miércoles, 31 de diciembre de 2008

Feliz 2009

Paranoia con Patatas desea a sus lectores (y también a los facinerosos que no han visitado en su puta vida PcP, por qué no...) un feliz 2009.

martes, 30 de diciembre de 2008

Cerrado por inventario

Atrás queda 2008.

Atrás quedarán de mil comentarios... más de doscientas mil visitas... lo que quiere decir que más de ciento noventa y nueve mil zagales se han dejado caer por esta página en 2008 y se han laragado sin comentar... su actitud hace llorar al niño Jesús... arderéis en el Infierno.

Atrás quedó nuestro primer cumpleaños, el inicio de nuestra actividad en la tienda on line y la aparición de nuestro perfil de Facebook (que es una mierda, pero es gratis).

Y atras quedarán 366 posts (año bisiesto, chicos). Es por esto que hoy os vamos a recordar 2008 trayéndoos un post por mes.

ENERO

Un abuelo comenta a su nieto las desventuras de un famoso profesional de la lucha libre, considerado el más peligroso de los luchadores que han existido en ese negocio. A lo largo de su carrera perdió varios dientes, se rompió costillas, sufrió espasmos, fue quemado, lacerado, sufrió amnesia e incluso llegó a perder una oreja. Se trata de Mick Foley, nena, y no fue el hombre del año de la revista Time sólo porque no tuvieron en cuenta la votación de los lectores.



FEBRERO

A primeros de febrero hablamos del resultado de una temible fusión... la que está dando lugar durante estas últimas fechas a una mezcla entre metrosexual y cani arrabalero. Hablamos de los metrogañanes.

MARZO

En marzo el blog pegó un subidón en cuanto a visitas se refiere. El responsable fue el que meneó un post de noviembre del año pasado sobre lo interesante que sería el mundo si fuese como las pelis porno, llegando a alcanzar más de veinte mil visitas el día 17 de marzo.
Sin embargo, el post que recordaremos es aquél en que tratamos uno d eesos hábitats perversos y malsanos que pueblan nuestras urbes y a aquellos con una catadura moral tan baja como para frecuentarlo... hablamos de los asiduos de los salones recreativos.

ABRIL

Para variar, en abril recordamos un post cultural, uno en que recordamos a algunos de los acérrimos enemigos de Rainier Wolfcastle: los temibles comunistas nazis, quienes definitivamente existen.



MAYO

Del mes de mayo rescatamos un post bastante popular que recordaba las diez mejores aventuras gráficas de cuantas hemos tenido el dudoso honor de jugar a lo largo de nuestras vidas.

JUNIO

Las pelis para frikis sólo pueden mejorar cuando, además, están escritas y dirigidas por frikis. Es por esto que recordamos en su momento al siempre genial Kevin Smith, el hombre que mola.

JULIO

En julio desvelamos el secreto mejor guardado de la televisión del último cuarto del siglo veinte: desvelamos el rostro del peligrosísimo doctor Gang. Cagaos.



AGOSTO

Durante 2007 este blog fue hablando de diferentes faunas urbanas, sin embargo esta sección decayó en presencia en 2008 por el mero hecho de que, como nos inventemos más tribus, que podríamos hacerlo oigan, se van agotando. En agosto hablamos de los culturistas, esos tipos tan salaos que se dedican a ponerse como osos para vencer sus complejos.

SEPTIEMBRE

El post del mes de septiembre que queremos recordar es ese en que homenajeamos a las lectoras de PcP, una especie que quizás cuando esta maquinaria echó a andar nunca imaginamos que tendríamos. Sin duda, el mejor post que les podíamos dedicar era uno en que apareciesen los tronchamozas definitivos del mundo mundial.

OCTUBRE

Una enigmática pintada en una de las avenidas principales de una ciudad nos muestra la profecía, el sentido de la vida, y que el mundo es mejor de lo que habíamos pensado: John McClane es Dios.



NOVIEMBRE

Rescatamos directa desde nuestra memoria a una heroína, una princesa guerrera forjada en el fragor de la batalla. Su nombre era Xena, y merecía un empellón, tanto ella como la mala, Callisto, lástima que estuviese por allí Bruce Campbell, el tronchamozas primigenio, para darles lo que se merecían.



DICIEMBRE

Y así llegamos al mes de diciembre, uno de esos meses fresquitos en los que la lotería llega a nuestras televisiones y las llena de tiparracos festejando su riqueza mientras nosotros tenemos que ahorrar para comprar una puta pintura de Vallejo... En definitiva, que si debemos recordar algún post de este mes aparte de este mismo (lo que daría lugar a un bucle infinito de visitas en este post), que sea ese en que os presentamos las diez mejores frases del cine, porque los chavales molamucho que visitáis PcP sabéis apreciar frasecicas como estas.

----------



Por último, nos vamos, no sin antes comentaros que el certámen de Miss Paranoia con Patatas ha sido saboteado por medio de un spam masivo en favor de Dania Ramirez. Si alguien quiere votar, que se dirija al post raíz.



¡Votad, infieles, votad! Y si hace falta a más de una.

lunes, 29 de diciembre de 2008

Fallout 3; de la A a la Z

A lo largo del año 2008 no os hemos dado demasiado la tabarra con videojuegos actuales, a sabiendas de que sois unos freaks nostálgicos que se quedan contentos con cuatro chuminadas sobre el Prince of Persia o el Monkey Island.

Sin embargo, esto no quiere decir que no haya habido juegos realmente cojonudos y absolutamente adictivos en este año, y te lo decimos nosotros, que somos unos sucios ludópatas que apostamos hasta a cuál será el siguiente anuncio que pasan por la tele.

Es por esto por lo que, hoy, en los albores de un nuevo año, decidimos recordar uno de los títulos que han iluminado el panorama videojueguil en 2008: el Fallout 3 (nada que ver con el aparato reproductor masculino ni con un gordo que sale por la tele), disponible para PC, X-Box360 y PS3; ¿y qué mejor forma de hablaros de nada que con un análisis de la A a la Z.



Apocalipsis: Año 1945. La segunda guerra mundial termina, pero América se estanca en un futuro digno de la peor serie B, con un sistema ultraconservador y basado en el bienestar y la llamada búsqueda de la felicidad, que recuerda mucho al que nos muestra Matt Groening cuando se tratan los años cincuenta en alguna de sus series. Año 2077, China y EEUU no se llevan bien, el conflicto definitivo se desata y se llega al límite al que nadie querría haber llegado nunca: la guerra nuclear. Año 2277, tu vida se desarrolla en un panorama que es una mezcla del mundillo de Mad Max, del de Cartero del Futuro (negaremos haber visto esta cinta), y del de cualquier producción de serie B centrada en el postapocalipsis... vamos, que prepárate para comer rancio, enfrentarte a mutantes, lidiar con robots, y enfrentarte a bandas de saqueadores desalmados.

Bethesa Softworks: son los responsables de este juego, así como de sus dos entregas anteriores.

Comienzo: el juego empieza con tu propio nacimiento, donde el doctor dirá a tus padres si eres niño o niña, y donde se completará el trazado de Adn que determinará cuál será tu aspecto en el futuro. Qué decir tiene que esto lo decidirá el propio jugador. El juego se retomará un año después de tu nacimiento, en un tutorial que te enseña a manejar los controles básicos del juego sin salir de tu cuarto. Es así cómo empieza tu aventura como habitante del refugio 101, una base subterránea apartada del resto del mundo y totalmente libre de radiación, que recuerda vagamente al juego de rol Paranoia...



Detrás de sus pasos: pero claro, como si nos quedásemos a vivir en ese reducto idílico de felicidad el juego no molaría nada, habrá que salir del refugio 101, y eso es lo que hará nuestro personaje en el momento en que su padre decida darse a la fuga.

El mundo real: el mundo real es una putada. Nada de verde, todo marrón pajizo y muerto, pero bueno, es lo que te toca vivir, pero no te preocupes, en tu vida diaria tampoco es que te de mucho la luz del sol.



Flubber: no hay nada de Flubber en este juego. Estás avisado, freak.

Gilipollas: en eso corres el riesgo de convertirte si comienzas a jugar a esto. Con un poco de mala suerte tardarás varios días en salir de tu casa... si es que alguna vez has salido. Si eres de los que viven acinados (no, no vamos a corregir esta palabra, ni somos Sánchez Dragó ni esto es Negro sobre blanco) en su habitación saliendo sólo para ir al baño (o ni eso...) y compras los juegos por E-Bay, éste es el tuyo.

Historia: los juegos, como las pelis porno, pueden tener historia o no, y en ambos casos, los que molan son los que tienen historia (aunque con las pelis porno nos la perdamos por usar el botón de >>), y éste la tiene.

Insectos Gigantes: prepárate para luchar contra cucarachas del tamaño de gatos, hormigas grandes como perros y escorpiones con la envergadura de un pony... la radiación no hace prisioneros, chicos.

Jaurías: los mamíferos también han cambiado tras esa lucha entre comunismo y capitalismo. Durante tu travesía por el Yermo te encontrarás con híbridos entre rata y topo, perros, vacas de dos cabezas (sí sí, espectaculares, oigan) y Yao Guais... No alimentéis a los Yao Guais.

