les puteaba en ese momento se quedase tranquilo. A ellos no parecía importarles, era lo que mejor se les daba. Era oir esta música y salir con su baile:



Qué grandes sois, par de merluzos...

Si es que si nosparamos a pensarlo, lo que le falta a la WWE actual son unos tipos así. Unos tipos que estén como un cencerro y que realmente se dediquen a reirse de la industria misma. El rollo de lentos mentales según saludan al público, su absoluto desprecio por su propia salud y condición... y el apoyo incondiconal del público.



Precisamente en el ser una pareja radicaba su fuerza, sus finishers, basados en golpes combinados con el cartón, y en lanzamientos combinados rara vez encontraban oposición.

Es probable que recordéis también su aparición en un capítulo de Cosas de casa, en el que se enfrentaban a Steve y a Carl y salían derrotados... ai... que grandes estos tipos...

domingo, 21 de septiembre de 2008

Destrozando Webs: ToDoCaNiS.CoM

Volvemos a la carga en PcP con la sección que menos orgullosos nos hace sentir: aquélla en la que nos subimos a un acantilado para mostrarle una página web al mundo, para después, ante los atónitos ojos de nuestros lectores, dejarla caer contra las rocas.

La verdad es que no es un trabajo agradable. Estamos puteando a quienes tienen una web... con sus iniciativas, sus ilusiones... pero qué le vamos a hacer. Las ponemos mirando para la Meca y nos partimos el ojete, porque somos unos cabrones con pintas.

Hoy es el turno de ToDoCaNiS.CoM, la web definitiva para canis y jessis.

Oeee, esa pantallaca guapa


Empecemos por la web en sí. Como podéis ver, hay un recuadrito rojo con una señal de tráfico. Ahí, aunque no lo leáis si no pulsáis encima de la foto, advierte que los menores de 16 deben quedarse en la calle, y que los menores de 18 deben tener consentimiento paterno. Esto es algo que, para los que nos paseamos por internet nos deja directamente fuera de combate nada más entrar en su web. "Papá, papá, voy a entrar en ToDoCaNiS.cCoM, la web de canis, donde puedes encontrar fotos de canis, vídeos, oros, piercings, tattoos... ¿me supervisas?".

Pero es que lo divertido de la web lo tenemos ya entre ceja y ceja. Esta página muestra la ideosincrasia absoluta del cani, así podemos ver sus secciones.

CHICOS Y CHICAS

Donde xxx_tu_gorfo_xulo, morenita_lokita, xa_rubia_xula y xx_pakeyita_xx compiten entre sí para ser los putos amos de los canis, los más votados, los que más chanan, y vamos, los molones más molones de todo er barrio.

Soy bajito, pero si me cabreo tumbo a Dios


Somos las más malas de todo Lepe


MODA CANI

En esta sección nos encontramos con fotos de muelles, ropa Nike, Cortez, El Niño, gorras, chandals... por cierto, no os penséis que nos estamos inventando esto... ¡lo pone en la barra superior de la página!

Esta web es la risión


OROS

Si a los raperos yankis les van los diamantes, a los canis andaluces les van los oros... y Camarón también, pero más los oros.
Como todos sabéis, los canis gustan de llevar tantas cadenitas, pendientes y mierdecillas similares, que cuando andan parecen sonajeros. ¡Pero qué chulos son!

M A Barracus, muérete de envidia


TUNNING

Si les dejas, después de tunear su bicicleta, los canis intentarán ponerles unas yantas a los trenes de Renfe. En esta sección, los pardillos de turno pueden subir afotos de sus bólidos tuneados para que el resto de personajes que frecuentan esos lares muestren su aprobación o les condenen al ostracismo de los canis (lo único que hay en este mundo que es peor que Eurovisión).



TATUAJES Y PIERCINGS

Los tatus y los piercings son partes básicas de la ideosincrasia cani, y ambas derivan de secciones mostradas arriba.
¿Y si los oros fuesen parte de mi?
¿Acaso se ve el tunning cuando no llevo el bólido?
Y luego pasa lo que pasa.

