domingo, 25 de enero de 2009

Videojuegos chanantes: Bioshock

Hoy en PcP os vamos a hablar un poquito de uno de los juegos más fresquitos de los últimos años, y lo vamos a hacer porque es domingo y nos sale del nabo. ¡Ea!

¡Dele duro, Señor Pompas!


¿Pero esto que es lo que es?

En 1946, Andrew Ryan, un megalómano amante de los negocios, decidió huir de la ética, la moral, la religión y los convencionalismos sociales fundando Rapture. Rapture es una ciudad submarina donde Ryan pretendía instaurar un nuevo orden social, un lugar donde sólo tendría sitio la élite mundial, los mejores artistas, deportistas, ingenieros y científicos, sin verse coartados por limitaciones ni normas. Un lugar, como a él le gusta decir, donde el artista no tenga que temer al censor, y donde los mediocres no supongan una traba para aquellos más brillantes.

Sin embargo, un mundillo tan transgresor no podía ir bien durante demasiado tiempo. Sin limitaciones de ningún tipo, pronto supusieron el fin de aquella civilización. La creación por parte de los científicos de la sustancia química conocida como "ADAM" supuso el final de Rapture. El ADAM es una sustancia que permitía a las personas recombinarse genéticamente, es decir, adquirir una serie de sorprendentes habilidades, y que el cuerpo humano sólo podía tolerar mediante la parasitación por parte de una babosa marina. Rapture se fue a tomar por saco. El consumo masivo de ADAM dividió a la ciudad en dos grupos: aquéllos totalmente enganchados, y aquéllos que les hacían frente. Obviamente, ganaron los yonkis del ADAM.

Vaaaaya..., que cosas, ¿y tú que cojones pintas en todo esto?

El jugador manejará a Jack, único superviviente de un accidente aéreo en la mitad del océano en 1960 (joder, llamarte Jack y aparecer en una obra sobre ciencia ficción comienza a condenarte al accidente aéreo). Tras caer al mar es cuando Jack se topa con la entrada a la sumergida ciudad de Rapture, y dentro, con todo ese mogollón post guerra civil.



Pero el ADAM escasea. La única forma de encontrar este fluído es en los cadáveres, ambulantes o no, que pueblan Rapture. Sin embargo, esa dura tarea no está al alcance de cualquiera, y aquí es donde entra en juego el puntazo ultrafriki que hace las delicias de los miembros de este Staff: eso es una tarea que sólo las Little Sisters pueden llevar a cabo.

"Puede que os parezca triste, pero no aprendería mucho más en el colegio"


Las little sisters son las niñas de Rapture, arrancadas de los brazos de sus madres y parasitadas por la babosa sintentizadora del ADAM. Son la única fuente de esa sustancia de Rapture, y por eso necesitarás encontrarlas y extraer todo el ADAM que contienen... De lo que te das cuenta relativamente pronto es de que si esas niñas han sobrevivido entre los degenerados habitantes de Rapture ha sido porque para llegar a ellas, antes hay que enfrentarse a sus Big Daddys.

"Tengo miedo Señor Pompas"


Un Big Daddy es un humano que ha sido modificado genética y mecánicamente para una única labor: permitir que las Little Sisters hagan su trabajo, sirviendo como escudos humanos y guardaespaldas. Son el enemigo más duro con el que te vas a topar en el juego y enfrentarte a ellos es necesario, puesto que no podrás sobrevivir sin el ADAM que llevan las niñas...

"Es delito acercarse a una Little Sister"


Bueno vale, ¿y qué tiene de especial?

No te impacientes, Billy. De especial tiene la evolución, esas mejoras genéticas que te permitirán hacer frente a tus enemigos y luchar por las calles de Rapture aparentemente desarmado.



Hay varios tipos de mejoras genéticas, por un lado tienes los plásmidos, que te permitirán convertirte en un arma ambulante, pudiendo lanzar fuego al chasquear los dedos, escupir insectos asesinos a través de las venas de tus brazos o congelar a tus enemigos para después hacerlos pedazos. A continuación, cuentas también con tónicos genéticos, que podrán ser físicos, de ingeniería, o de combate, y que harán de Jack un auténtico mostrenco.

Vale, muy bonito, ¿pero por qué es chanante?

Al margen del planteamiento de las Little Sisters y los Big Daddys, el juego en sí mola porque es nuevo, y es nuevo porque tanto las habilidades, como los enemigos, como escenarios son cojonudos y curradísimos. Llevamos años hartos de que los shooters sean siempre iguales, con tiroteo aquí tiroteo allá y todo repetitivo, aquí no. Aquí los escenarios están capacitados para servir siempre de ayuda. Si electrocutas a un tipo que se haya mojado, o prendes fuego a un gañán cerca de una tubería de gas perforada sabrás lo que te decimos... muahahahaha (risa acompañada de movimiento de hombros).

El doblaje es una puta pasada, tan bueno que acojona, tronco acojona, con una serie de voces rechinantes que te recordarán a La Escalera de Jacob o al principio de House of Hounted Hill. Por otra parte no sabemos cómo sois vosotros para esto del canguelo (bueno, partimos de que si tenéis que miraros al espejo a menudo estaréis bastante curados de espantos), pero nosotros, que nos hicimos caquita con "Buenas noches, señor monstruo" lo hemos pasado mal jugando a este juego, sobre todo al principio, cuando eres un mierdas moralista y descubres que abrazar un cojín y manejar el teclado y el ratón con la otra mano es complicado.

De todas formas, se ha confirmado la segunda parte, aquí os dejamos el trailer, para qu no digáis que no os damos bocata.



Pues eso, gañán, aquí acaba nuestro post dominguero de hoy, ahora ya sabéis en qué juego dejaros vuestros sucios cuartos... o los cuartos de quien os pague vuestros bizarros e inútiles vicios. Mañana otro vendrá que de memeces os hablará, hasta entonces... no os toquéis lo del pis.

Sobre todo tú, chico, sobre todo tú


3 comentarios:

Zomkon dijo...

Dame tu ADAM , nena.

Baronesa Roja dijo...

¿Está pa la mierda xbox que se me ha jodido? Nah, lo pregunto pa cabrearme más. ¬¬

Zomkon dijo...

Tambien para la PS3 , Ordenador y Spectrum