Katana: no hay ninguna, así que si eres un sucio otaku ya te estás dando el piro. Bueno, sí que hay algo parecido, se llama "pincho moruno", te lo tienes que construír tu mismo (otro de los grandes puntazos del juego es el tema de construirte tus propias armas a partir de mierdas que vas encontrando y diseños industriales).

Libertad: la libertad en Fallout es total, no de pega, como la que celebraban en Futurama. Tu personaje sólo tiene los límites de la física, pudiendo tomar cualquier decisión, acabar con cualquier PNJ (incluso con tu propio padre, sí, lo hemos comprobado), o robar a plena luz del día... el problema es que tendrás que saber ser consecuente con todas y cada una de tus decisiones. El juego tiene quinientos finales, y no es una forma de hablar, así que te recomendamos que guardes varias partidas diferentes, no sea que te cargues a quien no debes.

Mutantes: en todo mundo postapocalíptico que se precie, y más en uno en el que el fin se ha desatado por una guerra nuclear brutal tiene que haber mutantes. Además de poder convertirte en uno de ellos por culpa de la radiación, tendrás que luchar contra engendros mutados que recuerdan a tus queridos Orkos.



Necrófagos: no, no vamos a hablar de los chicos del Staff de PcP, no, sino de otra de las amenazas con las que te encontrarás. Los necrófagos son humanos normales y corrientes que se han expuesto a la radiación y no han tenido la suerte de morir. Los hay educados y leídos, que te ayudarán en tu aventura, y también los hay asilvestrados, que habitan en las líneas de metro de la ciudad, y que no son más que zombies ansiosos por comerte. Si quieres, hasta puedes convertirte en uno de ellos...



Oriundos del Yermo: los nacidos en el Yermo son la última mona del juego, sólo por encima de las mutarachas, te vas a hartar de encontrártelos más que puteados, casi siempre huyendo, y puede que incluso con una bomba pegada al cuerpo... casi siempre son perseguidos por...

Psicópatas: los saqueadores, malos del estilo de Waterworld (por primera vez en la historia de esta página se ha mencionado dos veces en un mismo post más de una película de Kevin Costner, juramos que no se repetirá) o Mad Max, que no atienden a razones de ningún tipo y que sólo entienden la llamada "diplomacia de escopeta".

¿Qué coño tengo en el brazo?: cuando un niño del refugio 101 cumple diez años está obligado a usar un PipBoy, el cacharro que te dirá cómo estás, que armas llevas, en qué lugar de la ciudad te encuentras y cómo escuchar la radio, entre otras muchas cosas.



Rol: Se trata de un juego de rol, en el que tenemos un personaje y vamos potenciando sus diferentes habilidades según vayamos subiendo de nivel gracias a la experiencia. Incluso el combate puede hacerse por medio de un sistema de estadísticas llamado VATS, en función de lo bien que maneje el arma tu personaje en cada momento.



Shooter: Eh, ¿pero no era de rol? Sí, lechón, sí, pero el combate se puede hacer en modo shooter de primera persona, y utilizar el VATS y los puntos de acción que consume sólo en momentos determinados.

Three Dog: Otro elemento importante de la historia es el tal Three Dog, que dirige Radio Galaxia, la emisora de radio que podrás ir escuchando durante tu singladura y que te irá informando de cómo está el patio. Lo más interesante es que va informando sobre tus pasos a toda la población del Yermo, y dependiendo de cómo te portes te hará buena o mala publicidad.

Un aliado inesperado: Quizás la única habilidad especial imprescindible es la del Forastero Misterioso, un personaje que aparecerá de vez en cuando enfundado en su gabán y armado con una Magnum .44 para salvarte el culo y a continuación desaparecer sin dejar rastro.

Vampiros: ¿Realmente pensabas que en un mundo postapocalíptico con mutantes, necrófagos, saqueadores, y bichocosas impías y blasfemas, no iba a haber también vamipiros? Pues los hay.

Warhammer 40.000: no lo habíamos comentado aún, pero ¿os suenan los Marines? Pues no creíamos en ellos, pero los hay, y meten unas hostias como panes.



Xenomorfos: Ni Flubber ni Aliens... pero para el 4 escribid una carta, o mejor, una carta al director de la Hobby Consolas, que seguro que os hacen caso... (¿por qué no haríamos un blog de cocina?).

Yermo Capital: la acción transcurre en Yermo Capital que, por si aún no lo habíamos dicho, es Washington DC, pero regada por lluvia ácida. No olvides visitar el Archivo Nacional o el Monumento a George Washington.

Z: ¿Cómo? ¿Qué menuda mierda de forma de terminar el análisis? Exacto. "Z". Y punto, pero va acorde con el final del juego. Un consejo, sin spoilers para aquellos que no hayais jugado... intentad tardar en cumplir del todo la misión principal... el postapocalipsis es un mundo demasiado bello como para desperdiciarlo.

Y para rematar definitivamente el post, os cascamos el tralier, que no se diga.



Hala, ¡nos vamos, socios!

domingo, 28 de diciembre de 2008

Los ufólogos, esos grandes incomprendidos

¿Qué tal, personajes? ¿Cómo va eso? ¿Cómo van las vacaciones? Mu ricas, ¿verdad? Hoy, en Paranoia con Patatas vamos a hablaros de uno de esos oficios que llaman la atención del ciudadano medio. ¿Los actores porno? Sí, llaman la atención, y eso, pero no, no. De esos otro día. Nos referimos a los ufólogos, pero claro, tú eso ya lo sabías porque habías leído el título del post. ¿Y qué han hecho estos tipos que merezca nuestra atención? La realidad es que estos tipos son un auténtico imán para los freaks como vosotros, pero ayer un famosete saltó a la palestra para reclamar su trozo de la tarta interplanetaria, y es que Robbie Williams (el cantante, no confundir con Robin Williams, a quien conoceréis mejor por ser el inventor del Flubber y por vestirse de señora en aquella película tan fresquita) ha decidido dar una pausa en su carrera y dejar de sacar canciones en las que maúlla como un gato en celo, para dedicarse a algo que realmente le apasiona: estudiar los ovnis y la vida extraterrestre.

En nuestro país también hay gente que se dedica a estudiar este incomprendido fenómeno. ¿Y qué opinamos de ellos? No, no hace falta que lo digáis todos a un tiempo, queridos lectores.

Hoy, en Paranoia con Patatas, vamos a recapitular a esos grandes ufólogos patrios que son mirados con desdén por los llamados escépticos.

1. Jota Jota Benítez, autor de toda la plasta aquella del caballo de Troya. Recientemente ha desvelado al mundo que el 11s es la más burda de las mentiras yankis: esos aviones jamás se estrellaron contra las torres.

2. Jiménez del Oso, tristemente desaparecido investigador de lo oculto.



Es curioso cómo este tipo, que ha dedicado una vida a estudiar psicofonías, fotos trucadas y luces en el cielo ha sido vilipendiado por sus semejantes, llegando a ser retratado por el genial Pedro Vera en varias ocasiones... todas ellas de la mano del Whisky Dick...



3. Íker Jiménez, conductor de Milenio 3 y Cuarto Milenio, sí sí, a la vez, uno en la radio, y otro en la tele y a día de hoy ¡santa paradoja temporal, Batman! Por menos que esto se montó lo de la Era del Apocalipsis. Además, presenta los dos programas en compañía de su señora esposa y cuenta siempre con unos invitados espectaculares y unas entrevistas curradísimas... vean vean, que son sólo cuarenta segundos:



Lo estamos, Íker, claro que lo estamos...

4. Carlos Jesús, no es que sea un ufólogo, casi nos sirve más para incluírlo en ese top ten de Cristos que os sacamos por Navidad, pero la verdad, nos atrevemos a decir que tiene tanta idea de Ovnis como los anteriores, y si no, rememoren su famoso speech.



5. Si nos metemos en la ficción, debemos recordar al genial Usillos, administrador de la sociedad "Reformas Usillos, SL", chapuzas, manitas, español, y ufólogo vocacional. Sabemos que era ficción (bueno, no lo sabemos, pero podemos fingir que sí lo sabemos y todos contentos), pero si alguien ha estado cerca de los Ufos... ése ha sido él.



Pero cómo ya hemos dicho, si miramos hacia dentro de nuestras fronteras nos encontramos con pirados, sin embargo, Robin Williams dice que desde ya deja la música para investigar sobre extraterrestres ya está. Y aquí paz y después gloria, porque a mr Williams ni dios le dice nada, fijo, que ya se sabe como se las gasta.

"Como digáis que estoy loco os voy a dar con todo lo gordo..."


Nos vemos, frikis.

sábado, 27 de diciembre de 2008

Miss Paranoia con Patatas 2008

Ha llegado el momento que todos los que visitáis, comentáis, e incluso quienes hacemos posibles este blog esperábamos. Ha llegado el momento de elegir a la mujer que tomará el relevo de Candice Michelle, ha llegado el momento de elegir a Miss Paranoia con Patatas 2008.