Soy del 93, pero con esto ya no me piden el carnet en las discotecas


Quiero un cani xulo que saque partido a mis bujeros


Por último, mención aparte merece sus sección de enlaces, desde la que puedes recorrer la Iberia cani de norte a sur (todos sabemos que el norte de la Iberia cani no es el norte de la península ibérica) y encontrarte cosas tan chanantes como un auténtico test cani, que debéis hacer si queréis comprobar si sois o no público pontencial de la propia web. Nosotros no somos púbíco potencial.

En definitiva, que mi aportación para este domingo acaba de finiquitar. Ahora, si me disculpan, me voy a fabricar un baby fever de benetton.

sábado, 20 de septiembre de 2008

Pelis que molan: Karate Kid

Sábado sabadete, toca dejar de hablar de mierda para hablar de una peli de estas que molan. Como ya sabéis, porque tenéis la mala costumbre de leer los títulos de los posts, vamos a hablar de esa obra, que más que una película es una lección de budo en inmágenes, titulada Karate Kid.

Kuden kuden kuden


Daniel es un joven con cara de niño que se muda a California con su madre y pronto consigue, por un lado, lo que los frikis como vosotros jamás conseguiríais, una jamelga buenorrilla ochentera un poco mayor que vosotros, y por el otro, aquello de lo que siempre recibíais dos tazas: palos de vuestros compañeros de clase, que envidiaban vuestra condición de seres superinteligentes. Vamos, que por un lado era fácil identificarse con Daniel san.

Así que el chaval acaba conociendo a un vejete entrañable, Miyagui san, que se presta a enseñarle karate con vistas a un torneo. Para ello se dedica a tener puteado al chaval, encerando coches, puliendo madera, pintándole la valla y la casa, ayudándole a ganar equilibrio y sazonando todo su entrenamiento de enseñanzas orales.



La cosa culmina con un brillante torneo en el que Daniel san se convierte en campeón tras derrotar a esos seres deformes y acnerosos que le zumbaban al poco tiempo de llegar a California. Éste es el último combate, contra el último de los malotes, que pa más joder se beneficiaba antes a su chicuela. Una de las escenas más míticas de la peliculota.



Ahora que os hemos cascao una breve sinopsis, vamos a dejaros clarinete por qué es incluso mejor que os saltéis vuestra clase de artes marciales para pajilleros y os visionéis este filme, y lo vamos a hacer rescatando sólo dos de las muchas enseñanzas orales que se pueden extraer de The Karate Kid, que como os contemos todas no la veis ni jartos de grifa.

No hay malos alumnos, hay malos maestros: Tanto Miyagui San como Kreese, el sensei del Dojo de los Cobras son excombatientes, de la segunda guerra mundial y de Vietnam respectivamente. Sin embargo, el primero de ellos salió de la guerra como ganador pero habiendo perdido moralmente, con una medalla al valor y habiendo perdido a su mujer y a sus hijos; sin embargo, como todos los excombatientes de Vietnam, el otro tarado llegó como un perdedor, pero totalmente convertido en un yonki de la adrenalina, al que le importa una mierda todo lo marcial. De hecho, ni sus alumnos lo aguantaban, por melón, y fue el único que no felicitó a Daniel San después de cascarle los dientes a sus alumnos.

Escúchame atentamente, Charlie


Entrenar para no tener que pelear: Muchas artes marciales se basan en demostrar al que te va a zumbar que está equivocado. Nunca en provocar la pelea ni en machacar al que te intenta pegar, sino simplemente en no tener que pelear, melones.

En fin, amiguetes, que si no habéis visto el filme deberiais correr a verlo, y dejaros de caralladas, por las razones que ya he dado y por algo que es tan real com la vida misma: todos hemos dido Daniel san.

