miércoles, 11 de febrero de 2009

Mitos de la farándula: Kevin Bacon

El otro día, uno de los becarios menos inteligentes de Paranoia con Patatas consiguió engañar a una joven (una joven que según él era espectacular) para ir al cine. Con lo que no contaba era con la "extensa" oferta de los multicines de su localidad. Pero, con lo que contaba aún menos era con lo de que la chica en cuestión quisiese entrar a Frost contra Nixon, una prueba más de que trabajar en PcP te permite acceder a más mujeres pero a la larga no te da más que disgustos. No sólo la chica parecía interesada en el filme (reduciéndose considerablemente las posibilidades de sobeteo a las que aspiraba el pobre lechón), sino que además era una de esas películas de las que, a priori, no podía salvarse nada. El becario se estaba consolando mientras pensaba que quizás le pasasen el trailer de Watchmen cuando reparó en que en la peli salía Kevin Bacon.

Kevin Bacon. Si no fuese porque tanto tú como nosotros somos varones heterosexuales obraríamos en tí. ¿Por qué? Pues porque Kevin Bacon mola, y el que opine lo contrario es un gafapasta y un niñomierda.

Hoy vamos a dedicar este post a Kevin Bacon, el hombre cuyo apellido no dejará jamás de darnos hambre.



Bacon nació allá por 1958 en Philadelphia, y debutó en el cine a lo grande, como pocos, en una de esas cintas que nos llenan de orgullo el alma y que, aún a día de hoy, son un referente para el mundo en que vivimos. En 1978, Kevin Bacon se estrenó en Desmadre a la Americana, que daba vida a Chip Douglas, uno de los pijazos de la inefable hermandad Omega (de la que tened claro que ninguno de vosotros sería capaz, por muy lejos que intentase llegar en esta vida, formar parte), y lugarteniente del líder de las tropas del campus.



Pero es que un par de años después, en 1980, Kevin Bacon fue asesinado por Pamela Voorhees (si no sabíais esto es que os merecéis que os casquemos el spoiler enterito) en Viernes 13, película en la que cualquiera de nosotros habría pagado por ser asesinados.



Dios, cuanto dramatismo desprende Kevin, ¿verdad?

Verdad. Tuvieron que pasar los ochenta con todo lo gordo que llevaban, que no fue la mejor década de Bacon, sin duda, para llegar a 1990, coincidiendo con el estreno de Temblores, una de esas películas que se quedan en las retinas de todo friki, y que contribuyó, sin lugar a dudas, a poner a Kevin Bacon en el punto del estrellato que merecía. Su lucha contra los gusanos gigantes de grandes fauces en aquél poblacho de Nevada no será jamás olvidada por sus incondicionales.

Su nombre aparece arriba en el poster.
Bacon alcanza la categoría de estrella


En Línea Mortal, Bacon se acercaba a los logros de Herbert West el reanimador, y lo hacía de la mano de Julia Roberts, que venía de cuasi debutar en Pretty Woman y que estaba jamelguísima. Después su escalada continuó. JFK: Caso Abierto, Algunos hombres buenos, Río Salvaje, Asesinato en Primer Grado, Apolo 13, Hijos de la Calle... atrás parecían quedar los inicios de Kevin, su participación en pelis que realmente molaban... Los noventa lo llevaron al estrellato... pero destruyeron el buen concepto que teníamos de él.

"Tú antes molabas, Kevin Bacon"


Sin embargo, con el cambio de década volvió el auténtico Kevin Bacon, y lo hizo por casualidad, ya que el papel que le devolvió al buen camino iba a ser interpretado por Robert Downing Jr... hasta que fue detenido por posesión de drogas (sí, otra vez) y el papel le llegó al hombre del apellido porcino. En El Hombre Sin Sombra, nuestro ídolo del día no sólo hacía de un científico llevado al borde de la locura, sino que, por si eso molase poco, hacía de hombre invisible. Una película que además os dio una esperanza a todos vosotros: si algún día sois capaces de volveros invisibles, no sólo dejaréis de ser unos marginados, sino que a lo mejor, hasta algún día sois capaces de verle "el pelo de ahí" a una hembra sin que os puedan denunciar.



Luego pasaría por ese bodrio titulado Mystic River y en 2007 llegaría Sentencia de Muerte, en la que el chaval interpretaría a un nuevo vigilante bestia como pocos, a la altura del mítico Charles Bronson y más enfadado que Michael Douglas en Un día de furia. Un tipo normal vé como su vida se va a la mierda cuando contempla el asesinato a sangre fría de su hijo. Suficiente para volver loco a cualquiera que haya leído Punisher alguna vez. Esto desencadena una espiral de muerte y destrucción que se acerca a la capacidad al respecto de Frank Castle.

Cualquier parecido con Max Payne es pura coincidencia


No hemos hablado de la carrera musical de Kevin, que junto con su hermano formaron el dúo musical "The Bacon Brothers", que se podría traducir por algo así como "Los Hermanos Panceta".



Sin embargo, nunca llegaron a vender ni la novena parte de discos que los chicos de Un Paso Adelante, con lo que no es que su experiencia musical haya sido la leche.

Con esto nos vamos, no sin antes recordaros que Kevin Bacon mola, y que Frost contra Nixon es una basura de hora y media en la que, como diría Homer Simpson "lo único que hacen es hablar hablar y hablar... ¡ni siquiera muere nadie!". Eso sí, allí está Bacon para hacer su pequeña aportación, dejando claro que "los zapatos de caballero deben llevar cordones, de lo contrario son afeminados". Grandes verdades, chicos, grandes verdades.

7 comentarios:

Out Of Time Man dijo...

Muy mal, tío... No has mencionado su más importante aportación: ¡el oráculo de Bacon!

Denis dijo...

O_o

A por él enjambre!!!

El Staff dijo...

Lo del oráculo de Bacon y los putos grados de separación es un invento del demonio, un invento del demonio del que Kevin Bacon no se siente demasiado orgulloso...
amén de una pérdida de tiempo mayor incluso que leerse este blog...

novAmaz dijo...

jajajaj! Me extraña que no mencioneis "El último escalón", ni siquiera para ponerla a parir...

Out Of Time Man dijo...

¿Pero qué dices? El oráculo de Bacon es la única ciencia capaz de vincularte a Chiquito de la Calzada... ¡hereje!

Flashez dijo...

¡Temblores! ¿De qué año era? ¿Ya se puede votar por ella?

Zomkon dijo...

Me gusta mas el kevin bacon de American Dad...