En principio optaban al premio todas y cada una de las mujerzuelas que asomaron sus hocicos en la pantalla de PcP a lo largo de 2008. Sin embargo, había que hacer una selección, y ésta fue realizada por quienes ganaron alguno de los concursos que organizamos durante el año. Personas de quienes tenemos la garantía absoluta de que son unos auténticos frikazos y a quienes hacer una selección entra cien mujeres sólo les puede reportar un esguince de frenillo y una gran cantidad de material gráfico. Desde aquí, gracias por el sacrificio.

Las votaciones se hacen en la encuesta de la derecha. PODÉIS VOTAR A MÁS DE UNA.

En definitiva, que estas son las candidatas a Miss Paranoia con Patatas 2008:

Dania Ramirez



Currículum friki: Buffy Cazavampiros, Los Soprano, Héroes, Quarantine y ha dado vida a Callisto en X-Men: La decisión Final.

Apariciones en Paranoia con Patatas:
Top Ten: Las malas de la película
Top Ten: Luchas femeninas

-----------


Pilar Rubio



Currículum friki: modelo, azafata, presentadora de "Sé lo que hicísteis...", y fan del Heavy.

Apariciones en Paranoia con Patatas:
Fauna Urbana: Los Falsos Jebis

----------


Gina Carano



Currículum friki: luchadora de MMA (mixed martial arts), especialista en Muay Thay (vamos, que se puede hacer un collar con los dientes de Terminator); conocida como Crush, la gladiadora de la prueba de la justa de Gladiadores Americanos.

Apariciones en Paranoia con Patatas:
Vuelven los gladiadores americanos
Fauna urbana: Los Culturistas

----------


Shay Laren



Currículum friki: actriz porno... ¿qué? ¡es más que suficiente!

Apariciones en Paranoia con Patatas:
Prueba para lectores de PcP
The Mentia Post 4

----------


Mieko Rye



Currículum friki: modelo de bañadores, ha interpretado a la demente y torturada Crying Wolf en Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots.

Apariciones en Paranoia con Patatas:
Las chicas son guerreras: Beauty & Beasts

----------


Pues nada, que aquí están, estas son, y que votes ya, ¡lechón! Y recordad, las señoritas agradecerán sus comentarios.

viernes, 26 de diciembre de 2008

Pelis que hay que ver para ser lector de PcP; 1988

Nuestros lectores dejaron bastante claro que si hubo un personaje que mandó en nuestro viaje a 1988, ese fue el simpático extraterrestre que se dio un garbeo por nuestro planeta, harto de atascos intergalácticos, con el único fin de llevarse a los lugareños como souvenirs; seguido de cerca por el agente Murphy tunning.

Hoy, nuestro botijo del tiempo (patente en trámite) nos transporta a 1988, donde nos encontramos con cinco grandes títulos que deben ser visto por quien guste de hacerse llamar lector de Paranoia con Patatas (si es que hay alguien a quien le vaya una sentencia a muerte social como esa).

Akira



En PcP solemos decir que hay dos tipos de mangas: aquellos en los que jovencitas preadolescentes son violadas por monstruos tentaculados, y los que no molan tanto. Pues bien, realmente hay tres tipos de manga, y el tercero es Akira. Como en la mayoría de los animes, o estás concentrado o te lo pierdes, pero el proyecto AKIRA, junto con las ruínas de Neo-Tokyo, son de esas historias que no se olvidan.

Beetlejuice



Tim Burton nos regaló en 1988 esta pedazo de película, con un Michael Keaton que hizo el único buen papel de su carrera (con permiso de su clon tonto en Mis Dobles Mi Mujer y Yo), con una Wynona Rider que aún no había descubierto las delicias de la cleptomanía y las paranoias típicas del bueno de Tim: que si arbolitos, casuchas, muñecajos, Danny Elfman, y toda la pesca.

Terroríficamente Muertos (Evil Dead 2)



El actor fetiche de PcP, Bruce Campbell, vuelve a enfrentarse al funesto Necronomicón. MuPartiendo de la misma premisa que Evil Dead, con cabaña, chicuela, y magnetofón incluídos; siendo sin embargo mucho más grande, mucho más violenta, y con muchas más multilaciones que la original. Además deja sentada la base para la secuela definitiva... El Ejército de las Tinieblas.

La Jungla de Cristal



Tal y como reza el cartel publicitario: doce terroristas, un policía. De eso es de lo que va La Jungla de Cristal, uno de los pesos pesados del cine de acción de todos los tiempos, el nacimiento del siempre genial John McClane y el secuestro del Nakatomi Plaza por parte de un grupo de desalmados terroristas. ¿Qué os podemos decir de La Jungla que vosotros no sepáis?

¿Quién engañó a Roger Rabitt?



El friki medio encuentra en esta cinta muchas de las cosas que puede llegar a buscar en una película: un héroe, la mujer más impresionante de la historia del cine, y un conejo de dibujos animados a quién unos desaprensivos han tendido una trampa. ¿Qué más se puede pedir? Pues os lo decimos: comadrejas, una espada que canta, una complicada investigación,

----------


Chuky, el Muñeco Diabólico, también nació en 1988, sin embargo, y pese a que somos conscientes de la aportación de Chucky a la cultura friki, nunca nos hizo puta gracia... imagináos que vuestra figura de vinilo de Boba Fett cobra vida y decide que quizás, valgáis más vivos que muertos... demasiado aterrador para el friki medio.

Por otra parte, Willow también se estrenó en 1988... sin embargo es una película que absolutamente ninguno de quienes hacen posible este blog son capaces de ver sin dormirse, con lo cual no ha sido incluída... de todas formas... apesta.

Em cualquier caso, hay cinco candidatas a la mejor cinta de 1988... ¡hagan juego, señores! Y si no... váyanse al infierno.

jueves, 25 de diciembre de 2008

Top Ten: Cristos

Que pasa, comerranas, ¿a qué andamos? ¿Habéis abierto ya los reglacos? ¿Habes contado ya los dineros de la abuela? ¿Os habéis puesto aún más tocinetes entre turrones y polvorones? ¿Pues sabéis qué os decimos en Paranoia con Patatas? Pues que sois unos plastas, y que en estas fechas ni siquiera recordáis por qué estamos aquí, el 25 de diciembre, celebrando nada. Pues estamos aquí porque hoy se celebra el cumpleaños de Jesús. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que homenajeándole presentándoos a los diez mejores cristos de la historia?

10. Jesucristo Superstar



Aviso para gafapastas: fuera de este blog, que será una mierda pero es nuestro.
No nos interesa este personaje, ni el punto de vista de Judas, ni los temas de la vida moderna ni nada. Esta cinta es una de esas cosas que no deberían existir, por marranas y feas, pero sin embargo existen.

9. Jesucristo García



Jesucristo García es, lo que se dice, un Cristo con dos pistolas. Quienes crecimos en los noventa esta canción la tenemos que recordar por cojones, más que nada porque si no eras tú el que la escuchaba, lo más probable era que todos los demás sí lo hiciesen... y es que de aquella Extremoduro vivía su más absoluto auge, y entre esta canción y la de El día de la Bestia tenías garantizada musiquita para todo el día.

8. El Cristo de Mel Gibson



Si hay algún Cristo que lo haya pasado mal ese fue Jim Caviezel en La Pasión de Cristo, la cinta del fanático religioso Mel Gibson. ¿Recordáis cuando vísteis "El Retorno del Rey? ¿Recordáis que todos pensásteis "joder, que lanzados van estos, que aún no me he ni sentado y ya están en plena batalla"? Pues con La Pasión de Cristo pasa algo parecido, aún no te has sentado y ya están en los latigazos, así que, plantéate que si dura 127 minutos te vas a hartar.

7. Ángel Cristo



¿Pero qué hace este hombre aquí? Será una broma, ¿no? Pues no, en Paranoia con Patatas no bromeamos a menudo con la desdicha ajena, y si hay alguien ajeno a PcP y desdichado éste es Ángel Cristo, una de las pocas personalidades en cuya página de la wikipedia tiene un apartado sobre su "Decadencia profesional". Y es que si el Cristo de Mel Gibson las pasó putas, Ángel tampoco se quedó demasiado atrás.

6. El Jesucristo Rapero

Pues eso, que no te rías del mesías, y que aunque no hayas pecado... no quieras verle enfadado.



5. Jesus según Padre de Familia



La verdad es que Jesús no era para tanto para los Griffin, una mera exageración...



Padre De Familia Cristo - video powered by Metacafe


4. Neo



¿Qué? Es obvio que los plastas de los Wachkowski (reciente mente convertidos en el plasta y la plasta Wachkowski) se basaron en todo el tema ese de la Biblia para hacer su historia. Teníamos a la Virgen, a San José, a los apóstoles, a un Judas, a una María Magdalena, a los romanos, una última cena, un salvador, un ángel, varios demonios, y un helicóptero de los GEOS. La Biblia, oigan.

3. Brian de Nazaret



Brian Cohen nació un 25 de diembre en Nazaret, un par de portales más allá que Jesús, siendo confundido con éste en multitud de ocasiones en su vida, y llegando a luchar contra los romanos como activista de un grupo separatista, terminando por ser condenado a morir en la cruz.

2. Jesucristo Cazavampiros



Jesús tiene su primer contacto con los chupasangres en la playa, donde dos párrocos que le acompañan y él mismo son atacados por varias vampiresas lesbianas, a las que El Mesías les da para el pelo gracias a su tremenda habilidad con el Karate de Okinawa. Desde entonces, Jesús decide enfrentarse al clan de vampiros, para lo que cuenta con la ayuda de Mary y del Santo, el clásico luchador mexicano.

1. El Jesucristo Colega



La propuesta de Kevin Smith para modernizar y acercar la juventud a la Iglesia Católica es el Jesucristo Colega, disponible en estatuilla y estampita directo desde Dogma.

----------------


Así que ya sabéis chicos: un padre que da consejos más que padre es un amigo, por eso aquí decimos que vigiles bien tu espalda, porque no sabes en qué rincón se esconde el que es tu enemigo. ¡Nos vamos!

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Postalita Feliz Navidad

Bueno, un año más llega el 24 de diciembre, y llega el momento de tomarnos un descansete por un día. Muchos de nuestros lectores habrán recibido este mail... esperamos...



Mañana ya os sacaremos un nuevo Top Ten, hasta entonces, Feliz Navidad.

martes, 23 de diciembre de 2008

Cuento de Navidad - Volumen 3

EN CAPÍTULOS ANTERIORES

Federico se dirigió al teléfono y comenzó a marcar el móvil de su padre, cuando de pronto, escuchó una explosión sorda (ni puta idea de como suena eso, oiga) en la habitación más alejada de su casa, dentro de la que una luz más intensa que la de la propia estancia parecía encenderse y apagarse compulsivamente hasta que terminó por apagarse y la puerta comenzó a abrirse desde su interior.

- ¡Mierda, hostia, puta, cona, pirola! - exclamó el friki mientras avanzaba hacia la habitación - ¿Quién cojones se supone que viene ahora? ¿El de los Bebés-X?

La puerta se abrió definitivamente y una figura muy similar a las de los dos visitantes anteriores.

- ¿A ver, y tú qué quieres? - le increpó Federico - ¿Qué me vas a joder tú, ahora que no me queda ni licor ni comida... ni puerta ni ventana...?

- ¿No tendrás una mano de sobra, chico?

La figura era ahora totalmente visible: se trataba del mismo visitante, con un peinado si cabía más voluminoso que el de sus dos clones, y que vestía un uniforme de color azul cruzado por rayas rojas. Su brazo izquierdo remataba en un cierre metálico a la altura del antebrazo. El extraño se detuvo a un metro de Scrooge.

- Mierda... - dijo Federico.

- ¿A quién esperabas, al de los "Días del Futuro Pasado"?

- No te ofendas, tío, pero sí que me habría hecho más ilusión... - Federico movía las manos de forma que sus dedos índices se tocaban.

- No te preocupes, estoy acostubrado a...

- O Bruce Campbell...

- ¿Cómo?

- Ya sabes, Bruce Campbell. - Scrooge estaba ahora molesto, ¿cómo podía aquél piojoso no conocer a Bruce?

- ¿Quién es Bruce Campbell?

- Por qué tendría que comprar esa miniserie...

- Oye ya basta. Puede que nunca haya sido muy popular, pero sigo teniendo mi adamantium, y tú lo máximo que tienes son varios kilos de acné. - dijo el tercer Logan mientras le apuntaba con su muñón ante la atónita mirada de nuestro frikazo amigo.

- Sin faltar eh. A todo esto, ¿no se supone que era indestructible?

- Mmm... creo que en el universo Marvel sólo hay dos metales indestructibles. Uno era Silver Surfer y el otro el del Mjolnir de Thor...

- Me aburres, Lobezno.

- Arma X, joder, Arma X, no he sido Lobezno en mi puta vida... - Arma X estaba molesto llegado este punto. - He partido por la mitad al último que me llamó aburrido...

- Bueno venga va, lo siento - contestó Scrooge fijando la vista en el suelo del pasillo - ¿y tú a qué vienes?

- ¿No tendrás cincuenta euros?

- Ah no, eso sí que no, ya me robásteis en 1995, pero ahora no voy a volver a picar...

- ¿Y cuarenta?

- Es que es acojonante, tú y los demás mataos de la Era del Apocalipsis no sois más que un invento para quitarnos el dinero a los fikis de pro.

- Si tienes algo de comer, pues también lo aceptaría... - ahora el que parecía avergonzado era Arma X.

- No. No tengo nada de comer, y ahora, si no tienes ninguna enseñanza moralista, ya puedes ir largándote - sentenció Federico al tiempo que apartaba el paragüero y le abría la puerta al visitante, invitándole a salir.

Arma X se acercó con paso dubitativo y apesadumbrado hacia la entrada. Tras cruzar el umbral de la puerta alzó su mirada hacia Federico.

- Yo he visto cosas que vosotros no cr...

- Adiós, Arma X.

El mutante bajó la cabeza y enfiló las escaleras del edificio. Federico cerró la puerta tras de sí y se dirigió a su habitación para tumbarse en la cama, pensando en lo sucedido esa noche. El Lobezno de Byrne le había enseñado que había una vida antes de convertirse en friki, una vida entrañable y con un mayor contacto con la sociedad, pero en definitiva, tal y como le había mostrado el Ultimate Lobezno, no dejaba de ser una vida que le depararía un futuro de cani, metrosexual o pijazo. Sin embargo, fuera como fuese esa vida, la navidad parecía conseguir que las personas, por diferentes que fuesen, firmasen una breve tregua para celebrar una festividad que ya ni recordaba qué significaba. Absorto estaba Federico en estos pensamientos tumbado en su cama, cuando se dio cuenta de que el último de sus visitantes le había robado el reloj.

-----------


Federico Scrooge de Peláez se despertó de golpe. Miró su despertador con forma de Cthulhu para comprobar que eran las seis de la tarde. Sus padres discutían sobre qué debían ponerse para ir a casa de sus familiares a pasar la nochebuena. Federico decidió recogió la reedición de X-Men: La era de Apocalipsis que estaba leyendo antes de quedarse traspuesto y la despositó en la estantería, al lado de los demás cómics "pendientes", al lado del Ultimate Lobezno Vs. Hulk.

-FIN-

lunes, 22 de diciembre de 2008

Cuento de Navidad - Volumen 2

EN CAPÍTULOS ANTERIORES

Nuestro amigo Federico no tuvo más remedio que salir de sus pensamientos al tiempo que el corazón le daba un vuelco dentro del pecho: algo había atravesado el ventanal de su salón y los cristales habían saltado hasta el pasillo. Sus padres lo iban a matar.

El aterrado friki se agachó con la espalda pegada a la pared, sin poder evitar recordar a su gran amigo Solid Snake, que tantas horas de diversión le había dado. Desde su situación podía ver el salón lleno de cristales. El aire nocturno invadía el corredor al tiempo que el reloj marcaba la madrugada.

Federico asomó la cabeza a la sala y lo vio: alguien ataviado con una funda de motorista se estaba incorporando en el centro la habitación. Por su físico... no podía ser...

- ¿Federico Scrooge? - gruñó la figura, que parecía estar olfateando el aire.

- ¿S... si?

El individuo se había incorporado completamente y se acercaba a nuestro protagonista. Exacto. Estatura media tirando a baja, peinado y patillas estrafalarias, unos cuarenta años, un traje de cuero negro con una "X" en uno de sus hombros...

- Joder - replicó Scrooge - ¿Y ahora qué? Ya me has jodido la puerta, ahora también el ventanal, ¿y yo qué se supone que debería hacer ahora?

- Mira chaval - contestó al tiempo que se sacudía los cristales - no sé de qué cojones me estás hablando, pero ya me estás ofreciendo algo de cenar.

Federico se hizo a un lado cortésmente para permitir la entrada del sonaja aquél a la cocina, al tiempo que cerraba la puerta del salón... menudo estropicio, "a ver si tenía algo para aquél sonaja", pensó. Por suerte o por desgracia pudo olvidarse del tema rápidamente, ya que para cuando se dio cuenta, el visitante ya había cogido el fiambre de la nevera y se había sentado en la mesa de la cocina.

- ¿Te importa que coma? - masculló el extraño mientras comenzaba a dar cuenta del morcón.

- No, tu mismo... esto... Lobezno, ¿no?

- No, Ultimate Lobezno - contestó mientras seguía dando buena cuenta de los embutidos.

- Ya... "Ultimate Lobezno"... muy bien... - Lobezno no parecía prestarle atención mientras comenzaba a abrir el paquete de la pechuga de pavo - Bien, y tu que vienes a contarme, ¿algún otro rollo moralista, como el de Byrne?

- Sí bueno, algo así, él te vendría con rollos de tu infancia pre freak, ¿no?

- Sí, pero no quiero hablar más del tema, ni de mis amigos ni de nada de eso.

- Pues qué casualidad, porque vamos a hablar de tus amigos - comentó Logan mientras engullía un par de lonchas de embutido.

- Joder... ¿pero es que no os cansais de...

- Mira chaval, cuando seas padre, comerás dos huevos, hasta entonces, te va a tocar escuchar el rollo que te voy a soltar... joder... acabo de atravesar la ventana de un quinto piso trepando desde el bajo... ¿y así lo valoras?

- Hombre, pues la verdad, podías haber subido por la puerta, como el anterior.

- Bueno, claro, pero ya conoces los Ultimates... - Lobezno hizo una pausa pare eructar y se encaró hacia Federico, que permanecía de pie en la puerta, al lado de la nevera. - Vengo a hablarte de tus compañeros del instituto.

- Pfff... menudos pijos de mierda, con sus novias, sus ciclos de efepé, sus zapatillas Vans y sus camisetas de Merc... Luís hasta tiene un Seat León Amarillo...

- Exacto, Scrooge, todos han hecho lo que se suponía que deberían hacer en la vida.

- ¿Salir a emborracharse, ir al gimnasio, gastarse los dineros en camisetas que ponen "TORO", y buscarse una chica que les acompañe a las convenciones de tuning?

- Exacto.

- Pues menuda mierda.

- ¿Acaso es mejor tu vida, rodeado de frikazos que hacen guapo a Johnny Ramone?

- Pues sí.

- ¿Nunca te has preguntado qué se siente al salir por la noche, al cogerse una melopea, al acostarse con una chica?

- Eh, un momento, yo salgo por la noche - contestó Federico - voy al cine...

- ¿Tú solo?

- Touché

- Imagínate por un momento que cada mañana te levantases, y digo levantases porque hace años que la mayoría de tus colegas no concilian el sueño debido a sus cócteles de barbitúricos, mientras tu minicadena ruge con lo último de Alex Gaudino...

- Qué buenas están las tías de ese vídeo... ¿o es sólo una repetida?

- Eh, son varias, como te decía...

- Conoces a Jamie Madrox, ¿el hombre múltiple?

- ¿Universo Ultimate?

- Uh...

- Como te decía, estábamos poniéndonos en el supuesto de que te levantases al son de una música bakaleta total, acto seguido insultases a tu madre por no comprarte tu capricho de la semana, comprobases que el total de piercings fuese el mismo que el de la noche anterior, pusieses musculitos delante del espejo y salieses a la calle en camiseta sin mangas rumbo a tu coche.

- ¿Sin comprobar antes si me han sobrepujado en EBay, ni mi twitter, ni mi emule, ni los comments de mi blog, ni los de mi cuenta de Youtube, ni mi perfil de menéame, ni mi facebook, ni el badoo de la quinceañera por la que me hago pasar? Eso nunca tío, hay cosas que no se pueden dejar de hacer.

- Veo que vas captándolo, pero en eso consiste, así son las mañanas de tus antiguos amigos. - lo que antes era un bolsa con fiambre ahora era un montón de plástico - Ponme un chupito de algo, anda.

Federico abrió la alacena y le sirvió un vaso de licor de hierbas a su invitado.

- ¿Quieres un habano, ya de paso?

- No fumo.

- Ah...

- Como te iba diciendo, Scrooge, imagínate que en vez de pasar tu mañana entre librerías, la pasases dentro de un Golf tuneado entre atascos de tu ciudad, con la música a todo volumen, con una gorra de cuarenta euros, y mirando mal a los demás conductores... es bueno este licor...

- Bueno, un momento, no todos mis antiguos amigos son unos bakaletos, ni unos canis adictos a Camarón... yo no tendría por qué ser así...

- No, es verdad, el resto estudiaron en ICADE, visten Dokers y Pololos de Ralf Louren y odian a quienes compran en Zara, además, tienen nombres como Borja o Catalina...

- Basta ya, ¿qué quieres decirme con toda esta mierda?

- Quiero decirte lo que tú ya sabes, que son despojos humanos, pero que al final, en nochebuena, se han ido con sus familias, algunos para ver si caía algo de dinero, y otros porque son unos amadrados, pero ninguno se ha quedado sólo en casa para ver El Caballero Oscuro, que por otra parte es una fantasmada.

- ¿Y los Ultimates no?

- Touché.

- ¿Entonces qué enseñanza moralista saco de toda esta mierda, además de que me he quedado sin ventana y me has saqueado la nevera?

- Pues está claro, que has decidido dedicar tu vida a algo que la convierte en una vida más difícil que la de los demás. Ninguno de esos subseres que terminaron contigo el instituto tendrá nunca ningún problema para encontrar trabajo, ni para sacarse el carnet de conducir, incluso puede que hasta liguen de vez en cuando. Sin embargo tú, has dedicado estás dedicando tu vida a vivir las aventuras de otros que ni siquiera existen, y nadie te lo va a reconocer nunca, a no ser que te forres, como hizo Steve Jobs.

- Joder, después de todas estas mierdas que me venís contando voy a tener que pagarme un psicoterapeuta... y los lectores de PcP también ;) - contestó Federico visíblemente apesadumbrado y mirando a su cámara.

- No te preocupes, chico - dijo Lobezno incorporándose - es la vida que has elegido, y te toca vivirla, pero es Navidad, deberías de haber cumplido en vez de quedarte a ver esa basura. - continuó - ¿te importa que baje por las escaleras?

- Lo que sea con tal de que no te cargues nada más. - contestó Federico mientras le abría la puerta - ¿no sabrás si va a venir nadie más a darme el coñazo?

- Ni idea, tío, bueno venga, encantado a ver si...

- Oye, ¿te dolió mucho cuando Hulk te partió por la mitad?

- Me cago en todo ya, que Hulk ni qué Hulk. Uno: no era "Hulk", era el "Ultimate Hulk", que era mucho más fuerte que Hulk. Dos: ¿te pregunto yo si te dolió a tí cuando te rompiste los dientes por mirar para los carteles del Telepizza?

- Vale vale... bueno pues gracias por la visita, tío.

- Ni gracias ni hostias, lo importante es que te enteres de que por muy gilipollas que sea el resto de la gente, hay días que no son para quedarse en casa viendo deuvedés.

- Captado - dijo Scrooge mientras Lobezno se alejaba por el pasillo del edificio. Acto seguido cerró la puerta y volvió a colocar el paragüero en su lugar. Quizás fuese el momento de llamar a sus padres para comentarles que un boeing 747 se había estrellado contra la ventana de su salón y se había comido lo que había en la nevera.

Federico se dirigió al teléfono y comenzó a marcar el móvil de su padre, cuando de pronto, escuchó una explosión sorda (ni puta idea de como suena eso, oiga) en la habitación más alejada de su casa, dentro de la que una luz más intensa que la de la propia estancia parecía encenderse y apagarse compulsivamente hasta que terminó por apagarse y la puerta comenzó a abrirse desde su interior.

domingo, 21 de diciembre de 2008

Cuento de Navidad - Volumen 1

- ¡No! - Scrooge arrojó la teleguía contra su televisor de pantalla plana y volvió a sentarse en su sofá. Hasta los cojones me tienen de la Navidad, sólo da disgustos - gritó - estoy harto de Ben Affleck, de Adam Sandler y del pesao de Robin Williams... joder, con lo de puta madre que estuvo Halloween... ¿ya que es Navidad, por qué cojones no ponen La Jungla o El Día de la Bestia?

Federico Scrooge de Peláez tiene veintiseis años. Había sido hijo único, y había crecido como lo que los profanos gustan en llamar "un friki". Su infancia se había desarrollado entre cómics, capítulos grabados de Dragones y Mazmorras, cintas como Los Cazafantasmas y muñecos de GI-Joe. Con el tiempo, los Mortadelos dieron paso a Spiderman, de Spiderman a Lobo, y de Lobo a Predicador... Conoció AD&D, el Mundo de Tinieblas, el Final Fantasy, la serie B, la necesidad de la caballería ligera en un ejército de Elfos Oscuros, cómo bajarte en el primer turno una Dragón Codicioso jugando con una baraja del Ciclo de Urza y que el sentido de la vida, el universo, y todo lo demás era 42.

El día 24 de diciembre de 2008, Scrooge se las había ingeniado para no acompañar a sus padres a casa de sus abuelos y, lejos de estar de puta madre, estaba realmente jodido. Se temía que iba a tener que verse los DVDs del Caballero Oscuro, los cuales estaba reservando para otra ocasión, pero el hecho de que el WoW estuviese desierto, unido a que Cruz y Raya le parecían cansinos a más no poder, estaba acorralándole. Sí, eso haría, se vería a Batman y al Joker dándose de palos y luego se paparía las varias horas de contenidos extras.

Federico se dirigió a su habitación, donde guardaba como oro en paño su colección de DVDs. Allí estaba la última de Batman, justo después de 300, que a su vez se encontraba después del Laberinto del Fauno... ai... echando la vista atrás en la hilera de cajas de su colección no pudo evitar pensar que los ochenta habían sido grandes años para el cine...

El sonido del timbre le sacó de sus recuerdos. Por un momento se asustó, nunca sabría por qué, pero se asustó. Encendió la luz de su habitación y se fue acercando hacia la puerta. Según se iba acercando, quien quiera que estuviese al otro lado volvió a timbrar, lo que precipitó que Federico pegase su ojo a la mirilla. Desde ahí pudo verle. Se trataba de un tipo de unos cuarenta años, no muy alto, con grandes patillas, y peinado estrafalario, no le veía las manos, pero podía ver como el humo ascendía por delante de su cara, por lo que rápidamente dedujo que estaba fumando. Vestía una gabardina de un beige pasado de moda, y lo que parecía un jersey marrón con capucha.

