viernes, 31 de octubre de 2008

This is Halloween!

Ya ayer abordamos la temática halloweenesca en PcP, hoy continuamos con ella para no volver a mencionarla nunca más, o en su defecto, hasta el año que viene por estas fechas.

Halloween es una festividad con toques paganos que está en el punto de mira de diversas organizaciones radicales de medio mundo por su vinculación con el satanismo, la brujería, la magia negra, los sacrificios humanos, los abusos sexuales, y el mal rollo general. Curiosamente los que propugnan estas censuras suelen ser unos muermos del carajo.

¿Estamos a favor de Halloween? No, en absoluto, nos parece que pasearnos por un centro comercial y encontrarlo lleno de arañas gigantásticas de peluche no es una buena forma de empezar el día. Pero lo respetamos como negocio y como costumbre yanki que es, tal y como respetamos la segunda enmienda de su constitución ("saco el arma y listo") o su afición por el espectáculo en detrimento de las cosas que realmente importan.

¿Que ocurre cuando una fuerza irresistible choca con un objeto inamovible?


Si hay algo que se las pone duras a los yankis es lo de celebrar sus fiestas absurdas, como el día de la independencia, que rememora el día en que se ganó la batalla contra los extraterrestres; acción de gracias, que no tenemos ni putifa idea de lo que es; la del conejo de pascua, que tampoco la tenemos muy clara; y el halloween, en la que la gente se disfraza y se dedica a hacerle putadas al vecino (igualito que los hermanos Izquierdo de Puerto Urraco).

Halloween también se caracteriza por la gran cantidad de momentos en cine y televisión que se le han dedicado desde los yuesei. Nos referimos, claro está, a los especiales de The Treehouse of Horror de Los Simpsons, a la saga de Michael Myers o a la mamada que le hace Rita a Dexter disfrazada de Lara Croft.

Este año 2008 no podía ser menos, y nuevos fenómenos televisivos se han alzado para celebrar esta festividad.

Uno de los que más nos han llamado la atención es el de los WWE Zombies. Hay días que empiezas gozoso porque ves que dos de las cosas que sigues han hecho un crossover. Luego se te bajan los humos al recordar aquél Amalgam entre Batman y Lobezno titulado Dark Claw, que resultó ser una putísima mierda; y se te vuelven a subir cuando rememoras la tarta de limón y galleta... La WWE nunca es ajena al Halloween, es más, suele hacer que las divas se disfracen y eso, pero este año ha aprovechado el nuevo tirón que tienen los zombies para infectar a sus superestrellas. Es increíble como puede estar buena todavía Candice Michelle, miss Paranoia con Patatas 2007, aún estando muerta...

Dulce, dulce necrofilia


Por otra parte, el propio halloween daría para un post completo sobre curiosas costumbres asiáticas. Todos sabemos que los japoneses, como los ingleses, son una de las culturas más frikis del mundo. Hace años podíamos decir que eran todos pequeñitos, pero en cuanto McDonalds (allí los llaman macudonaldos) comenzó a sacar las figuritas con los Happy Meals... bueno, vamos, que empezaron a crecer. Pues eso, que en cuanto vieron la posibilidad de montarse una fiesta en la que fuesen disfrazados la agarraron con fuerza y no la dejaron escapar.

Recuerdo una portada similar...


Claro, cosplay, diréis, cuanta niñería. Pues sí, pero no. Porque halloween es una especie de edad de oro del destape pero en Japón. Ni bromas ni hostias, allí son todo fiestas eróticas en plan barra americana.



Pero claro, tu no estás en Japón. Seguramente estés leyendo este post desde Lavapiés o la Casa de Campo, preparándote para asistir esta noche a alguna fiesta de Halloween de estas que se llevan ahora en discotecas y pubs, a ver si entre el alcohol y las calabazas consigues camelarte a una postadolescente cachonda (nos gusta hablar dentro de la legalidad). Mucha suerte en tu empresa y una recomendación: a menos que digan que hay que ir disfrazado, no lleves esa camiseta.

Y el post de hoy termina como empezó, con un This is Halloween! La mayoría de los frikis que frecuentáis esta página reconoceréis a la primera el tema compuesto originalmente por Danny Elfman. En esta ocasión ha sido versionado por Marilyn Manson, al que conoceréis por haber sido el niño de Aquellos maravillosos años antes de engancharse terminalmente al Vampiro.

jueves, 30 de octubre de 2008

Guía definitiva para enfrentarse a Halloween

Estamos a 30 de octubre. Mañana por la noche los yankis se disfrazan de monstruos para dar la bienvenida al niño Jesús. El tema de la globalización hace que en nuestro país se esté intentando poner de moda esta descarriada festividad, que tiene tan poco que ver con nosotros como una danza vudú, o lo de dejar que entren en nuestras casas y se acuesten con nuestras esposas (esto va por vosotros, esquimales). Sin embargo, y pese a aborrecer todo este tema, en Paranoia con Patatas vamos a aprovechar una ocasión como esta, víspera de Halloween, para tocar un tema mítico del frikismo, tanto extranjero, como nacional. Hablamos de los monstruos clásicos de la Universal, los que dejaron con los cojoncetes en la nuca a nuestros padres y abuelos y provocaron un parto prematuro en nuestras madres (al menos en la mía).

