martes, 17 de marzo de 2009

Mezclar es malo

¿Como os va, soplagaitas? Estamos de nuevo en PcP para tratar un tema un tanto bizarro. Si la semana pasada hablábamos de la lucha en la pequeña pantalla de Steven Seagal contra los vampiros, hoy vamos a hablaros de una de esas adaptaciones de personajes reales al tebeo, y lo vamos a hacer introduciéndoos en el cómic del Enterrador, para que veáis que la vida no tiene por qué parar de daros sorpresas, y que si lográis subir muy alto, hasta las nubes, donde nacen los sueños, todo puede hacerse realidad.

¡Es el Undertaker! ¡Y ha vuelto! ¡En forma de cómic!


La historia se centra, obviamente, en el Enterrador, señor supremo de Estigia, un plano de tintes carcelarios anterior al infierno en que las más horroribles y malvadas almas permanecen después de la muerte, por ser demasiado peligrosas como para vagar libremente por el averno. El Enterrador lo gobierna y lo vigila con mano de hierro desde tiempos inmemoriales.

Ese servidor infernal no es rival para el Enterrador


El sello Chaos! Comics apostó fuerte por el tirón de Mark Calaway y su personaje, El Enterrador, haciendo una serie exclusiva para la WWE (sí, antes era la WWF, pero luego aparecieron los ecologistas dando pena con los osos polares y le birlaron el nombre). Al igual que en Dragon Ball, la batalla por la salvación de la humanidad se libraba a través de combates, en este caso, dentro de los rings del Pressing Catch.

Pero en PcP os conocemos, y sabemos cuales son vuestras inquietudes. ¿Sale Mick Foley? Pues sí, sí que sale, amigos de las mutilaciones faciales, sí sale, en su papel de Mankind, siendo capaz de ver al Undertaker y a los demás seres demoníacos tal como son, sin que éstos sean capaces de engañar a su vista como lo hacen con la del resto de los mortales (aunque todavía no se sabe si Foley puede morir).



Joder, qué frikada, ¿no? Pues sí, y si te digo que sale Kane también ya vas y la cascas. Pues sí, pero siguen sin comentar por qué quiere vengarse de Undertaker, ni cómo murió realmente su madre (el tema del incendio y que él quedó quemao quemao, en fin, que le dan varias vueltas de tuerca a un personaje más plano que la delantera de alguna actriz de Compañeros).

Otras superestrellas de la WWE también se dejaban ver por estas páginas, de una forma más testimonial. Así por ejemplo podías encontrarte con JBL o Viscera campando entre esas splash pages tan propias de Image.

Todd McFarlane, eres el último responsable de cosas como estas


En cualquier caso no es un hecho aislado. En yankilandia, como en Inglaterra y Japón, no dejan de ser un poco subnormales, y fácilmente se dejan llevar por el fenómeno fandom, y si el ídolo en cuestión es un grupo de música drag queen bizarro o gañán que reparte hostias como panes, lo habitual es dotarle de un trasfondo a su medida.



Sí, la verdad es que mientras haya frikis como nosotros (y vosotros), capaces de comprar caca de perro en tupper wares mientras sea caca del perro de ídolos freaks del mundo entero, cosas como estas seguirán pasando. Curiosamente, a nadie se le ha ocurrido hacer aún un cómic de una actri...



Vaya. Hasta mañana, frikis.

No hay comentarios: