jueves, 29 de enero de 2009

¡Es la hora de los mamporros!

Ayer dedicamos el post del día a quienes alegran vuestras vidas con constantes recitales de mamporros, y no, no nos referimos a las chicas que le gustan a Crumb, sino a los auténticos maestros de las peleas cinematográficas.

Entre los machacas que os hemos presentado os colamos un tutubo mu rico, de una pelea de Tony Jaa que duraba cuatro minutos, rodada desde un mismo plano de estas que te dejan los cojones más ásperos que un cinturón de esparto.

Pues como ayer os dimos cal, hoy os vamos a dar arena, y os vamos a hacer una breve recopilación de algunas de las peleas más lamentables que ha dado el fotograma.

Único Testigo

Siempre pensamos que los Amish eran tipos duros, con pelo en el pecho, de estos que como les entrases en la finca, te iban a perseguir para darte unas hostias con la hazada. No sabemos qué pensar después de la lección que le da Harrison Ford a estos chicarrones.



Undefeatable

En una cinta que a día de hoy es un clásico del cine made in Hong Kong, os vamos a poner un vídeo que a día de hoy es un clásico del Youtube.



Salvados por la campana

Exacto, no tiene nada que ver con el cine, pero la pelea entre Zack Morris (el hombre a quien todos envidiábamos) y Slater (el hombre al que todas queríais hacerle un traje) se zurraban y se llamaban "punk"... como Harry el sucio al colega del suelo... y todo por hacerse la vida un poco imposible como cualquier par de chavales del Puerto de Santamaría, esa pelea, pasará a los anales (no sabemos por qué pero siempre que decimos esto nos viene a la cabeza lo mismo) de la historia como una de las luchas más tristes que se han filmado nunca.



Star Trek

Otro clásico de las peleas cutrongas es aquélla tan mítica entre William Shatner y el lagarto juancho, un auténtico festival de mamporros para el recuerdo, un festival de mamporros como ya no se ruedan... si os decimos que allá por el segundo 37 os cuelan un doble ya deberíais de estar haciéndoos popoch.



Ricky Oh

La verdad es que Ricky Oh es una cinta con tantas paridas y tan grandes que se podría llegar a hacer un blog entero sobre ellas (la película en sí está enterita en Youtube así que mirarosla antes de que hagamos un post con los nueve vídeos y nos vayamos a casa más tranquilos que Dios). Os dejamos una de esas múltiples escenas, rescatadas del baúl de las luchas cutres, para que os mentalicéis de que lo de ayer era crema y lo de hoy basura.



Code of the Dragon

Para terminar con la ristra de tutubos de hoy os dejamos con una escena de la temible "Code of the Dragon". Sí, los diálogos van en alemán, pero salvo que seas uno de esos gafapastas que adoran American Beauty o que se conmovieron con Lost en Transtlation (en vez de dormirse), no los echarás en falta cuando veas las hostias que mete ese tullido.



En definitiva, sucios lectores, que no os penséis que ser uno de los putos amos de las tollinas que os presentamos ayer y montaros una peli de hostias como panes es sencillo, no señor. Ellos lo intentaron y mirad como acabaron... en un post de PcP.

¡Golpeo tus nudillos con mis morros! ¡Es la hora de los mamporros!

2 comentarios:

kao dijo...

PÉGALE AL RUIDO !!!
Y VAMOS OTRA VEZ !!!
PÉGALE AL RUDIDO !!!

Zomkon dijo...

Joder , Ricky Oh! cuando le mete la guantaa al ogro y lo mete en la trituradora....

Peli de referencia gore y karate sin sentido donde las haya.