Puede que los tipos de los que hablemos hoy no tuviesen nada que hacer contra un Jason de dos metros duro como el Terminator, pero bueno, eran los putos amos de la maldad. Lo curioso es que sí podemos decirte como cargarte a estos tipos, y Jason o Freddy Kruegger... siempre volvían los condenaos.

Drácula

Si hay que hablar de clásicos señores de las tinieblas, hay que empezar, por mis santos cojones, por el temible Vlad el Empalador, a la postre conocido como El Conde Drácula.

"Hola, buenas noches, ¿me pude recomendar un colirio?"


¿Y si Drácula va a por ti? Recordemos, en primer lugar, las clásicas historias: el mal no puede entrar a ninguna casa a menos que haya sido invitado. Esto es fundamental. Tenlo en cuenta. Evita que el mal entre en tu casa, así te asegurarás que ningún vampiro vaya a visitarte. Déjalo claro a la hora de la comida: ni las amigas de tu madre, ni tu suegra, ni los del Círculo de Lectores, ni los de R, ni los testículos de Jehová, ni las niñatas esas con pinta de monja y su puta revista ¡Despertad!... en tu casa no entra ningún indeseable a partir de ya. Este primer consejo te garantiza que no te van a joder donde más quieres: delante de als chuminadas que has pedido del Previews.

De todas formas, lo más fácil y barato es llevar un ajo en el bolsillo, una estaca de madera en el gabán, o un crucifijo del chino a cien. Son dos remedios que no cuestan un chavo. Aún así, date cuenta de que estos ataque sólo podrían tener lugar durante la noche. Vamos, que el Drácula muy poderoso y muy malvado, y un auténtico señor de la no muerte, pero joder, o te asalta sin madera ni ajos y a partir de las diez de la noche o no hay tu tía. En cuanto a la plata... eso es una mierda. Da igual que Blade se los cargue con ella. Eso es que Blade es un manirroto de cojones.

El hombre lobo

"Noo, otra vez noo"


El hombre lobo acostumbra a ser un paletazo o un montaraz (esto sabéis todo lo que es eh, frikazos, que sois unos frikazos) al que, en algun momento de su vida, un lobo le hincó el diente. Desde entonces siempre que hay luna llena se convierte en un Chewbacca ambulante y se dedica a cruspirse a la parroquia.

¿Cómo hacerle frente? No es que sea muy sencillo, pero una bala de plata, de esas que dijimos antes que no valían una mierda contra Drácula, llega para zurrárselo para el otro barrio.



Pero en estos tiempos, plantéate una cosa. Tú, que eres de los que lloraste cuando Deckard cosió a balazos por la espalda a aquella chica semidesnuda. Tú, que eres de los que se preguntaron qué diferenciaba a Zhora de una humana normal... ¿Qué diferencia al hombre lobo de un perro normal? Quizás deberías lanzarle un hueso en lugar de una bala, y luego una pelota, y finalmente desparasitarlo y llevarlo a tu piso, donde encontrarías rápidamente algún rincón en el pasillo para este cariñoso nuevo amigo. Una vez en casa recuerda poner papeles en el cuarto de baño, y cuando se orine en la alfombra, le das con un periódico enrollado en el culete (nunca con la mano, que luego seguro que no te quiere), y luego lo coges por el collar y lo arrastras hasta el baño.

El hombre invisible

El hombre invisible acostubra a ser un hombre que se ha bebido un solysombra de la virgen y que se ha quedado piricueto y transparente para el resto de su vida...

"Me siento como un cero a la izquierda"


No nos engañemos. Tú eres el hombre invisible. En secundaria. En la universidad. En el pub. En la discoteca. En tu curro de ingeniero de telecomunicaciones. Eres alguien en que la gente no se fija, a lo sumo las gordas. ¿Para qué enfrentarte a alguien que tiene tanto en común contigo? Además, aparte de poder ir en bolas por la calle, no le vemos demasiadas ventajas a su tremendo don de la maldad... ni colmillos, ni vuela, ni fuerza... lo más a lo que puede aspirar es a dar sustos. Bueno, puede meterse en los probadores de Zara, o de Oysho.