... crecí en los ochenta y sobreviví, haciendo la grulla de Karate Kid

viernes, 19 de septiembre de 2008

Aquí sólo se habla de mierda

Ayer por la noche, tras la clásica reunión de grupo de la redacción de Paranoia con Patatas, que suele consisitir en ocupar un club social y jugar al backgammon mientras charlábamos sobre Shopenhauer, cuando recordamos aquél sketch de La Hora Chanante sobre las aventuras de Bizcoché y Ojos de Huever.



Y es que es más habitual de lo que parece que un grupo de adultos responsables que abusan de las bebidas espirituosas, terminen hablando de comida, después de sexo, y después e inevitablemente de ir a cagar. Es por eso que van surgiendo expresiones, y nos vamos preocupando por su origen y correcto uso... hasta el punto en que nos hemos regalado un post sobre el tema.

Deeeentro repertorio.

Plantar un pino

Popular expresión que, como os imagináis, evoca la españa rural y profunda, en la que cagar de campo era algo más que habitual. Era ahí cuando los payeses se excusaban equiparando el propio producto a un pino que pasaba a formar parte del sustrato del monte.

El perrete empieza a asomar el hocico

Gráfica a la par que humorística, se trata de equiparar la salida del zurullo al hocico de un entrañable perrete que comienza a asomarse al mundo. Es una metáfora que hará las delicias de grandes y pequeños, y que es susceptible de ser pronunciada en cualquier tipo de reunión social. Risotada asegurada.



Parir un mulatito

Expresión reminescente de la época de las américas coloniales, en las que el hecho de que una mujer blanca tuviese un hijo mulato, o viceversa, convertía a la mujer y al bebé en unos parias. De ahí los comentarios racistas que derivaron en esta expresión.

Tirarse un pedo con sombra

Responde a un plano digno de Lars Von Trier: lo que vería el fondo del WC si mirase para el trasero del usuario, que es quien dice la frasecita.
El retrete oye el pedo, y luego ve la sombra, de ahí la expresión.

Desechar una hipótesis

Esto era lo que hacía Aristóteles cada vez que iba a cagar. Por eso hay quien llama al vater "máquina de pensar", ya que está probado que es uno de los lugares donde nacen las grandes ideas y los sueños, y también donde son descartadas las que no son tan buenas.

Tener una charla con el señor Roca

Hace referencia a los largos ratos que suele pasar el ciudadano medio hablando sólo en el retrete, con el inodoro como único interlocutor.

Que te entre un fax

Vosotros, que sois pobres niños menosmola no tenéis ni puta idea de de qué va esto, pqeo es porque no tenéis una redacción, y claro, tampoco tenéis un fax. Es más, si eres el lector medio de este blog, la palabra fax sólo te suena de las pelis porno yankis que te bajas del emule... pero ese es otro tema.
¿Pero por qué te entra, si realmente sale? Ho ho ho, Billy, estás hecho un pardillo de primera, pero es que los faxes entran hacia afuera.

Descomer

Sin duda una expresión más que acertada. Utilizar el prefijo des- para indicar que vas a revertir la situación al momento anterior a comer. Desde luego la más leída de todas las analizadas.

Sacar lo mejor de uno mismo

Esto sucede en el caso de quienes hacemos posible esta página.

Liberar a Willy

Hace referencia a esta basura de los 90.



Hay quien habla de liberar a Nelson Mandela, pero nos parece más representativo del sentir popular lo de la orca.

Darle sabor al caldo

Desde luego la más escatológica de todas, en la que se está equiparando a la mierda propia de uno mismo a los taquitos de avecrem que tan buen color le dan al caldete, que en este caso, sería el agua del fondo del WC. Una marranada, no recomendable si te encuentras en una cena de etiqueta, donde, como ya sabes, si quieres causar la impresión de ser un tipo sin complejos, con un gran sentido del humor y seguro de tí mismo debes recurrir a la frase del perrete.


En fin, panda de somorgujos y cuentifantes, aquí termina nuestro estudio de hoy a la prosa vernácula española. Lo que interesa: os hemos dicho las frases propias... pero... ¿cuáles usáis vosotros? Venga, sin miedo a ser tratados como parias ni ridiculizados por vuestras chabacanerías... ¡queremos saber!