"Otro mormón" - pensó Scrooge sin poder evitar recordar cada vez que le timbraba algún testigo de Jehová tratándo de endiñarle su publicación Atalaya - "como venga para darme el número de Despertar de septiembre a finales de diciembre lo desgracio...".

Nuestro amigo friki se decidió definitivamente a abrir la puerta, encontrándose cara a cara con el desconocido. Había acertado, aquél tipo estaba fumando un puro, pero no llevaba ninguna publicación encima. Vestía guantes marrones y unos pantalones muy apretados que le recordaron rápidamente a los de Europe, a quienes conocía por casualidad, de haberlos visto en un vídeo de Gigatrón.

- ¿Si? - dijo Federico.

- ¿Federico Scrooge?

- Sí, ¿y usted es?

- ¿Yo? Soy el mejor en lo que hago, pero lo que hago no es muy agradable, ¿captas?

El joven freak reconoció esas palabras. Las reconocería donde hiciese falta. Él mismo las había dicho en alguna ocasión en su librería amiga, acompañándolas de una risotada de complicidad con el buen tendero. Sin embargo, que se las dijese un yonkazo con patillas antirreglamentarias a las once y media de la noche del día de nochebuena en la puerta de su casa no le había hecho gracia. Por esto, tras retroceder un poco, decidió cerrar la puerta rápidamente, sin que el extraño hiciese nada por evitarlo.

- Chaval, que no tengo toda la noche, invítame a pasar - sonó la voz desde el otro lado del umbral.

Federico reaccionó retrocediendo en el más absoluto de los silencios, sin poder evitar que no dejaba de ser una gilipollez, puesto que el tío sabía de sobras que estaba allí. Podía oir el zapato del desconocido al otro lado de la puerta, dando rítmicos golpes en el felpudo... ¿El zapato? Ahora que lo pensaba, el tipo aquél ni siquiera llevaba zapatos, sino que sus pantalones se prolongaban hasta la punta de sus pies, como unas mayas de esas que se ponen las jamelgas en las pelis porno... Y esas patillas... esa nariz, esas cejas... sonaba absurdo, pero ¿el día del orgullo friki no era en mayo? Scrooge se encontraba sumido en estos pensamientos, con su espalda pegada a la pared cuando lo oyó. Esta vez no era el timbre. Era un sonido metálico. SNIKT! Acto seguido vio como la cerradura de la puerta cedía, cayendo al suelo de su pasillo, y contempló aterrorizado como ésta se iba abriendo lentamente. SNIKT! El extraño había roto su cerradura y abierto la puerta de par en par y Scrooge estaba cagado de miedo.

- ¿Lo...? - musitó nuestro protagonista mientras sus piernas le fallaban, viendo como su espalda se deslizaba por la pared hasta terminar sentado en el recibidor.

- Logan, chaval, Logan, ¿donde puedo colgar la gabardina?

- ¿Logan? Joder... pero esto es una locura...

- Sí bueno, pero no es mí locura, además, yo soy el de Byrne.

- Mira, tío, esto es una ida de olla, y tu has entrado en mi casa, así que voy a llamar a la policía - dijo Scrooge mirando para el teléfono, sito en una repisa del recibidor.

- ¿Este es el teléfono? - dijo Logan.

- ¡No no no no! Que ya me sé como termina esto... Vale venga va, eres Logan, Lobezno, o como quiera que te llames ¿Pero qué cojones haces en mi casa? Joder... tío, que me has jodido la cerradura, a ver que les digo ahora a mis padres...

- Vamos a ver, chaval, cuélgame el abrigo, y busca un cenicero, que además de la cerradura te voy a terminar por joder el parqué.

Federico se levantó y cogió el abrigo del visitante, colgándolo en el perchero de la entrada. No entendía nada, pero en cualquier caso el tipo aquél parecía ser quien decía ser. El traje marrón y anaranjado, las patillas, la capucha que no era tal, los guantes con esos ribetes metálicos, un cuerpo atlético y una edad realmente difícil de determinar.

Tras empujar la puerta y poner el paragüero haciendo de tope se dirigió a su invitado.

- Así que tu eres Lobezno.

- Sí, bueno, como ya te he dicho, el Lobezno de Byrne.

- Esto... por supuesto, el de Byrne, el otro lleva el traje amarillo.

- ¿Qué otro, chaval? - dijo Logan dándole una larga calada al habano - Anda vamos a sentarnos que tenemos que hablar.

Federico encendió la luz del salón, apagó la televisión, y ambos tomaron asiento en dos sillones gemelos.

- Vengo a comentarte un par de cosas, chico.

- Esto... pero entonces tú puedes regenerarte todo el cuerpo? ¿Cualquier parte?

- Sí, pero no venimos a eso, como te iba diciendo...

- ¿Y lo del Adamantium duele?

- Sí, chaval, sí, joder, ¿por qué carajo tenías que leerme a mí cuando eras un puto crío?

- ¿Qué quieres decir?

- Nada... - suspiró.- Mira, rarito, yo hago las preguntas, que soy el del exoesqueleto y las garras retráctiles. Tú das las respuestas. Como ya te he dicho, "soy el mejor..."

- Sí ya, en lo que haces, he leído esa frase miles de veces, es de Claremont.

- Me cago en la puta... No, no es de Claremont, que ni siquiera sabes quién cojones es Claremont, que a lo mejor es hasta negro, que no lo has visto en tu puta vida. La frase es mía, y punto - Logan se había cabreado de verdad, decidió incluso apagar el puro hundiéndolo en el cenicero de Pórtico que le había facilitado Federico. - Vamos a ver, ¿por qué no has ido con tus padres a ver a tus abuelos al pueblo?

- Es que es un coñazo, la cena, lo de los regalos, aguantar a los criajos de toda la familia...

- Te entiendo, los niños son un coñazo...

- Sí joder, estos además son de los que cuando vienen por casa, mi madre les termina regalando algo... hace unos años le dio a mi primo el Millenium que guardaba desde finales de los ochenta.

- Te entiendo, Scrooge, pero tú también fuiste niño, ¿o es que no lo recuerdas?

- Sí claro, pero eran otros tiempos.

- ¿Cómo que otros tiempos?

- Sí tío, no teníamos ni cincuenta canales de televisión, ni cientos de muñecos, ni estaba Shrek, ni Pixar, ni videoconsolas, ni tantos juegos...

- Ya, pero tú no tenías hermanos, ¿recuerdas como te entretenías?

- Hombre claro, recuerdo el CinExin, que te entretenía más de lo que te puedes imaginar; recuerdo el Telesketch, que por cierto, estoy intentando pillarme uno clásico por EBay; los Masters del Universo, con aquél He-Man con petardos; recuerdo cuando mi padre me puso Tron, una peli cojonuda; el cubo de Rubik...

- Puto cubo...

- No te creas, va todo por algoritmos... yo ni puta idea, pero en youtube hay unos tutoriales buenísimos...

- Continúa - Logan parecía más interesado ahora, estaba rescatando el puro desde el fondo del cenicero y sacando un mechero Zippo de sus pantalones.

- Bueno, eso, que teníamos otras cosas, ahora los niños tienen tanto y tan variado que no saben como entretenerse. Luego además estabais vosotros en los cómics, que también ibais entreteniéndonos, y bueno, solíamos quedar con los vecinos y los amigos para jugar al Twister o a la Carnibola.

- ¿La carnibola?

- Sí, era una planta carnívora, que tenía bolas negras y rojas dentro, tú tenías que quitárselas sin que te mordiese, así, con cuidado, algo así como el Tozudo.

- Há... el Tozudo, me encantaba ese juego - sonrió Lobezno - luego Júbilo lo hizo volar por los aires... Bueno, me decías que por aquél quedabas con los amigos para jugar.

- Sí claro, y hacíamos batallas y torneos entre muñecos, hacíamos cuarteles con cajas del Día, hacíamos mezclas de todo lo que había por la cocina...

- ¿Y ahora qué es de esos amigos?

- Ni idea, la verdad, con algunos me saludo, con otros no, es que joder, yo luego fui perdiéndoles la pista, no nos gustaban las mismas cosas...

- Vaya, nadie me dijo que fueses marica...

- ¡No soy gay! Quiero decir que a mí no me iba lo de salir por la noche y tal, prefería jugar al ordenador, verme expediente X, o alguna peli que molase.

- Bueno, pero eso no es cosa mía - dijo logan exhalando el humo del habano - cuéntame Scrooge, ¿echas de menos esos años?

- ¿Ser niño?

- No, ser niño no, ser niño y estar con niños que eran como tú, no como ahora, que eres un niño de veinticinco años...

- Sí, la verdad es que sí... - Federico se había sentido un poco ofendido por el comentario, pero pensándolo friamente, Lobezno decía la verdad.

- ¿Y no echas de menos las navidades, cuando eras tú el que recibía los regalos y el que cuando iba a casa de sus familiares mayores les jodía los muñecos aquellos con pelo natural?

- Sí bueno, la verdad es que sí, pero eran otros tiempos...

- Eran mis tiempos, chico, los ochenta. Y ya he hecho mi trabajo aquí, es hora de que el viejo canadiense se vaya.