En fin, que no es que tenga un gran poder, pero sí tiene una marcada vocación friki condenada al ostracismo y la soledad. Dale tu cariño, nena.

Hablando de cariño. Si eres lectora de PcP sabrás que el hombre invisible es el único hombre al que pierdes de vista incluso antes de terminar el coito, así que aprovéchalo.

La momia

No, no nos referimos ni a Marujita Díaz, ni a la duquesa de Alba, ni a la grandísima Lina Morgan, sino a ese otro monstruo mítoco que acojonó a grandes y pequeños, y cuyo origen radica en el antiguo Egipto.

"I got chu zrileiii, zrilei in de nait"


Tampoco es que la momia pueda plantear demasiados problemas si te la encuentras en pleno Halloween. Incluso para los chicuelos con sobrepeso que nos leen, superar el ritmo de la momia al caminar no sería demasiado complicado. Además está esa afición que tenéis quienes frecuentáis esta web de prenderle fuego a cosas.

Por otra parte, Paranoia con Patatas recomienda la paciencia cuando se trata con la momia. Sed comprensivos. Cuando estáis durmiendo la siestecilla post-comilona del mediodía y os timbran a la puerta, o el perro ladra, u os llaman al móvil... ¿qué? ¿Os hace gracia, salaos? No, ni puta gracia, y os cogéis un cabreo que ni dios. Pero, ¿a qué en diez minutillos o así se os pasa? No olvidéis que la momia lleva durmiendo desde hace un gritón de años, que sabe menos del mundo que el tipo de Cadena Perpetua... Y pa más joder... ¿qué se encuentra al despertarse? Pues depende, por lo general a una tribu de gilipollas que salen corriendo al verle... ¡cuando lo único que quiere saber es dónde está el baño! ¿Quién es el monstruo aquí?

Frankenstein

"Monstruo guarda en cartera"


Con el tipo este ya sólo apelamos a que os pongáis en su lugar. Feo. Deforme. Sin amigos. Con la madurez mental de un niño de trece años y con tendecias hacia el bestialismo y la pedofilia. No os ha sido complicado, verdad. Pues ahora que estáis en su lugar, sabréis qué necesita...

La Play. Tener a Frankenstein agarrado al mando de la play te garantiza vicio contra alguien siempre que gustes y que te va a descubrir todos los secretos y tesoros de todos los juegos de lucha, aunque sea a base de repetir.

En definitiva, estos son los consejos de PcP para hacer frente a los monstruos en la noche de Halloween. Mañana volveremos, con un carro de noticias breves sobre la noche de brujas. Hasta entonces... "tengan cuidado ahí fuera".

miércoles, 29 de octubre de 2008

Fauna urbana: los tuneros

Hola. Hoy retomamos nuestra afamada sección de Fauna Urbana para hablaros de otro de esos fenómenos que cada día toman más nuestras urbes, nuestros parkings, nuestras estaciones de servicio, y nuestras carreteras. ¿El voyeurismo? También, pero no. Hoy vamos a hablaros de una de esas cosas que los frikis entendemos pero no compartimos: el tuning.

Si no son micromachines no son los auténticos


El tuning, que no tiene nada que ver con la onda corta ni media, es el vicio que tienen algunos de ponerle gadgets al coche. Gadgets a los que jamás sacarán partido y que suelen costar una pasta. Cuando tu te compras un sable laser del Maestro Windu, sabes que no lo vas a usar en tu puta vida y que se va a pudrir en la estantería. Cuando uno de estos gañanes (que suelen estar comprendidos dentro de los canis o los metrogañanes) le casca un alerón al coche sabe perfectamente que si algún día tiene que hacer un aterrizaje de emergencia porque se cae desde un viaducto en la AP-9... el alerón no va a hacer que planee.

Buaaa, peña, ¡que máquina!


Entonces, amigo lector, te preguntarás, ¿para qué lo hacen? Pues la respuesta a este por qué es la misma que para el noventa por cien de los por qués del universo: para follar. Sí, eso que hacen Salma Hayek y Antonio Banderas en Desperado, sí. Pues bien, tal y como las focas se embadurnan en grasa de ballena para atraer al sexo opuesto a la cópula, y tal y cómo Tamara se preparaba para salir "a por ti", los gañanes con demasiado dinero padres con demasidado dinero gustan de invertir esas cantidades en llevar a cabo los siguientes pasos:

1. Comprarse un coche.

Este paso es fundamental. Da igual que sea kilómetro cero que nuevo, que usao, eso sí, nada de más allá del 2003, que esos coches ya son de viejo.
Los preferidos por los irreverentes y rebeldes chicos del tuning son el León (siguen pensando que es por el animal, y no por la provincia), el Golf (para el que gustan de encargar a Wolksvagen las letras I-T-O para ponérselas detrás y tener un Golfito), y el Honda Civic.

