domingo, 29 de marzo de 2009

Pelis que molan: La Princesa Prometida

Aquí estamos de nuevo, un domingo más en PcP. Si ayer no se os quedó el culo tan fino como el bigote de una gamba puede que hayáis vuelto. Hoy vamos a ocupar nuestro post dominical recuperando nuestra sección de cine molón donde los "haiga" y para ello vamos a hablaros de una de las mejores películas de los últimos veinticinco años: La Princesa Prometida, de Rob Reiner.



¿La Princesa Prometida? Pues sí, y si te está sorprendiendo esto es que no tienes puta idea de nada, así que prepárate para ser iluminado por tus dioses hechos carne, uséase, los chicos de PcP. Aunque tenga un título ñoño como pocos, La Princesa Prometida, además de ser una historia de amor, es una historia sobre una venganza.

Si os fijáis, todas las grandes películas del cine están construídas sobre los sólidos cimientos de la venganza. La saga entera de Star Wars, la de Viernes 13, Conan, Karate Kid (quien diga que no se equivoca), Darkman, Leon... joder, todas. Pues esta es otra historia sobre una venganza: la venganza de un hijo por la muerte de su padre.

Allá vamos con los personajes de esta obra de culto:

La princesa Buttercup



Buttercup sólo conoció el amor una vez en su vida, cuando se enamoró de un pobre mozo de caballerizas llamado Wesley. Un día, éste partió, y lo último que supo de él fue que había sido abordado por el legendario pirata Roberts... que nunca hacía prisioneros.

Tras asumir su muerte y jurar que no volvería a amar a nadie se comprometió con el príncipe Humperdinck, heredero del trono de Florin.

Vizzini



Vizzini planea iniciar una guerra entre Florin y el reino rival, Guilder, por lo que contrata a dos compinches para secuestrar a la princesa y asesinarla haciéndose pasar por el enemigo.

Como deducís de la foto es un enano asqueroso, calvo y repugnante que, teniendo en cuenta vuestras amistades, seguro que os recordará a alguien. Pese a no ser un gran espadachín, y pese a sus limitaciones físicas, posee un agudo ingenio con el que derrotar a sus oponentes.

Gran frase: "¿Habéis oído hablar de Platón, de Aristóteles, de Sócrates...? Unos incultos."

Fezzik

"Are you talking to me?"


Coño, ¿pero sale André el Gigante? Joder, pues haber empezado por ahí, ahora mismo pongo la mu... la encargo en DVDGo. Que maravilla.

Pues sí, André el Gigante interpreta al gigantesco Fezzik, un tipo enorme, no muy inteligente, pero de buen corazón, que trabaja para Vizzini, pero que aún así no dudará en ofrecerle un combate igualado al hombre que les persigue: sin armas, sólo cuerpo a cuerpo.

Gran frase: "Yo no tengo la culpa de ser más grande y fuerte... ni siquiera me entreno"

Íñigo Montoya



Íñigo era hijo de un gran espadero, y cuando un hombre de seis dedos le encargó una espada excepcional, aceptó fabricársela. Sin embargo, el comprador no pretendía pagar más de una décima parte del valor de la hoja, por lo que su padre se negó a dársela y fue asesinado. Íñigo trató de vengarlo, pero falló, y el hombre con los seis dedos le marcó el rostro. Desde entonces ha estudiado esgrima hasta convertirse en el puto amo, y lo único que busca es la venganza.

Gran frase: "Hola, me llamo Íñigo Montoya, tú mataste a mi padre, prepárate a morir", sin duda la mejor frase de la historia del cine.

El hombre enmascarado



Alguien pretende frustrar el plan de Vizzini: un hombre enmascarado va en busca de la princes Buttercup para utilizarla para sus propios fines. Se descubre como un intrépido navegante, un gran espadachín, un buen luchador y un genial estratega.

Gran frase: "Somos hombres de acción, mentir no sería propio de nosotros".

Además, como estrella invitada os toparéis con Billy Crystal, en el que sería el único buen mejor papel de su carrera: el de Max el Milagroso, un sabio majadero que sólo necesita una buena motivación para ayudar a los protagonistas, y que sabe que lo mejor que hay en este mundo son los bocadillos de cordero.

En definitiva, que no seréis personas hasta que no hayáis visto esta peli por lo menos chorrocientas veces, porque es una peli que, como dice el narrador, mola un cojón (bueno, esto no lo dice), y que tiene de todo: "esgrima, combates, torturas, venganzas, gigantes, milagros, persecuciones, fugas y amor verdadero", además de una auténtica colección de frases lapidarias y geniales que te llenarán el alma de gozo.

Pues eso, que nosotros nos vamos, pero lo hacemos sabiendo que hoy hemos hecho algo bueno por aquellos que no hayáis visto esta película, deciros que debéis verla, algo que ahora, como vasallos nuestros, sin duda haréis de buena gana. Hasta mañana, freacs.

8 comentarios:

janusz dijo...

Se os ha olvidado decir lo mas friki de todo: la pelicula va de un abuelo (el teniente colombo) explicandole el cuento de la princesa prometida a su nieto (el niñato de aquellos maravillosos años).

Estelion dijo...

amén!

juan dijo...

PELICULÓN

Denis dijo...

Y lo mejor, que en acto de maldad suprema [jajejijoju] si un domingo toca ver peli en casa de gente no friki y algo ñoña (osea tias pesadas que a la menor de cambio te meten peli de Hugh Grant), tu sacas La Princesa Prometida, y les dices "podíamos ver esta...".
Con el titulo lo tienes ganado y tooooma peli friki entre pecho y espalda!!!

Wizzard dijo...

Amigo Denis, si bien es cierto lo que dices. Tus motivos son equivocados; hay que ser más pérfido que el Dr. Maligno para disfrutar de "meterle una peli friki entre pecho y espalda a tus amigas"
Cuando sacas esa película lo haces para demostrar que eres tierno y dulce cual cordero y disfrutar de meter algo más que una peli ¡ Y no tener que fingir que te gusta como esos bodrios de Hugh Grant que mencionas!

Gran obra, sin lugar a dudas.

Fko dijo...

Peliculón!

Y eso que se os ha olvidado nombrar a los "roedores de tamaño inusual" del pantano de fuego y una banda sonora ACOJONANTE de Mark Knoppfler.

Denis dijo...

Wizzard tio que nos están leyendo...

;P

Diógenes dijo...

¡Peliculón! Un argumento extraordinario y un montón de frases memorables. Una peli para toda la familia.