- ¿Tu trabajo aquí? ¿Joderme la cerradura y llenarme la sala de humo?

- Eh... sí, bueno venga, acompáñame a la puerta que voy a por mi abrigo.

- ¿Ya te vas? ¿Tantos años leyéndote y vienes a mi casa, me sueltas un rollo moralista y te largas?

- Sí chaval, sí, disfruta de las fiestas.

- ¿Puedo hacerte una pregunta?

- Dispara...

- ¿Cómo es montárselo con la Bruja Escarlata?

- Ese no era yo.

- ¿Perdón?

- No era yo, yo soy el de Byrne. Ese era otro.

- Ah sí, Frank Cho... - recordó Scrooge desviando su mirada al suelo.

- Frank Cho, Frank Cho... su puta madre... yo lo máximo que podía hacer era insinuarme a Jean Gray sin que el "ojete" aquél me viese...

- Ya bueno, lo siento...

- Sí, yo también siento que seas un tolai. Bueno, que me voy, que encantado, y déjame un paraguas, que están cayendo chuzos.

Logan se despidió y Federico esperó a que llegase el ascensor para cerrar la puerta y volver a empujar el paragüero evitando que se abriese sóla. Tras hacerlo respiró profundamente, recordó los juegos de sus primeras navidades, recordó como esperaba a la noche de reyes para poder abrir sus cajas, montar los clics de playmóbil, los mecanos, y ponerle las armaduras a los Caballeros del Zodiaco, que era más complicado que todo lo anterior...

Nuestro amigo Federico no tuvo más remedio que salir de sus pensamientos al tiempo que el corazón le daba un vuelco dentro del pecho: algo había atravesado el ventanal de su salón y los cristales habían saltado hasta el pasillo. Sus padres lo iban a matar.

Continuará...

sábado, 20 de diciembre de 2008

Pelis que molan: Creepshow

Hoy en PcP vamos a recordar uno de esos filmes que hay que ver para ser lector de esta página, una cinta que ya recordamos cuando hablamos de 1982. Hoy vamos a hablar de Crrepshow.



Creepshow es una película dirigida por nuestro amigo George A. Romero basada en cinco relatos cortos de Stephen King, y presentada como parte integrante de un cómic que un padre como el que ningún friki querría tira a la basura ante la atónita mirada de su hijo. Sin duda, para un grupúsculo de incrédulos freaks como vosotros, será la escena que más os acojone de la película, si creéis que no puede daros canguele imaginaos que mañana mismo, a vuestro padre, harto de que sigáis en casa después de tantos años y dineros invertidos, se le cruzan los cables y os tira por la ventana los Ultimates. Escalofriante.

La cinta se compone de cinco historias:

EL DÍA DEL PADRE

Una familia de snobs celebra cada año el día del padre en compañía de su tía Bedelia, quien mató al desquiciado patriarca de la familia. Sin embargo, este año el día del padre va a ser completamente diferente, porque ha decidido salir de su tumba a dar un paseo y a reclamar los regalos que le corresponden.



Ed Harris es la cara conocida de este relato. Post data: en el 82 ya estaba cartoniano.

LA SOLITARIA MUERTE DE JORDY VERRILL

Jordy Verrill es un paleto del sur de Texas interpretado por Stephen King en lo que fue, sin lugar a dudas, el mejor trabajo de su carrera. Físicamente es idéntico a Edgar, el sureño poseído por los bichos en Men in Black, sin embargo, cuando se acicala, su aspecto es exáctamente igual al de tu amigo el GA-ÑÁN. Este relato nos sitúa en la noche en que un meteorito cae en la pedanía del bueno de Jordy, quien nada más verlo se plantea llevarlo a algún departamento de meteoritos de la universidad para ver si saca un buen pellizco.

El hecho de que Jordy Verrill sea un frikazo como tú o como cualquiera de los miembros de este Staff le lleva a entrar en contacto con el meteorito para, acto seguido, meterse en casa y tirarse en el sofá a ver el Pressing Catch. En ese momento es cuando comienza a darse cuenta de que algo va mal: de las zonas de su cuerpo que entraron en contacto con la piedra comienza a brotar hierba.



La solitaria muerte de Jordy Verrell se produce entre los muebles de su triste casa mientras ve bazofia por la televisión al tiempo que se convierte en un musgo tan grande, verde y brillante, que te dan verdaderas ganas de envolverlo en una alfombra y fumártelo (Tom Savini hizo bien su trabajo). En cualquier caso, junto con la destrucción del cómic, es la historia que mira a los ojos del inadaptado friki y ve en ellos el terror.

LA MAREA

El villano de la marea es Leslie Nielsen, quien lejos de dar vida al siempre genial teniente Frank Drebbin, interpreta a un desquiciado y adinerado psicópata con un pasatiempo muy especial: enterrar a sus enemigos en la arena y plantarles una tele delante en circuito cerrado para que pueda ver lo que le espera.



LA CAJA

Otra historia en la que nuestros lectores se pueden ver reflejados es la de La Caja, que arranca en una soirée universitaria en la que conocemos a sus dos protagonistas: un profesor de zoología y un hombre maltratado por su mujer. Nuestros lectores se ven reflejados en el momento en que aparecen en escena un par de tristes y pobres becarios que se ven obligados a acudir a la fiesta a socializar... triste vida la del becario, chicos.

El profesor recibe una llamada en ese momento: debe acudir a la universidad, donde un bedel ha encontrado una caja que data de 1834 y que se refiere a una expedición al ártico.



Tras examinarla se topa con que alberga a un ser homicida y antropófago, que dará buena cuenta del bedel y del alumno aventajado (que, y esto va por vosotros, "no deja de ser un estudiante" de unos cuarenta años).

Por otra parte, el amigo del protagonista no tarda en ver en ese monstruo una gran oportunidad para liberarse de sus problemas conyugales.

LA INVASIÓN DE LAS CUCARACHAS

El protagonista de la última y más floja de las historias es un magnate de los negocios que vive en un apartamento aislado de los gérmenes en pleno centro de Nueva York. Al tiempo que le van dando buenas noticias para su negocio (y fatales para su competencia), su apartamento va siendo invadido por una marabunta de cucarachas.




Pues eso, que en 1982 hubo más cosas que Blade Runner y La Cosa, de las que hablaremos en otra ocasión, y que esta película además, nos deja una buena moraleja: no hay nada más vengativo que un friki al que le privan de sus cómics.

viernes, 19 de diciembre de 2008

El friki se va de fiesta

Hoy es viernes, y si no estás de resaca lo estarás mañana. Esta noche el país entero sale a la calle por separado. Sean cenas de clase, de empresa, o del equipo, son muchos de nuestros lectores quienes se van de borrachera. Pero claro, el hecho de que el 90% de quienes nos leen sean auténticos frikazos e inadaptados sociales, de esos que hicieron la selectividad para poder entrar algún día en una Escuela de Jóvenes Talentos, y que se pusieron a jugar al fútbol para ver si les salía la Catapulta Infernal, es complicado que no destaquen entre individuos normales durante cuatro horas de convivencia, que es lo que durará la cena, la sobremesa, y los chistes.

Es por esto por lo que Paranoia con Patatas te ofrece hoy, el día del año que más lo vas a necesitar, una serie de consejos gratuítos para que el lunes, o en enero, o sea cuando sea que vuelvas a ver a la gente con la que te vas de cena hoy, sigas siendo un tipo aparentemente normal, o en el peor de los casos, no hayas dejado de ser "ese tipo de ahí" para ser "ese pedazo de gilipollas de ahí, me cago en la madre que lo parió".

"Son ustedes mi última esperanza, oh maeses"


Premisa:

Partimos de la base de que en tu trabajo eres una persona normal, es decir, que nunca te ha dado por mezclar tus genes con los de un lagarto en el laboratorio para que te creciese más la pinga, y que no te dedicas a planificar tu entrevista en La Bóveda con Magneto.

Una vez aquí, podemos empezar.

Uno

Vístete. ¿Recuerdas aquél sueño en que estabas en la universidad en calzoncillos? Pues que no suceda. Es importante también que se pas que no es una fiesta de disfraces, sino una cena de empresa.

"Y tú que cojones miras, gilipollas"


Necesitarás información. La pregunta "¿es una cena de etiqueta?" o, en todo caso, la de "¿a la cena cómo hay que ir vestidos?" suele ser suficiente para sobrellevar este trámite. Por lo general no habrá que ir de corbata, así que no sudes. Las cenas navideñas acostumbran a ser informales, no un prólogo de fin de año. Aún así, tú no tienes ropa decente, y ahora a golpe de viernes por la mañana no la vas a comprar, así que acabarás rateándosela a tu padre, que come menos hamburguesas que tú.

Dos

Existe una cosa que los subseres como vosotros podéis aprender de los gatos. ¿Que los ratones son comestibles? No. Que lavarse es bueno.

Te sorprenderás lo que puede llegar a mejorar la imagen de una persona tras una un par de duchas. Antes de acudir a la cena, preocúpate por tu aseo personal: métete en la ducha y deja que caiga el agüica, lávate detrás de las orejas y en los alerones, además, para sobrellevar tu obesidad te recomendamos que ates a un palo una toalla y te friegues la espalda. Es importante que te laves los dientes. Es más, te recomendamos encarecidamente que te peses después de hacerlo, porbablemente te lleves una grata sorpresa.

Tres

Si es que al final, lo que vais a hacer en una cena es comer. Sabemos cual es tu problema: lo más verde que comes tú son las gominolas, y el pescado no lo pruebas salvo si es en barrita... Por no mencionar que en cuanto a la carne tu pregunta más habitual cuando vas a comer es "la milanesa es rebozada, ¿no?. Pues chaval, aquí la has cagado, porque nada de eso va a suceder: prepárate para un primer plato de ensalada con queso de cabrales, un segundo de algo que ni siquiera sabías que se comía y para un tercero, el importante, que probablemente no te de ni para empezar (ni esté rebozado). El postre suele cundir, sobre todo en estas fechas, cuando te ponen turron del Lidel a punta pala.

La vasta experiencia de los chicos de PcP sólo vale para darte un consejo: cuantas más mujeres haya en tu mesa mejor. Resérvate hasta que llegue el tercer plato (acuérdate de Entrevista con el Vampiro), porque para entonces ellas ya no comerán, y el postre será tuyo en exclusiva.

Otro sector de la doctrina es partidario de lo que hacía Mr.Bean en aquél video que vimos hace algunos añetes:



La bebida es algo que siempre hay en una cena de navidad. Lo sabemos, no bebes. La última vez que probaste una caña dijiste que sabía fatal y además te despertaste tirado en una cama rodeado de tus propios vómitos. Pues bien, hoy lo que no puedes hacer es quedar como un victimilla y no probar una copa, pero ve con cuidado, estar borracho no es siempre tan divertido como cuando lo está Homer.

Ahorradle a vuestros compañeros escenas como esta


Cuatro

Tanto si nos haces caso y te sientas con las señoritas, como si pasas y decides que disfrutarás más en compañía de hombres (como todos, oigan), tendrás que hablar de algo mientras finges comer.

Evita los siguientes temas: la política (no tienes ni puta idea), la religión (nadie va a entender lo de que Génesis es mitad angel y mitad demonio, ni toda ese rollo de que Zeus traicionó a Kratos), las enfermedades (virus devoradores de carne incluídos), lo escatológico (esto último es como una censura total para ti), el fútbol (la última vez que viste algo parecido a una pelota fue una tableta de chocolate), y sobre todo, el sexo con animales (ya sabes, nada de antiguas novias ni nada de eso).

Quinto

Si después de todo el cenorrio y tal tiráis para una discoteca, ten presente estos consejos con copyright de PcP:
1. Las gafas, unidas a la oscuridad, son tus aliados, nadie tendrá muy claro quién es ese que tiene cerca. Esto te ayudará a pasar desapercibido, que es algo que le fuciona a un psicópata como Dexter... a tí, por muy raro que seas también debería hacerte bien no ser el centro de atención.
2. Huye de los focos: el acné y la caspa brillan salvajemente ante su luz.
3. No hagas locuras. Mientras que en las novelas que lees y en las partidas de rol de L5R la excusa "el alcohol hablaba por mí, señor", suele colar, en la vida real, en una discoteca, y delante de mujeres con novios grandecitos no suele ser algo que te abra demasiadas puertas.
4. No discutas los precios, no son negociables, si un cubata son 6 euros, no te pongas tonto, porque no te lo van a bajar. Además, una vez que te lo sirven no puedes renunciar a él, así que no te vayas de listillo.

Sexto

Lo fundamental en estas cenas, al fin y al cabo, es reforzar tus relaciones sociales con tus compañeros, para que si algún día faltas, no te den mucho por el culete.

Además, al ser una de esas noches masificadas, puede ser que consigas conocer a bastante gente nueva, es por eso que siempre debes llevar encima tarjetas de visita.



Con estos consejos debería bastar para que no fueses una auténtica víctima en esas ajetreadas reuniones de empresa, en cualquier caso, basten o no, te jodes porque no te vamos a dar más. Pues eso, que suerte esta noche, y si tú o nosotros sobrevivimos, mañana más.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Fauna urbana: los cardgamers

Más que dentro de la fauna urbana, los cardgamers podrían incluírse, junto con roleros, viciados, wargamers, marvel zombies y DC adictos, dentro de un subgrupo de fauna friki.

Vamos a dividir el estudio de estos personajes en sus distintas fases vitales. A diferencia de otros colectivos de la sección de fauna urbana (ahora mismo se nos vienen a la cabeza los emos y los metrogañanes), los cardgamers y frikis en general no tienen una fase de larva ni de pupa, naciendo del vientre materno, como los conejos.

La infancia

Cuando es niño, el cardgamer se cría entre colecciones de cromos, como los demás niños. ¿Quién no recuerda como inocentemente coleccionaba los cromitos de Dragon Ball o el Rey León.

"Que levante la mano el que no recuerde esta colección"


Pero pronto llegan a sus manos las cartas. El primer contacto del friki primigenio con las cartas es de la mano de las conocidas fichas de la liga, que son como cromos pero se meten dentro de álbumes (presígnate, presígnate) y se llevan en mazos atadas con gomas. Era curioso, porque pese a que la periodicidad de las fichas era siempre la misma, todo el mundo pensabe que que le tocase Finidi era la hostia (así de bien lo vendió Lopera), y todo fichaje del año se convertía en un tesoro que los niños guradaban en sus bolsillos.

"Sin duda, este cromo marcará una época"


Cuando los miembros de esta redacción hacían colección de fichas de la liga no era tan claro el espíritu friki de las cartas que venían en sobres, hoy en día, las diferentes colecciones ayudan a que se desate el escándalo.

"Que le den por culo al Maradona ese, oigan"


Sin embargo, el acabose dentro de este mundillo es el reciente Yu Ghi Oh, que no tenemos ni putifa idea de lo que es (seguro que no es nada que gracias al google no podáis superar), pero si te venden mazos de cartas es que es un vicio y que se te puede caer la pinga.

"Cartas, niños y manga... una combinación mortal"


La adolescencia

Es aquí donde las cosas se tornan trágicas. El otrora niño escucha una palabra que no podrá olvidar el resto de su vida... "Magic".

"Maaaaaaagiiiiic"


Cuando nuestro taciturno friki comienza en el Magic no lo tiene nada claro. No entiende por qué ese cacharro que cuesta 0 y sólo da maná es tan bueno, y por qué el bicho ese que es 11/11 y arrolla no lo quiere nadie... serán burros... ¡Si con ese te zumbo dos veces y te mando para cuenca! Cá cá cá cá

"Supera esto, pringao"


Lo de comprar sobres comienza a convertirse en algo compulsivo, y el mazo rojo y el negro reparten buenos piñacos... el friki no entiende qué le verán de bueno al azul... Esta etapa no es infinita, y nuestro amigo el cardgamer acaba bastante desencantado, vendiendo sus cartas para salir por las noches para tratar de integrarse.

La madurez

No nos engañemos. Un frikazo que se gasta los dineros en cartones con los que se pasa horas jugando con otros tipos en lugares de dudoso olor no puede llegar a socializar, nunca. Es por esto por lo que vuelve a caer. Pero no en el Magic, del que está escarmentado ya.

Ahora el cardgamer se ha ido a cosas más cool. Hace años era el Rage, o el Kult. Después vino la Leyenda de los Cinco Anillos.

Todos estos juegos parecen, o así te lo venderá el cardgamer, mucho más complejos, tácticos, y jugables que Magic, por no mencionar que gozan de una mayor versatilidad y puedes ganar de diferentes formas. Además Magic es un robo...

"Magic es un robo comparado con esto"


Y. Una. Mierda. Lo cool no tarda en destaparse como lo mismo de siempre, y en ese momento, el friki ya ha caído en la red de los juegos de cartas coleccionables.

La adultez

El friki ya ha entrado en la treintena. Ha probado casi todos los juegos de carta que ha podido y, seamos serios, ha vuelto al Magic. No compra sobres, sino que recurre a webs como la famosa MetrópolisUsura. Su objetivo ya no son bichos gordísimos. Se trata de un sibarita de los juegos de cartas, por dios, va a tiro fijo. Se documenta. Conoce los mazos ganadores. Domina los diferentes tipos de torneo. Tiene un par de mazos de combos, una suicide o una stompy y uno más elaborado, donde va metiendo sus nuevas adquisiciones, todas ellas de un precio considerable.

"Me voy de cinco, prosperity de diez, me voy de diez, prosperity de veinte, me voy de veinte, drain life de 38, no puedes hacer nada por la city, ¿otra?"


Ha llagado a ese punto en la vida de todo friki en que la peligrosa expresión "no me vas a decir tú en qué gastar el dinero que gano con el sudor de mi frente" comienza a brotar de sus labios.

"Te maté, perdedor"


Este es el punto en que los conocidos no frikis del cardgamer (es decir, su padre y su hermano), deben hacer algo por él.

Terminamos el post de hoy enviando una misiva a familiares y amigos del cardgamer adulto: no le abandonéis, no le dejéis perderse en esa espiral de decadencia... haced algo por él... lleváoslo de putas.