No, si es que si nosotros nos anunciásemos así también nos leería más gente


2. Aprender a conducir.

Exacto. Los reyes del tuning se reconocen fácilmente por aprender a conducir mucho después de comprar el coche. ¿Sabes ese anormal que se sube al coche de la autoescuela con la gorra todos los mediodías? Pues él ya tiene coche y tú seguramente no lo tengas, o sepas que vas a tener que pagarlo durante años.

Lo realmente jodido es cuando les dan el carnet. A este respecto debemos emitir una misiva: señores de los psicotécnicos, ¿cuándo perdieron el amor por su trabajo? Si hasta se rumorea que alguno de los que escriben aquí tiene carnet...

En definitiva, que cuando les dan el carnet corren a montarse en su Seat León amarillo y a recorrerse las vías. Al principio, para un conductor medio son fácilmente identificables: el que va a medio metro de tu matrícula viviendo la autoemoción es uno de estos, con casi total seguridad. Para estos casos, PcP te va a dar un consejo: utiliza la táctica del frenado. Es cojonuda. Sobre todo porque el pro del tuning y la conducción está tan cerca que le vas a poder ver la jeta de terror que pone, que parece que se le van a saltar las bolas de los ojos. Luego es cuando pita y tu sales con el sable del Maestro Windu. La otra opción es la de poner los limpias, que le vas a pringar el cristal enterito, sólo válida cuando veas que el tío viene de tirarse un rato lavándolo a mano con las lorzas al aire.

3. Tunearlo.

Lo que para una persona normal es ponerle plásticos ridículos a un bólido, cambiarle los cristales y colocarle un alerón que parece el asa de la cesta de la compra, viene siendo lo que hacen estos gañanacos. Tú lo ves más como comprarse un coche y convertirlo en una nave intergaláctica afuncional y ridícula, pero al final nos entendemos todos.

Entre los gadgets más socorridos están, además de esos geniales alerones de los que ya hemos hablado, la bajada en la suspensión; que sirve para que no puedas subir cuestas y para que cuando las multas por exceso de velocidad lleguen a casa DE TUS PADRES recuerdes lo bien que se agarraba el coche al suelo; los cristales tintados, para que cuando te lo montes con una jaca (aunque os parezca mentira, estos engendros follan más de lo que parece) tengas que contarlo a gritos porque nadie te haya visto; los LEDs, que sirven para que tu coche tenga un aire más con una versión paleta de la nave de E.T.; las yantas, que le dan un aspecto macarrilla; el equipo de música, que debe costar más que el propio coche recién salido de fábrica, muy útil cuando no queda en la tienda crema de la belleza ni seguros anti nubes; sustituír su tubo de escape por una cañería de desague o dos tubos de tractor, y hacerles de bujeros con un cincel...

Na na na na na na na na na... ¡Batman!


Es imprescindible también pintarlo de forma que quede absolutamente único, lleno de letras chinas y tribales.Con la pintura hay que tener especial cuidado, puesto que existen colores que el ojo humano todavía no es capaz de ver. Es habitual, cuando un coche tunning sea gris o negro, que realmente esté pintado de alguno de esos colores. Quizás en el futuro, la evolución nos permita distinguirlos. Hasta entonces serán simplemente negros o grises.


El especímen que va dentro del coche es el padre de la criatura. Su máquina es un reflejo de su personalidad o, más bien, de su falta de ella. Vamos a describirlo de la cabeza al pecho, que es lo que vas a ver si miras por tu retrovisor.

Gorra hacia arriba: si no roza el techo del coche es que no está lo suficientemente hacia arriba.

Gafas de sol: son opcionales, aunque no dependen de si hace sol, llueve o sea de noche.

Dados o peluche de discoteca: suele tapar parte de su rostro e ir colgando del retrovisor.

Camiseta sin mangas: asomando los pelajos y marcando huesecillo.

¿Y por qué se lo gastan en esto en vez de irse de putas? ¿Acaso es mejor ligar con descerebradas? Sí, pero no. Os sorprendería lo fácil que resulta a estos tipos encontrar a una jamelga relativamente atractiva, dejarla preñada, y recorrerse las convenciones tunning con Jenni y el pequeño Jonathan.

