martes, 13 de enero de 2009

Mitos de la farándula: Martes y Trece

Es increíble que, con el tiempo que lleva PcP torturizándoos con sus sandeces aún no haya dedicado un post íntegramente a esos humoristas de paleta y mortero que eran Martes y Trece... eso sí, olvidándonos de Fernando Conde, que nos pilla lejos el condenao. Sin acritud, Fernando.

"¿Gustas?"


Josema Yuste y Millán Salcedo alegraron las vidas de nuestros compatriotas durante veinte años con sus maravillosos gagas y geniales sketches, algo revolucionario en un mundo en que sólo se contaban chistes (y chistes malos de cojones, como los de Pedro Reyes o el Señor Barragán). Había quien les achacaba su ridiculez, había quien no los entendía... En PcP no sólo los entendemos, sino que los adoramos. Todo ese invento cultureta del humor inteligente (que es como el humor normal, pero con gafas de pasta) se viene a bajo irremediablemente ante imágenes como esta (que emitimos hace ya más de un año, pero que no nos cansamos de rememorar):



Por lo general, sus sketches se basaban en elevar al absurdo a alguna personalidad semipública. El caso más sonado en su momento fue el de Encarna Sánchez y las famosas empanadillas de móstoles.



Fundamentalmente alegraron nuestras noches de fin de año, con especiales como ¡Venga el 91!, El 92 cava con todo, ¡Fíjate!, o su última aparición, antes de ser sustituídos por Cruz y Raya, Adós.



Uno de los momentos más hilarantes de la televisión patria se desencadenó con la entrevista realizada por estos dos descerebrados a la mismísima Madonna, que no tenía muy claro en donde se estaba metiendo cuando aceptó estas condiciones. Gracias al youtube, lo que algunos todavía piensan que es una leyenda urbana está al alcance de todos (como sucede con la aparición de Ana Obregón en El Equipo A interpretando a Marta, la mujer fatal).



Y aquí lo dejamos por hoy, freaks, no sin antes recomendaros que, la próxima vez que algún tiparraco apele al humor inteligente de Andreu Buenafuente, le recordéis quienes eran estos dos zanguangos.

2 comentarios:

Denis dijo...

Son unos genios!!

Mellington dijo...

¿Buenafuente y humor inteligente en la misma frase? Aquí falla algo.