Patricia, ereh lo mah grandeee


Por tu parte, tú manda toda esta mierda a paseo. Sabes desde que viste Regreso al Futuro que el coche que quieres es un Delorean, y para follar con subseres ya tienes la billetera. Desde Paranoia con Patatas te decimos, amigo friki, que no caigas en el tórrido mundo del tuning, que te hagas con un Kitt o un Diablo Sobre Ruedas y que persigas tu sueño.

martes, 28 de octubre de 2008

Publicidad Odiosa Vol.3

Vamos a retomar una vieja sección titulada Publicidad Odiosa haciendo un repaso a tres de los anuncios que más nos acosan a los teleespectadores en estos terribles días. Dentro vídeos:

Movistar

El primero de los comerciales que analizaremos es uno de esos spots que, cuantas más veces ves, menos gracia te hacen:



Sí sí, un chiste, oigan, la primera vez... Así que os lo pongan cuatro veces en cinco minutos vaisa a acabar del Gastón hasta la punta del prepucio.

A todo esto... ¿Gastón? ¿De dónde habían sacado esto? Calla hostias, si esa peli la viste cuando eras un crío fijo, fijo, fijo... o ayer, quien sabe...

Me acaba de venir un flashback que te cagas


Línea directa

Eh... nos referíamos a la de los seguros


Línea Directa se ha sacado de la manga una campaña muy teatral... buerno, realmente más que teatral, es un burdo intento de imitar a Tricicle en el que sus actores ponen en evidencia su incapacidad para actuar... o quízás su sordomudez.



Cerrad los ojos, imagináos a dos de vuestros profesores de segundo de EGB, y cambiad el fondo rojo por la Cocina Económica de vuestra ciudad: ya tenéis un crudo documental sobre la indigencia.

Ausonia

Ai... Ausonia, además de tratar de higiene femenina (la única higiene que existe, porque la masculina no la practica ni su puta madre), nos acerca una situación muy típica para el friki medio:



Exacto: el friki medio, feo como el escroto del Fary, acostumbra a contar con el único apoyo de su madre hasta que alcanza una madurez mental bastante como para valerse por sí mismo (este momento suele rondar los 33 o 34 años). Hasta entonces, el friki está condenado a ser "ese tipo de ahí" en fiestas y conciertos y, en el caso del colega del anuncio el "mandíbula de hierro" de turno.

Pero qué pasa, pasa que el chaval se va a hacer una ortodoncia y le va a quedar una sonrisa de puta madre, y en la excursión de COU (ya sabemos que ya no hay COU) va a pillarse a la Carla esa, que tiene un nombre de guarra que no se menea, y le va a dar una de matarile en el hotel que le va a saltar el acné.

Pues aquí termina nuestro repaso a la publicidad odiosa a través de estos tres comerciales. Mañana, mash.

lunes, 27 de octubre de 2008

Pelis que hay que ver para ser lector de PcP; 1980

Hola, amigos de Paranoia con Patatas, sacáos la mano de la bragueta y preparáos para atender a un nuevo experimento de interactividad entre nosotros, vuestros dioses hechos carne, y vosotros, ese grupúsculo de disléxicos sexuales que prefieren ver a un mono meando y metiéndose el dedo en el pompis que el debate sobre el estado de la nación.

Se trata de ir año a año desde 1980 determinando, a través de vuestros votos, cuál es la peli que MÁS MOLÓ de ese año, y todo esto cada lunes, hasta que nos pongamos al día.

La primera entrega de las pelis que hay que ver para ser lector de Paranoia con Patatas nos transporta a 1980, y la verdad, no es que fuese un año de la hostia. Como peli para poppies resentidos podemos ver Flash Gordon, y como filme para cinéfilos estilo Bollero y Cía, Toro Salvaje sería lo más mejor, pero para los lectores de Paranoia con Patatas... ¿cuál fue la cinta del año 1980?

El Imperio Contraataca (The Empire Strikes Back)



Bueno bueno bueno, la palabra onanismo se dibuja en vuestras mentes cuando leéis un título como éste. Es que no tenemos ni que decir nada, que ya os lo sabéis...

Traiciones, Bobba Fett, revelaciones acojonantes, batallas en la nieve, carbonita, el maestro Yoda, amputaciones y suficientes recuerdos como para dejarte los pelos del culo como los de un erizo.



Viernes 13 (Fryday the 13th)



Nace el mito de Jason Voorhes en una de las cintas que dio pie al mito del tipo de la máscara de Hockey.

Sexo de los ochenta, folleque en hamacas, publicidad gratuíta de casi todos los utensilios que podemos comprar en Leroy Merlin y viejunas psicópatas se dan cita en esta cinta.



Aullidos (The Howling)



Bueno bueno. El año pasado a estas alturas nadie se acordaba de los zombies. Eso sucede ahora mismo con el hombre lobo, uno de esos monstruos de cine que ahora mismo se encuentran más marginados que la momia y la criatura de la laguna negra.

Sin embargo, cintas como Aullidos, de Joe Dante, ayudan a realzar el mito del hombre lobo (aunque los lobos se parecen lo mismo a una lámpara con tulipa que a un lobo). Los licántropos de esta historia son una especie de secta chunga en la que se desenvvuelven seguros, a base de hacerse pasar por personas que necesitan un apoyo psiquiátrico (huy... en esta redacción pasa algo parecido), y tratar de arrastrar a la comunidad a cualquier persona que, por sus contactos, fortuna o conocimientos, pueda contribuir a la causa (en esto se parece más al Opus).



El Resplandor (The Shining)



Buf, grandes años los ochenta. El Resplandor, de Stanley Kubrick es la última de las candidatas a peli del año. Con varias de esas escenas que hacen que te cagues a lo bestia, cual si de líquida diarrea padecieses, El Resplandor te sitúa en un hotel plagado de níñas fantasmales, ríos de sangre, viejunas feísimas, y amables camareros que te invitan a matar a tu familia.



Estas son las cuatro pelis candidatas a mejor peli de 1980. ¿Sólo cuatro? Joder, que 1980 tampoco fue un año para echar cohetes eh. En cualquier caso, deberíais haber visto las cuatro, porque molan un cojón. Las cuatro son susceptibles de recibir un post sobre Pelis que Molan.

Tras un tiempo de votación prudencial, y a la vista de la nitidez del resultado, podemos decir que, para los lectores de PcP, la cinta de 1980 es...

domingo, 26 de octubre de 2008

Pelis que molan: Snatch, Cerdos y Diamantes

Estamos a domingo, y vuestro dios hecho carne se ha dejado caer hoy de nuevo por la redacción para hablaros de una peli que mola un cojón y parte del otro, y esa peli es la titulada Snatch.

Snatch fue la segunda peli de Guy Ritchie, también conocido por trajinarse a Madonna noche sí y noche también (porque como el bueno de Guy le pusiese la excusa de que le dolía la cabeza le podía arrancar el rabo a mordiscos), por separarse de Madonna, y por haberla cagado en más de la mitad de los proyectos que ha emprendido en su vida. De hecho, la filmografía de Guy Ritchie que merece la pena recordar se circunscribe a Lock and Stock y a Snatch, dos cintas muy parecidas, pero de las que la que más mola es la última.



Snatch nos presenta un elenco de extraños personajes cuyas historias giran en torno a un diamante del tamaño de un puño.

Turco, Tommy y George "El Guapo": Jason "Podría tumbar a una mula de un mamporro" Statham da vida a Turco, un promotor de boxeo clandestino que trata de ganarse un nombre en los bajos fondos de Londres. Tommy es su socio, eso no quiere decir que vayan cogidos de la mano ni nada de eso, pero sí que trata de sacarlo de todos los líos en que se mete. George es el boxeador al que patrocinan. Es de todo menos guapo.

El Ladrillo: El Ladrillo y sus matones son el grupo de mafiosos más chungos de los que se mueven en el mundillo del dolor londinense. El Ladrillo apuesta con todo lo que tiene que ver con el sufrimiento. Peleas de perros, boxeo sin guantes, aguantar durante horas las penas de lectores de PcP; y tiene una forma muy particular de cepillarse a sus adversarios. Este método incluye el electroshock, la bolsa de plástico, y una manada de cerdos hambrientos.

Frankie "Cuatro dedos": Benicio del Toro de mete en la piel un gangster con serios problemas con el juego (de hecho, le llaman así por recibir un corte cuando no puede pagar) que porta en su maletín el codiciado diamante.



Boris "El Navaja", alias Boris "El esquiva balas": Se trata de un jodido cosaco ruso, un tipo al que es imposible matar, ex miembro de la KGB, y que reúne todos los valores de la antigua unión soviética: es duro como el martillo y retorcido como la hoz.

Vincent, Sol y Tyron: a son tres negros bastante chungos. Los dos primeros regentan una tienda una casa de empeños, y son contratados por Boris para atracar a Frankie y hacerse con su maletín. Tyrone, un obeso mórbido que no se sacó el carnet anteayer, es el piloto especializado en fugas que eligen para llevar a cabo el robo.

"El Primo Abi": comprador de diamantes estadounidense, que espera que Frankie le entregue su piedra... tendrá que viajar a Londres sólo para asegurarse de que el diamante no se pierde en una casa de apuestas.

Doug el Cerebro: no es ningún secreto que los judíos controlan el mercado de diamantes, pero Doug no es judío, pero le gusta hacer pensar a la gente que lo es, eso es bueno para el negocio.

Los gitanos: los gitanos, de la mano de Mickey (un genial Brad Pitt), son uno de los grupos de delincuentes que se cruzan en la singradura del diamante. Curioso su acento, que en la versión original se corresponde con el de un irlandés barriobajero, pero que con el doblaje que nos toca ver también tiene su gracia.



Tony "Dientes de Bala": Vinnie Jones mola. Ya molaba cuando agarró de los cataplines a Gascoine. Pero es que en esta peli es el personaje más molón de todos. Recibió seis tiros hace unos años, sobrevivió y se hizo implantar moldes de oro de las balas en los dientes. Dicen que puede encontrar a cualquier persona.



Una banda sonora cojonuda, una estética de videoclip, gángsteres, delincuentes, parques de caravanas, cubreteteras, combates de boxeo sin guantes y persecuciones se dan cita en esta cinta, en la que ninguno de sus personajes es una mujer(sólo la madre de Mickey y las hijas de Doug), lo que hace que realza la vocación friki de la película, mostrando un microverso extraño pero particularmente conocido.

sábado, 25 de octubre de 2008

El videorreportaje; hoy, el amor de un padre

Estamos aquí, en Paranoia con Patatas, para cascaros uno de esos videorreportajes (en esta ocasión descubierto por MrPoppler mientras observaba nuestro planeta desde Omicron Persei 8) que pueden hacer que os caguéis (literalmente) en la silla sobre la que estáis sentados.

Sabemos que quienes leéis esto no tenéis hijos. Ya sea por vuestra incompetencia a la hora de relacionaros con mamíferos de la especie humana y del sexo opuesto, o sea porque se os ha parado ese reloj biológico que tantos quebraderos de cabeza os da, no sabéis lo que es el amor de unos padres. Lo más cerca que váis a estar durante vuestra vida de sentirlo será cuando os arméis de dados para generar un personaje de D20.

Quizás, a la vista del vídeo, ésto sea una bendición...

Las imágenes que ilustran nuestro videorreportaje de hoy nos muestran a un padre al que se le encoje el alma y se le lacera el corazón en presencia de su única hija. Un amor que nunca entenderéis...



Valiente mierda de niña...

¡Toma Jeroma, pastillas de goma, Rómulo y Remo las toman en Roma!

viernes, 24 de octubre de 2008

Sólo para manirrotos

Buenas, panda de somorgujos que os gastáis el dinero de los estudios de vuestros hijos en polos drácula y amor de oso panda. Hoy vamos a daros otro motivo, quizás no tan cojonudo, para gastaros los cuartos... se trata de una Play 3 tuneada hasta límites insospechados por un estudio de tunning que debe ser la hostia, porque hay que decir que les quedó... increibleble, a falta de un término mejor.

Se trata de una consola, originalmente una PS3 de 60 gigas completamente compatible, ideada para fans del Metal Gear, de esos que estarían dispuestos a vender a sus hijas a mafias rusas con tal de obtener un premio como este. Vamos a ir despiezando la maquinita esta...

EL MALETÍN:

La consola te la dan dentro de un maletín, un maletín igualito a los que usarían los altos directivos de Foxhound para transportar sus trapos sucios.




LA CUBIERTA SUPERIOR

Fabricada en fibra de carbono, con diseño y textura de camuflaje, firmada por Hideo Kojima (el padre de esa criatura llamada Snake), y por Yumi Kikuchi (programadora y Raging Raven).





MÁS FOXHOUND

El símbolo de PS de debajo de la entrada de Blu-Rays ha sido sustituído por el de Foxhound en naranja. Por otra parte, la base también está adornada por el logo de Foxhound.




MANDOS

Los mandos están tuneados a morir, quedando completamente modificados con respecto al Sixaxis original.




COMPLEMENTOS

El despertador de cocina con forma de pato de Sunny, que es de una edición limitada de 2000 que salió en Japón; cuatro botellas de Regain con unos polvitos estilo Tang, que en Japolandia son la polla de Goya; una camiseta de edición especial; dos parches para ponerle a la ropica de Otacon, que son de una edición limitada de doce; edición limitada en pastas duras de la guía del MGS4; y alguna cosilla más, te trae la condenada.




NEONES

Pues nada, que te hacen el mismo brillito que el famoso Solid Eye, pero en tu consola.




En el momento en que se colgó este post, la Play había alcanzado el escalofriante valor de 16.600 dólares, más o menos 12.000 euros. Tenéis para pujar hasta el 28 de octubre, en este enlace... al fin y al cabo, ¿para qué queréis vuestras casas si con la edad que tenéis a vuestros padres les falta poco para que les metais en un asilo?

En Paranoia con Patatas creemos que este es el momento de recordar brevemente una de las portadas alternativas de El Jueves de la que ya hablamos cuando salió la consola en su modalidad normal:


jueves, 23 de octubre de 2008

Videojuegos chanantes: Terrordrome

Hola, pandilla de inadaptados. ¿En qué consiste la ración de sandeces que os traemos hoy? Os preguntaréis... Pues nuestra ración de mamarrachadas correspondiente a este jueves va de tres cosas: Bruce Campbell, Robert Englund y... ¡Mortal Kombat!

Ayer, el mail de la redacción recibió un chivatazo muy rico de uno de nuestros lectores. No vamos a revelar su nombre puesto que en su casa Paranoia con Patatas está mas censurada que el Pressing Catch de Cuatro, así que no te preocupes, Marco Antonio, tu secreto está a salvo con nosotros. La presunta existencia de un presunto juego de tollinas entre personajes salidos de las cintas clásicas de terror de los ochenta y noventa es uno de esos proyectos que merece ser catado por el equipo de Paranoia con Patatas.

Los hombres del saco han llegado


Terrordrome, así se llama la criatura, es un juego de los que nos gustan: hecho por y para frikis, y sabiendo que los frikis no acostumbran a tener un duro por gastarse sus dineros en figuritas del guarjammer o en Factorías de Mishra, lo han hecho gratis, por la patilla, for free. Muy rico todo. En definitiva, que podéis descargar la demo de AQUÍ. Y decimos la demo porque todavía no está disponible el juego completo, y en esta versión "uve punto dos" sólo están disponibles cuatro de los personajes que podrás manejar.

El reparto:

Bubba Leatherface, el endogámico, deforme y absoloutamente desquiciado peligro ambulante de La Matanza de Texas. Entra en escena con su gran amiga la motosierra, que ronronea en tu ordenador al tiempo que se abre paso a través de la carne de sus contrincantes. Pero como todo buen paleto tejano, si hay algo que domina es la colocación de cepos para osos y la carpintería... ya lo irás conociendo.


Ash entra en escena precipitándose desde otra dimensión. Armado con su motosierra en vez de su mano derecha (aunque a veces podrás ver su guantalete, sobre todo al ejecutar alguno de sus golpes especiales), y su palo de fuego en la izquierda, es el personaje estrella del juego. Sus victorias, acompañadas de frases como "My name is Ash... Housewares" son la salsa del juego.


Michael Myers, el psicópata de Halloween siempre entra descolgándose desde alguna altura, armado con su cuchillo de cocina, y con su cara a buen recaudo detrás de la máscara. Particualrmente lograda está su pose neutral, alzándose hacia su contrincante con el cuchillo preparado para sacar tajada, y aún más cojonuda es la pose con la que culmina sus victorias, observando a su oponente tendido en el suelo mientras tuerce ligeramente la cabeza.


El último de los psychokillers que podremos manejar en esta demo "uve punto dos" es Freddy Krueger, el escuchimizado ser deforme armado con su garra de jardinero. Con varias de las habilidades de las que hacía gala en las pesadillas a las que sometía a sus víctimas, Freddy es uno de los puntos fuertes del juego (la conversión en serpiente no tiene precio). Además, su voz y sus gruñidos te transportan a una época pasada y mejor.

Estos son los cuatro personajes disponibles en la actualidad, pero al ver la pantallaca de selección nos hacemos una idea de quienes serán los otros ocho personajes con los que gozaremos de una salvaje carnicería...



Tenemos a Chucky (Muñeco Diabólico), a Jason (Viernes 13), Alice Abernathy (Resident Evil), Candy Man, Pinhead (Hellraiser), Ghostface (Scream), Matt Cordell (Maniac Cop), y al doctor Herbert West (Re-Animator), quien además aparece en la pantalla de continue.



El formato del juego es un mortal kombat clásico, pero partimos del hecho de que, como ninguno de los personajes es Kuan Chan Kein, se prescinde de las patadas voladoras y se va directo al tomate... literalmente. No hay proyecciones: hay agarrones y apuñalamientos. No hay "hadoukens!!!", hay "Thiiis iiiis my Boooomstick!".

En cuanto a los escenarios, todos han sido extraídos de los filmes de los que han sacado a los protagonistas.

Os vamos a poner unas pantallacas de esas que os molan:

Leatherface muestra a Ash su afición por la carpintería


Freddy se convierte en serpiente... ¡en tus pesadillas!


Myers se descuelga para cruspirse a Bubba


Ash hace uso de su palo de fuego


Klaatu Verada... ¿nectar? ¿nectarina?


En fin, que la idea es cojonuda, la ambientación y la música también. ¿Pero qué falla? Fallan los controles, que son una puta mierda, y la descompensación entre personajes... aunque bueno, por lógica, un palurdo de Wichitta de más de dos metros y que acostumbra a hacerse caretas con personas es de por sí más fuerte que el vededor de un economato...

Para terminar os dejamos el trailer...




Qué, ¿a que se os ha hecho el culito agua?